Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

28.9.14

MIRADAS











Las miradas son semillas
Mirar es sembrar

- OCTAVIO PAZ



LAS PRIMERAS MIRADAS (MARIO BENEDETTI)

Nadie sabe en qué noche de octubre solitario,

de fatigados duendes que ya no ocurren,

puede inmolarse la perdida infancia

junto a recuerdos que se están haciendo.


Qué sorpresa sufrirse una vez desolado,

escuchar cómo tiembla el coraje en las sienes,

en el pecho, en los muslos impacientes

sentir cómo los labios se desprenden

de verbos maravillosos y descuidados,

de cifras defendidas en el aire muerto,

y cómo otras palabras, nuevas, endurecidas

y desde ya cansadas se conjuran

para impedirnos el único fantasma de veras.


Cómo encontrar un sitio con los primeros ojos,

un sitio donde asir la larga soledad

con los primeros ojos, sin gastar

las primeras miradas,

y si quedan maltrechas de significados,

de cáscara de ideales, de purezas inmundas,

cómo encontrar un río con los primeros pasos,

un río -para lavarlos- que las lleve.
TU MIRADA (ALEJANDRO SANZ)
Si llamas amor me quema el tic tac 
pero si no me llamas me abrazarás 
llega el alba, soy el viento que en tus velas 
remolino soy donde perdiste el alma y los estribos 
soy y no sé que me pasa hoy. 
Pero es que hay algo que me falta: 
tu mirada en la mañana clara, 
el aroma de tu piel temprana. 
Y no encuentro tus latidos en las sábanas (acaricia bien tu voz...) 
Tu mirada cristalina al alba, 
el aroma de tu piel temprana 
esperando hasta que amaine el temporal. 

Y tu voz, tu calor, tu respirar 
me faltó, me faltó tu respirar. 
Y tu voz, tu calor, tu respirar, me faltó, me faltó. 

Dibuja el alba a un par de líneas rojas 
en la mitad de la aurora 
El tiempo que galopa, sube por mi espalda, 
el tiempo que he perdido, el tiempo naufragaba, 
tu sólo te llamabas... voz. 

Y es que hay algo que me falta: 
tu mirada en la mañana clara, el aroma de tu piel temprana 
Y no encuentro tus latidos en las sábanas (acariciame en tu voz... ) 

Tu mirada lenta, dulce amada, el aroma tibio de tu espalda, 
me lo mandas cuando amaine le temporal. 

Y tu voz, tu calor, tu respirar, 
me faltó, me faltó tu respirar. 
Y tu voz, tu calor, tu respirar, 
me faltó, me faltó tu respirar. 
Tu mirada, tu espalda, sólo que me falta...
LA MIRADA (ELADIA BLÁZQUEZ)
VERSIÓN SANDRA MIHANOVICH
Hay que mirar, aprender a considerar 
Y también saber aguzar, la mirada fina 
Brota el rosal, desparrama luz y color 
Pero algunos miran la flor, y otros las espinas. 

Todo depende de la mirada 
Lo poco parece mucho 
Y a veces lo mucho es nada. (Bis) 

No hay que endiosar, al dinero no hay que endiosar 
Si al amor no puede comprar, ni a una dulce siesta. 
La soledad del que tiene es más soledad 
Porque vale más de verdad, lo que nada cuesta. 

Todo depende de la mirada 
Lo poco parece mucho 
Y a veces lo mucho es nada. (Bis) 

La copa está, sólo apenas por la mitad 
Pero tú, que felicidad... No la ves vacía, 
Vuelve a mirar, imagina y vuelve a pensar 
Que te puedes emborrachar, pero de alegría.

TU MIRADA (JUAN ROSITO - EUGENIO CÁRDENAS)
SÓLO LETRA

Paso las noches suspirando
porque desde que te viera
en mi corazón sentí que tu profundo mirar
puso un tierno amor dentro de mí.
Si comprendieras mi quebranto,
si supieses mi tormento
no me ibas a hacer sufrir,
no me ibas a hacer penar, con tu mirar...

