Páginas vistas en total

TRANSLATE

TRANSLATE

TRANSLATE

7.4.18

INDIFERENCIAS



IMAGEN DEL FILM LA DOLCE VITA DE FEDERICO FELLINI
DESAYUNO (JACQUES PRÉVERT)


 Echó café 
En la taza
 Echó leche 
En la taza de café 
Echó azúcar 
En el café con leche
Con la cucharilla 
Lo revolvió 
Bebió el café con leche 
Dejó la taza 
Sin hablarme 
Encendió un cigarrillo 
Hizo anillos 
De humo 
Volvió la ceniza 
En el cenicero 
Sin hablarme 
Sin mirarme 
Se puso de pie 
Se puso 
El sombrero 
Se puso 
El impermeable 
Porque llovía 
Y se marchó 
Bajo la lluvia 
Sin decir palabra 
Sin mirarme 
Y me cubrí 
La cara con las manos 
Y lloré.


COMO DOS EXTRAÑOS - JOSÉ MARÍA CONTURSI & PEDRO LAURENZ
VERSIÓN POLACO GOYENECHE
VERSIÓN RUBÉN JUÁREZ
VERSIÓN ADRIANA VARELA
VERSIÓN MERCEDES SOSA
VERSIÓN JUAN CARLOS BAGLIETTO Y LITO VITALE
VERSIÓN FLOREAL RUIZ CON LA ORQUESTA DE JOSÉ BASO
VERSIÓN ANDRÉS CALAMARO
VERSIÓN HORACIO MOLINA
VERSIÓN PEDRO AZNAR
VERSIÓN MARIA GRAÑA
VERSIÓN ESTELA RAVAL
VERSIÓN RAÚL LAVIÉ CON ABEL PINTOS
VERSIÓN LITTO NEBBIA
VERSIÓN COQUI RAMÍREZ
VERSIÓN PEDRO GUERRA
VESIÓN JULIA ZENKO
VERSIÓN DJANGO
Me acobardó la soledad
y el miedo enorme de morir lejos de ti...
¡Qué ganas tuve de llorar
sintiendo junto a mí
la burla de la realidad!
Y el corazón me suplicó
que te buscara y que le diera tu querer...
Me lo pedía el corazón
y entonces te busqué
creyéndote mi salvación...

Y ahora que estoy frente a ti
parecemos, ya ves, dos extraños...
Lección que por fin aprendí:
¡cómo cambian las cosas los años!
Angustia de saber muertas ya
la ilusión y la fe...
Perdón si me ves lagrimear...
¡Los recuerdos me han hecho mal!

Palideció la luz del sol
al escucharte fríamente conversar...
Fue tan distinto nuestro amor
y duele comprobar
que todo, todo terminó.
¡Qué gran error volverte a ver
para llevarme destrozado el corazón!
Son mil fantasmas, al volver
burlándose de mí,
las horas de ese muerto ayer...

YIRA, YIRA (ENRIQUE SANTOS DISCÉPOLO)
VERSIÓN CARLOS GARDEL
OTRA VERSIÓN GARDELIANA
VERSIÓN LOS PIOJOS
VERSIÓN JAVIER CALAMARO
VERSIÓN HUGO DEL CARRIL
VERSIÓN JULIO IGLESIAS
VERSIÓN PATRICIA SOSA 
VERSIÓN ROBERTO GOYENECHE
VERSIÓN EDUMUNDO RIVERO 
CON LA ORQUESTA DE ANÍBAL TROILO
VERSIÓN MERCEDES SIMONE
VERSIÓN HUGO DEL CARRIL
VERSIÓN VIRGINIA LUQUE
VERSIÓN ALBERTO CASTILLO
VERSIÓN TANIA CON LA ORQUESTA DE DONATO RACCIATI
VERSIÓN ADA FALCÓN
VERSIÓN NACHA GUEVARA
VERSIÓN RAPHAEL
VERSIÓN JORGE FALCÓN

VERSIÓN SABU
VERSIÓN CARLOS MALEVAJE Y LUIS EDUARDO AUTE

Cuando la suerte que es grela 

fallando y fallando te largue parao 

cuando estés bien en la vía, 

sin rumbo, desesperao. 

