Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

15.6.16

HUIDAS

IMAGEN DE JAMES DEAN EN EL FILM AL ESTE DEL EDEN

IMÁGENES DE HARRISON FORD EN EL FILM EL FUGITIVO

Tantos años huyendo y esperando y ahora el enemigo estaba en mi casa

JORGE LUIS BORGES (EPISODIO DEL ENEMIGO)


GACELA DE LA HUIDA - FEDERICO GARCÍA LORCA
MUSICALIZADO POR CARLOS CANO
Me he perdido muchas veces por el mar 
con el oído lleno de flores recién cortadas. 
Con la lengua llena de amor y de agonía 
muchas veces me he perdido por el mar, 
como me pierdo en el corazón de algunos niños. 

No hay nadie que al dar un beso 
no sienta la sonrisa de la gente sin rostro, 
ni nadie que al tocar un recién nacido 
olvide las inmóviles calaveras de caballo. 

Porque las rosas buscan en la frente 
un duro paisaje de hueso 
y las manos del hombre no tienen más sentido 
que imitar a las raíces bajo tierra. 

Como me pierdo en el corazón de algunos niños, 
me he perdido muchas veces por el mar. 
Ignorante del agua, voy buscando 
una muerte de luz que me consuma.

LA HUIDA - ISMAEL SERRANO
EN VIVO
Ella tiene quince primaveras, pocas mentiras que contar, 
dos pendientes de primero y aún no ha visto el mar. 
Mientras lo espera sobre la acera, se derrumba el mundo. 

Él tiene dieciseis agostos y una nube que robó, 
y versos de Extremoduro volando en la habitación. 
Mientras la sueña copia un poema que luego hará suyo. 
Y como cada tarde, la ciudad se detiene en el instante 
en el que él la pasa a recoger. 

"¿Qué tal en clase?". "Llegaste tarde". "No me riñas, ven". 
Y ella aprieta contra el pecho la carpeta, y en el cielo 
anémonas de humo, antenas de coral. 
"Si quieres, mi vida, te rapto yo un día y te llevo a ver el mar". 

Una tarde como otra cualquiera él la pasará a buscar 
con el alma en un pañuelo, con el coche de papá. 
"Sube al barco, niña. Ésta es la huida que te prometí". 

Ojalá que tengan suerte, tal y como lo soñamos, 
y al paraíso les lleva a la Nacional 4. 
"Amor, ¿por qué lloras? ¿Qué es lo que te pasa?" "Será que soy feliz". 

Y nada más pasar Despeñaperros se les echa encima el sueño 
y las ganas de compartir sudores. 
"Paro y nos dormimos". Fuera queda el frio con la oscura noche. 

Al rato, el coche queda lleno de vahos y de vuelos, 
en playas infinitas, carretera sin fin. 
Arenas desiertas, mil atardeceres que acaban en ti. 

No será la luz del alba lo que los despertará, 
ni una gran ola rugiendo, no será el olor a sal: 
una pareja de picoletos pegándoles voces. 

Como el cristal de los sueños, de camino al cuartelillo. 
Se han quebrado un par de vidas entre broncas y gritos. 
¿A quién se le ocurre? Se deshace una nube y una ola se rompe. 

Y ya de vuelta a la ciudad, donde nunca sabe a sal, 
la piel y la lluvia, que a veces te besa, 
se van para casa, escuchan aullidos, golpes que no cesan. 

Los viejos les prohibieron la salida, el tiempo fue arando sus vidas, 
quemando poemas, carretera sin fin. 
De vuelta hacia casa mil atardeceres que acaban sin ti. 
La ciudad se siguió derrumbando, en la acera mientras tanto 
anémonas de humo, antenas de coral. 

Él se pierde en la bruma, ella sólo recuerda cuando mira el mar. 
Le asalta la duda de estar viva y recuerda alguna huida 
cuando aún no sabía mentir. 
"Amor, ¿por qué lloras? ¿Qué es lo que te pasa?" "Será que soy feliz".

LA HUIDA - JUAN JOSÉ VÉLEZ

Libertad, para mí, quiere decir huida.
(Joan Margarit)


Se le vio partir y atardecía
por el camino blanco y solitario
que conduce al silencio de los planetas muertos.
Un atlas bajo el brazo, y le seguía
como un perro cansado y distraído
la sombra fiel de la tristeza.
Detrás dejaba toda la ceniza,
un columbario –sueños aún calientes abandonado
en la luz pálida de la tarde.
Se le vio partir. Hacía tiempo
que, absorto, preparaba la maleta
pero esta vez no echó recuerdos de la infancia
ni las fotos prodigiosas de una primavera,
ni los discos, ni las gafas, ni los libros,
ni el diccionario en blanco de sinónimos de la felicidad.
Estaba anunciada ya la huida.
Nunca fue allí lo que quiso.
Lo tuvo todo, pero eso
es diferente. Nunca vio el mar;
por las noches lo oía. Avaramente
hacía recuento reiterado del tiempo:
un vacío rotundo de aire en la memoria.
Se le vio partir
y perderse diluido en la niebla amarilla.
A nadie dijo adiós.
Sólo dejaba
un último verso escrito por las tapias:
Están maduras ya las uvas del pasado.