¡Mi alma!, yo creía en tu cariño,
puro, como destellos de sol,
pero tu mirada me engañó
y toda mi ilusión murió.
Nunca yo pensé que me miraras
para darme penas a beber,
fuiste la purísima mujer
que hicieras a mi amor enloquecer...

Fueron mis ansias tus amores
y tu rostro mi alegría
y tu voz suave canción
que hizo de gozo temblar
con raro poder mi corazón.
Pero muy solo me has dejado
los horrendos padeceres
que me ofrecerán dolor
cuando me ponga a pensar, triste, en tu amor...

MIRADAS (AXEL FERNANDO)
Hay miradas que sin dudas 
Dicen más que mil palabras 
Y que al verlas todas juntas 
Son como espejos del alma 
Hay miradas que cuando miran 
Son hirientes y lastiman 
En cambio hay otras tan serenas 
Que consuelan y acarician 
Hay miradas insistentes, misteriosas, recurrentes 
Y las hay indiferentes, como las de tanta gente 
Hay miradas que ocultan verdades 
Que mucho dañan 
Y las hay que en la diaria lucha 
Fortalecen y acompañan 
Hay miradas que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día 
Hay miradas que por tristes 
Enlutan a quien las viste 
Y hay esas miradas dulces 
Que ennobleces a quien las luce 
Hay miradas que derriten 
Hasta el corazón más duro 
E iluminan suavemente 
El pensamiento más oscuro 
Hay miradas 
Que perdidas entre miles de miradas 
Andan solas por la vida 
En busca de otras miradas 
Y hay miradas que cautivan 
Por lo bellas y profundas 
Como tu mirada azul 
Que me atrapa día a día.
TU MIRADA (ANTONIO PARDAL)


¿Por qué al mirar tus ojos me deslumbra 
el suave titilar de tu pupila?
 ¿Será que tienes alma de sibila 
y sabes que navego en la penumbra? 
Tus ojos son la luz que alegre alumbra
 la triste oscuridad que me obnubila, 
cansada de buscar, mustia, intranquila,
 la luz de amor que en ti solo vislumbra. 
Y cuando me asaetas con el rayo 
de tu mirada plena de alegría, 
mi corazón se para, lloro y callo
 hundido en la tristeza y agonía, 
pues siento que me invade el cruel desmayo 
de ver que amas a otro y no eres mía. 
CON TU MIRAR (NORBERTO CANOSA - EUSEBIO GIORNO)
ORQUESTA DE FRANCISCO CANARO CANTADA POR CHARLO
Quise tanto adorarte
Con toda mi pasión,
Para después llevarte
En mi corazón
Con tu mirar me diste
Una ilusión,
Para dejarme luego
Un hondo dolor.

Si alguna vez la suerte
Me hiciera ver,
Los brazos de la muerte
Sería un placer.
Porque vivir no puedo
Más sin tu mirar,
Que antes morir prefiero
Que no hoy penar.

Con tu mirar también
Se fue toda mi dicha,
Todo mi bien
Y mi querer.
Después sufrí
Un gran dolor,
Pues conociera
Tu fingido amor.

No sé cómo olvidarte
Si tanto te amé,
Quise aprender a odiarte
Pero en vano fue.
No sé qué había en tus ojos
Que con tu mirar,
Robaste a mi vida
La felicidad.

En ti vivo pensando
A pesar del mal,
Que me han hecho tus ojos
Con aquel mirar.
Y albergando en mi alma
Vana ilusión,
Te llevaré constante
En mi corazón.

Soñé un Edén
Lleno de amor,
Dicha, placer
Y una pasión
Ardiente y fiel.
La realidad
Trajo dolor,
Y al recordarte
Me pongo a llorar
Loco de amor.
 TU SONRISA Y TU MIRADA (JACOB NERUDA UNAMUNO)

No permitas que se endurezca tu corazón 
 y que la noche obscurezca tu alma 
 No dejes que tu sonrisa se apague 
 y pierda el brillo tu mirada. 