Cuando no tengas ni fe ni yerba 

de ayer secándose al sol. 

Cuando rajés los tamangos 

buscando ese mango 

que te haga morfar 

la indiferencia del mundo 

que es sordo y es mudo 

recién sentirás. 

Verás que todo es mentira, verás que nada es amor 

que al mundo nada le importa yira, yira... 

Aunque te quiebre la vida 

aunque te muerda un dolor 

no esperes nunca una mano 

ni una ayuda ni un favor. 

Cuando estén secas las pilas 

de todos los timbres que vos apretás 

buscando un pecho fraterno 

para morir abrazao. 

Cuando te dejen tirao 

después de cinchar lo mismo que a mi. 

Cuando manyés que a tu lao 

se prueban la ropa que vas a dejar. 

Te acordarás de este otario que un día cansado 

se puso a ladrar. 

Verás que todo es mentira, verás que nada es amor 

que al mundo nada le importa yira, yira... 

Aunque te quiebre la vida, 

aunque te muerda un dolor 
no esperes nunca una mano 
ni una ayuda ni un favor. 
Cuando manyés que a tu lao 
se prueban la ropa que vas a dejar. 
Te acordarás de este otario que un día cansado 
se puso a ladrar. 
Verás que todo es mentira, verás que nada es amor 
que al mundo nada le importa yira, yira...

TIRANÍA (PABLO NERUDA)

Oh dama sin corazón, hija del cielo,
auxíliame en esta solitaria hora
con tu directa indiferencia de arma
y tu frío sentido del olvido.

Un tiempo total como un océano,
una herida confusa como un nuevo ser
abarcan la tenaz raíz de mi alma
mordiendo el centro de mi seguridad.

Qué espeso latido se cimbra en mi corazón
como una ola hecha de todas las olas,
y mi desesperada cabeza se levanta
en un esfuerzo de salto y de muerte.

Hay algo enemigo temblando en mi certidumbre,
creciendo en el mismo origen de las lágrimas
como una planta desgarradora y dura
hecha de encadenadas hojas amargas.

INDIFERENCIA (INTI ILLIMANI)

Tu indiferencia me hiela la sangre,

me hace temer por otra dulce herida,

veo en tu corazón latir pañuelos

y adivino en tus ojos la partida.



Sé que debo partir sin darme vuelta,

sé que llegó la hora de dejarte,

sé que debo borrarte de mi angustia

y nunca más volver a dibujarte.



Así mata mi amor la indiferencia

con que miras mi marcha hacia el olvido

pues el olvido brota de la ausencia.



Cuando el otro no entiende lo vivido

ni comprende lo herido y lo sufrido

se apaga la pasión en la conciencia



PRIMERO SE LLEVARON…

Primero se llevaron a los comunistas, pero a mi no me importó porque yo no lo era; enseguida se llevaron a unos obreros, pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era, después detuvieron a los sindicalistas, pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista; luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso, tampoco me importó; ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde. 
Atribuido a Bertolt Brecht, y, en otros casos,  al pastor luterano alemán Martin Niemöller (1892–1984), es parte de un sermón dado por él en la Semana Santa de 1946 y dice así:
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar
LEVE, LEVE, MUY LEVE (ALBERT CAEIRO - FERNANDO PESSOA)

XIII

Leve, leve, muy leve,

un viento muy leve pasa,

y se va, siempre muy leve.

Y yo no sé en qué pienso

ni me interesa saberlo.


Poco me importa.
¿Poco me importa, qué? No sé: pero poco me importa.
HUNDIDO EN LA INDIFERENCIA (MISPLACE)

Abre los ojos, solo ves mierda 

Odio y miradas vacías. 

No sientes nada, te faltan fuerzas 

Hundido en la indiferencia. 

Me pregunto el tiempo que ha pasado y donde estoy 

Mi cabeza es una granada que está a punto de estallar. 



