Páginas vistas en total

TRANSLATE

TRANSLATE

TRANSLATE

16.1.18

PASIONES




Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca.

CARL GUSTAV JUNG

UN POCO DE AMOR FRANCÉS (LOS REDONDITOS DE RICOTA)
Una tipa rapaz 
(como te gusta a voz) 
esa tipa vino a consolarte 
un poco de amor francés 
no muerde su lengua, no 
(no es sincera, pero te gusta oírla...) 
es una linda ración 
con un defecto (con uno o dos) 
Y es un cóctel que no se mezcla solo. 

Quiere, si quiere más 
(ya no la engatuzás) 
es una copa de lo mejor 
cuando se ríe. 

El lujo es vulgaridad 
dijo y me conquistó 
(de esa miel no comen las hormigas)

AMOR UNITIVO (FRANCISCO LUIS BERNÁRDEZ)

Tan unidas están nuestras cabezas
y tan atados nuestros corazones,
ya concertadas las inclinaciones
y confundidas las naturalezas,

que nuestros argumentos y razones
y nuestras alegrías y tristezas
están jugando al ajedrez con piezas
iguales en color y proporciones.

En el tablero de la vida vemos
empeñados a dos que conocemos,
a pesar de que no diferenciamos,

En un juego amoroso que sabemos
sin ganador, porque los dos perdemos,
ni perdedor, porque los dos ganamos.
MUJER AMANTE (RATA BLANCA)
Siento el calor de toda tu piel
en mi cuerpo otra vez.
estrella fugaz, enciende mi sed,
misteriosa mujer.
Con tu amor sensual, cuánto me das.
haz que mi sueño sea una verdad.
dame tu alma hoy, haz el ritual.
llévame al mundo donde pueda soñar.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
voy a buscar una señal, una canción.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
solo el amor que tu me das, me ayudará.
Al amanecer tu imagen se va,
misteriosa mujer.
dejaste en mí lujuria total,
hermosa y sensual.
Corazón sin dios, dame un lugar.
en ese mundo tibio, casi irreal.
deberé buscar una señal,
en aquel camino por el que vas.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
voy a buscar una señal, una canción.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
solo el amor que tu me das, me ayudará.
Tu presencia marcó en mi vida el amor... lo sé.
es difícil pensar en vivir ya sin vos.
corazón sin dios, dame un lugar.
en ese mundo tibio, casi irreal.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
voy a buscar una señal, una canción.
¡uhh...! debo saber si en verdad
en algún lado estás.
solo el amor que tu me das, me ayudará.

POEMA 20 (PABLO NERUDA)
RECITADO POR ALEX UBAGO
VERSIÓN ALBERTO CORTEZ

VERSIÓN PACO IBAÑEZ

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.»

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.
LOCURA (JORGE ROJAS)
Por tenerte entre mis brazos he llegado a creer 
que el amor hace posible hasta aquello que no es. 
Por dejar mi corazón volar tan lejos 
voy camino a la locura por tus besos. 
Por amarte así he perdido la razón esta vez 
y no voy arrepentirme si me toca perder. 
Es tan grande mi pasión que ya no hay dudas 
que me lleva simplemente a la locura. 

Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
ayúdame a matar este deseo 
que poco a poco va quemándome la piel, toda mi piel 
Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
latiendo en cada espacio de tu cuerpo 
que no tenga final esta locura de amor 

Por amarte así he perdido la razón esta vez 
y no voy arrepentirme si me toca perder 
es tan grande mi pasión que ya no hay dudas 
que me lleva simplemente a la locura. 

Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
ayúdame a matar este deseo 
que poco a poco va quemándome la piel, toda mi piel 
Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
latiendo en cada espacio de tu cuerpo 
que no tenga final esta locura de amor 

Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
ayúdame a matar este deseo 
que poco a poco va quemándome la piel, toda mi piel 
Ámame y deja que yo te ame hasta enloquecer 
latiendo en cada espacio de tu cuerpo 
que no tenga final esta locura de amor


¿Me extravié en la fiebre?¿Detrás de las sonrisas?¿Entre los alfileres?¿En la duda?¿En el rezo?¿En medio de la herrumbre?¿Asombrado a la angustia,al engaño,a lo verde?No estaba junto al llanto,junto a lo despiadado,por encima del asco,adherido a la ausencia,mezclado a la ceniza,al horror,al delirio.No estaba con mi sombra,no estaba con mis gestos,más allá de las normas,más allá del misterio,en el fondo del sueño,del eco,del olvido.No estaba.¡Estoy seguro!No estaba.Me he perdido.

CAMA Y MESA (ROBERTO CARLOS)
Quiero ser tu canción desde principio a fin, 
quiero rozarme en tus labios y ser tu carmín. 
ser el jabón que te suaviza, el baño que te baña, 
la toalla que deslizas por tu piel mojada. 
Yo quiero ser tu almohada, tu edredón de seda, 
besarte mientras sueñas y verte dormir 
yo quiero ser el sol que entra y da sobre tu cama, 
despertarte poco a poco, hacerte sonreír. 
Quiero estar en el más suave toque de tus dedos, 
entrar en lo más íntimo de tus secretos, 
quiero ser la cosa buena, liberada o prohibida, 
ser todo en tu vida. 
Todo lo que me quieras dar quiero que me lo des, 
yo te doy todo lo que un hombre entrega a una mujer, 
ir más allá de ese cariño que siempre me das, 
me imagino tantas cosas, quiero siempre más. 
Tú eres mi dulce desayuno, mi pastel perfecto, 
mi bebida preferida el plato predilecto, 
yo como y bebo de lo bueno y no tengo hora fija, 
de mañana, tarde o noche no hago dieta. 
Y este amor que alimenta a mi fantasía, 
es mi sueño, es mi fiesta, es mi alegría, 
la comida más sabrosa, mi perfume, mi bebida, 
es todo en mi vida. 
Todo hombre que sabe querer, 
sabe dar y pedir a la mujer, 
lo mejor y hacer de este amor, 
lo que come, que bebe, que da, que recibe. 
El hombre que sabe querer, 
y se apasiona por una mujer, 
convierte su amor en su vida, 
su comida y bebida, en la justa medida. 
El hombre que sabe querer......
Y SI FUERA ELLA (ALEJANDRO SANZ)
CON DAVID BISBAL
VARIOS
FESTIVAL VIÑA DEL MAR

Ella se desliza y me atropella 
Y, aunque a veces no me importe, 
Sé que el día que la pierda volveré a sufrir 
Por ella, que aparece y que se esconde, 
Que se marcha y que se queda, 
Que es pregunta y es respuesta 
Que es mi oscuridad, estrella. 

Ella me peina el alma y me la enreda 
Va conmigo pero no sé dónde va 
Mi rival, mi compañera, que está tan dentro de mi vida 
Y, a la vez, está tan fuera, sé que volveré a perderme 
Y la encontraré de nuevo 
Pero con otro rostro y otro nombre diferente y otro cuerpo 
Pero sigue siendo ella, que otra vez me lleva, 
Nunca me responde si, al girar la rueda... 

Ella se hace fría y se hace eterna 
Un suspiro en la tormenta, a la que tantas veces le 
cambió la voz 
Gente que va y que viene y siempre es ella 
Que me miente y me lo niega, que me olvida y me recuerda 
Pero, si mi boca se equivoca 
Pero, si mi boca se equivoca 
Y al llamarla nombro a otra 
A veces siente compasión por este loco, ciego y loco corazón 

Sea lo que quiera dios que sea 
Mi delito es la torpeza de ignorar que hay quien no 
tiene corazón 
Y va quemando, va quemándome y me quema 

Y, ¿ si fuera ella? 

