Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

18.1.17

TEMPESTAD TORMENTA


IMAGEN DE BUSTER KEATON EN EL FILM MUDO THE GENERAL


TEMPESTAD CON SILENCIO  (PABLO NERUDA)

Truena sobre los pinos.
La nube espesa desgranó sus uvas,
cayó el agua de todo el cielo vago,
el viento dispersó su transparencia,
se llenaron los árboles de anillos,
de collares de lágrimas errantes.

Gota a gota
la lluvia se reúne
otra vez en la tierra.

Un solo trueno vuela
sobre el mar y los pinos,
un movimiento sordo:
un trueno opaco, oscuro,
son los muebles del cielo
que se arrastran.

De nube en nube caen
los pianos de la altura,
los armarios azules,
las sillas y las camas cristalinas.

Todo lo arrastra el viento.

Canta y cuenta la lluvia.

Las letras de agua caen
rompiendo las vocales
contra los techos. Todo
fue crónica perdida,
sonata dispersada gota a gota:
el corazón del agua y su escritura.
Terminó la tormenta.
Pero el silencio es otro.
TORMENTA (ENRIQUE SANTOS DISCÉPOLO)
VERSIÓN RUBÉN JUÁREZ
VERSIÓN FRANCISCO CANARO Y SU ORQUESTA
VERSIÓN VIRGINIA LUQUE
VERSIÓN TANIA
VERSIÓN NACHA GUEVARA
¡Aullando entre relámpagos,
perdido en la tormenta
de mi noche interminable,
¡Dios! busco tu nombre...
No quiero que tu rayo
me enceguezca entre el horror,
porque preciso luz
para seguir...
¿Lo que aprendí de tu mano
no sirve para vivir?
Yo siento que mi fe se tambalea,
que la gente mala, vive
¡Dios! mejor que yo...

Si la vida es el infierno
y el honrao vive entre lágrimas,
¿cuál es el bien...
del que lucha en nombre tuyo,
limpio, puro?... ¿para qué?...
Si hoy la infamia da el sendero
y el amor mata en tu nombre,
¡Dios!, lo que has besao...
El seguirte es dar ventaja
y el amarte sucumbir al mal.
No quiero abandonarte, yo,
demuestra una vez sola
que el traidor no vive impune,
¡Dios! para besarte...
Enséñame una flor
que haya nacido
del esfuerzo de seguirte,
¡Dios! Para no odiar:
al mundo que me desprecia,
porque no aprendo a robar...
Y entonces de rodillas,
hecho sangre en los guijarros
moriré con vos, ¡feliz, Señor!


TORMENTA DE VERANO (BALDOMERO FERNÁNDEZ MORENO)


Diciembre, tarde, calor,
gran tormenta de verano.
Espesa nube de tierra,
fuga de coches y autos.
Ramas de árbol por el suelo,
grotesco rodar de bancos.
Chillona danzas de hojas
y papeles de diarios.
Alarmas en los hogares,
silbos, carreras, portazos...
Parece que va a volar
el pueblo todo en pedazos.
Han caído cuatro gotas
lo mismo que cuatro clavos.
Y el pueblo está donde estaba:
quieto, fresco, alegre, claro...





LA TORMENTA (GEORGE BRASSENS)











CON SUBTÍTULOS ESPAÑOL
VERSIÓN JOAQUÍN SABINA - LA MANDRÁGORA)




VERSIÓN ÁNGELO ESCOBAR
Yo tuve un gran amor durante un chaparrón 
y sentí aquella vez tan profunda pasión
que ahora el buen tiempo me da asco
cuando el cielo está azul no lo puedo ni ver
que se nuble ya el sol, que se ponga a llover
que caiga pronto otro chubasco.

Confirmando el refrán, una noche de abril
la tormenta estalló, mi vecina febril
asustada con tanto trueno
trincó en un santiamén del lecho en camisón
y se vino hacia mí pidiendo protección
auxílieme, sea usted bueno.

ábrame, por piedad, estoy sola y no sé
si podré resistir, mi marido se fue
pues tiene entre otros muchos fallos
en las noches así abandona el hogar
por la triste razón de que va a trabajar
es vendedor de pararrayos.

Bendiciendo al genial Franklin por su invención
en mis brazos le di curso a su petición
y luego el amor hizo el resto
mira tú que instalar pararrayos por ahí
y olvidar de poner en tu casa, caray
comete usted un error funesto.

Varias horas después cuando al fin escampó
ella se hubo de ir pero antes me citó
para la próxima tormenta, 
mi esposo va a llegar y si en casa no estoy
se me va a resfriar, así que ya me voy
a secarle la cornamenta.
Desde entonces jamás he dejado el balcón
no hago más que poner la máxima atención
en cirros, cúmulos y estratos
la menor nube gris me colma de placer
aunque a decir verdad, se que no han de volver
tan torrenciales arrebatos

A base de vender palitos de metal
su marido reunió un ping¸e capital
y se hizo multimillonario
a vivir la llevó a un imbécil país
donde si oye llover será porque haga pis
algún niño del vecindario.
Ojalá mi canción llegue al Sahara aquel
a decirle que yo le seré siempre fiel
que la llevo dentro del alma
y aunque sople el simún con seca realidad
un día nos reunirá una gran tempestad
tras la que no vendrá la calma.


TORMENTA (MARIO BENEDETTI)

Un perro ladra en la tormenta
y su aullido me alcanza entre relámpagos
y al son de los postigos en la lluvia

yo sé lo qu convoca noche adentro
esa clamante voz en la casona
tal vez deshabitada

dice sumariamente el desconcierto
la soledad sin vueltas
un miedo irracional que no se aviene
a enmudecer en paz

y tanto lo comprendo
a oscuras / sin mi sombra
incrustado en mi pánico
pobre anfitrión sin huéspedes

que me pongo a ladrar en la tormenta.