Ahora te acuerdas cómo llegó 

El fin de tu existencia 

Sus palabras se apagaron 

Giraron sus cabezas 

Es un juicio que he perdido antes de empezar 

Me declaran culpable de ser antisocial. 



Y cuando os haga daño, deberé sentirme mal 

Esta es mi respuesta me da igual 

Soy lo que habéis creado, y que no podéis cambiar 

Esta es mi respuesta me da igual 



La sociedad actual deja fuera mucha gente 

Basta con no mirar y al momento desaparecen 

Quien levantará la voz en nombre de los más marginados 

Quien resucitará a unos muertos ya olvidados 



O lo sufriremos al despertar, de esta falsa realidad 





Y cuando os haga daño, deberé sentirme mal 

Esta es mi respuesta me da igual. 

Soy lo que habéis creado, y que no podéis cambiar 

Esta es mi respuesta me da igual. 

Me da igual, me da igual…

AMA TU RITMO (RUBEN DARÍO)

Ama tu ritmo y ritma tus acciones
bajo su ley, así como tus versos;
eres un universo de universos
y tu alma una fuente de canciones.

La celeste unidad que presupones
hará brotar en ti mundos diversos,
y al resonar tus números dispersos
pitagoriza en tus constelaciones.

Escucha la retórica divina
del pájaro, del aire y la nocturna
irradiación geométrica adivina;

mata la indiferencia taciturna
y engarza perla y perla cristalina
en donde la verdad vuelca su urna.

VALPARAÍSO (OSVALDO RODRÍGUEZ)
VERSIÓN SILVIO RODRIGUEZ
Yo no he sabido de su historia,
un día nací allí, sencillamente.
El viejo puerto vigiló mi infancia
con rostro de fría indiferencia.
Porque no nací pobre y siempre tuve
un miedo inconcebible a la pobreza.

Yo les quiero contar lo que he observado
para que nos vayamos conociendo.
El habitante encadenó las calles
la lluvia destiñó las escaleras
y un manto de tristeza fue cubriendo
los cerros con sus calles y sus niños.

Y vino el temporal y la llovizna
con su carga de arena y desperdicio.
Por ahí paso la muerte tantas veces
la muerte que enlutó a Valparaíso
y una vez más el viento como siempre
limpió la cara de este puerto herido.

Pero este puerto amarra como el hambre,
no se puede vivir sin conocerlo,
no se puede mirar sin que nos falte,
la brea, el viento sur, los volantines,
el pescador de jaivas que entristece
nuestro paisaje de la costanera.

Yo no he sabido nunca de su historia...
RETRATO DE LA CANTIDAD (JORGE LUIS BORGES)

Pienso en el parco cielo puritano 
de solitarias y perdidas luces 
que Emerson miraría tantas noches 
desde la nieve y el rigor de Concord. 
Aquí son demasiadas las estrellas. 
El hombre es demasiado. Las innúmeras 
generaciones de aves y de insectos, 
del jaguar constelado y de la sierpe, 
de ramas que se tejen y entretejen, 
del café, de la arena y de las hojas 
oprimen las mañanas y prodigan 
su minucioso laberinto inútil. 
Acaso cada hormiga que pisamos 
es única ante Dios, que la precisa 
para la ejecución de las puntuales 
leyes que rigen su curiosos mundo. 
Si así no fuera, el universo entero 
sería un error y un oneroso caos. 
los espejos del ébano y del agua, 
el espejo inventivo de los sueños, 
los líquenes, los peces, las madréporas, 
las filas de tortugas en el tiempo, 
las luciérnagas de una sola tarde, 
las dinastías de las araucarias, 
las perfiladas letras de un volumen 
que la noche no borra, son sin duda 
no menos personales y enigmáticas 
que yo, que las confundo, no me atrevo 
a juzgar la lepra o a Calígula.

RETRATO DE LA INDIFERENCIA (LUIS OVIEDO)
LA MUFA (JULIO CORTAZAR)

Vos ves la Cruz del Sur,
respirás el verano con su olor a duraznos,
y caminás de noche
mi pequeño fantasma silencioso
por ese Buenos Aires,
por ese siempre mismo Buenos Aires.
Quizá la más querida

Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías.