Ella me peina el alma y me la enreda 
Va conmigo... digo yo 
Mi rival, mi compañera, esa es ella 
Pero me cuesta cuando otro adiós se ve tan cerca 
Y la perderé de nuevo, y otra vez preguntaré 
Mientras se va y no habrá respuesta 
Y, si esa que se aleja... 
La que estoy perdiendo... 
Y, ¿si esa era?, y , ¿si fuera ella? 

... a veces siente compasión por este loco, ciego 
y loco corazón 
¿era? ¿quién me dice si era ella? 
Y, si la vida es una rueda y va girando y nadie sabe 
cuándo tiene que saltar 
Y la miro... y, ¿si fuera ella? y, ¿si fuera ella? 
Y, ¿si fuera ella? 

LA HORA (JUANA DE IBARBOUROU)

Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.

Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.

Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera.

Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida aprisa.

Después..., ¡ah, yo sé
que ya nada de eso más tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.

¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?


QUISIERA SER (ALEJANDRO SANZ)
VERSIÓN SOLEDAD PASTORUTTI
Quisiera ser el dueño, del pacto de tu boca
quisiera ser el verbo al que no invitas
a la fiesta de tu voz.
Te has preguntado alguna vez, di la verdad
si siente el viento, debajo de tu ropa
cuando te bañas en el mar desnuda
y te acaricia el cuerpo, en la fiesta de tu piel.
Se sentirá la sal, las olas, sentirá la arena
me dá pena...
Quisiera ser el aire que escapa de tu risa
quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas
quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida
quisiera ser el sueño que jamás compartirías
y el jardín de tu alegría en la fiesta de tu piel.
Son de esos besos que ni frío ni calor,
pero si son de tu boca, también los quiero yo.
Quisiera ser sincero,
apuesto a que te pierdo
en esta frase solo pido tu perdón
por qué no escribo algo mejor. Ay yo no sé...
Me has preguntado alguna vez, por preguntar
qué es lo que quiero,
por qué motivo he dibujado el aire
que jugaba a ser silencio.
Si en realidad te entiendo o sólo nos queremos
Y si a la noche como a mí le duele tanto
desear de lejos.
Se sentirá la sal, las olas, sentirá la arena
me dá pena...
Quisiera ser el aire que escapa de tu risa
quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas
quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida
quisiera ser el sueño que jamás compartirías
y el jardín de tu alegría en la fiesta de tu piel.
Son de esos besos que ni frío ni calor,
pero si son de tu boca, también los quiero yo.
Quisiera ser el aire que escapa de tu risa
quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas
quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida
quisiera ser el sueño que jamás compartirías
y el jardín de tu alegría en la fiesta de tu piel.
Quisiera ser el aire que escapa de tu risa
quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas
quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Si quieres ser el aire, yo te invito niña a mi camisa,
mi camisa de tu alegría y la fiesta de tu piel, no, no,no,
Quisiera ser el aire que escapa de tu risa...
VERSIÓN PACO IBAÑEZ

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado!

Sobre mi corazón llueven frías corolas.
Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos!

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.

Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue naufragio!

Era la alegre hora del asalto y el beso.
La hora del estupor que ardía como un faro.

Ansiedad de piloto, furia de buzo ciego,
turbia embriaguez de amor, todo en ti fue naufragio!

En la infancia de niebla mi alma alada y herida.
Descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Te ceñiste al dolor, te agarraste al deseo.
Te tumbó la tristeza, todo en ti fue naufragio!

Hice retroceder la muralla de sombra,
anduve más allá del deseo y del acto.

Oh carne, carne mía, mujer que amé y perdí,
a ti en esta hora húmeda, evoco y hago canto.

Como un vaso albergaste la infinita ternura,
y el infinito olvido te trizó como a un vaso.

Era la negra, negra soledad de las islas,
y allí, mujer de amor, me acogieron tus brazos.

Era la sed y el hambre, y tú fuiste la fruta.
Era el duelo y las ruinas, y tú fuiste el milagro.

Ah mujer, no sé cómo pudiste contenerme
en la tierra de tu alma, y en la cruz de tus brazos!

