Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

4.10.16

PÉRDIDAS





DEFINITIVAMENTE PERDIDO ESTE PERSONAJE EN UN FILM DE WALT DISNEY


LO PERDIDO - JORGE LUIS BORGES

¿Dónde estará mi vida, la que pudo 
haber sido y no fue, la venturosa 
o la de triste horror, esa otra cosa 
que pudo ser la espada o el escudo 

y que no fue? ¿Dónde estará el perdido 
antepasado persa o el noruego, 
dónde el azar de no quedarme ciego, 
dónde el ancla y el mar, dónde el olvido 

de ser quien soy? ¿Dónde estará la pura 
noche que al rudo labrador confía 
el iletrado y laborioso día, 

según lo quiere la literatura? 
Pienso también en esa compañera 
que me esperaba, y que tal vez me espera.


DESPEDIDA (NO HABRÁ SINO RECUERDOS) - JORGE LUIS BORGES INTERPRETADO POR JAIRO
VERSIÓN CARLOS VARELA
Entre mi amor y yo han de levantarse 
trescientas noches como trescientas paredes 
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos. 
Oh tardes merecidas por la pena, 
noches esperanzadas de mirarte, 
campos de mi camino, firmamento 
que estoy viendo y perdiendo... 

Definitiva como un mármol 
entristecerá tu ausencia otras tardes.

CANCIÓN DE LAS NOCHES PERDIDAS - JOAQUIN SABINA
Esta es la canción de las noches perdidas 
que se canta al filo de la madrugada 
con el aguardiente de la despedida 
por eso suena tan desesperada. 

Ven a la canción de las noches perdidas 
si sabes que todo sabe a casi nada 
acarrean los leotardos de la vida 
a bola de alcanfor dormida en la almohada. 

Y tiene nombre de mujer 
como la soledad, como el consuelo 
los fugitivos del deber 
no encuentran taxi libre para el cielo. 

Esta es la canción de las noches perdidas 
lleva un crisantemo ajado en la solapa 
se sube a la cabeza como ciertas bebidas 
se pega la desilusión como una lapa 
y canta la canción de las noches perdidas 
quema como el gas azul de los 
mecheros, 
sirve para echar vinagre en las heridas 
miente como mienten todos los boleros 
y tiene nombre de mujer 
como mi corazón, como tu olvido. 

Los fugitivos del deber no tienen 
mas amor que el que han perdido. 

Esta es la canción de las noches perdidas 
si quieres te la cambio por un 
rato en tu cama 
hierve como el ruedo en tardes de corrida 
va como los besos en los telegramas 
y tiene nombre de mujer 
como la libertad como la nieve 
los fugitivos del deber cogen su 
maldición y se la beben.
PARA RECOBRAR - FRANCISCO LUIS BERNÁRDEZ
Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,

si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido
por lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.

PERDIDA - TAN BIÓNICA
Se perdió, la encontraron lejos. 
Él comprometido a su deseo 
y esperanza se hizo viejo. 
Decidió ser ciego a lo que muestra su destino 
y ver sombras. 

Se quebró y enfermó como los esquemas de su mente. 
Confundió el amor con los efectos duraderos de la peste. 

Decidió ser ciego a lo que muestra su destino y ver 
como una revelación, es una eterna fantasía. 
Y no hay caída mejor que una psicótica manía. 
Es sólo mi corazón más tóxico que mi vida, 
te evitan herida, perdida, perdida. 

Sale el Sol para él, todo lo que muere es olvidado. 
Por su vocación de aferrarse a situaciones del pasado. 
Y decidió ser ciego a lo que muestra su destino y ver sombras. Persiguen nuestras almas. 
Sombras, habitan en la oscuridad. 

Y amores anacrónicos, fantasmas persiguiéndonos 
y sueños tan agónicos, el día que se apague el sol 
la peste de esta pasión, el cólera del corazón, 
la noche de la indignación, el sueño de la destrucción. 

Como una revelación, es una eterna fantasía. 
Y no hay caída mejor que una psicótica manía. 
Es sólo mi corazón más tóxico que mi vida, 
es una combinación de tu sangre con la mía. 

Y te evitan herida, perdida, perdida. 
Te evitan herida, perdida, perdida. 
Te evitan herida, perdida, perdida. 
Te evitan, herida, perdida, perdida.

