Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

2.7.16

REGALO DAR





REGALO PARA UN NIÑO (OSWALDO ESCOBAR VELADO - RAÚL LÓPEZ CASTAÑEDA) 

Te regalo la paz iluminada,
un racimo de paz y de gorriones
una Holanda de mieses aromadas,
Californias de melocotones.

Un Asia sin Corea ensangrentada,
una Corea en flor, otra en botones,
una América en frutos sazonada
y un mundo con azúcar de melones.

Te regalo la paz y su flor pura,
te regalo un clavel meditabundo
para tu blanca mano de criatura
en tu sueño que tiembla estremecido.

Hoy te dejo la paz sobre tu mundo
de niño por la muerte sorprendido,
una Asia sin Corea ensangrentada,
una Corea en flor, otra en botones,
una América en frutos sazonada
y un mundo con azúcar de melones.
UN REGALO DE REYES (PASCUAL MAMONE - REINALDO YISO) 
VERSIÓN MIGUEL MONTERO

Los vi cuando se iban del brazo de la abuela,

no quise que me vieran, vos bien sabes porqué.

¡Qué grande está el purrete! ¡Qué linda está la nena!

Te juro que al mirarlos así me emocioné.

Por un amor sin alma dejé tanto cariño,

parece hasta mentira aquello pudo más.

Bajando la pendiente me hundí en el precipicio

y no pensé siquiera lo que dejaba atrás.



No vine a que perdones mi infamia, mi egoísmo,
este abandono enorme ni lo perdona Dios.
Pensando en los purretes no duermo y es castigo
que muerde mi conciencia como una maldición.
Mañana, seis de enero, el día de los Reyes
allí en sus zapatitos dejales, por favor,
esta muñeca rubia que traje para Marta
y para Ricardito el libro “Corazón”.

Yo todo lo comprendo, tus noches infernales,
tu llanto contenido, tu rabia, tu dolor.
Y lo peor de todo: el barrio, las vecinas
llenando tus oídos con la murmuración.
¿Por qué, si no merezco que me mires siquiera,
me pides que me quede, me brindas tu perdón?
¿Por qué me abrís la puerta? ¿Por qué me abrís los brazos?
y me apretás llorando contra tu corazón.


UN REGALO PARA FRANCISCO (ALEJANDRO GUILLERMO ROEMMERS)
RECITADO POR ARTURO PUIG Y MUSICALIZADO POR ALEJANDRO LERNER
Quise encontrar un obsequio
el más sencillo, el más humilde,
el que en su pequeñez
pudieras aceptar sin ofenderte.

Pensé que podría comprarlo y fui a la tienda
pero ningún objeto me conformaba.
Entonces escuché una voz santa que me dijo:

“…a quien tiene a Dios, nada le falta,
sólo Dios, basta.”
Creí ser poeta para ofrecerte palabras:
pero las hallé superfluas, pomposas, gastadas…

Hui de mí y perseverante
busqué en la tierra
pero hasta una semilla me pareció excesiva
pues podría albergar un árbol.

Cuando divisé la pradera
mi corazón vibró alegre,
pero intuí al momento que tú no aprobarías
que le restara una sola de sus flores silvestres

Busqué entonces en el mar
y no hallé un confín
que tu nombre no hubiera alcanzado
y en toda su inmensidad
sólo tenías amigos.

Desafiante, me atreví hasta el abismo
y como un cielo vuelto al revés
lo encontré poblado de estrellas marinas.

Pero cuando tuve una en mis manos
creí que no podrías ser feliz
sabiendo que cada noche al cielo marino
le faltaría esa estrella…

Busqué entonces en el aire
respetando las abejas, luciérnagas, mariposas
y todas las criaturas vivientes,
pues tú no querrías detener sus alas
ni perturbar su vuelo.

Procuré traerte el aroma
sosegado y puro de las hierbas,
del hogar encendido y los jazmines…
pero no pude conservarlos.

