Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

1.9.16

ALAS



    IMAGEN DEL FILM LAS ALAS DEL DESEO DE WIN WENDERS


CANCIÓN SIN ALAS - RAFAEL OLIVARES FIGUEROA

Pelota de hilo: las lenguas 
en tu hilo van a enredarse. 

(¡Ruede la pelota, ruede, 
fuerza es que así se desate!) 

Soñaba la caracola 
que tenía presos los mares, 

y el arroyo le decía: 
“Asómate a mis cristales”. 

Se rompió la caracola.
El arroyo secó el aire. 
¡Pobre canción, que no tiene 
alas para remontarse…! 

¡Estrella de caramelo 
que, en la boca, se deshace! 

CON LAS ALAS DEL ALMA - ELADIA BLÁZQUEZ
VERSIÓN JULIA ZENKO
VERSIÓN MARILINA ROSS
VERSIÓN DANIELA ROMO
Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Desentraño la esencia de mi propia existencia 
Sin desfallecimiento, y me digo que puedo 
Como en una constante 
Y me muero de miedo, pero sigo adelante. 

Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Porque aprecio la vida en su justa medida 
Al amor lo reinvento, y al vivir cada instante 
Y al gozar cada intento, sé que alcanzo lo grande, 
Con las alas del alma desplegadas al viento. 

Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Más allá del asombro me levanto entre escombros 
Sin perder el aliento 
Y me voy de las sombras con algún filamento 
Y me subo a la alfombra con la magia de un cuento. 

Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Atesoro lo humano cuando tiendo las manos 
A favor del encuentro por la cosa más pura, 
Con la cual me alimento por mi pan de ternura, 
Con las alas del alma desplegadas al viento. 

Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Ante cada noticia de estupor, de injusticia, 
Me desangro por dentro 
Y me duele la gente, su dolor, sus heridas, 
Porque así solamente interpreto la vida. 

Con las alas del alma desplegadas al viento, 
Más allá de la historia, de las vidas sin gloria, 
Sin honor ni sustento guardaré del que escribe su mejor pensamiento 
Quiero amar a quien vive con las alas del alma 
Desplegadas al viento, al viento, al viento...

COPA CON ALAS - JOSÉ MARTÍ

Una copa con alas: quién la ha visto 
antes que yo? Yo ayer la vi. Subía 
con lenta majestad, como quien vierte 
óleo sagrado: y a sus bordes dulces 
mis regalados labios apretaba:? 

Ni una gota siquiera, ni una gota 
del bálsamo perdí que hubo en tu beso! 
Tu cabeza de negra cabellera 
¿Te acuerdas? con mi mano requería, 
porque de mí tus labios generosos 
no se apartaran. Blanda como el beso 
que a ti me transfundía, era la suave 
atmósfera en redor: La vida entera 
sentí que a mí abrazándote, abrazaba! 

Perdí el mundo de vista, y sus ruidos 
y su envidiosa y bárbara batalla! 

Una copa en los aires ascendía 
y yo, en brazos no vistos reclinado 
tras ella, asido de sus dulces bordes: 

Por el espacio azul me remontaba! 
Oh amor, oh inmenso, oh acabado artista: 
en rueda o riel funde el herrero el hierro: 
una flor o mujer o águila o ángel 
en oro o plata el joyador cincela: 

Tú sólo, sólo tú, sabes el modo 
de reducir el Universo a un beso!

SI TUVIÉRAMOS ALAS - MIGUEL MATEOS
Vendrá mi amor
a-ha 
tu dormirás
nadie mas nadie sabrá
vendrá silbando un tango 
simplemente
todo esta bien 
ya vas a ver 

Si tuviéramos, si tuviéramos alas 
Si pudiéramos, si pudiera volar
y salir 
y escapar 
llevarte hasta ese lugar 
si tuviéramos, si tuviéramos alas 

Vendrá tu amor 
a-ha te 
tocara
juntos se elevaran 
y la patrulla los vera en el aire
llenos de luz rumbo al sol 

Si tuviéramos, si tuviéramos alas
Si pudiéramos, si pudiera volar 
y salir y escapar 
llevarte hasta ese lugar si tuviéramos, 
si tuviéramos alas 
Mil días de lluvia pasaran 
alguien nos vendrá a buscar 
todo esta bien ya vas a ver 
Si tuviéramos, si tuviéramos alas...

