Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.1.15

CALORES







HAS OLVIDADO EL CALOR (DEREK WALCOTT)

Has olvidado el calor. Podría venir ardiendo de una cerca de zinc.
Ni siquiera las palmeras de la orilla del mar se agitan en paz.
El Imperio se mofa de todos los pensamientos en futuro.
Sólo los bajíos de este océano interior murmuran
versos de otro mar, al que éste recuerda-
mitos de islas análogas de olivo y mirto,
el sueño del Golfo adormilado. Aunque sus templos,
bloques blancos contra el verde, sean hoteles, y sus pórticos
centros comerciales, con el tiempo harán buenas ruinas;
por lo tanto ¿qué más da si la mano del Imperio es tan lenta como
una tortuga firmando el oleaje en lo que se refiere a tratados?
El genio llegará a contradecir la historia,
y está ahí en sus cuerpos tostados, en las olivas de los ojos,
como cuando los chulos de la Atenas demótica entretejieron el caos
de Asia, y las chicas de las aldeas de estacas, putas teñidas de alheña,
eran las hetairas. La marea vespertina baja, y el hedor
de imperios ulteriores -alzándose de bayas que orlan
los dobladillos de tiranos y playas- alcanza un tribunal
donde las nubes descienden sus escalones como senados que pasan,
no diferentes de cuando, bajo hojas de mirto que canturrean,
compartieron una sombra, el poeta y el asesino.
CUANDO CALIENTA EL SOL (LUIS MIGUEL)
Cuando calienta el sol aquí en la playa,
siento tu cuerpo vibrar cerca de mi;
es tu palpitar, es tu cara, es tu pelo,
son tus besos, me estremezco, oh, oh, oh!
cuando calienta el sol aquí en la playa,
siento tu cuerpo vibrar cerca de mi,
es tu palpitar, tu recuerdo, mi locura,
mi delirio, me estremezco, oh oh oh!
cuando calienta el sol.
...aquí en la playa...
...cerca de mi...
es tu palpitar...(se repite)


HUIMOS DEL CALOR (JAVIER MALLO)

Huimos del calor
como buscábamos
entonces
la ternura de los edredones
tras los que nos parapetábamos
contra el invierno

Volvemos al norte
para que se vuelva sur
todo lo que dejamos
atrás...
como amapolas o recuerdos

Traemos las alforjas
llenas del vacío
que nos ha dejado
una primavera
húmeda y despistada
como nosotros mismos

Llegamos
con las manos caídas
en busca de otras formas
de nosotros mismos
que nos devuelvan
nuestra imagen
en el azogue de los espejos

Y AUNQUE TE HAGA CALOR (JULIO IGLESIAS)
Un reloj en la muñeca

y en zapatos los pies

como todos los niños

tu trajiste al nacer

Y un camino altibajo

que poder recorrer

cuesta abajo un trocito

cuesta arriba después

Y aunque te haga calor

vete igual por el sol

que la sombra está bien

pa'los blandos de piel

que les pique el sudor

Si le da por llover

no te dé por correr

que mojarse es crecer

y corriendo entre charcos

te puedes caer
Cuando apriete el calzado
y otras cosas también
no habrá sitio a tu lado
que ya habrá una mujer
Y no habrá ya energía
pa'seguir a tu pie
tu andarás de mañana
y yo de atardecer
Y aunque te haga calor
vete igual por el sol
que la sombra está bien
pa'los blandos de piel
que les pique el sudor
Si le da por llover
no te dé por correr
que mojarse es crecer
y corriendo entre charcos
te puedes caer
Más temprano o más tarde
parará tu reloj
y si es cierto que hay meta
allí te espero yo
Y si no es mal de muchos
que funciona tan bien
aunque ya sin cabeza
poco habrá que entender
Y aunque te haga calor
vete igual por el sol
que la sombra está bien
pa'los blandos de piel
que les pique el sudor
Si le da por llover
no te dé por correr
que mojarse es crecer
y corriendo entre charcos
te puedes caer
Y aunque te haga calor
vete igual por el sol
que la sombra está bien
pa'los blandos de piel
que les pique el sudor
Si le da por llover
no te dé por correr
que mojarse es crecer
y corriendo entre charcos
te puedes caer.