MEMORIA PERDIDA - JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD


Hay un fondo borroso de papeles quemados, como una repentina combustión de residuos que se han ido esparciendo en las habitaciones. Casa sin nadie, ¿estuve alguna vez aquí, cuando la inercia consistía en un vago remedo de la felicidad, y los incinerados restos de la memoria se aventaban por esos intramuros donde ya hasta la música era una estratagema del silencio? Se me ha olvidado todo lo que no dejé escrito 


PERDIDA - LA OREJA DE VAN GOGH
VERSIÓN EN VIVO
Yo crucé la línea blanca un día, 
Fue una noche con su amanecer, 
Puse un par de rombos en mi vida, 
Hice un viaje a un mundo que no ves. 

¿Cuántos gramos pesa mi alegría? 
¿Cuánto pesa el miedo a ser feliz? 
Nunca me he sentido tan perdida, 
Y a ti tan lejos de mí. 

Levanté la tapa de mi misma, 
Encontré una niña en un jardín, 
Flores de papel y una muñeca, 
Nadie con un cuento para mí. 

Pude ver los restos de una fiesta, 
Restos en mi vida junto a ti, 
Pude ver la soledad tan cerca, 
Y a ti tan lejos de mi 

Me dejé llevar por una tontería, 
Pensé que te quería un poco mas que a mí, 
Si pudiera dar la vida la daría, 
Volver a ser tu niña me haría tan feliz, 
Sin ti , no sé vivir. 

Todos los errores van a un puerto 
Donde espera un barco de vapor, 
Pero el mío aun lo llevo dentro 
Porque soy adicta a tu perdón. 

Pude ver los restos de una fiesta, 
Restos en mi vida junto a ti, 
Pude ver la soledad tan cerca, 
Y a ti tan lejos de mi 

Me dejé llevar por una tontería, 
Pensé que te quería un poco mas que a mí, 
Si pudiera dar la vida la daría, 
Volver a ser tu niña me haría tan feliz. 

Me dejé llevar por una tontería, 
Pensé que te quería un poco mas que a mí, 
Si pudiera dar la vida la daría, 
Volver a ser tu niña me haría tan feliz, 
Sin ti , no sé vivir.

UN ARTE - ELIZABETH BISHOP


El arte de perder se domina fácilmente;
tantas cosas parecen decididas a extraviarse
que su pérdida no es ningún desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la angustia
de las llaves perdidas, de las horas derrochadas en vano.
El arte de perder se domina fácilmente.

Después entrénate en perder más lejos, en perder más rápido:
lugares y nombres, los sitios a los que pensabas viajar.
Ninguna de esas pérdidas ocasionará el desastre.

Perdí el reloj de mi madre. Y mira, se me fue
la última o la penúltima de mis tres casas amadas.
El arte de perder se domina fácilmente.

Perdí dos ciudades, dos hermosas ciudades. Y aun más:
algunos reinos que tenía, dos ríos, un continente.
Los extraño, pero no fue un desastre.

Incluso al perderte (la voz bromista, el gesto
que amo) no habré mentido. Es indudable
que el arte de perder se domina fácilmente,
así parezca (¡escríbelo!) un desastre.

CAUSAS PERDIDAS - IVAN NOBLE
Aparece, empuña su belleza en la ciudad
retrocede un instante 
yo la miro
desde el fondo del oleaje, del recuerdo de los besos 
que perdimos en combate

saltábamos canguros de bar en bar
eran años chiflados
napoleones que juraban lo injurable
en la placita del barrio

fueron tiempos delicioso, yo se,
pero la vida te da y te come
años de salir a revisar los bolsillos 
de la noche

me decía usemos las estrellas del zaguán, 
ayúdame a ver el cielo
al fin de cuentas todos somos causas perdidas
de la carne a los huesos
y hoy ando acobardado de verla así 
con esa niebla en los ojos

hace rato que nadie pasa por acá ,colega,
te podrás quedar un poco?

fueron tiempos delicioso, yo se,
pero la vida te da y te come
años de salir a derrapar por las piernas 
de la noche

sera mucho pedir 
que el pasado venga mejor vestido
y golpee antes de entrar
hoy la memoria 
es un río traicionero y sin orillas 
donde uno no debiera pescar

te pido no te ofendas
si beso así 
con este invierno en los labios 
es que hace mucho que nadie pasa por acá, colega, 
me querrás querer un rato?

fueron tiempos delicioso, yo se,
pero la vida te da y te come
años de salir a desnucar a los duendes
de la noche

fueron tiempos delicioso, yo se,
pero la vida te da y te come
años de salir a revisar los bolsillos 
de la noche

noche a noche
noche a noche
noche a noche
noche a noche

LA CARICIA PERDIDA - ALFONSINA STORNI
Se me va de los dedos la caricia sin causa, 
se me va de los dedos... En el viento, al pasar, 
la caricia que vaga sin destino ni objeto, 
la caricia perdida ¿quién la recogerá? 