ÁNGEL SIN ALAS - FELIPE MUÑOZ

Ayer, vagué por las calles
de cualquier ciudad,
parecía que fuese la primera vez,
estaba impresionado,
absorto y sorprendido,
con sus grandes y fastuosos edificios,
sus letreros luminosos
el tráfico.. y la muchedumbre,
ese mar de gente que iba y venía sin cesar
y que por momentos me arrastraba.
El ulular de las sirenas,
el bullicio y la algarabía,
que te envuelve… que te asfixia,
algo pasaba,
algo sucedía,
una extraña sensación me invadía,
una inmensa soledad me acompañaba.
Ayer vagué por las calles de cualquier ciudad,
quería encontrarte
o quizá encontrarme a mi mismo
caminé… no sé cuantas calles,
no sé cuantas horas,
ni cuantas veces te vi…
en la calle,
en la plaza,
en la esquina,
!en todas partes te encontré!
y cuando te vi…
un remanso de paz me invadía,
¡qué sencillez!¡que lozanía!.
Tus ojillos traviesos,
coquetos, risueños,
semejaban dos albas… dos atardeceres,
tu risa celestial,
¡el cando! ¡el trinar de los pajarillos!
Y tu figura graciosa, diminuta, frágil,
una flor en medio del vendaval…
el vuelo de un ave en perfecto equilibrio.
Ayer te vi,
y retrocedí en el tiempo,
¡retrocedí!
Recordé los sueños
que se tienen cuando se es como tú.
¡Cuando se es niño!
cuando se es niño,
¡cuantas ilusiones!¡cuantas esperanzas!.
Cuando sea grande… seré como mi papá,
y a ti mamá…
te voy a comprar una casa muy grande
y con muchas flores,
¡voy a ser abogado!
¡voy a ser presidente de la república!.
¡Cuando se es niño!
Cuando se es niño,
¿cuántos sueños? ¡cuantos deseos!
Voy a tener mucho dinero,
voy a comprar muchos juguetes.
Cuando se es niño,
¡cuanta riqueza espiritual!
No hay codicia,
ni prejuicios,
no hay pasiones, ni avaricia,
¡solo hay amor y justicia!
Ayer te vi,
y retrocedí en el tiempo
¡retrocedí!,
recordé la escuela,
los amigos,
los regaños de papá…
y la dulzura de mamá.
No sé cuanto tiempo estuve absorto,
no sé cuanto tiempo estuve ido,
hasta que me volvió la realidad,
¡tu voz!
¡tu lamento!
¡tu gemido!
¡el periódico! ¡extra! ¡extra!
¡mueren mas niños por desnutrición
en Etiopía! ¡el periódico!
¡chicles!¡chicles! ¿compra chicles?,
¡le limpio el vidrio al carro señor?
¡lo que guste cooperar!
¡Una limosna señor…no he comido!
¡una limosna!.
Y un frío glacial recorrió todo mu cuerpo,
la angustia el ansia y la desesperación
se adueñaron de mí.
Ahí estabas frente a mí,
ángel y demonio,
luz y sombra,
sueño y pesadilla,
risa y llanto,
por mas que mis ojos lo negaron,
por mas que mis labios lo callaron,
¡ahí estabas frente a mí!
Y tu cuerpo escuálido,
tu ropa raída… tus pies descalzos,
parecieron llorar,
¿sueños? ¿ilusiones? ¿esperanzas?
¡me las han acabado!¡me las han destruido!
La madre que no he tenido,
el padre que no he conocido,
los que ocultan su fracaso,
sus frustraciones, su cobardía,
el vicio y el abandono
han elegido por vía.
¡Soy un niño de la calle!
sin hogar y sin destino
mi casa es la ciudad,
mi escuela… son los amigos
para mi no existe el tiempo
no hay pasado, ni presente, ni futuro,
no hay cumpleaños,
no hay edad… no hay navidad,
¡si lloro!, ¡si enfermo!
No hay consuelos,
no hay mimos.
¡Añila estabas frente a mí!
¡ángel sin alas!
Y tus ojos tristes,
tus ojos acusadores,
parecieron gritar… ¡Basta!
¡basta ya de hablar del día del niño!
basta ya de lavar la conciencia
con festivales y donativos,
basta ya de hablar paz, de amor,
mientras haya odio,
guerra discriminación y contaminación,
¡no quiero más Vietnam!
¡no quiero más Nicaraguas!
¡ni misiles o la guerra palestina!
¡basta de hablar de justicia!
¡del dolar!¡de la bolsa de valores!
Mientras hayan niños con hambre,
niños sin hogar,
niños con frió
Maestro
¡no más palabras!
Poeta
¡no más versos!
Cantor
¡no más canciones!
Es tiempo de despertar
de tener los ojos abiertos,
es tiempo de actuar,
de que construyas mis sueños,
¡por que tu presente es mío

