Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

25.5.16

NUNCA



IMAGEN DEL FILM PETER PAN Y LA TIERRA DEL NUNCA JAMÁS DE WALT DISNEY




TÚ QUE NUNCA SERÁS (ALFONSINA STORNI)

Sábado fue, y capricho el beso dado, 
capricho de varón, audaz y fino, 
mas fue dulce el capricho masculino 
a este mi corazón, lobezno alado. 

No es que crea, no creo, si inclinado 
sobre mis manos te sentí divino, 
y me embriagué. Comprendo que este vino 
no es para mí, mas juega y rueda el dado. 

Yo soy esa mujer que vive alerta, 
tú el tremendo varón que se despierta 
en un torrente que se ensancha en río, 

y más se encrespa mientras corre y poda. 
Ah, me resisto, más me tiene toda, 
tú, que nunca serás del todo mío.


HASTA NUNCA (NO TE VA A GUSTAR)
Lejos, perdido 
sin ninguna razón 
para estar contigo 

Te hizo falta corazón 
que me has partido sólo se quedó el dolor 
chau, me despido 

Hasta Nunca 
mi amor 
Hasta Nunca 
corazón 

Llego al vacío 
sin nada que perder 
nadie conmigo 
sólo pienso en el ayer 

De a poco se siente 
tiende a desaparecer 
es el olvido 

Hasta Nunca 
mi amor 
Hasta Nunca 
corazón 

Lejos, perdido 
voy entrando en razón 
cuesta el camino 
que me lleva a donde soy 
que he aprendido 
que me cura el corazón 
es el olvido 

Hasta Nunca 
mi amor 
Hasta Nunca 
corazón 

Hasta Nunca 
mi amor


NO INTENTEMOS EL AMOR NUNCA (LUIS CERNUDA)

Aquella noche el mar no tuvo sueño. 
Cansado de contar, siempre contar a tantas olas, 
quiso vivir hacia lo lejos, 
donde supiera alguien de su color amargo. 

Con una voz insomne decía cosas vagas, 
barcos entrelazados dulcemente 
en un fondo de noche, 
o cuerpos siempre pálidos, con su traje de olvido 
viajando hacia nada. 

Cantaba tempestades, estruendos desbocados 
bajo cielos con sombra, 
como la sombra misma, 
como la sombra siempre 
rencorosa de pájaros estrellas. 

Su voz atravesando luces, lluvia, frío, 
alcanzaba ciudades elevadas a nubes, 
cielo Sereno, Colorado, Glaciar del infierno, 
todas puras de nieve o de astros caídos 
en sus manos de tierra. 

Mas el mar se cansaba de esperar las ciudades. 
Allí su amor tan sólo era un pretexto vago 
con sonrisa de antaño, 
ignorado de todos. 

Y con sueño de nuevo se volvió lentamente 
adonde nadie 
sabe de nadie. 
Adonde acaba el mundo.

NUNCA (ZOE)
Nunca me digas que no puedo 
nunca me digas que creer 
no ves que ya tengo miedo 
no me pongas tus cadenas 

perdóname si no te sigo 
pero me aburre caminar 
me construí unas alas de cartón 
y voy a intentar llegar al sol 
aunque me muera de calor 
un vuelo en llamas 
bautizo ilumino 

reparo los magnetos del amor 
mientras mis alas 
se desintegran 
y vuelvo a caer una vez más 
en el rincón 

uh! en el rincón 
uh! me queme 
uh vuelvo a intentar 

mataste al verbo con saliva 
con tu lenguaje natural 
creo que aún hay esperanza 

y por eso me voy a rasurar 
todas las penas de una vez 
y vuelo en llamas 
bautizo ilumino 

recargo los magnetos del amor 
y abro mis alas 
sin más superstición 
que la que me llevo a abandonar 
un vuelo en llamas 
bautizo ilumino 

recargo los magnetos del amor 
mientras mis alas 
se desintegrarán 
y vuelvo a caer una vez más 
en el rincón 