TE QUIERO (ALBERTO CORTEZ)
Te dije, te digo y te diré 
porque el amor es para siempre. 
Te digo por ejemplo, 
te quiero ahora que hace calor 
y ayer que llovía. 
En las mañanas nubladas 
y en las noches abiertas. 
Te quiero, te quiero de pie, tendida, 
dormida y despierta 
Te quiero a la una, a las dos, 
a las tres y a las siempre. 
Te quiero, te quiero en la casa 
y te quiero en el camino 
Te quiero después antes y ahora mismo 
Te quiero 
Te quiero, porque me quieres 
y toda tu me lo gritas 
Te quiero porque en ti comienzo 
y termino 
Te quiero porque nos encontramos 
y nos perdemos uno en el otro 
Digamos que te quiero con todos los que soy 
incluyéndome a mi mismo. 
Aunque TU SABES MI AMOR 
que cuando digo te quiero 
es Dios que Te embellece a través del amor 
Y yo soy la encargada de tan bella tarea 
es decir cada vez que yo te digo te quiero 
ÉL te dice: Te quiero

CALOR DE HOGAR (JULIO SOSA)
Dame un abrazo mi noble esposa
y, al calorcito del dulce hogar,
mientras los pibes bailan y ríen
añoraremos la mocedad.
¿Te acordás, vieja, de aquella tarde
cuando temblando por la emoción
y acobardado por tu belleza
por vez primer te hablé de amor.

Como rojas amapolas
tus mejillas vi encender
y tus ojos se cerraron
como flor de atardecer.
De tus labios incitantes
un suspiro echó a volar,
y el lucero de la tarde
nuestras bocas vio juntar.

Felices años que en este nido
dieron sus frutos de bendición,
nuestros hijitos, que ya son hombres
buenos y honrados como tú y yo.
¡Cómo han crecido! Ya tienen alas,
pronto su nido querrán hacer,
y solos, vieja, nos quedaremos...
solos y tristes con la vejez.

Pero nuevas primaveras
han de dar flores de amor
y vendrán los nietecitos
a curar nuestro dolor;
con sus risas y sus cantos
nuestra vida alegrarán
y después... después mi vieja...
nuestros ojos cerrarán.


CALOR (JUAN DAVID)

Calor, calor fuerte, 
calor que difumine, 
calor que de muerte, 
que nunca me ilumine. 

Calor que no siente, 
que jamás descansa, 
me hace inconsciente, 
gran llama alcanza. 

Calor que duerme, 
quema y olvida, 
ardor que siente, 
queda y hostiga. 

Calor que acaba, 
que no deja traba, 
y llega el alba, 
todo lo encaja. 

Calor puedes irte, 
vete rojo calor, 
calor un pedirte, 
vuela con ovación. 

Hace mucho calor, 
casi sudo vapor, 
dame un don, amor, 
que sea tu corazón. 

El silencio sonar, 
y la noche tronar, 
que infierno contar, 
el calor encontrar. 

Se termina, 
no acaba, 
me germina, 
y no habla.
ASÍ ES EL CALOR (LOS ABUELOS DE LA NADA)
Ni me acuerdo mi nombre 
a ha 
muy tranquilo en la arena 
el rumor de la calle 
a ha 
poco me interesa aquí 
bajo el sol 
aquí hace tanto calor 

No 
no me saques de aquí por favor 
estoy demasiado tranquilo 
no quiero enterarme de nada hoy 
así es el calor 

La del medio esta buena 
a ha 
yo me siento muy bien también 
la apacible vereda 
a ha 
la vida se renueva aquí 
bajo el sol 
aquí 
hace tanto calor 

No 
no me saques de aquí por favor 
estoy demasiado tranquilo 
no quiero enterarme de nada hoy 
así es el calor 

Ni me acuerdo mi nombre 
a ha 
muy tranquilo en la arena 
el rumor de la calle 
a ha 
poco me interesa aquí 
bajo el sol 
aquí hace tanto calor 

No 
no me saques de aquí por favor 
estoy demasiado tranquilo 
no quiero enterarme de nada hoy 
así es el calor 

No 
no me saques de aquí por favor 
estoy demasiado tranquilo 
no quiero enterarme de nada hoy 
así es el calor

YO TE DARÉ CALOR (CHARLES AZNAVOUR)
El cielo aprisa que te de un chal de lana 
más no te llenes de temor, mi amor 
cuando el invierno apague el sol mañana 
Yo te daré calor, yo te daré calor 

Vamos los dos a pasear al Sena 
que en sus orillas hay verdor, mi amor 
más si la brisa al refrescar te atera 
yo te daré calor, yo te daré calor 

Déjame enlazar tu brazo con el mío 
y alegre me dirás con dulce emoción 
que ya no sientes frío junto a mí corazón 

Si el aire brisa sin piedad tu pelo 
mi sueter ponte sin tardar amor 
más si persiste el frío en ti, mi cielo 
yo te daré calor, yo te daré calor 

Esta silbando por París el viento 
sube conmigo hasta el desván amor 
Tu cara en flor alegrará mi aliento 
Yo te daré calor, yo te daré calor 