 Quiero verte sonriendo 
Quiero recordar en tus ojos 
a la mujer que sigo queriendo 
a esa mujer enamorada 
a ese amor difuminado por el tiempo
TU MIRADA (AMAIA MONTERO)
Solo una vez me fui del miedo, 
solo una vez te lo prometo, 
solo una vez debí empezar por mi, 
pido al cielo que esta noche estés conmigo aquí. 

Solo una vez y nunca nada, 
solo una vez perdí mis alas, 
solo una vez debí creer en ti 
y preguntarte si ahora quieres tú creer en mi. 

Y ahora pienso solo en tu mirada, 
es un ángel que no dice nada 
y ya no quiere recordar. 
Solo canto cuando estoy contigo 
dando vueltas sin saber que digo 
y ya no puedo respirar. 

Solo una vez es casi nada, 
solo una vez enamorada, 
solo una vez me prometí creer 
y no diría nada desde que pueda amanecer. 

Solo una vez y ya no quiero, 
solo una vez pisando el suelo, 
solo una vez busqué todo el valor 
para este amor que ya no sabe hablarme de los dos. 

Y ahora pienso solo en tu mirada, 
es un ángel que no dice nada 
y ya no quiere recordar. 
Solo canto cuando estoy contigo 
dando vueltas sin saber que digo 
y ya no puedo respirar. 

Y ahora ven, mírame 
y cuéntame que nunca me has cuidado, 
que me has dado razones de verdad. 
Y ahora ven, bésame y no me digas nada 
pues no quiero que te vayas y me vuelvas a olvidar 

Y ahora pienso solo en tu mirada, 
es un ángel que no dice nada 
y ya no quiere recordar. 
Solo canto cuando estoy contigo 
dando vueltas sin saber que digo 
y ya no puedo respirar. 

Y ahora pienso solo en tu mirada, 
es un ángel que no dice nada 
y ya, y ya, no quiere recordar.
POEMA 7 (PABLO NERUDA)
MUSICALIZADO E INTERPRETADO POR VICENTE MONERA
Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes
a tus ojos oceánicos.

Allí se estira y arde en la más alta hoguera
mi soledad que da vueltas los brazos como un náufrago.

Hago rojas señales sobre tus ojos ausentes
que olean como el mar a la orilla de un faro.

Sólo guardas tinieblas, hembra distante y mía,
de tu mirada emerge a veces la costa del espanto.

Inclinado en las tardes echo mis tristes redes
a ese mar que sacude tus ojos oceánicos.

Los pájaros nocturnos picotean las primeras estrellas
que centellean como mi alma cuando te amo.

Galopa la noche en su yegua sombría
desparramando espigas azules sobre el campo.
LA MIRADA (JORGE FANDERMOLE)
Apenas te vi bailando 
supe que no alzabas para mí
la noche de tu pañuelo 
pero la luz de tus ojos sí; 
disimuladas brasas en vuelo 
quemándose al partir. 

Sólo porque la zamba 
no guarda prendas para el cantor, 
no le mientas a mi alma, 
tus ojos van donde va tu amor; 
ese pañuelo sigue la danza 
pero tus ojos no. 

Guardo en el lucero 
un tiempo que espero para refrescar 
fuegos de mis amores 
y los ardores de tu mirar; 
cuando mi voz se cansa 
hay otra danza para bailar. 

Sesgo de tu mirada 
que va endulzándome la canción 
con su llama enredada 
volviendo leña mi corazón. 
No dejes de mirarme 
hasta que apague la noche el sol. 

En los pliegues del aire 
hay un camino que nadie ve, 
que trae la luz furtiva 
de tus pupilas mirándome 
y lleva en mi humilde zamba 
arena blanda para tus pies. 

Guardar escondida 
la copla dormida donde refrescar 
fuegos de mis amores 
y los ardores de tu mirar; 
cuando mi voz se cansa 
hay otra danza para bailar. 