uh! en el rincón 
uh! me queme 
uh! vuelvo a intentar


EL CUERVO (EDGAR ALLAN POE)
TRADUCCIÓN DEL INGLÉS
NARRADO POR VÍCTOR CIBEIRA
VIDEO ANIMADO CON STOPMOTION
OTRA GRABACIÓN RADIO NACIONAL DE ESPAÑA
VERSIÓN DE LOS SIMPSON
RECITADO EN INGLÉS POR CHRISTOPHER LEE 
CON SUBTITULOS EN ESPAÑOL
Una vez, en una taciturna media noche,
mientras meditaba débil y fatigado,
sobre un curioso y extraño volumen
de sabiduría antigua,
mientras cabeceaba, soñoliento,
de repente algo sonó,
como el rumor de alguien llamando
suavemente a la puerta de mi habitación.
Es alguien que viene a visitarme - murmuré
y  llama a la puerta de mi habitación.
Sólo eso, nada más. 

Ah, recuerdo claramente
que era  en el negro Diciembre.
Y que cada chispazo de los truenos hacía
danzar en el suelo su espectro.
Ardientemente deseaba la aurora;
vagamente me proponía extraer
de mis libros una distracción para mi tristeza,
 para mi tristeza para mi Leonor perdida,
la rara y radiante joven
a quien los ángeles llamaban Leonor,
para quien, aquí, nunca más habrá nombre.

Y el incierto y triste crujir de la seda
de cada cortinaje de púrpura
me estremecía, me llenaba
de fantásticos temores nunca sentidos,
por lo que, a fin de calmar los latidos
de mi corazón, me embelesaba repitiendo:
 Será un visitante que quiere entrar
y  llama a la puerta de mi habitación.
Algún visitante retrasado que quiere entrar
y  llama a la puerta de mi habitación.
          Eso debe ser, y nada más.

De repente, mi alma, se revistió de fuerza;
y  sin dudar más
dije:
 Señor, o señora,
 les pido en verdad perdón;
pero lo cierto es que me adormecí y
habéis llamado tan suavemente
 y  tan débilmente habéis llamado
a la puerta de mi habitación
que no estaba seguro de haberos oído.
Abrí la puerta.
          Oscuridad y nada más.

Mirando a través de la sombra,
estuve mucho rato maravillado,
extrañado dudando, soñando más sueños que
ningún mortal se habría atrevido a soñar,
pero el silencio se rompió
y la quietud no hizo ninguna señal,
y  la única palabra allí hablada fue
la palabra dicha en un susurro ¡Leonor!.
Esto dije susurrando, y el eco respondió
en un murmullo la palabra ¡Leonor!.
          Simplemente esto y nada más.

Al entrar de nuevo en mi habitación,
toda mi alma abrasándose,
muy pronto de nuevo, oí una llamada
más fuerte que antes.
 Seguramente -dije-, seguramente es
alguien en la persiana de mi ventana.
Déjame ver, entonces, lo que es,
y resolver este misterio;
que mi corazón se calme un momento
y averigüe este misterio.
          ¡ Es el viento y nada más!

Empujé la ventana hacia afuera,
cuando, con una gran agitación
y movimientos de alas
irrumpió un majestuoso cuervo
de los santos días de antaño.
No hizo ninguna reverencia;
no se paró ni dudó un momento;
pero, con una actitud de Lord o de Lady,
trepó sobre la puerta de mi habitación,
encima de  un busto de Blas,
encima de la puerta de mi habitación.
          Se posó y nada más.

Entonces aquel pájaro de ébano,
induciendo a sonreír mi triste ilusión
a causa de la grave y severa
solemnidad de su aspecto.
Aunque tu cresta sea lisa y rasa
-le dije-, tú no eres un cobarde.
Un torvo espectral y antiguo cuervo,
que errando llegas de la orilla de la noche.
Dime:  ¿Cual es tu nombre señorial
en las orillas plutónicas de la noche?
El cuervo dijo: Nunca más .

Me maravillé al escuchar aquel desgarbado
volátil expresarse tan claramente,
aunque su respuesta tuviera
poco sentido y poca oportunidad;
porque hay que reconocer
que ningún humano o viviente
nunca  se hubiera preciado de ver
un pájaro encima de la puerta de su habitación.
          Con un nombre como  Nunca más.