ALAS DE TANGO - LEÓN GIECO
Su frágil figurita iluminaba el salón 
presencia de alas de tango alucinado y seductor 
si Scola la hubiera visto se la llevaba con él 
tan pálida, en su vestido negro, volaba de placer 

El tiempo no era tiempo en aquel lugar 
un solo gozo era ver las parejas bailar 
cada giro en mi cabeza fué una historia 
Buenos Aires con su magia se metió en mi memoria 

Aromas de la noche entraban por el ventanal 
reinaba el dos por cuatro en las inquietas miradas 
acariciaba el bailarín su linda espalda 
hacía girar sus pies al compás del alma 

Alas de tango llenaban de luna la penumbra 
y en un brindis de champagne la sala fue quedando a oscuras 
el día que se baile tango en las calles del amor 
cara a cara, ojos cerrados, corazón a corazón 

Cada giro en mi cabeza fue una historia 
Buenos Aires con su magia se metió en mi memoria.

ALAS CALIBRE 38 - PEDRO ANDREU

Teníamos unas alas calibre 38,
una tristeza sin fregar y el cuarto de llorar
hecho unos zorros. No sabíamos
qué falda ponerle a nuestro amor.
Íbamos locos por cambiar un lunes poco usado
por un sábado a estrenar. Solo pedíamos 
que el fin del mundo nos pillara 
con cerveza en la nevera.

Le hacíamos la zancadilla a las semanas
para que no pasaran de largo
sin detenerse a mirarnos a los ojos.

No estábamos a la altura de los tiempos, 
pero sabíamos saltar sin coger carrerilla.
Y si a la puta realidad le pegaba 
por darnos la espalda, éramos dos 
para poder rodearla armados de cosquillas.

Teníamos unas alas calibre 38 —ya lo he dicho—,
unos labios de lobo bien pintados de rojo,
la vida bocabajo, patas arriba los versos
y las ganas de vivir casi intactas 
a pesar del café y exceso de tabaco.

Teníamos un montón de dolor desordenado 
entre libros y discos, y farras y domingos de resaca.

Nuestra sed de bailar incluso en los desiertos.

A veces nos daba por soñar que nos ganábamos
la vida con la literatura, aunque pronto despertábamos
en nuestro trabajo de mierda, novecientos y poco.

Nos faltaba un tornillo que no tenían en ninguna
ferretería del país —las recorrimos todas—.

A veces nos parecía todo un relato de Cárver.

Demasiadas personas perdidas en la carretera
sin salida de nuestros veinte años.

Teníamos dados para jugarnos el mundo a suerte,
farolas para apagar a pedradas la noche,
medias con carreras a ver quién te las quitaba antes,
el récord de la calle en discutir por tonterías
hasta acabar muertos de risa, como dos resucitados,
ganas de cambiar piel de gallina por besos de perra
—¿o era al revés: piel de perra por besos de gallina?,
no sé, tantos animales nos confundían de granja--.
Sabíamos que podíamos hacernos mucho daño.

Tú trae solo esos labios tuyos de curarme los monstruos.
Y sigamos adelante. Enseñando los dientes
a esos hijos de puta que tachan nuestro amor 
de puta cursilada.

Vamos a hacernos daño, compañera. 
Yo pongo las tiritas.

ALAS BRAVAS - PASCUAL DE GREGORIO & JOSÉ LÓPEZ MARTÍNEZ
SÓLO LETRA

Como el cóndor que cruza las alturas
y volando en el espacio triunfador,
manejaba el aeroplano que él tenía
confiado solamente en el motor;
de una falla su vida dependía
y afrontaba las nubes con valor,
su pericia temeraria lo impelía
sin pensar que el espacio era traidor.

Cuántas veces la madre le decía:
¡Hijo mío, no volés! 
Y la novia suplicante repetía:
Hacelo por mí, si me querés.
Mas los ruegos de madre y noviecita
no escuchaban su ardor y valentía,
y cruzaba por montes y mares
con audacia y gallarda maestría.

Perdido entre densos nubarrones
el jadear del motor solo se oyó,
y luchaba osadamente contra el viento
que a las alas furioso estremeció;
una chispa rasgando los espacios
entre llamas al avión pronto envolvió
y el valiente piloto con sus alas
para siempre en los abismos se perdió.