Puerta y ventanas cerraré, mi vida 
y un dulce fuego prenderé mi amor 
ten confianza solo en mí, querida 
yo te daré calor, yo te daré calor 

Y si miedo darme faltan miera y ramas 
Con ciego frenesí al verme sufrir 
Los muebles a las llamas arrojaré por ti 

Y si la nieve con disfraz de armiño 
muerde el cristal, duerme feliz, mi amor 
que noche y día y al igual que a un niño 
Yo te daré calor, yo te daré calor 

El cielo aprisa que te de un chal de lana 
más no te llenes de temor, mi amor 
cuando el invierno apague el sol mañana 
Yo te daré calor, yo te daré calor

LA SIESTA (JOSÉ ZORRILLA)


Son las tres de la tarde, julio, Castilla.

El sol no alumbra, que arde, ciega, no brilla.

La luz es una llama que abrasa el cielo,

ni una brisa una rama mueve en el suelo.

Desde el hombre a la mosca todo se enerva,

la culebra se enrosca bajo la yerba,

la perdiz por la siembra suelta no corre,

y el cigüeño a la hembra deja en la torre.

Ni el topo, de galbana, se asoma a su hoyo

ni el mosco pez se afana contra el arroyo

ni hoza la comadreja por la montaña

ni labra miel la abeja ni hila la araña.

La agua el aire no arruga, la mies no ondea,

ni las flores la oruga torpe babea,

todo al fuego se agosta del seco estío,

duerme hasta la langosta sobre el plantío.

Sólo yo velo y gozo fresco y sereno,
sólo yo de alborozo me siento lleno,
porque mi Rosa, 
reclinada en mi seno,
duerme y reposa.

Voraz la tierra tuesta el sol del estío,

mas el bosque nos presta su toldo umbrío.

Donde Rosa se acuesta brota el rocío,

susurra la floresta, murmura el río.

¡Duerme en calma tu siesta, dulce bien mío!
¡Duerme entretanto

que yo te velo, duerme,

que yo te canto!



HIEDRA AL SOL (LUIS ALBERTO SPINETTA)
Oh, mi amor... 
dime cuando queme el sol 
con mis manos haré brisa 
para que no... 

Oh, oh, oh! 
dime si podré jugar 
sin los sueños 
la armonía no tiene lugar 

Dime ¿qué impide ayudarte? 
sólo dime que te cuesta sentir 
que en tu alma también hay amor 

Oh! tal vez tal vez 
yo te abrace donde estés 
sin encuentro la armonía no tiene pie... 

Todos los espejos 
se han disuelto bajo el mar 
todos los espejos sin volver... 

Dime quién eres 
o quizás no estés aquí, 
qué dulzor regresa a mí 
desde el Edén, hiedra al sol... 

Dime ¿qué impide ayudarte? 
sólo dime que te cuesta sentir 
que en tu alma también hay amor 

Oh! tal vez tal vez 
yo te abrace donde estés 
sin encuentro la armonía no tiene pie... 

Oh mi amor 
dime cuando queme el sol 
con mis manos haré brisa 
para que no... 
con mis manos haré brisa 
para que no... 
NOCHE CALUROSA (ROBERTO TERMÁN)
CHAQUEÑO PALAVECINO
Me recuerda la noche contigo 
esta noche calurosa 
con el agua cantando en el río 
y los grillos y las hojas. 

Para ser dos recién conocidos 
el deseo fue más que de sobra 
escapando de todos nos fuimos 
adonde el destino nos quiso llevar. 

A la orillita del río 
una noche calurosa 
estar de nuevo contigo 
es lo que yo quiero ahora. 

Bajo la luz de la luna 
una noche calurosa 
tener tus besos conmigo 
eso sería la gloria. 

Para mi alma fue la noche aquella 
nochecita como pocas 
y dejamos marcadas las huellas 
en la arena y en las rocas. 

Nos duraron los viejos prejuicios 
lo que dura quitarse la ropa 
mientras yo te abrazaba sentía 
que ni una arenita cabía entre los dos. 

Los relámpagos que andaban cerca 
en tus ojos relucían 
pero en medio de nuestras siluetas 
la tormenta ya existía. 

Como un rayo pase por tus valles 
para ir a morir en tu talle 
y dejamos que vibre la sangre 
como esos detalles que tiene el amor.
JOVEN CON ABANICO - PAUL GAUGUIN







2015 ha sido el año más cálido jamás registrado, destrozando todos los récords de temperatura. Este vídeo de la NASA muestra la tendencia de calentamiento de la Tierra desde 1880.
video


video ilustrativo de LOS SIMPSONS
video