Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

2.5.17

MARGINALIDADES Y EXCLUSIÓN SOCIAL



PARA UNOS VIVIR (LUIS CERNUDA)

Para unos vivir es pisar cristales con los pies desnudos; para otros vivir es mirar el sol frente a frente. 

La playa cuenta días y horas por cada niño que muere. Una flor se abre, una torre se hunde. 

Todo es igual. Tendí mi brazo; no llovía. Pisé cristales; no había sol. Miré la luna; no había playa. 

Qué más da. Tu destino es mirar las torres que levantan, las flores que abren, los niños que mueren; aparte, como naipe cuya baraja se ha perdido.

LOS CUATRO PIBES (ANTONIO TARRAGÓ ROS
 CON UBALDO DE LIO Y QUIQUE PESSOA)



Son cuatro pibes los que ví 

Pescando grela y polución 

Del Riachuelo y sin querer 

Los retrató mi corazón. 

Ennegrecidos en su afán 
De darle vida al alquitrán 
Son pura luz, luz de gorrión, 
Y éste es el tango que me dan. 
La muerte es chupi y suele andar 
Envenenando el arrabal.
El riachuelo en su bogar 
Se puso triste a chamuyar... 
El hombre gris al ensuciar 
No añora el tiempo en que su andar 
De lluvia en marcha era un cristal 
De canzoneta matinal, 
Y el piberío era un panal 
De risa y miel del arrabal. 
Los pibes ríen sin pensar 
Que hacen del lodo un manantial 
Y el río hoy puede cantar 
Que algo ha cambiado, hasta soñar... 
La juventud va a despertar 
Para lavar el alquitrán 
Del alma rea y recobrar 
La fe perdida del gotán. 
La droga es mina y suele andar 
Envenenando el arrabal. 

NIÑO YUNTERO (MIGUEL HERNÁNDEZ CANTADO POR JOAN MANUEL SERRAT)


VERSIÓN DE VÍCTOR JARA


Carne de yugo, ha nacido 
más humillado que bello, 
con el cuello perseguido 
por el yugo para el cuello. 

Nace, como la herramienta 
a los golpes destinado, 
de una tierra descontenta 
y un insatisfecho arado. 

Entre estiércol puro y vivo 
de vacas, trae a la vida 
un alma color de olivo 
vieja y ya encallecida. 

Empieza a vivir, y empieza 
a morir de punta a punta, 
levantando la corteza 
de su madre con la yunta. 

Empieza a sentir, y siente 
la vida como una guerra, 
y a dar fatigosamente 
en los huesos de la tierra. 

Contar sus años no sabe 
y ya sabe que el sudor 
es una corona grave 
de sal para el labrador. 

Trabaja y mientras trabaja 
masculinamente serio, 
se unge de lluvias y se alhaja 
de carne de cementerio. 

A fuerza de golpes, fuerte, 
y a fuerza de sol, bruñido, 
con una ambición de muerte 
despedaza un pan reñido. 

Cada nuevo día es 
más raíz, menos criatura, 
que escucha bajo sus pies 
la voz de la sepultura. 

Y como raíz se hunde 
en la tierra lentamente, 
para que la tierra inunde 
de paz y panes su frente. 

Me duele este niño hambriento 
como una grandiosa espina, 
y su vivir ceniciento 
revuelve mi alma de encina. 

Lo veo arar los rastrojos, 
y devorar un mendrugo, 
y declarar con los ojos 
que por qué es carne de yugo. 

Me da su arado en el pecho, 
y su vida en la garganta 
y sufro viendo el barbecho 
tan grande bajo su planta. 

¿Quién salvará a ese chiquillo 
menor que un grano de avena? 
¿De dónde saldrá el martillo 
verdugo de esta cadena? 

Que salga del corazón 
de los hombres jornaleros, 
que antes de ser hombres son 
y han sido niños yunteros.
NIÑO SILVESTRE (JOAN MANUEL SERRAT)


Hijo del cerro 
presagio de mala muerte, 
niño silvestre 
que acechando la acera viene y va. 