HUIDA - MAR DE COPAS
Cuando el rumor de sus pasos te sigue por donde tú vas 
cuando el clamor de tu culpa en torturas se te hace pagar 
cuando la Luna es oscura y no sale y se niega a caer 
cuando tu mente revienta y no piensas y no puedes ver. 

Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 
Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 

Cuando un fantasma te aplasta y te ciega, inválido estás 
cuando el rencor te castiga y te hiere, te obliga a golpear 
cuando las sombras te duermen y duermes y sueñas con ellas nomás 
cuando la vida prosigue y te deja y se aleja al pasar. 

Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 
Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 

Ya todo pasó 
los rostros van envejeciendo 
todo está igual 
y ya no es más que un recuerdo y una historia. 

Ya todo pasó 
era un engaño de sus besos 
y la confusión 
posesionada de tu cuerpo y tú, 
dejando al tiempo que juegue a los dados con tu luz. 

Cuando un recuerdo se vuelve difuso, se borra y se va 
cuando tú te resquebrajas y crece otra coraza igual 
cuando la inercia te empuja y un cuadro se vuelve tu faz 
cuando el futuro es incierto, no existe, lo has dejado atrás. 

Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 
Algunas horas tienes que olvidar... algunas tienes que olvidar. 

CANTO DE LA HUIDA - NEZAHUALCÓYOTL
INTERPRETADO POR NIÑOS DE PRIMARIA

(Del rey azteca Nezahualcóyotl cuando andaba huyendo del señor de Azcapotzalco)


En vano he nacido,
en vano he venido a salir
de la casa del dios a la tierra,
¡yo soy menesteroso!
Ojalá en verdad no hubiera salido, 
que de verdad no hubiera venido a la tierra.
No lo digo, pero…
¿qué es lo que haré?,
¡oh príncipes que aquí habéis venido!,
¿vivo frente al rostro de la gente?
¿qué podrá ser?,
¡reflexiona!

¿Habré de erguirme sobre la tierra?
¿Cuál es mi destino?,
yo soy menesteroso,
mi corazón padece,
tú eres apenas mi amigo 
en la tierra, aquí.

¿Cómo hay que vivir al lado de la gente?
¿Obra desconsideradamente,
vive, el que sostiene y eleva a los hombres?

¡Vive en paz,
pasa la vida en calma!
Me he doblegado,
sólo vivo con la cabeza inclinada
al lado de la gente.
Por ésto me aflijo,
¡soy desdichado!,
he quedado abandonado
al lado de la gente en la tierra.

¿Cómo lo determina tu corazón,
Dador de la Vida?
¡Salga ya tu disgusto!
Extiende tu compasión,
estoy a tu lado, tú eres dios.
¿Acaso quieres darme la muerte?

¿Es verdad que nos alegramos, 
que vivimos sobre la tierra?
No es cierto que vivimos.
Y hemos venido a alegrarnos en la tierra.
Todos aquí somos menesterosos.
La amargura predice el destino
aquí, al lado de la gente.

Que no se angustie mi corazón.
No reflexiones ya más
verdaderamente apenas
de mí mismo tengo compasión en la tierra.

Ha venido a crecer la amargura,
junto a ti a tu lado, Dador de la Vida.
Solamente yo busco,
recuerdo a nuestros amigos.
¿Acaso vendrán una vez más,
acaso volverán a vivir;
sólo una vez perecemos,
sólo una vez aquí en la tierra.
¡Qué no sufran sus corazones,
junto y al lado del Dador de la Vida!


LA HUIDA - MERCEDES SOSA
¡Vamos! ¡Vamos! ¡Burrito apura! 
¡Vamos! ¡Vamos! ¡Burrito apura! 

Si no te apuras los van a pillar 
largo el camino, largo el salitral 

Ya tocan a degollar 
ya está sangrando el puñal 

Niño bonito, no llorís mi amor 
ya llegaremos a tierra mejor 

Duérmete ya, no llorís, 
cuna en mis brazos te haré. 
bombos legüeros en mi corazón


HUIR - OSCAR PORTELLA


Huir de mí: en el olvido absoluto del mundo
y en el olvido de la sombra
matar al sol y ya no ser sino
espejismo en las serenas aguas de un arroyo.


Cansado estoy de mi mismo y la palabra mío
en mundo extraño - vasto y ajeno a toda la hermosura
que conturba el vuelo de los vientos – y ajeno ya a la fausta
magnificencia de la piedra, ajeno a todo, odiando símbolos
he imágenes que me hicieran esclavo de la letra – y amando
solo a Cerbero y al denario que conduce de un habitar a la intemperie
al huir de mí mismo, extraño a todo y a los nombres
y símbolos, entregado a la nada y anterior a la nada,
solo flama de un extinguido espíritu, rayo que lo consume
todo, todo, nombres, pasado, memorias del clima,
lunas, jazmines, y el ruiseñor que durante un tiempo
se posó en mi garganta, hoy muda y huida de sí misma,
como yo, ausente de mí, huyendo de mí,
salmodiando solo el aliento del perro de fuego
que se lleva mis restos entre sus fauces
siniestras en el olvido absoluto deste mundo.

