Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.4.16

DORMITORIO




 IMÁGENES DEL FILM UNA HABITACIÓN CON VISTAS DE JAMES IVORY
EN EL DORMITORIO DE MI PADRE - ROBERT LOWELL

En el dormitorio de mi Padre:
hilos azules tan delgados
como la escritura de una pluma sobre la colcha,
puntos azules sobre las cortinas,
un kimono azul,
sandalias chinas con tiras azules de felpa.
El suelo de anchos listones
tenía la pulcritud de las cosas pulidas.
La lámpara de cabecera de cristal transparente
con una pantalla blanca de tela
estaba aún levantada unas pocas
pulgadas al descansar sobre el volumen dos
del libro de Lafcadio Hearn
Glimpses of Unfamiliar Japan *.
Su arrugada cubierta oliva
estaba castigada como la coraza de un rinoceronte.
En la guarda:
"A Robbie de Madre".
Años más tarde con la misma letra:
"Este libro ha sufrido un duro trato
en el río Yangtze, China.
Fue abandonado bajo una claraboya
abierta durante una tormenta".

MI CUARTO - VIVENCIA
En mi cuarto 
en mi cuarto se refugian las heridas, 
que me han hecho, 
que me han hecho los golpes de la vida 
Allí nadie me molesta, ni critica, ni protesta 
estoy solo 
En mi cuarto, en mi cuarto he vivido horas hermosas 
en secreto, ,en secreto aventuras amorosas 
Cuando mis padres viajaban, 
solitario me quedaba, 
acompañado... 
En mi cuarto, en mi cuarto 
tengo hermanos a montones 
tengo libros, tengo libros 
que aclararon mis errores 
tengo a mano mi guitarra 
cuando estalla una plegaria,no estoy solo 
En mi cuarto en mi cuarto 
ha trepado por mi cama 
un amigo, un amigo que saltó por la ventana 
era el sol que acariciaba, 
dulcemente mi frazada 
no estoy solo,no estoy solo 
no estoy solo he descubierto la mañana

DORMITORIO

Es cruel ese bello dormitorio
 Que se exhibe detrás de la vidriera 
De la lujosa mueblería: 
Está allí cual burlándose 
De esas parejas de los novios pobres 
Que, pasando, se quedan como en éxtasis,
 Frente al cristal de la vidriera, mudos.
 ¡Ellos, los pobres, los que no se casan,
 porque no tienen los ahorros
 con que comprar la cama y el ropero!

PERDIDO EN MI HABITACIÓN - MECANO
OTRA VERSIÓN
Perdido en mi habitación
sin saber que hacer
se me pasa el tiempo
Perdido en mi habitación
entre un montón
de discos revueltos
Enciendo el televisor
me pongo a fumar
bebo una cerveza para merendar
y me voy a emborrachar
de tanto beber
no paro de hablar
con esa pared
Perdido en mi habitación
busco en el cajón
alguna pastilla
que me pueda relajar
me pueda quitar
un poco de angustia
No se que libro mirar
que revista ver
la tele se acaba que se puede hacer
mi mente empieza a vibrar
de tanto pensar
ya no hay nada claro
en mi soledad
Perdido en mi habitación
con todo al revés
se pasan las horas sin saber que hacer
perdido en mi habitación
con todo al reves
se pasan las horas sin saber que hacer

perdido en mi habitacion
con todo al reves
se pasan las horas sin saber que hacer
perdido en mi habitacion
con todo al reves
se pasan las horas sin saber que hacer
Estribillo

CIUDAD DORMITORIO - GRACIELA BAQUERO

Al pasar
las construcciones la retrasan
la distraen
sonándose unas contra otras.

Y ahí está el aire
dispuesto a arrastrarla.

El otoño nunca vuelve
esta temperatura ayuda a morir sin espanto.

La mujer busca dónde dormir
en las puertas de las grandes sucursales
y sueña
que realmente duerme.

Observando
uno destruye su casa.