Niño de nadie 
que buscándose la vida 
desluce la avenida 
y le da mala fama a la ciudad. 

Recién nacido 
con la inocencia amputada 
que en la manada 
redime su pecado de existir. 

Niño sin niño 
indefenso y asustado 
que aprende a fuerza de palos 
como las bestias a sobrevivir. 

Niño silvestre 
lustrabotas y ratero 
se vende a piezas o entero, 
como onza de chocolate. 

Ronda la calle 
mientras el día la ronde 
que por la noche se esconde 
para que no le maten. 

Y si la suerte 
por llamarlo de algún modo, 
ahuyenta al lobo, 
y le alarga la vida un poco más. 

Si el pegamento 
no le pudre los pulmones, 
si escapa de los matones, 
si sobrevive al látigo, quizás 

llegue hasta viejo 
entre cárceles y 'fierros' 
sembrando el cerro 
de más niños silvestres, al azar. 

y cualquier noche 
en un trabajo de limpieza 
le vuele la cabeza 
a alguno de ellos, sin pestañear. 

Niño silvestre 
lustrabotas y ratero 
se vende a piezas o entero, 
como onza de chocolate. 

Ronda la calle 
mientras el día la ronde 
que por la noche se esconde 
para que no le maten.
MARTÍN FIERRO (JOSÉ HERNÁNDEZ)
COMIENZO
coplas recitadas por Alfredo Alcón en el film
1
2
PELICULA COMPLETA
PELÍCULA ANIMADA CON DIBUJOS 
DE ROBERTO FONTANARROSA

Aquí me pongo a cantar
Al compás de la vigüela,
Que el hombre que lo desvela
Una pena estraordinaria
Como la ave solitaria
Con el cantar se consuela.

Pido a los Santos del Cielo
Que ayuden mi pensamiento;
Les pido en este momento
Que voy a cantar mi historia
Me refresquen la memoria
Y aclaren mi entendimiento.

Vengan Santos milagrosos,
Vengan todos en mi ayuda,
Que la lengua se me añuda
Y se me turba la vista;
Pido a Dios que me asista
En una ocasión tan ruda.

Yo he visto muchos cantores,
Con famas bien obtenidas,
Y que después de adquiridas
No las quieren sustentar
Parece que sin largar
se cansaron en partidas.

Mas ande otro criollo pasa
Martín Fierro ha de pasar;
nada lo hace recular
ni los fantasmas lo espantan,
y dende que todos cantan
yo también quiero cantar.

Cantando me he de morir
Cantando me han de enterrar,
Y cantando he de llegar
Al pie del eterno padre:
Dende el vientre de mi madre
Vine a este mundo a cantar.

Que no se trabe mi lengua
Ni me falte la palabra:
El cantar mi gloria labra
Y poniéndome a cantar,
Cantando me han de encontrar
Aunque la tierra se abra.

Me siento en el plan de un bajo
A cantar un argumento:
Como si soplara el viento
Hago tiritar los pastos;
Con oros, copas y bastos
Juega allí mi pensamiento.

Yo no soy cantor letrao,
Mas si me pongo a cantar
No tengo cuándo acabar
Y me envejezco cantando:
Las coplas me van brotando
Como agua de manantial.

Con la guitarra en la mano
Ni las moscas se me arriman,
Naides me pone el pie encima,
Y cuando el pecho se entona,
Hago gemir a la prima
Y llorar a la bordona.

Yo soy toro en mi rodeo
Y torazo en rodeo ajeno;
Siempre me tuve por güeno
Y si me quieren probar,
Salgan otros a cantar
Y veremos quién es menos.

No me hago al lao de la güeya
Aunque vengan degollando,
Con los blandos yo soy blando
Y soy duro con los duros,
Y ninguno en un apuro
Me ha visto andar tutubiando.