Siempre empezó a llover
en la mitad de la película,
la flor que te llevé tenía
una araña esperando entre los pétalos.

Creo que lo sabías
y que favoreciste la desgracia.
Siempre olvidé el paraguas
antes de ir a buscarte,
el restaurante estaba lleno
y voceaban la guerra en las esquinas.

Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía.
MI HISTORIA ENTRE TUS DEDOS (GIANLUCA GRIGNANI)
VERSIÓN  SERGIO DALMA
VERSIÓN FRANCO DE VITA
Yo pienso que 
no son tan inútiles, las noches que te di 
te marchas y que 
yo no intento discutírtelo, lo sabes y lo se 
al menos quédate solo esta noche 
prometo no tocarte ,estas segura 
a veces que me voy sintiendo solo 
por que conozco esa sonrisa ,tan definitiva 
tu sonrisa que a mi mismo, me abrió tu paraíso 

Se dice que, por cada hombre, hay una como tu 
pero mi sitio,(duele) lo comparas con alguno, igual que yo mejor lo dudo 
por que esta vez agachas la mirada 
me pides que sigamos siendo amigos 
amigos para que maldita sea 
a un amigo lo perdono, pero a ti te amo 
pueden parecer banales, mis instintos naturales 

CORO 
Hay una cosa que yo no te he dicho aun 
en mis problemas sabes que, se llaman tu 
solo por eso tu me vez hacerme el duro 
para sentirme un poquito mas seguro 
y sino quieres ni decir en que he fallado 
recuerda que también a ti te he perdonado 
en cambio tu, tus besos siento no te quiero 
y te me vas con esta historia entre tus dedos 

Te vas a ver ,buscando excusas 
luego márchate 
por que de mi 
no te quieras preocuparte, no debes provocarme 
que yo te escribiré un par de canciones 
tratando de ocultar mis emociones 
pensando pero poco en las palabras 
y hablare de la sonrisa, tan definitiva 
tu sonrisa que a mi mismo, me abrió tu paraíso 

CORO 
Hay una cosa que yo no te he dicho aun 
en mis problemas sabes que, se llaman tu 
solo por eso tu me vez hacerme el duro 
para sentirme un poquito mas seguro 
y sino quieres ni decir en que he fallado 
recuerda que también a ti te he perdonado 
en cambio tu, tus besos siento no te quiero 
y te me vas con esta historia entre tus dedos

ANIVERSARIO (ÁLVARO DE CAMPOS . FERNANDO PESSOA)

En el tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños,
yo era feliz y nadie había muerto.
En la casa antigua, incluso mi cumpleaños era una tradición de siglos,
y la alegría de todos, y la mía, estaba asegurada con una religión cualquiera.

En el tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños,
tenía yo la gran salud de no entender cosa alguna,
de ser inteligente en medio de la familia,
y de no tener las esperanzas que los demás tenían por mí.
Cuando llegué a tener esperanzas ya no supe tener esperanzas.
Cuando llegué a mirar la vida, perdí el sentido de la vida.

Sí, lo que supuse que fui para mí,
lo que fui de corazón y parentesco,
lo que fui de atardeceres de media provincia,
lo que fui de que me amaran y ser yo el niño.
Lo que fui —¡Ay, Dios mío!—, lo que sólo hoy sé que fui…
¡Cuán lejos!...
(Ni lo encuentro…)
¡El tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños!

Lo que hoy soy es como la humedad en el corredor al final de la casa,
que mancha las paredes…
lo que hoy soy (y la casa de quienes me amaron tiembla a través de mis lágrimas),
lo que soy hoy es que hayan vendido la casa.
Es que hayan muerto todos,
es que haya sobrevivido yo a mí mismo como un fósforo frío…

En el tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños…
¡Qué amor mío, como una persona, ese tiempo!
Deseo físico del alma de encontrarse allí otra vez,
por un viaje metafísico y carnal,
con una dualidad de mí para mí…
¡Comer el pasado como a pan con hambre, sin tiempo para mantequilla en los dientes!