LA RESPUESTA NO ES LA HUIDA - MALDITA NEREA

Es difícil volar cuando esperas la caída, 
Es difícil soñar cuando no ves la salida, 
Cuando el tiempo que queda, se acabó en cada espera, 
Y siempre así y siempre así... 

Mas si miras, verás unos ojos convencidos, 
De que soy lo que soy por nacer donde he nacido,

l latir más sincero, el misterio en que creo, 
Aun sigue aquí, aun sigue aquí... 

Aquí ahora y siempre! 

Y aunque ahora el mundo gire en otra dirección, 
Eres tu quién le da, sentido, 

A lo que *dicte tu dormido corazón, 
No todo está perdido. 

Dímelo de verdad, la respuesta no es la huida. 

O que tu alma cansada, se quede ahí, rendida, 
No encontrando el camino, enunciando un destino 
Que vive en ti, que vive en ti... 

En ti ahora y siempre! 
Y aunque ahora el mundo gire en otra dirección, 
Eres tu quién le da sentido 

A lo que dice tu dormido corazón, no todo está perdido. 
Y aunque ahora todo gire en otra dimensión, 
sólo tu puedes dar sentido... 

A lo que dice tu dormido corazón, no todo está perdido. 

No todo está perdido... 
(No todo está perdido...) 

En ti ahora y siempre!

LA HUIDA - LUIS OROZ

 Vayámonos de aquí,
escapemos ahora de nosotros,
de la quietud que somos y nos abre
de par en par
las puertas al adiós,
de lo que espera, inerte, mientras vive,
con precisión de cielo,
la esperanza.

  Huyamos a ese tiempo inexistente
donde existen, sin ser, todas las cosas;
al dolor en la herida del que sueña caerse,
a la risa abisal de los espejos
cuando cambian de mano
tus papeles,
a los cristales rotos que en el suelo respiran
su pasado de manos extendidas.

   Porque estar es un verbo intransitivo donde todo transita,
y es valiente escapar de la propia derrota.

  Mientras todo se mueva a nuestro lado
nosotros estaremos anclados en la huída.
  La vida no será
                               y entenderemos
cómo puede la ausencia completar los espacios.

  Soy el hombre que encuentra su mirada perdida
y la llena de ti
con tu vacío.

ANDAMOS HUYENDO - JULIETA VENEGAS
¿De qué andamos huyendo 
si no hemos hecho nada? ¿Amigos desaparecidos 
dónde están para ayudarnos? 

Podría olvidar mil veces mi nombre, 
no recuerdo 
podría olvidar esa cara que me sigue 

¿De qué andamos huyendo 
si no hemos hecho nada? 
Somos los escondidos en el armario 
Será mejor que no escuchen lo que hablamos 
aunque lo que decimos no es novedad 

Y cada día una cara nueva que me 
habla de cosas que debo recordar 
Y cada día una cara nueva más 
no me suena familiar 
debo recordar 

Somos los escondidos, 
somos los perseguidos 
pregunto si hubo días de paz 
debo encontrarlos, debo recordar 

Y cada día una cara nueva que me 
habla de cosas que debo recordar 
Y cada día una cara nueva más 
no me suena familiar 
debo recordar 

(Somos los escondidos, somos los perseguidos) 
¿De qué andamos huyendo 
si no hemos hecho nada? 
somos los escondidos en el armario 
¿De qué andamos huyendo 
si no cometimos nada? 
Somos los perseguidos sin saber porqué 
debo recordar



PROFUGOS - SODA STEREO
Somos cómplices los dos
al menos se que huyo porque amo
necesito distensión
estar así despierto
es un delirio de condenados
Como un efecto residual
yo siempre tomaré el desvío
tus ojos nunca mentirán
pero ese ruido blanco
es una alarma en mis oídos
No seas tan cruel
no busques más pretextos
no seas tan cruel
siempre seremos prófugos los dos
No tenemos donde ir
somos como un área devastada
carreteras sin sentido
religiones sin motivo
como podremos sobrevivir
No seas tan cruel
no busques más pretextos
no seas tan cruel
siempre seremos
siempre seremos prófugos los dos
Ven
no seas tan cruel
no busques más pretextos
no seas tan cruel
siempre seremos prófugos
siempre seremos prófugos


THEODOR VAN THULDEN - LA HUIDA A EGIPTO
LA HUIDA A EGIPTO - BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO
LA HUIDA A EGIPTO - GIUSEPPE MARULLO
LA HUIDA A EGIPTO - TINTORETTO
DESCANSO DURANTE LA HUIDA A EGIPTO - ANTHONY VAN DICK
DESCANSO EN LA HUIDA A EGIPTO - PETER PAUL RUBENS
DESCANSO EN LA HUIDA A EGIPTO - TIZIANO