En el peligro, ¡qué Cristos!
El corazón se me enancha,
Pues toda la tierra es cancha,
Y de eso naides se asombre:
El que se tiene por hombre
Ande quiere hace pata ancha.

Soy gaucho, y entiendaló
Como mi lengua lo esplica:
Para mí la tierra es chica
Y pudiera ser mayor;
Ni la víbora me pica
Ni quema mi frente el sol.

Nací como nace el peje
En el fondo de la mar;
Naides me puede quitar
Aquello que Dios me dio
Lo que al mundo truje yo
Del mundo lo he de llevar.

Mi gloria es vivir tan libre
Como el pájaro del cielo:
No hago nido en este suelo
Ande hay tanto que sufrir,
Y naides me ha de seguir
Cuando yo remuento el vuelo.

Yo no tengo en el amor
Quien me venga con querellas;
Como esas aves tan bellas
Que saltan de rama en rama,
Yo hago en el trébol mi cama,
Y me cubren las estrellas.

Y sepan cuantos escuchan
De mis penas el relato,
Que nunca peleo ni mato
Sino por necesidá,
Y que a tanta alversidá
Sólo me arrojó el mal trato

Y atiendan la relación
que hace un gaucho perseguido,
que padre y marido ha sido
empeñoso y diligente,
y sin embargo la gente
lo tiene por un bandido.
NUESTRO AMIGO EL TRAFICANTE (NACHA GUEVARA)

Cuando el sol del otro lado se asoma
alguien a la sombra desafía.
Es el traficante de drogas
que sale a vender alegría.
De tardecita, nunca antes,
cualquiera lo puede ver.
Es nuestro amigo el traficante
que hace bien sin mirar a quien.
A los chicos les da muestras gratis.
La experiencia le enseñó
que los que hoy tienen caras inocentes
serán mañana sus clientes.
Aquí está el bálsamo calmante.
Aquí está el fin de la ansiedad.
Aquí está nuestro amigo el traficante
con sus dosis de felicidad.
Ja, ja, ja, ja.


ESTADIO CHILE (O CANTO QUÉ MAL ME SABES)
VÍCTOR JARA
VERSION PETE SEEGER

Somos cinco mil aquí
en esta pequeña parte la ciudad.
Somos cinco mil.
¿Cuántos somos en total
en las ciudades y en todo el país?
Sólo aquí,
diez mil manos que siembran
y hacen andar las fábricas.
Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura.


Seis de los nuestros se perdieron

en el espacio de las estrellas.

Uno muerto, un golpeado como jamás creí

se podría golpear a un ser humano.
Los otros cuatro quisieron quitarse
todos los temores,
uno saltando al vacío,
otro golpeándose la cabeza contra un muro
pero todos con la mirada fija en la muerte.
¡Qué espanto produce el rostro del fascismo!
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es un acto de heroísmo.
¿Es este el mundo que creaste, Dios mío?
¿Para esto tus siete días de asombro y de trabajo?
En estas cuatro murallas sólo existe un número
que no progresa.
Que lentamente querrá más la muerte.



Pero de pronto me golpea la consciencia

y veo esta marea sin latido

y veo el pulso de las máquinas

y los militares mostrando su rostro de matrona
llena de dulzura.
¿Y México, Cuba y el mundo?
¡Qué griten esta ignominia!
Somos diez mil manos
menos que no producen.
¿Cuántos somos en toda la patria?
La sangre del compañero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas.
Así golpeará nuestro puño nuevamente.



Canto, qué mal me sales*

cuando tengo que cantar espanto.

Espanto como el que vivo

como el que muero, espanto.
De verme entre tantos y tantos
momentos de infinito
en que el silencio y el grito
son las metas de este canto.
Lo que veo nunca vi.
Lo que he sentido y lo que siento
harán brotar el momento...