Veo todo de nuevo con una nitidez que me ciega para cuanto hay aquí…
La mesa dispuesta con más lugares, con mejores dibujos en la loza, con más copas,
el aparador con muchas cosas —dulces, frutas, el resto en la sombra bajo lo elevado,
las tías viejas, los primos diferentes, y todo por causa mía,
en el tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños…

¡Detente, corazón mío!
¡No pienses! ¡Deja al pensar en la cabeza!
¡Oh Dios mío, mi Dios, Dios mío!
Ya hoy no cumplo años.
Perduro.
Se me suman días.
Seré viejo cuando lo sea.
Y nada más.
¡Rabia de no haberme traído el pasado robado en la mochila!...

¡El tiempo en que festejaban el día de mi cumpleaños!
MIRÁNDONOS LOS DOS (LUIS EDUARDO AUTE)
Nos va ocupando 
una incipiente indiferencia 
que levanta su voz 
en silencio precoz, 
avisando 
que el fantasma del tiempo no vive en la edad 
sino en la soledad, 
esa prisión 
donde envejece el corazón. 

Y así es lo mismo 
la noche y el día, 
la cumbre, el abismo, 
la melancolía 
y el llanto de amor, 
ese espejo de Dios 
que se empañó 
mirándonos los dos. 

Siento que el alma, 
desvaneciendo en nuestros cuerpos, 
lejos de resistir 
se dispone a morir 
en la calma. 
Y esa muerte que nadie podrá detener 
no dejará de ser 
un paso más, 
ese otro que quedó detrás. 

Y así es lo mismo... 

La cobardía 
que nos esposa el uno al otro 
provocando el temor 
de afrontar el error, 
que nos guía, 
es la herida que deja el sentido común 
ese residuo aún 
de insensatez, 
que nos conduce a la vejez. 

Y así es lo mismo...

TALION STYLE (LUISA FUTORANSKY)

Si mi corazón fuera de diamante
flor de incisión haría en el tuyo.
(De malviviente a malviviente)

La indiferencia es un lujo 
para el que tendría que nacer de nuevo.
Y ni con ésas. 
ÓDIAME (FEDERICO BARRETO-RAFAEL OTERO)
VERSIÓN DYANGO
VERSIÓN ENRIQUE BUNBURY
VERSIÓN SOLEDAD PASTORUTTI
VERSIÓN LOS DÁVALOS
VERSIÓN TOMÁS LIPÁN
ódiame por piedad yo te lo pido 
ódiame sin medida ni clemencia 
odio quiero más que indiferencia por que 
el rencor quiere menos que el olvido 

ódiame por piedad yo te lo pido 
ódiame sin medida ni clemencia 
odio quiero más que indiferencia por que 
el rencor quiere menos que el olvido 

si tu me odias quedaré yo convencido 
de que me amaste mujer con insistencia 

pero ten presente de acuerdo a la experiencia 
que tan sólo se odia lo querido 

pero ten presente de acuerdo a la experiencia 
que tan sólo se odia lo querido 

que vale más yo humilde y tu orgullosa 
o vale más tu débil  hermosura 
piensa que en el fondo de la fosa 
llevaremos la misma vestidura 

que vale más yo humilde y tu orgullosa 
o vale más tu débil hermosura 
piensa que en el fondo de la fosa 
llevaremos la misma vestidura 

si tu me odias quedaré yo convencido 
de que me amaste mujer con insistencia 

pero ten presente de acuerdo a la experiencia 
que tan sólo se odia lo querido 

pero ten presente de acuerdo a la experiencia 
que tan sólo se odia lo querido 

NO VENGO NI VOY - DINO RAMOS  & JULIO IGLESIAS
EN DIRECTO EN VIÑA DEL MAR

No vengo ni voy. 
Me da lo mismo quedarme o seguir. 
De andar trepando hasta el cielo 
perdí conciencia del suelo 
y me cansé de vivir.