Quise igualar el canto de la alondra,
el murmullo del río, el silbido del viento
cuando exhala en los campos profundos…
pero mi voz fue demasiado torpe.

Por un largo instante logré retener,
resbalando por mis dedos,
unas gotas del rocío temprano…
pero frescas y transparentes retornaron al aire.

Quedé entonces en silencio, desconsolado,
bajo el azul infinito
que mis ojos no podrían reflejar…

¿Francisco, pensé, en tu amorosa humildad,
es que no hallaría nada que pudiera agradarte…

De pronto un árbol dejó caer una de sus hojas
que se depositó frente a mí en el suelo.

Luego otra, que llegó meciéndose en la brisa
hasta mis manos que la recibieron sin querer.

Luego otra, otra, y otra más,
hasta que sentí que el árbol, compasivo,
estaba dispuesto a entregarse por entero
y desnudar sus ramas
con tal de consolarme.

Tanto era su amor
que brotaron mis lágrimas
como un manantial redentor y agradecido.

Las hojas del árbol
continuaron descendiendo generosas
en una bendición inacabable…

Entonces pude comprender… y sonreí.
Y sonrieron conmigo los campos, las aves y los arroyos.

La brisa se detuvo
y ya no volvieron a caer más hojas…

El regalo que produjo la sensibilidad de aquél árbol
es el que ahora quiero ofrecerte:
el amor de una sonrisa.

Un obsequio humilde y efímero
que puedes multiplicar y compartir sin miedo
como los panes y los peces
hasta que todos unidos a Jesús
habitemos finalmente el Reino de Dios.
REGÁLAME ESTA NOCHE (JAVIER SOLIS)
VERSIÓN TANIA LIBERTAD
VERSIÓN JOSÉ FELICIANO
VERSIÓN DJANGO
VERSIÓN PABLO MILANÉS
No quiero que te vayas 
la noche está muy fría 
abrígame en tus brazos 
hasta que vuelva el día 

Tu almohada está impaciente 
de acariciar tu cara 
tal vez te dé un consejo 
tal vez no diga nada 

Mañana muy temprano platicarás conmigo 
y si estás decidida a abandonar el nido 
Entonces será en vano tratar de detenerte 
regálame esta noche, retrásame la muerte 

Mañana muy temprano platicarás conmigo 
y si estás decidida a abandonar el nido 
Entonces será en vano tratar de detenerte 
regálame esta noche, retrásame la muerte
REGALO DE BODAS (FITO PAÉZ)
Esta es la última canción de amor
de este siglo que pasó, pasó
y yo quiero regalarte hoy
algo que suene a esa música
que ya escuchamos mil veces por radio
y que hablaba de amor

La última canción de amor
de este sueño que pasó, pasó
me acordé como éramos los dos
bajo ese cielo estrellado
divinos, dorados, borrachos perdidos
hablando de amor

Esta pieza es para tí, clavel
mi presente para siempre y ves, ya ves, mi bien
y así vivimos, entregados, condenados,
abrazados, mutilados
Voy a tener cuidado porque todo con los años
pierde aquella irrealidad

Y yo quiero regalarte hoy
algo que suene a esa música
que ya escuchamos mil veces por radio
y que hablaba de amor.

TODOS LOS BARCOS, TODOS LOS PÁJAROS - GIANFRANCO PAGLIARO
TE REGALARE
MI SOLEDAD, MI REBELION, MI JUVENTUD
MI TRANSPARENCIA, MI CANCION, MI LIBERTAD
TODO LO QUE SE Y NO SE
TE DARE TAMBIEN
TODOS LOS BARCOS Y LOS PAJAROS QUE HAY
DENTRO DE MI, PARA QUE PUEDAS NAVEGAR
Y VOLAR CONMIGO 
VEN
QUIERO QUE VEAS EL CIELO DESDE EL MAR
QUIERO QUE VEAS EL MAR DESDE EL CIELO
Y DESDE EL CIELO EL MUNDO COMO ES 