* Debido a que este poema fue sacado del Estadio Chile (actual Estadio Víctor Jara) de forma clandestina, se hicieron varias copias para que las probabilidades de su difusión fueras mayores. Por diferencias en las transcripciones hay versiones con el verso "Canto, qué mal me sales" y otras con "Canto, qué mal me sabes".
MATADOR (VICTOR MANUEL)


Ella le esperaba a medianoche
al fondo del callejón
rueda una lata de cerveza
alguien le grita de un camión
saca del bolso una polvera
la breve luz del farol
iluminando a duras penas
las manecillas de reloj
guarda dinero en una media
el cuerpo es puro temblor
soba sin ver la pitillera
que algún cliente descuidó
suda y quisiera ser barrida
sin más justificación
pero al doblar aquella esquina
toda su acera ilumino el...

Matador adonde vayas voy
matador me compras y me doy
dame veneno por favor
que me quiero poner mejor
se que me estas vendiendo muerte
pero no puedo cambiar mi suerte

Solo sintió cristal molido
el tiempo se le borró
tiran la puerta del servicio
van a aplazar su ejecución
ya reconoce este camino
termina en el hospital
una vez más siempre lo mismo
quien se pudiera descolgar
cambio consejos por amigos
no me hable de voluntad
sola me quedo ante el peligro
con las heridas sin cerrar
sabe quién es la sombra aquella
al fondo del callejón
rota la guardia sin defensa
con alma y cuerpo se entrego al...matador... Matador
CLANDESTINO (MANU CHAO)


Solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel
pa' una ciudad del norte
yo me fui a trabajar
mi vida la dejé
entre ceuta y gibraltar
soy una raya en el mar
fantasma en la ciudad
mi vida va prohibida
dice la autoridad
solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
por no llevar papel
perdido en el corazón
de la grande babylon
me dicen el clandestino
yo soy el quiebra ley
mano negra clandestina
peruano clandestino
africano clandestino
marijuana ilegal
solo voy con mi pena
sola va mi condena
correr es mi destino
para burlar la ley
perdido en el corazón
de la grande Babylon
me dicen el clandestino
por no llevar papel
CON UN PAR (JOAQUÍN SABINA)




Lo primero que hizo el Dioni al llegar a Río 
Fue brindar con el espejo y decir "¡que tío!", 
No veas que pasón 
De entrada en el restaurant, 
Niñas al salón 
Que el Dioni está en la ciudad. 
Con su buen par de zapatos de cocodrilo 
No se le resiste ni la Venus de Milo 
Sobre todo si 
Le pagan por un francés 
Dos veces lo que en Madrid 
Ganaba currando un mes. 

Por qué las mulatas cuando son de bandera 
Confunden el corazón con la billetera. 

Y la pasma, 
Que te ve cara de pringao, 
Ve fantasmas, 
Si encima cortas el bacalao. 

Ay Dionisio, 
Fue total lo del banco sin un mal tiro, 
Mucho "visio", 
Trincar el pastón y pegarse el piro. 

La de noches que he dedicado yo a planear 
Un golpe como el que diste tú con par. 

Marcándose una lambada en Copacabana 
Aún flipa rememorando aquella mañana 
En que decidió 
Jugársela a cara o cruz, 
Para una vez que te sale un órdago claro al mus. 

Tumbado el solterón de Ipanema sueña 
Despierto, ¡cómo va a alucinar la peña! 
Viendo tu foto en la 
Portada del interviu! 
Poco va a "gosar" 
Tu cuerpo el cambio de look. 

Vaya nivelón, 
Menudo aprendiz de brujo, 
Nariz a lo Indiana Jones, 
Peluquín de lujo. 

Pero al loro, 
Que el destino es un maricón, 
Sin decoro, 
Te da champán y despues chinchón. 

Ay Dionisio, 
Fue total lo del banco sin un mal tiro, 
Mucho "visio", 
Trincar el pastón y pegarse el piro. 

La de noches que he dedicado yo a planear 
Un golpe como el que diste tú con par. 
Un bocata con lima te llevaré 
Con esta salsita encima a Carabanchel. 