OJO DE LA TORMENTA (SODA STEREO)
VERSIÓN EN DIRECTO
Calenté la cama y te di de comer
Mi príncipe no se da por vencido
Sobrevolando...
El ojo de la tormenta, mi ser
siempre encuentras la calma para ver
Va girando a tu alrededor
como la tierra
la tierra es el mundo
el mundo es la bola
la bola es tu juego
Ahora cierra los ojos, mi ser
este fue un día agitado
ya lo sé
No hay nada, nada a lo que debas temer
Regresé a mi pieza y encendí la TV
en esta hiperhistoria
todos quieren un flash
y pocos algo para ver
En el ojo de la tormenta, mi ser
el centro del centro es la ausencia
y tu poder es más...
Más de lo que puedes creer.
AS VEZES ENTRE A TORMENTA - A VECES, EN LA TORMENTA (FERNANDO PESSOA)

Às vezes entre a tormenta,
quando já umedeceu,
raia uma nesga no céu,
com que a alma se alimenta.

E às vezes entre o torpor
que não é tormenta da alma,
raia uma espécie de calma
que não conhece o langor.

E, quer num quer noutro caso,
como o mal feito está feito,
restam os versos que deito,
vinho no copo do acaso.

Porque verdadeiramente
sentir é tão complicado
que só andando enganado
é que se crê que se sente.

Sofremos? Os versos pecam.
Mentimos? Os versos falham.
E tudo é chuvas que orvalham
folhas caídas que secam. 
A veces, en la tormenta,
cuando ya se humedeció,
traza un fuelle en el cielo,
que alimenta el alma.

Y a veces entre el sopor
que no es tormenta del alma,
traza una especie de calma
que no conoce la languidez

Y ya sea en uno u otro caso,
como el mal hecho, hecho está,
quedan  los versos que dejó,
vino en el azar de la copa.

Porque verdaderamente
sentir es tan complicado
que andando engañado
se cree que se siente.

¿Sufrimos? Los versos pecan.
¿Mentimos? Los Versos fallan.
Y todo es  lluvias de rocío
hojas caídas que se secan.


RIDERS ON THE STORM - JINETES EN LA TORMENTA (THE DOORS)
CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL
OTRA VERSIÓN

VERSIÓN  Y ADAPTACIÓN AL ESPAÑOL DE ETHNIA
Riders on the storm
Into this house we're born
Into this world we're thrown
Like a dog without a bone
An actor out alone
Riders on the storm
There's a killer on the road
His brain is squirming like a toad
Take a long holiday
Let your children play
If you give this man a ride
Sweet family will die
Killer on the road, yeah
Girl you got to love your man
Girl you got to love your man
Take him by the hand
Make him understand
The world on you depends
Our life will never end
Got to love your man, yeah
Riders on the storm
Riders on the storm
Into this house we're born
Into this world we're thrown
Like a dog without a bone
An actor out alone
Riders on the storm
Riders on the storm
Riders on the storm
Riders on the storm
Riders on the storm

Jinetes en la tormenta,
en esta casa nacemos,
a este mundo somos arrojados,
como un perro sin un hueso,
un actor a solas,
jinetes en la tormenta.
Hay un asesino en la carretera,
su cerebro está retorciéndose como un sapo.
Tómate unas largas vacaciones,
deja que tus niños jueguen.
Si le das una vuelta a este hombre,
la dulce familia morirá.
Un asesino en la carretera, sí.
Chica, tienes que querer a tu hombre,
chica, tienes que querer a tu hombre,
tómale de la mano,
hazle comprender,
que el mundo depende de ti,
nuestra vida nunca terminará,
tienes que querer a tu hombre, sí.
Jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
en esta casa nos echan al mundo,
a este mundo somos arrojados,
como un perro sin un hueso,
un actor a solas,
jinetes en la tormenta.
Jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta,
jinetes en la tormenta.



TORMENTA (WU KIENG)

Maldije a la lluvia que, azotando mi techo, no me dejaba dormir.
Maldije al viento que me robaba las flores de mis jardines.
Pero tú llegaste y alabé a la lluvia. La alabé cuando te quitaste la túnica empapada.
Pero tú llegaste y alabé al viento, lo alabé porque apagó la lámpara.

TORMENTA  (CARMEN CUESTA)
Vamos a dejar que pase esta tormenta de soledad 
Que la lluvia caiga a calmar la sed 
De este suelo seco loco por beber 
Que la lluvia caiga sin piedad 
Que borre la tristeza de tu mirar 
Que inunde los rincones de tu pesar 
Que entre en nuestra casa, déjala 
Déjala, déjala. 
 No cierres las ventanas 
Deja que la lluvia llegue hasta a mi almohada 
Que arruine cortinas y cubiertas 
Que encharque los geranios y la mesa puesta 
Que ahogue las preguntas sin repuestas 
Que vuele los papeles y promesas 
Que el cielo se oscurezca durante la siesta 
y duerma hasta que pase esta tormenta 
Déjala Que la lluvia ya sabrá cuando parar
 Que la lluvia sabe más Y vamos a dejar 
Que entre la marea en el jardín 
Despeine las palmeras y el jazmín 
Y se lleve con ella este sufrir 
Déjala, déjala, déjala, déjala...

LA TEMPESTAD - GIORGIONE
LA TORMENTA PIERRE COT
TORMENTA EN LAS MOTAÑAS ROCOSAS - ALBERT BIERSTADT
TORMENTA - ALBERT BIERSTADT
MAR TEMPESTUOSO CON FARO - 
LA TORMENTA DE GRANIZO - THOMAS BENTON
TORMENTA - CHILDE HASSAM