No vengo ni voy. 
Me da lo mismo quedarme o seguir. 
De andar buscando un destino 
no tengo tierra ni nido... 
No tengo donde vivir.

Nadie me espera en ningún lugar. 
Perdí mi vida queriendo dar. 
Qué triste se hace la realidad 
cuando uno vive para soñar.

Nadie me espera en ningún lugar. 
Perdí mi vida queriendo dar. 
Qué triste se hace la realidad 
cuando uno vive para soñar.

No vengo ni voy. 
Me da lo mismo quedarme o seguir. 
De andar trepando hasta el cielo 
perdí conciencia del suelo 
y me cansé de vivir.

No vengo ni voy. 
Me da lo mismo quedarme o seguir, 
pues al cambiarme la suerte 
ya nadie quiso quererme... 
Me lo enseñaron así.

Nadie me espera en ningún lugar. 
Perdí mi vida queriendo dar. 
Qué triste se hace la realidad 
cuando uno vive para soñar.

Nadie me espera en ningún lugar. 
Perdí mi vida queriendo dar. 
Qué triste se hace la realidad 
cuando uno vive para soñar.
CONSTRUCCIÓN  - CHICO BUARQUE
EN ESPAÑOL
VERSIÓN NACHA GUEVARA
VERSIÓN DANIEL VIGLIETTI
VERSIÓN FITO PAÉZ
Amó aquella vez como si fuese última 
besó a su mujer como si fuese última 
y a cada hijo suyo cual si fuese el único 
y atravesó la calle con su paso tímido 
subió a la construcción como si fuese máquina 
alzó en el balcón cuatro paredes sólidas 
ladrillo con ladrillo en un diseño mágico 
sus ojos embotados de cemento y lágrimas 

sentóse a descansar como si fuese sábado 
comió su pan con queso cual si fuese un príncipe 
bebió y sollozó como si fuese un náufrago 
danzó y se rió como si oyese música 
y tropezó en el cielo con su paso alcohólico 
y flotó por el aire cual si fuese un pájaro 
y terminó en el suelo como un bulto fláccido 
y agonizó en el medio del paseo público 
murió a contramano entorpeciendo el tránsito 

amó aquella vez como si fuese el último 
besó a su mujer como si fuese única 
y a cada hijo suyo cual si fuese el pródigo 
y atravesó la calle con su paso alcohólico 
subió a la construcción como si fuese sólida 
alzó en el balcón cuatro paredes mágicas 
ladrillo con ladrillo en un diseño lógico 
sus ojos embotados de cemento y tránsito 

sentóse a descansar como si fuese un príncipe 
comió su pan con queso cual si fuese el máximo 
bebió y sollozó como si fuese máquina 
danzó y se rió como si fuese el próximo 
y tropezó en el cielo cual si oyese música 
y flotó por el aire cual si fuese sábado 
y terminó en el suelo como un bulto tímido 
agonizó en el medio del paseo náufrago 

murió a contramano entorpeciendo el público 

amó aquella vez como si fuese máquina 
besó a su mujer como si fuese lógico 
alzó en el balcón cuatro paredes flácidas 
sentóse a descansar como si fuese un pájaro 
y flotó en el aire cual si fuese un príncipe 
y terminó en el suelo como un bulto alcohólico 
murió a contramano entorpeciendo el sábado 

por eso el pan de comer y el suelo para dormir, 
registro para nacer, permiso para reír, 
poder dejarme respirar, y por dejarme existir, 

Dios le pagué, 
por esa grapa de gracia que tenemos que beber, 
por ese jugo desgracia que tenemos que toser, 
por dos andamios de gente para subir y caer, 
Dios le pagué, 
por esa tía que un día nos va a burlar y escupir, 
y por las moscas y besos que nos vendrán a cubrir, 
y por la capa postrera que al fin nos va a redimir, 
Dios le pagué.

 CRUCIFIXIÓN BLANCA - MARC CHAGALL
 EL CUMPLEAÑOS - MARC CHAGALL
LA INDIFERENCIA - MARCO ORTOLAN