Pero el cuervo, sentado en solitario
en el plácido busto, sólo dijo
con aquellas palabras, como si con ellas
desparramara su alma.
No dijo entonces nada más,
no movió entonces ni una sola pluma.
Hasta que yo murmuré:  Otros amigos
han volado ya antes 

En la madrugada me abandonará,
como antes mis esperanzas han volado.
Entonces el pájaro dijo:  Nunca más 

Estremecido por la calma,
rota por una réplica tan bien dada,
dije:  Sin duda .
Esto que ha dicho
es todo su fondo y su bagaje,
tomado de cualquier infeliz maestro
al que el impío desastre
siguió rápido y siguió más rápido
hasta que sus acciones fueron
un refrán único.

Hasta que los cánticos fúnebres
de su esperanza, llevaran la melancólica carga de
Nunca - nunca más .
Pero el cuervo, induciendo todavía
mi ilusión a sonreír,
me impulsó a empujar de súbito
una silla de cojines delante del pájaro,
del busto y la puerta;
entonces, sumergido en el terciopelo,
empecé yo mismo a encadenar
ilusión tras ilusión, pensando
en lo que aquel siniestro pájaro de antaño
quería decir al gemir   Nunca más .

Me senté, ocupado en averiguarlo,
pero sin pronunciar una sílaba
frente al ave cuyos fieros ojos, ahora,
quemaban lo más profundo de mi pecho;
esto y más conjeturaba,
sentado con la cabeza reclinada cómodamente.
Tendido en los cojines de terciopelo
que reflejaban la luz de la lámpara.
Pero en cuyo terciopelo violeta,
reflejando la luz de la lámpara,
ella no se sentará ¡ ah, nunca más!

Entonces, creo, el aire se volvió
más denso, perfumado por un invisible incienso
brindado por serafines cuyas pisadas
sonaban en el alfombrado.
 Miserable -grité-. Tu dios te ha permitido,
a través de estos ángeles te ha dado un descanso.
Descanso y olvido de las memorias de Leonor.
Bebe, oh bebe este buen filtro,
y olvida esa Leonor perdida.
El cuervo dijo: Nunca más 

 Profeta -dije- ser maligno,
pájaro o demonio, siempre profeta,
si el tentador te ha enviado,
o la tempestad te ha empujado hacia estas costas,
desolado, aunque intrépido,
hacia esta desierta tierra encantada,
hacia esta casa tan frecuentada
por el honor. Dime la verdad, te lo imploro.

¿ Hay, hay bálsamo en Galad? ¡Dime,
dime, te lo ruego ! 
          El cuervo dijo:  Nunca más.

 Profeta -dije-, ser maligno,
pájaro o demonio, siempre profeta,
por ese cielo que se cierne sobre nosotros,
por ese dios que ambos adoramos,
dile a esta pobre alma cargada
de angustia, si en el lejano Edén
podré abrazar a una joven santificada
a quien los ángeles llaman Leonor,
abrazar a una  preciosa y radiante
doncella a quien los ángeles llaman Leonor.
          El cuervo dijo:  Nunca más.

 Que esta palabra sea la señal de nuestra separación,
 pájaro o demonio - grité
incorporándome.
¡ Vuelve a la tempestad
y la ribera plutoniana de la noche!
No dejes ni una pluma negra como prenda
de la mentira que ha dicho tu alma.
¡ Deja intacta mi soledad!
¡ Aparta tu busto de mi puerta!
¡ Aparta tu pico de mi corazón,
aleja tu forma de mi puerta!.
          El cuervo dijo:  Nunca más 

Y el cuervo sin revolotear, todavía posado,
todavía posado,
en el pálido busto de Palas
encima de la puerta de mi habitación,
sus ojos teniendo todo el parecido
del demonio en que está soñando,
y  la luz de la lámpara que le cae encima,
proyecta en el suelo su sombra.
Y mi alma, de la sombra que yace flotando
en el suelo no se levantará...
          ¡ Nunca más !

AHORA ES NUNCA (GUSTAVO CERATI)
EN DIRECTO
Apagar las estrellas y extinguir el sol 
es el capricho del ocaso 
al caer la noche, tomaré el avión 
si la duda es el pasado. 

Ahora es nunca, todo es nada 
si no descanso en tu mirada. 