FUE AL PASAR (DELMIRA AGUSTINI)

Yo creí que tus ojos anegaban el mundo...
Abiertos como bocas en clamor... Tan dolientes
que un corazón partido en dos trozos ardientes
parecieron... Fluían de tu rostro profundo

como dos manantiales graves y venenosos...
fraguas a fuego y sombra, ¡tus pupilas!... tan hondas
que no sé desde dónde me miraban, redondas
y oscuras como mundos lontanos y medrosos.

¡Ah, tus ojos tristísimos como dos galerías
abiertas al Poniente!... ¡Y las sendas sombrías
de tus ojeras donde reconocí mis rastros!...

¡Yo envolví en un gran gesto mi horror como en un velo,
y me alejé creyendo que cuajaba en el cielo
la medianoche húmeda de tu mirar sin astros!
LA MIRADA (LOS PERICOS)
Sé que ya es normal 
Que mi desvelo no quiera olvidarte 
Emblema con sólo mirarte 
Penas que van pasando 
Y mis recuerdos voy cicatrizando 
Dolor de los que duran 
Sé olvidan pronto con sólo mirarte. 

Dejaré que puedas ver el fondo de ni alma 
Dejaré que puedas ver como se desangra 

Sabemos que el lodazal nos abandona 
Y eso es buena suerte 

Valor, la solución que nos espera 
Después de un naufragio 
Placer de verte bien 
Tan claramente y así me libero 
Nada, nada 
Ni mi desvelo me cambian al verte 

Dejaré que... 

Ve, sube sin mí al cielo no es lo que yo quiero 
Ve, sube sin mí al cielo, yo vuelvo, yo vuelvo 
Tan sólo a mirarte 
Tan solo a esperarte 
Imanes en el aire 

Dejaré que...
OJOS ASTRALES (JOSÉ P. H. HERNÁNDEZ)

Si Dios un día
cegara toda fuente de luz,
el universo se alumbraría
con esos ojos que tienes tú.
Pero si -lleno de agrios enojos
por tal blasfemia- tus lindos ojos
Dios te arrancase,
para que el mundo con la alborada
de tu pupila no se alumbrase;
aunque quisiera, Dios no podría
tender la Noche sobre la Nada....
Porque aún el mundo se alumbraría
¡con el recuerdo de tu mirada!

SI TU ME MIRAS (ALEJANDRO SANZ)
Qué fácil decir: te quiero cuando estamos solos, 
lo difícil es hacerlo cuando escuchan todos 
si tú me miras, si tú me miras 
te enseñaré a decir te quiero, sin hablar, 
mientras tengamos un secreto que ocultar. 
La locura de quererte como un fugitivo 
me ha llevado a la distancia donde me he escondido. 
Si tú me miras, si tú me miras 
cuanto más crezca la injusticia, ya verás 
que son más grandes nuestras ganas de luchar. 
Palabras de un lenguaje nuevo que he construido 
para nosotros, para el amante perseguido 
que tiene que esconder su voz. 
Cuando decidas aprenderlo, no habrá silencio, 
no te hará falta usar la voz para romperlo; 
si tú me miras me hablarás, 
si tú me miras me hablarás. 
Yo me seguiré negando pase lo que pase 
a exponer mi corazón en este escaparate; 
si tú me miras, si tú me miras, 
nos amaremos en la justa oscuridad 
de la trastienda que me ha visto suplicar 
Palabras de un lenguaje nuevo que he construido 
para nosotros, para el amante perseguido 
que tiene que esconder su voz. 
Cuando decidas aprenderlo, no habrá silencio, 
no te hará falta usar la voz para romperlo; 
si tú me miras me hablarás, 
si tú me miras me hablarás. 
si tú me miras.

AGUATINTA DE PABLO PICASSO
DISEÑO ESCENOGRÁFICO DE EUGENIO SALVADOR DALI PARA EL FILM RECUERDA DE ALFRED HITCHCOCK
MOISÉS - DIBUJO DE EUGENIO SALVADOR DALÍ
MOISES EN LA TUMBA DE JULIO II DESPUÉS DE MICHELANGELO - EUGENIO SALVADOR DALI
VISIÓN - ODILÓN REDÓN