MI CUARTO VACÍO - MACHUCA
Soledad mi fiel compañera 
mi cuarto vacío me espera 
a mi cerveza no juro 
no quiero no quiero llegar 
se termina mi huida 
y ya estoy llegando 

Mirando desde aquí afuera 
mi cuarto vacío me espera 
mi cuarto vacío 
mi espera llego 

Mi cuarto vacío 
no espero nada 
solo se que así debo quedar 
solo con mi soledad 
mi cuarto vacío 
mi espera llego

HABITACIONES SEPARADAS - LUIS GARCÍA MONTERO


 Está solo. Para seguir camino
                     se muestra despegado de las cosas.
                     No lleva provisiones.

                     Cuando pasan los días
                     y al final de la tarde piensa en lo sucedido,
                     tan sólo le conmueve
                     ese acierto imprevisto
                     del que pudo vivir la propia vida
                     en el seguro azar de su conciencia,
                     así, naturalmente, sin deudas ni banderas.

                     Una vez dijo amor.
                     Se poblaron sus labios de ceniza.

                     Dijo también mañana
                     con los ojos negados al presente
                     y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
                     fantasmas como saldo,
                     un camino de nubes.

                     Soledad, libertad,
                     dos palabras que suelen apoyarse
                     en los hombros heridos del viajero.

                     De todo se hace cargo, de nada se convence.
                     Sus huellas tienen hoy la quemadura
                     de los sueños vacíos.

                     No quiere renunciar. Para seguir camino
                     acepta que la vida se refugie
                     en una habitación que no es la suya.
                     La luz se queda siempre detrás de una ventana.
                     Al otro lado de la puerta
                     suele escuchar los pasos de la noche.

                     Sabe que le resulta necesario
                     aprender a vivir en otra edad,
                     en otro amor,
                     en otro tiempo.

                     Tiempo de habitaciones separadas. 

LA HABITACIÓN VACÍA - JUAN VICENTE PIQUERAS
a Carlos Edmundo de Ory

Era uno de tus juegos preferidos.
¿Qué hay en una habitación vacía?,
preguntabas. Guardábamos silencio.
¿Qué hay en una habitación vacía?

Los que no conocían el juego
tal vez decían: Nada, y tú decías: No.
Nada es nada, he dicho qué.

Hasta que alguien decía, por ejemplo: El silencio.
Y tú decías: Sí
Y otro decía: Polvo.
Y el juego comenzaba a tomar vuelo.

Unas huellas de pasos en el suelo.
Un fantasma. Un enchufe. El agujero
de un clavo. La penumbra.
El cuadrado que deja en la pared
la ausencia de un cuadro. Un hilo.
Una carta en el suelo.
La huella de una mano en la pared.
Un rayito de sol que entra por la ventana.
Una telaraña. Un trozo
de papel. Una uña. Una hormiga extraviada.
La música que llega de la calle
(¿hay música sin alguien que la escuche?).
Una mancha de humo o de humedad.
Garabatos o pájaros o nombres
o un dibujo de Laura en la pared.

Tú ibas diciendo sí o no.
Tú lo sabías. Eras el inventor del juego.
Tú ya sabías, Carlos, lo que hay
en la habitación vacía donde acabas de entrar.

Era uno de tus juegos preferidos.
- ¿Qué hay en una habitación vacía?
- Un fantasma.
- Ya lo han dicho.
- Sí, pero el que yo digo es otro.

MI CUARTO - BANDA ASTILLEROS
Pinté mi cuarto para ya no recordarte,
aquel buro que te gustaba lo borré
siento tristeza porque tengo que acordarme
de los momentos tan felices que pasé.

Como tuviste el valor para engañarme,
sólo yo te daba en cada beso el corazón,
tal vez no fui aquel amor que tu anhelaste
como venganza haz escogido la traición.

Si alguien te quiere más que yo te felicito,
pero no pienso que te traten como yo
y aunque parezca un poco mal que te portaste
y no regreses a pedirme a mi el perdón.