Al día siguiente del robo 
Y tan parecía tan bobo 
Comentó en el bar 
Uno que te conocía 
Y el camarero decía 
"chapeau" porque te lo habías 
Sabido montar 
Con clase y categoría, 
Como un "number one" 
Y un jubileta añadía, 
Puestos a incordiar, 
Que Madrid te debería 
"primo" levantar 
Un busto en plena Gran Vía 
A cargo popular 
Y una placa que diría 
"al Dioni, con un par" 
Y todo el mundo asentía. 

Esta salsita viajera pa ti 
Puede bailarla cualquiera. 

Un bocata con lima te llevaré 
Con esta salsita encima a Carabanchel. 

Destino chungo, 
Cruel y canalla, 
Te da champán 
Y despues cazalla. 

Un bocata con lima te llevaré 
Con esta salsita encima a Carabanchel. 

Y todo el mundo asentía, 
Y yo mientras los oía 
Compuse este "tumbao", 
Que venga la policía 
Y nos quite lo bailao, 
Que es más vacilón el ritmo 
Cuando es agarrao, 
Que el suelto pa mí no tiene 
Carne ni pescao, 
Se baila en Andalucía 
Y con más son que en Bilbao 
Y en Nueva York los morenos 
Lo hacen swingeao, 
Y tú sin perjudicar 
A nadie y esposao, 
Que la ley de extradición 
Te pille "confesao" .
EL CIRUJA (FRANCISCO FILIBERTO-ERNESTO DE LA CRUZ)
VERSIÓN CARLOS GARDEL


VERSIÓN JULIO SOSA



VERSIÓN TITA MERELLO


Como con bronca, y junando 

de rabo de ojo a un costado, 

sus pasos ha encaminado 

derecho pa'l arrabal. 

Lo lleva el presentimiento de que,
 en aquel potrerito, no existe ya
 el bulincito que fue su único ideal. 
Recordaba aquellas horas de garufa
 cuando minga de laburo se pasaba, 
meta punguia, al codillo escolaseaba 
y en los burros se ligaba un metejón;
 cuando no era tan junao por los tiras,
 la lanceaba sin tener el manyamiento, 
una mina le solfeaba todo el vento y jugó con su pasión.
 Era un mosaico diquero 
que yugaba de quemera, 
hija de una curandera, 
mechera de profesión; 
pero vivía engrupida de un cafiolo vidalita
 y le pasaba la guita que le shacaba al matón. 
Frente a frente, dando muestras de coraje,
 los dos guapos se trenzaron en el bajo, 
y el ciruja, que era listo para el tajo, 
al cafiolo le cobró caro su amor. 
Hoy, ya libre'e la gayola y sin la mina, 
campaneando un cacho’e sol en la vedera, 
piensa un rato en el amor de su quemera y solloza en su dolor.

EL OLVIDAU (DUENDE GARNICA)
MERCEDES SOSA



De tu palo soy 
hijo de tu cuero, 
soy el olvidau 
en la alcancía del tiempo 
el que se quedó 
de pie poniéndote el pecho 

Flor obrera soy 
silvestre de espuma 
cuando el tren se va 
miro en las vías la luna 
pensando tal vez, 
mi pueblo encuentre fortuna 

Mi bofe se hinchó 
cuando repartieron 
de mí no se acuerdan 
dicen que nunca me vieron 
que no soy de aquí 
que ya no tengo remedio 

Soy el olvidau 
el mismo que un día 
se puso de pie 
tragando tierra y saliva 
camino hacia el sol, 
para curar las heridas 

Una herida soy 
buscando el salario 
maestros de pie 
cuidando pichones blancos 
que madurarán 
iluminando este pago 

Soy el que quedó 
en medio ‘e los ranchos 
guacho del fiao 
a un mate y guiso inventado 
hambre y rebelión 
fueron creciendo en mis manos 

No quiero de más 
quiero lo que es mío 
al maso trampeao 
quiero torcerle un destino 
levántate cagón 
que aquí canta un argentino
¿QUÉ HARÍAS TÚ? (OM PRAKASH VALMIKI)

Si te 
echan de tu pueblo, 
no puedes sacar agua del pozo, 
te abusan 

en la tarde llena de gritos y ecos, 
te mandan a romper piedras 
en lugar de un trabajo genuino, 
te dan restos para comer, 
¿qué harías tú? 