ALAS CAÍDAS - FRANCISCO BRANCATTI - ORLANDO URRUSPURU
VERSIÓN AGUSTÍN MAGALDI

VERSIÓN NÉSTOR BELLINI
¿Por qué, mi buena amiga, tus miradas
tan pálidos reflejos, hoy me dan?
No llores, tus auroras esfumadas,
que cuando menos pienses volverán.
Escucha, si te placen mis consejos,
que son cual un jardín en flor,
deshecha lo recuerdos de tu mente,
que si fugó tu dicha lentamente,
se ha de fugar tu dolor.

Ahora mi corazón
te puede hacer feliz,
ya ves, te doy mi vida,
olvidando tu desliz.

Reniega del cariño que fingió,
el hombre que manchó tu castidad,
no debes continuar, con esa cruz,
soy tu amor y tu luz,
y templo de bondad.
Si quieres hoy salvar, tu corazón,
y la bendita fe que vive en mi,
dejarás sellar con unción,
el más ferviente beso
que forjó mi ilusión.

GOLONDRINAS - ALFONSINA STORNI

Las dulces mensajeras de la tristeza son... 
son avecillas negras, negras como la noche. 
¡Negras como el dolor! 

¡Las dulces golondrinas que en invierno se van 
y que dejan el nido abandonado y solo 
para cruzar el mar! 

Cada vez que las veo siento un frío sutil... 
¡Oh! ¡Negras avecillas, inquietas avecillas 
amantes de abril! 

¡Oh! ¡Pobres golondrinas que se van a buscar 
como los emigrantes, a las tierras extrañas, 
la migaja de pan! 

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid! 
¡Venid primaverales, con las alas de luto 
llegaos hasta mí! 

Sostenedme en las alas... Sostenedme y cruzad 
de un volido tan sólo, eterno y más eterno 
la inmensidad del mar... 

¿Sabéis cómo se viaja hasta el país del sol?... 
¿Sabéis dónde se encuentra la eterna primavera, 
la fuente del amor?... 

¡Llevadme, golondrinas! ¡Llevadme! ¡No temáis! 
Yo soy una bohemia, una pobre bohemia 
¡Llevadme donde vais! 

¿No sabéis, golondrinas errantes, no sabéis, 
que tengo el alma enferma porque no puedo irme 
volando yo también? 

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid! 
¡Venid primaverales! ¡Con las alas de luto 
llegaos hasta mí! 

¡Venid! ¡Llevadme pronto a correr el albur!... 
¡Qué lástima, pequeñas, que no tengáis las alas 
tejidas en azul!

ALAS - SOY LUNA
Estoy cerca de alcanzar mi cielo 
desafiando la gravedad 
nada puede detener este sueño 
que es tan real 

Se que no existe el miedo 
si no dejo de intentar 
la emoción que me mueve 
es la fuerza de un huracán 

Esto que hay en mi interior 
es mágico por que todo puede suceder 
y si caigo vuelvo voy yo voy 
y vuelvo y voy 
Y si no hay vuelta atrás 
hay que arriesgarlo todo 
bajo mis pies no hay gravedad 
solo hay alas 

Nunca hay que dudar 
no esta prohibido nada 
cuando un sueño es real 
solo hay alas 

Yo no espero más de lo que siento 
es un reto para enfrentar 
algo quiere despertar 
mi destino es tan real 
Se que no existe el miedo 
si no dejo de avanzar 
la emoción que me mueve 
es la fuerza de un huracán 

Esto que hay en mi interior 
es mágico por que todo puede suceder 
y si caigo vuelvo voy yo voy 
y vuelvo y voy 

Y si no hay vuelta atrás 
hay que arriesgarlo todo 
bajo mis pies no hay gravedad 
solo hay alas 

Nunca hay que dudar 
no esta prohibido nada 
cuando un sueño es real 
solo hay alas 

Con un puente en mi interior 
deslizándome lejos, lejos 
es real solo hay alas 
en mi mundo libertad 
deslizándome lejos 
cada vez mas lejos 

Y si no hay vuelta atrás 
hay que arriesgarlo todo 
bajo mis pies no hay gravedad 
solo hay alas 

Nunca hay que dudar 
no esta prohibido nada 
cuando un sueño es real 
solo hay alas.

MUJER CON ALAS - ARTE EGIPCIO
EL CRISOL DE LA CORDURA - EUGENIO SALVADOR DALI
BARCO CON ALAS DE MARIPOSA - EUGENIO SALVADOR DALI
ALAS DE MARIPOSA - ANTHONY ROSS
ALAS ROTAS - FRIDA KAHLO