Pude amar esta noche con piedad infinita, 
pude amar al primero que acertara a llegar. 
Nadie llega. Están solos los floridos senderos. 
La caricia perdida, rodará... rodará... 

Si en los ojos te besan esta noche, viajero, 
si estremece las ramas un dulce suspirar, 
si te oprime los dedos una mano pequeña 
que te toma y te deja, que te logra y se va. 

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa, 
si es el aire quien teje la ilusión de besar, 
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos, 
en el viento fundida, ¿me reconocerás?
CARICIAS PERDIDAS - CARLOS BAHR & HÉCTOR STAMPONI
Cada noche de mi soledad
la nostalgia te vuelve a extrañar
y un recuerdo que sueña contigo,
cruzando el olvido, te sale a buscar.
Pero es sólo un instante nomás,
porque en este dolor de evocar
me doy cuenta que quiero olvidarte,
que quiero salvarme, que no espero más.

Para qué recordar tu pasado,
si es dolor que no tiene remedio,
si es sentirte un instante a mi lado
y así, de repente, perderte de nuevo.
Para qué recordar lo pasado
si es soñar tus caricias perdidas
y vivir apretando en las manos
la mano tan fría de la soledad.

ILUSIONES PERDIDAS - VICENTE HUIDOBRO
Hoja del árbol caída en infancia
hoja caída de rodillas
en el centro de su olvido
dulce juguete de esperanzas y relámpagos
sangrando la cabeza malherida
como las ilusiones ópticas
en su palacio de muerte inolvidable
constante barco de corazón doliente
entre naufragio y sombra apresurada.

Hoja del nudo caído en árbol caído en infancia
adónde te arrastran hoja de dulce corazón
y los excesos del fuego de las águilas visuales
hojas de las ramas calefaccionables
detenidas en el aire
prontas a podredumbre entre sus propios brazos
como las aguas embrujadas.

PERDIDO - LAS PASTILLAS DEL ABUELO
Hoy les voy a contar 
un poco mi forma de ser, 
la terrible facilidad 
que tengo yo para perder. 
Pierdo la ropa y pierdo apuestas, 
en pocas copas pierdo lo que llevo a cuestas, 
pierdo vergüenza cuando estoy con mis amigos, 
cundo canto pierdo el hilo 
de lo que debo cantar, 
perdí el pudor, perdí mil noches frente al mar. 

Perdí alegria, y también perdí inocencia, 
refugiándome en los libros 
me sirvió para entender 
que a mucha gente no le importa la miseria, 
que solamente les interesa el poder. 
Perdí la fé en la democracia 
cuando ya no me dio gracia 
ver que manejan los hilos de la nación 
los que tienen un dolar como corazón. 

Perdí tiempo y dinero 
perdí el celo, perdí el fuego 
perdí el vuelo, perdí el arte de soñar, 
algunas noches pierdo un recuerdo, 
pierdo la cuenta ya de todo lo que pierdo. 
Pierdo la voz de la conciencia 
entonces quedo hablando solo 
me pierdo de polo a polo en encontrar 
alguien con quien 
poder reir, poder llorar. 

Y tengo suerte 
de no haber perdido un diente, 
refugiado en aguardiente 
nunca sé cuando parar, 
pierdo la vida en una vuelta de ruleta, 
pierdo la bocha por hacer una de más, 
y me hundo en el primer surco profundo 
perdiendo de nuevo el rumbo 
del caballero que fuí, 
y ella perdió los dientes que yo no perdí. 

Pero una noche, 
de esas que creí perdidas, 
jugando a las escondidas 
con el amor me encontré, 
y así fue que me robaron algo valioso, 
estoy agonizando y le quiero pedir 
por dios que usted busque por mí 
a la mujer que me robó 
de una mirada mi sensible corazón, 
no puedo ir yo 
porque perdí su dirección.

PERDIDA - JUANA DE IBARBOUROU

Traspasado de menta se va octubre, el soleado,
El de espejos de luna sumergida en el río,
El de fuertes pezuñas de bisonte y venado,
El de trébol seguro y asustado rocío.

Se va octubre y se lleva sobre el flanco domado
La esperanza nacida sin calor ni albedrío.
Calcedonia purpúrea sobre el pecho bloqueado
Por tus piedras de hielo, desengaño vacío.

Llama fija y pequeña, ya se pierde, se pierde.
Donde estuvo, aun la falsa salamandra me muerde,
Sin su fuego es oscura la callada presencia.