Mi deseo de ti fue el más terrible y corto,
el más revuelto y ebrio, el más tirante y ávido.

Cementerio de besos, aún hay fuego en tus tumbas,
aún los racimos arden picoteados de pájaros.

Oh la boca mordida, oh los besados miembros,
oh los hambrientos dientes, oh los cuerpos trenzados.

Oh la cópula loca de esperanza y esfuerzo
en que nos anudamos y nos desesperamos.

Y la ternura, leve como el agua y la harina.
Y la palabra apenas comenzada en los labios.

Ese fue mi destino y en él viajó mi anhelo,
y en él cayó mi anhelo, todo en ti fue naufragio!

Oh, sentina de escombros, en ti todo caía,
qué dolor no exprimiste, qué olas no te ahogaron!

De tumbo en tumbo aún llameaste y cantaste.
De pie como un marino en la proa de un barco.

Aún floreciste en cantos, aún rompiste en corrientes.
Oh sentina de escombros, pozo abierto y amargo.

Pálido buzo ciego, desventurado hondero,
descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Es la hora de partir, la dura y fría hora
que la noche sujeta a todo horario.

El cinturón ruidoso del mar ciñe la costa.
Surgen frías estrellas, emigran negros pájaros.

Abandonado como los muelles en el alba.
Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.

Ah más allá de todo. Ah más allá de todo.

Es la hora de partir. Oh abandonado!
AMOR SALVAJE (CHAQUEÑO PALAVECINO)
Te llevé sin preguntarte ni tu nombre 
con mi brazo encadenado en tu cintura 
asalté tu intimidad y tu ternura 
para amar sin más razones que el amor 

Nos besamos sin decir una palabra 
fuimos cómplices callados del verano 
y mis manos temblorosas se quemaron 
seducidas por el fuego de tu piel 

Amor salvaje 
juntos cruzamos los umbrales del pecado 
con el puñal de la pasión nos desgarramos 
sin derramar ni una gotita de dolor 

Amor salvaje 
como una selva tropical nos incendiamos 
y en un instante sin saber que no dejamos 
ni una ramita de ilusión para después 


Adelante como un puma entre las sombras 
pegagé tu cuerpo entero con mis besos 
y atrapado por las lunas de tu pecho 
por el cálido gemido de tu voz 

Y montados en el potro del deseo 
sin frontera por la noche galopamos 
y nos vio la madrugada con ojeras 
temelados y diciéndonos adiós 

Amor salvaje 
juntos cruzamos los umbrales del pecado 
con el puñal de la pasión nos desgarramos 
sin derramar ni una gotita de dolor 

Amor salvaje 
como una selva tropical nos incendiamos 
y en un instante sin saber que no dejamos 
ni una ramita de ilusión para después 

Amor salvaje 
juntos cruzamos los umbrales del pecado 
con el puñal de la pasión nos desgarramos 
sin derramar ni una gotita de dolor 

Amor salvaje 
como una selva tropical nos incendiamos 
ni una ramita de ilusión para después
CUANDO SEAS VIEJA (WILLIAM BUTLER YEATS)

Cuando seas vieja, gris y cansada,
y cabeceando junto al fuego, tomes este libro,
y lentamente leas, soñando con la mirada suave
que tus ojos un día tuvieron, con sus profundas sombras;
Cuántos adoraron tus instantes de alegre gracia,
y amaron tu belleza con amor falso, o verdadero;
pero un hombre amó el alma peregrina en tí,
y amó las penas de tu rostro que cambiaba.
E inclinándote junto al resplandor de los leños,
murmures, un poco triste, cómo huyó el amor,
cómo flotó lejos sobre las montañas,
y escondió su rostro entre una multitud de estrellas.
Y EL AMOR (JOAN MANUEL SERRAT)
El milagro de existir... 
El instinto de buscar... 
La fortuna de encontrar... 
El gusto de conocer... 

La ilusión de vislumbrar... 
El placer de coincidir... 
El temor a reincidir... 
El orgullo de gustar... 