Algunas cosas me dejaste ver 
algunas cosas, descubrí yo 
lo suficiente para comprender 
el poder de los deseos. 

Y ahora es nunca, todo es nada 
si no descanso en tu mirada. 

Ahora es nunca, todo es nada 
si no descanso en tu mirada




NUNCA (JAIME TORRES BODET)

Nunca me cansará mi oficio de hombre. 
Hombre he sido y seré mientras exista.
Hombre no más: proyecto entre proyectos,
boca sedienta al cántaro adherida,
pies inseguros sobre el polvo ardiente,
espíritu y materia vulnerables
a todos los oprobios y las dichas...

Nunca me sentiré rey destronado
ni ángel abolido mientras viva,
sino aprendiz de hombre eternamente,
hombre con los que van por las colinas
hacia el jardín que siempre los repudia
obre con los que buscan entre escombros
la verdad necesaria y prohibida,
hombre entre los que labran con sus manos
lo que jamás hereda un alma digna,
¡porque de todo cuanto el hombre ha hecho
la sola herencia digna de los hombres
es el derecho de inventar su vida!

NUNCA DEJARÉ DE AMARTE (JUAN FERNANDO VELAZCO)
Puedo detener mi corazón, 
puedo cambiar mi voz y envejecer 
perder el pelo y la razón 
descubrir la luz de un amanecer 
y comprender que no sería capaz 
de continuar sin tu calor. 

coro: 
Nunca, yo nunca dejaré de amarte 
tendrás que acostumbrarte a vivir con eso 
deja, deja que te abrace fuerte 
no hay nada que yo pueda hacer mi amor, lo siento. 

A partir de tí, me entiendo yo, 
a partir de tu vos y lo que soy 
tengo sentido y dirección 
ni el inmenso mar me bastará 
si no puedo sentit el ritmo y el calor de tu respiración. 
coro: 

Nunca, yo nunca dejaré de amarte 
tendrás que acostumbrarte a vivir con eso 
deja, deja que te abrace fuerte 
no hay nada que yo pueda hacer mi amor, lo siento. 

Y aunque el camino no será siempre de rosas, siempre así, 
tú y yo sabemos que al final dependerá de nuestro amor, de este amor. 

No no no no, No no no no. 

coro: 
Nunca, yo nunca dejaré de amarte 
tendrás que acostumbrarte a vivir con eso 
deja, deja que te abrace fuerte 
no hay nada que yo pueda hacer mi amor, lo siento



BALADA DEL QUE NUNCA FUE A GRANADA (RAFAEL ALBERTI)
MUSICALIZADO POR PACO IBAÑEZ
EN DIRECTO
¡Qué lejos por mares, campos y montañas!
Ya otros soles miran mi cabeza cana. Nunca fui a Granada.
Mi cabeza cana, los años perdidos.
Quiero hallar los viejos, borrados caminos.
Nunca vi Granada.

Dadle un ramo verde de luz a mi mano.
Una rienda corta y un galope largo.
Nunca entré en Granada.
¿Qué gente enemiga puebla sus adarves?
¿Quién los claros ecos libres de sus aires?
Nunca fui a Granada.

¿Quién hoy sus jardines aprisiona y pone
cadenas al habla de sus surtidores?
Nunca vi Granada.

Venid los que nunca fuisteis a Granada.
Hay sangre caída, sangre que me llama.
Nunca entré en Granada.

Hay sangre caída del mejor hermano.
Sangre por los mirtos y aguas de los patios.
Nunca fui a Granada.

Del mejor amigo, por los arrayanes.
Sangre por el Darro, por el Genil sangre.
Nunca vi Granada.

Si altas son las torres, el valor es alto.
Venid por montañas, por mares y campos.
Entraré en Granada.