TE REGALARE
MAS QUE LO BARCOS Y LOS PAJAROS, MI FE
MIS PENSAMIENTOS, MI HORIZONTE, MI LIBERTAD
UNA RAZON PARA VIVIR
Y TE AMARE
POR TODAS LAS MUJERES QUE JAMAS AME
POR TODOS LOS HOMBRES QUE NUNCA TE AMARON
MIENTRAS TE AME, TE AMARE 

NO,
NO SERAS UNA REINA, MI BIEN
NO CONSTRUIRE UN PALACIO PARA TI
MAS TENDRAS TODO LO QUE VIVE EN MI 



TE REGALARE
MI SOLEDAD, MI REBELION...
Y TE AMARE
POR TODAS LAS MUJERES..... 

TE REGALARE
MAS QUE LOS BARCOS Y LOS PAJAROS, MI FE... 


JULITO (JAIME SABINES)

—Mira la luna. La luna es tuya, nadie te la puede quitar. La has atado con los besos de tu mano y con la alegre mirada de tu corazón. Sólo es una gota de luz, una palabra, hermosa. Luna es la distante, la soñada, tan irreal como el cielo y como los puntos de las estrellas. La tienes en las manos, hijo, y en tu sonrisa se extiende su luz como una mancha de oro, como un beso derramado. Aceite de los ojos, su claridad se posa como un ave. Descansa en las hojas, en el suelo, en tu mejilla, en las paredes blancas, y se acurruca al pie de los árboles como un fantasma fatigado. Leche de luna, ungüento de luna tienen las cosas, y su rostro velado sonríe.

Te la regalo, como te regalo mi corazón y mis días. Te la regalo para que la tires.

MI REGALO (RAPHAEL)

Toma, toma, toma,

para que te acuerdes de mí,

cuando mañana estés sola.

Toma, toma, toma,

tenlo siempre cerca de ti,

como si fuera tu sombra.



Es un simple regalo,

es un detalle de amor,

un muñequito de trapo,
míralo, cuídalo, bésalo,
llévalo dentro de tu corazón.

Pero toma, toma, toma,
esto lo compré para ti,
pero ni habla, ni llora.
Toma, toma, toma,
sé que a ti te hará muy feliz,
con eso tengo de sobra.

TE DOY UNA CANCIÓN (SILVIO RODRÍGUEZ)
Como gasto papeles recordándote 
como me haces hablar en el silencio 
como no te me quitas de las ganas 
aunque nadie me ve nunca contigo 
y como pasa el tiempo que de pronto son años 
sin pasar tú por mi, detenida 

Te doy una canción 
si abro una puerta 
y de las sombras sales tú, 
te doy una canción de madrugada 
cuando mas quiero tu luz, 
te doy una canción 
cuando apareces 
el misterio del amor 
y si no no apareces 
no me importa 
yo te doy una canción. 

Si miro un poco afuera me detengo 
la ciudad se derrumba 
y yo cantando 
la gente que me odia y que me quiere 
no me va ha perdonar 
que me distraiga, 
creen que lo digo todo 
que me juego la vida 
porque no te conocen 
ni te sienten. 

Te doy una canción y hago un discurso 
sobre mi derecho ha hablar, 
te doy una canción 
con mis dos manos 
con las mismas de matar, 
te doy una canción 
y digo patria 
y sigo hablando para ti, 
te doy una canción 
como un disparo 
como un libro 
una palabra 
una guerrilla... 
como doy el amor.
REGALO (PABLO MILANÉS)
Regalo 
Vuelta de tuerca otra vez 
Miro bien lejos, lo sé 
Veo al final del verano 
Que extiende una mano 
Que ya me quedé por siempre 