La emoción de desnudar... 
y descubrir, despacio, el juego. 
El rito de acariciar 
prendiendo fuego. 

La delicia de encajar 
y abandonarse. 
El alivio de estallar 
y derramarse. 

Y el amor, 
el amor, 
el amor, 
el amor, 
el amor, 
el amor.
CANCIÓN DEL MACHO Y DE LA HEMBRA (PABLO NERUDA)
La fruta de los siglos
exprimiendo su jugo
en nuestras venas.
Mi alma derramándose en tu carne extendida
para salir de ti más buena,
el corazón desparramándose
estirándose como una pantera,
y mi vida, hecha astillas, anudándose
a ti como la luz a las estrellas!
Me recibes
como al viento la vela.
Te recibo
como el surco a la siembra.
Duérmete sobre mis dolores
si mis dolores no te queman,
amárrate a mis alas
acaso mis alas te llevan,
endereza mis deseos
acaso te lastima su pelea.
¡Tú eres lo único que tengo
desde que perdí mi tristeza!
¡Desgárrame como una espada
o táctame como una antena!
Bésame
muérdeme,
incéndiame,
que yo vengo a la tierra
sólo por el naufragio de mis ojos de macho
en el agua infinita de tus ojos de hembra!
ME VUELVES LOCA (DANIELA ROMO-JOAN MANUEL SERRAT)
VERSIÓN DE ROBERTO CARLOS
Cuando camino por la calle, y del brazo vas conmigo, me vuelves loco
Y cuando escucho el sonido de tu risa que me da tanta alegría,
me vuelves loco
Me vuelves loco cuando empiezo a ver que el día,
se comienza a despedir,
Porque al llegar a nuestro cuarto,
La de cosas tan hermosas, que me empiezas a decir,
me vuelves loco
Cuando me pides por favor, que nuestra lámpara se apague,
me vuelves loco
Cuando trasmites el calor que hay en tus manos, a las mías,
que te esperan, me vuelves loco
Y cuando siento que tus brazos aprisionan mis espaldas,
Desaparecen las palabras, solo se oyen mil suspiros,
No se evitarlo, sin remediarlo, me vuelves loco

Y cuando siento que tus brazos aprisionan mis espaldas,
Desaparecen las palabras, solo se oyen mil suspiros,
No se evitarlo, sin remediarlo, me vuelves loco
PASIONAL (MARIO SOTO-JORGE CALDARA)
VERSIÓN RUBÉN JUÁREZ
CON LA ORQUESTA DE OSVALDO PUGLIESE 
CANTA ALBERTO MORÁN
VERSIÓN JORGE FALCÓN
No sabrás, nunca sabrás
lo que es morir mil veces de ansiedad.
No podrás, nunca entender
lo que es amar y enloquecer.

Tus labios que queman,
tus besos que embriagan
y que torturan mi razón. Sed, que me hace arder
y que me enciende el pecho de pasión.

Estas clavada en mi, te siento en el latir
abrasador de mis sienes.
Te adoro cuando estas y te amo mucho mas
cuando estas lejos de mi.

Así te quiero dulce vida de mi vida.
Así te siento, solo mía, siempre mía.
Tengo miedo de perderte,
de pensar que no he de verte.

Por que esa duda brutal?
Por que me habré de sangrar
si en cada beso
te siento desmayar?

Sin embargo me atormento
porque en la sangre te llevo.
Y en cada instante, febril y amante
quiero tus labios besar.

Qué tendrás en tu mirar
que cuando a mi tus ojos levantas
siento arder en mi interior
una voraz llama de amor?

Tus manos desatan, caricias que me atan
a tus encantos de mujer.
Se que nunca más podre
arrancar del pecho este querer.

Te quiero siempre así, estas clavada en mi
como un puñal en la carne.
Y ardiente y pasional, temblando de ansiedad
quiero en tus brazos morir.
EXPLOSIÓN - GEORGE GROSZ

 ESAO ANDREWS
ESAO ANDREWS
AMANTES - RICARDO CARPANI