……. 

Si te 
insultan en público, 
te arrancan tu propiedad 
en nombre de la religión, 
si mandan a tus mujeres 
a convertirse en devadasis 
y prostitutas, 

¿qué harías tú? 
BAJASTE DEL NORTE (LEÓN GIECO)



Bajaste del norte 
sin mas que cuatro hijos 
y aquel cielo de tus ojos 
y una mujer que te aprendo a seguir 

Buscabas el peso 
sin darte por vencido 
mas al final de cada día 
las manos vacías 
volvías a encontrar 

Por eso te entiendo 
cuando en un vaso te vas 
quien sabe adonde 
buscando eso que llaman paz 
Y aunque sabes que te dicen 
viejo borracho sos tan bueno 
que ni siquiera al diablo los mandas 
los mandas.
CANCIÓN DE CUNA PARA GOBERNANTES (MARIA ELENA WALSH)
VERSIÓN JAIRO
VERSIÓN VICTOR HEREDIA
VERSIÓN CUARTETO ZUPAY
Duerme tranquilamente que viene un sable

a vigilar tu sueño de gobernante.



América te acuna como una madre

con un brazo de rabia y otro de sangre.

Duerme con aspavientos, duerme y no mandes
que ya te están velando los estudiantes.

Duerme mientras arriba lloran las aves
y el lucero trabaja para la cárcel.

Hombres, niños, mujeres, es decir: nadie,
parece que no quieren que tú descanses.

Rozan con penas chicas tu sueño grande.
Cuando no piden casas, pretenden panes.

Gritan junto a tu cuna.
No te levantes aunque su grito diga: «Oíd, mortales».

Duermete oficialmente, sin preocuparte,
que sólo algunas piedras son responsables.

Que ya te están velando los estudiantes
y los lirios del campo no tienen hambre.

Y el lucero trabaja para la cárcel.

MILONGA DE MARFIL NEGRO (JORGE LUIS BORGES
VERSIÓN CAETANO VELOSO

Alta la voz y animosa 
Como si cantara flor, 
Hoy, caballeros, le canto 
A la gente de color. 
Marfil negro los llamaban 
Los ingleses y holandeses, 
Que aquí los desembarcaron 
Al cabo de largos meses. 

En el barrio del Retiro 
Hubo mercado de esclavos, 
De buena disposición 
Y muchos salieron bravos. 
De su tierra de leones 
Se olvidaron como niños, 
Y aquí los aquerenciaron 
La costumbre y los cariños. 

Cuando la patria nació 
Una mañana de mayo, 
El gaucho sólo sabía 
Hacer la guerra a caballo. 
Alguien pensó que los negros 
No eran ni zurdos ni ajenos, 
Y se formó el Regimiento 
De Pardos y de Morenos. 
El sufrido regimiento 
Que llevó el numero seis, 
Y del que dijo Ascasubi: 
Más bravo que gallo inglés 

De tarde en tarde en el Sur 
Me mira un rostro moreno, 
Trabajado por los años 
Y a la vez triste y sereno. 
A qué cielo de tambores 
Y siestas largas se han ido? 
Se los ha llevado el tiempo 
El tiempo, que es el olvido.

LITOGRAFÍA DE PABLO PICASSO
DESOCUPACIÓN - ANTONIO BERNI
MANIFESTACIÓN - ANTONIO BERNI
JUANITO EN LA LAGUNA - ANTONIO BERNI 
 JUANITO DORMIDO - ANTONIO BERNI
 LA FAMILIA DE JUANITO LAGUNA - ANTONIO BERNI
 JUANITO VA A LA FÁBRICA - ANTONIO BERNI
LLUVIA EN BUENOS AIRES - GRACIELA BELLO