Si regresas, ya nunca volverás a encontrarme;
En noviembre llegado, bien sabrán ocultarme
Mis gemas sacratísimas de acertada potencia.

EL PARAÍSO PERDIDO - JAVIER KRAHE
Hoy me ofrecen sus cadenas 
con amor a manos llenas 
o con cantos de sirenas 
-eso, según- 
Evas de mucho calibre 
para que un Adán no vibre, 
hoy, que saben que ando libre 
y al buen tuntún. 

Pero yo no tengo claro 
que, una vez rotos mis lazos, 
vuelva a pasar por el aro 
y en nuevos brazos 
menos aún. 

Por los brazos de una Eva 
quizás vuelva, no lo sé, 
quizás aún haga otra prueba 
pues, mire usted, 
recuerdo que... 

Casi, casi el paraíso 
era aquel discreto piso 
donde esta mujer me quiso 
y allí viví 
hasta que un día, tajante, 
con su espada llameante 
me arrojó al camino errante 
fuera de si. 

"En el árbol de la Ciencia 
falta un kilo de manzanas, 
ya he perdido la paciencia 
tu te lo ganas 
¡largo de aquí! 

y llévate a esa serpiente 
que se las da de Satán", 
me ordenó alzando la frente 
y en muy mal plan 
de ángel guardián. 

Y adiós al cuento de hadas, 
adiós, camisas planchadas, 
ríos, montes y cañadas, 
adiós, Edén. 
Adiós, ángel, si supieses 
cuántas noches hice eses... 
pero pasados los meses 
ya no soy quien 

cometía aquel alarde 
entre suspiro y suspiro 
de rematar cada tarde 
dándome un tiro 
aquí en la sien. 

Ni en la sien ni en los cojones 
por decirlo pronto y mal 
que hoy frecuento más colchones 
que un semental 
sentimental. 

Lo cual no quita que es bella 
entre querella y querella 
y la quiero más a ella 
que a las demás. 
Lo cual no quita que ellas 
tengan todas cinco estrellas 
y las quiero más a ellas 
que a las demás. 

Perdone usted camarero, 
se me ha cruzado algún cable, 
ha sido usted muy amable, 
ya no le quiero 
molestar más, 

me temo haberle aburrido 
borracho y venga de hablar 
de un paraíso perdido. 
Yo en su lugar 
cerraba el bar. 

¡Taxi!, ¡taxi! 

ESTOY PERDIDO - MANUEL ALTOLAGUIRRE BOLÍN

Profeta de mis fines no dudaba 
del mundo que pintó mi fantasía 
en los grandes desiertos invisibles. 

Reconcentrado y penetrante, solo, 
mudo, predestinado, esclarecido, 
mi aislamiento profundo, mi hondo centro, 
mi sueño errante y soledad hundida, 
se dilataban por lo inexistente, 
hasta que vacilé cuando la duda 
oscureció por dentro mi ceguera. 

Un tacto oscuro entre mi ser y el mundo, 
entre las dos tinieblas, definía 
una ignorada juventud ardiente. 
Encuéntrame en la noche. Estoy perdido. 


MI UNICORNIO AZUL - SILVIO RODRÍGUEZ
Mi unicornio azul ayer se me perdió,
pastando lo deje y desapareció.
cualquier información bien la voy a pagar.
las flores que dejó
no me han querido hablar.
Mi unicornio azul
ayer se me perdió,
no sé si se me fue,
no sé si extravió,
y yo no tengo más
que un unicornio azul.
si alguien sabe de él,
le ruego información,
cien mil o un millón
yo pagaré.
mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue.
Mi unicornio y yo
hicimos amistad,
un poco con amor,
un poco con verdad.
con su cuerno de añil
pescaba una canción,
saberla compartir
era su vocación.
Mi unicornio azul
ayer se me perdió,
y puede parecer
acaso una obsesión,
pero no tengo más
que un unicornio azul
y aunque tuviera dos
yo solo quiero aquel.
cualquier información
la pagaré.
mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue.

ARRIBA TRES REPRESENTACIONES DE UNICORNIO DE EUGENIO SALVADOR DALI
EL PARAÍSO PERDIDO O EL JARDÍN DE LAS DELICIAS - EL BOSCO
VESTIGIOS ATÁVICOS DESPUÉS DE LA LLUVIA - EUGENIO SALVADOR DALI
LO PERDIDO - OSWALDO GUAYASAMIN
EL TREN DE LOS DOS DESIERTOS - PABLO SOLARI
"Un día sin risas es un día perdido" Charles Chaplin.







Cosas horribles de perder MAITENA