Suave, tranquilo, sin gritos 
Sin previos avisos, cantando me iré 

El hombre indaga y no ve 
Que lo que busca está ahí 
Queda al doblar de la mano 
Por ritmos humanos 
Que da el corazón, así 
Guardo el amor de estos años 
Lo entrego sin daños como para ti 

Dudas, intentos, pedir 
Muros lamentos, seguir 
Vuelta otra vez a la tuerca 
Que esperanza muerta 
Me intenta regir 

Y es renacer o morir, 
Presa del ir y venir 
Y hoy me despojo de un grito 
Que espanta ese mito 
Que hoy mira hacia ti 

El hombre indaga y no ve 
Que lo que busca está ahí 
Queda al doblar de la mano 
Por ritmos humanos 
Que da el corazón, así 
Guardo el amor de estos años 
Lo entrego sin daños como para ti.

DAR (AMADO NERVO)



Todo hombre que te busca , va a pedirte algo.


El rico aburrido, la amenidad de tu conversacion ; el pobre, tu dinero ; el triste, un consuelo ; el débil, un estímulo ; el que lucha, una ayuda moral .


Todo hombre va a pedirte algo.


¡ Y tú osas impacientarte ! ¡ Y tú osas pensar: "qué fastidio"!


¡ Infeliz !


La LEY escondida que reparte misteriosamente las excelencias


se ha dignado otorgarte el privilegio de los privilegios ,


el bien de los bienes , la prerrogativa de las prerrogativas: ¡DAR !


¡ Tú puedes DAR !


¡ En cuantas horas tiene el día , te pareces a ÉL , que no es sino dación perpetua,


difusion perpetua y regalo perpetuo !


Deberías caer de rodillas ante el Padre y decirle : " Gracias porque puedo dar Padre mío .


Nunca más pasará por mi semblante la sombra de la impaciencia ! "


¡ En verdad os digo que vale mas dar que recibir

DAR ES DAR (FITO PAÉZ)
Dar es dar 
y no fijarme en ella 
y su manera de actuar 
Dar es dar 
y no decirle a nadie 
si quedarse o escapar 
Cuando el mundo te pregunta 
del porque porque porque porque 
porque da vuelta la rueda 
porque no te detenes 
yo te digo que dar es dar 
Dar es dar 
y no marcar las cartas 
simplemnte dar 
Dar es dar 
y no explicarle a nadie 
no hay nada que explicar 
Hoy los tiempos 
van a mil y tu extraño corazon 
ya no capta como antes 
las pulsiones del amor 
y yo te digo que dar es dar 
dar y amar 
Mira nena hacelo fácil 
dar es dar 
Dar lo que tengo 
todo me da ,da,da,da... 
No cuento el vuelto 
siempre es de mas da, da... 
dar es dar 
Es solamente 
una manera de andar 
Dar es dar 
lo que recibes 
es también libertad 
Cuando estoy perdido 
un poco loco por ahí 
siempre hay alguien 
con tus ojos 
esperandome a sufrir 
Porque dar es dar 
dar y amar 
Gracias nena por tu vida 
una vez mas 
dar es dar 
Dar lo qeu tengo 
todo me da da, da... 
No cuento el vuelto 
siempre es de mas da,da... 
Estar de menos 
o estar de mas da, da.. 
Cielo o infierno 
lo mismo da ,da,da... 
Dar es dar 
dar es dar 
dar es dar 
Dar es dar 
es encontrar en alguien 
lo que nunca encontrás
ADORACIÓN DE LOS MAGOS - ALBERTO DURERO
ADORACIÓN DE LOS REYES MAGOS - ANDREA MATEGNA
ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE - KONINGEN BLOEMAERT
LA DONACIÓN DE LA CAPA. SAN FRANCISCO DONA A UN POBRE UNA COSTOSA PRENDA - GIOTTO DI BONDONE
ÁNGEL - EUGENIO SALVADOR DALI
VENUS Y CUPIDOS - EUGENIO SALVADOR DALÍ