Pinté mi cuarto para ya no recordarte,
aquel buro que te gustaba lo borré
siento tristeza por que tengo que acordarme
de los momentos tan felices que pasé.

Como tuviste el valor para engañarme,
sólo yo te daba en cada beso el corazón,
tal vez no fui aquel amor que tu anhelaste
como venganza haz escogido la traición.

Estoy pensando cambiar todo por completo
pintar de verde todo lo que mire yo
y piensa bien que sólo soy un pajarillo
de rama en rama disfrutando cada flor.



HABITACIÓN EN LLAMAS - JORGE EDUARDO EIELSON


Perdido en un negro vals, oh siempre
Siempre entre mi sombra y la terrible
Limpieza de los astros, toco el centro
De un relámpago de seda, clamo
Entre las grandes flores vivas,
Ruedo entre las patas de los bueyes, desolado.
¡Oh círculos de cieno, abismos materiales!
¿He de prenderos fuego un día,
He de borrar el sol del cielo, el mar
Del agua? ¿O he de llorar acaso
Ante los fríos ciclos naturales, como ante un ciego,
Vasto, inútil teléfono descolgado?

CUARTITO AZUL - MARIO BATTISTELLA & MARIANO MORES
MARIANO MORES CON SILVIA Y GABRIEL MORES
MARIANO MORES CON ROXANA FONTÁN EN LA VOZ
LIBERTAD LAMARQUE
ÁNGEL VARGAS
IGNACIO CORSINI
ARGENTINO LEDESMA
FRANCISCO CANARO & SU ORQUESTA TÍPICA

Cuartito azul, dulce Morada de mi vida,
fiel testigo de mi tierna juventud,
llego la hora de la triste despedida,
ya lo vez, todo en el mundo es inquietud...
Ya no soy más aquel muchacho oscuro,
todo un señor desde esta tarde soy,
sin embargo, cuartito, te lo juro,
nunca estuve tan triste como hoy.

(Refrán)

Cuartito azul
de mi primera pasión,
vos guardaras
todo mi corazón;
si alguna vez,
volviera la que ame
vos le dirás
que nunca la olvide;
cuartito azul
hoy te canto mi adiós
ya no abriré
tu puerta y tu balcón!

Aquí viví toda mi ardiente fantasía
y al amor con alegría le cante,
aquí fue donde sollozo la amada mía
recitándome los versos de Chenier.
Quizás tendré que enorgullecerme
gloria y honor como nadie alcanzo,
pero nada podrá ya parecerme
tan lindo y tan sincero como vos.


LA HABITACIÓN CERRADA - BASILIO SÁNCHEZ


No hay azar esta vez,
sólo fidelidad, sólo constancia
en un lugar que intuyo
entre lo conocido y lo desconocido.

Mientras crecen los gatos del crepúsculo
y el jardín se oscurece, me doy cuenta
de que estamos allí, 
uno al lado del otro en la penumbra
de una habitación en la que todo
nos parece cercano: las paredes, los cuadros,
el silencioso círculo de la madera.

Allí, en el desamparo de las casas
habitadas del mundo, 
vivos en el sigilo de los muebles
y en los cielos abiertos por la imaginación de un hombre,
compartimos
la caída en el sueño de tu mano
sobre la inmensidad de otro vacío 
que de pronto se colma.

Allí, mientras la noche
se arrastra lentamente debajo de la mesa
y los muros se enfrían, 
alumbrados apenas por las cosas,
por su estremecimiento, por su reflejo último,
sólo estamos nosotros.

A la hora en que un hombre y una mujer descienden
por la única calle de dos gritos, 
sólo el tiempo, el murmullo
de unas cuantas palabras en las profundidades 
del agua de los labios.
LA HABITACIÓN - VINCENT VAN GOGH
LA HABITACIÓN AZUL - PABLO PICASSO
EL CUARTO DE MAE WEST - EUGENIO SALVADOR DALI
HABITACIÓN EN NUEVA YORK - EDWARD HOPPER
EL SUEÑO DE RAMONA - ANTONIO BERNI