NUNCA ES SUFICIENTE (NATALIA LAFOURCADE)
Nunca es suficiente para mí 
Porque siempre quiero más de ti 
Yo quisiera hacerte más feliz 
Hoy mañana siempre hasta el fin 

Mi corazón estalla por tu amor 
Y tú qué crees que esto es muy normal 
Acostumbrado estas tanto al amor 
Que no lo ves, yo nunca he estado así 

Si de casualidad 
Me ves llorando un poco 
Es porque yo te quiero a ti 

Y tú te vas, jugando a enamorar 
Todas las ilusiones vagabundas que se dejan alcanzar 
Y no veras, que lo que te ofrezco 
Es algo incondicional 

Y tú te vas, jugando a enamorar 
Te enredas por las noches entre historias que nunca tienen final 
Te perderás, dentro de mis recuerdos 
Por haberme hecho llorar 

Nunca es suficiente para mí 
Porque siempre quiero más de ti 
No ha cambiado nada mi sentir 
Aunque me haces mal te quiero aquí 

Mi corazón estalla de dolor 
Como evitar que se fracture en mí 
Acostumbrado estas tanto al amor 
Que no lo ves, yo nunca he estado así 

Si de casualidad 
Me ves llorando un poco 
Es porque yo te quiero a ti 

Y tú te vas, jugando a enamorar 
Todas las ilusiones vagabundas que se dejan alcanzar 
Y no veras, que lo que te ofrezco 
Es algo incondicional.... incondicional 

Y tú te vas, jugando a enamorar 
Te enredas por las noches entre historias que nunca tienen final 
Te perderás , dentro de mis recuerdos 
Por haberme hecho llorar 

Te perderás dentro de mis recuerdos 
Por haberme hecho llorar.

NUNCA EL TIEMPO ES PERDIDO (MANOLO GARCÍA)
EN DIRECTO
Cuando tú no estas las mañanas se tiñen de canciones tristes,
son como el leve perfume que por un instante te baña y te marca.
Cuando tú no estas las mañanas se tiñen de canciones tristes.
Rastro, huella de los pasos errantes,
del buscador de señales
nunca el tiempo es perdido
es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de olvido
nunca el tiempo es perdido
nunca el tiempo es perdido
es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de cariño
nunca el tiempo es perdido
nunca el tiempo es perdido
Cuando regresas las mañanas levantan el vuelo
quizá es el momento de la brisa suave
que acaricia con tu llegada hasta tu partida.
Si regresas las mañanas se visten de alegres canciones.
se disfrazan de sonrisas,
son el hálito justo que apaciguara el pulso.
Son la broma o la mano del destino.
Si tú regresas las mañanas se visten de alegres canciones.
Rastro, huella de mi búsqueda errante,
que sin ti no encuentro señales
nunca el tiempo es perdido
es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de olvido
nunca el tiempo es perdido
nunca el tiempo es perdido
es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de cariño
nunca el tiempo es perdido
nunca el tiempo es perdido
SUR (HOMERO MANZI - ANIBAL TROILO)
VERSIÓN ROBERTO GOYENECHE
VERSIÓN ADRIANA VARELA Y PEDRO AZNAR
VERSIÓN ASTOR PIAZZOLLA
VERSIÓN EDUMUNDO RIVERO
San Juan y Boedo antigua, y todo el cielo,
Pompeya y más allá la inundación.
Tu melena de novia en el recuerdo
Y tu nombre florando en el adiós.
La esquina del herrero, barro y pampa,
Tu casa, tu vereda y el zanjón,
Y un perfume de yuyos y de alfalfa
Que me llena de nuevo el corazón

Sur,
Paredón y después
Sur,
Una luz de almacén
Ya nunca me verás como me vieras,
Recostado en la vidriera
Y esperándote

Ya nunca alumbraré con las estrellas
Nuestra marcha sin querellas
Por las noches de pompeya
Las calles y las lunas suburbanas,
Y mi amor y tu ventana
Todo ha muerto, ya lo sé

San Juan y Boedo antiguo, cielo perdido,
Pompeya y al llegar al terraplén,
Tus veinte años temblando de cariño
Bajo el beso que entonces te robé.
Nostalgias de las cosas que han pasado,
Arena que la vida se llevó
Pesadumbre de barrios que han cambiado
Y amargura del sueño que murió

corto DESTINO (SALVADOR DALI- WALT DISNEY)
DIBUJOS DE EUGENIO SALVADOR DALI PARA EL FILM ANIMADO DESTINO DE WALT DISNEY
NUNCA APRENDI A TOCAR VIOLÍN - JUAN BARCO