Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

16.11.14

LOCURAS

IMAGEN DEL FILM EL LOCO DEL PELO ROJO DE VICENTE MINNELLI  SOBRE LA VIDA DE VINCENT VAN GOGH INTERPRETADO POR KIRK DOUGLAS



Si alguien no entiende a otra persona tiende a considerarla loca.

CARL GUSTAV JUNG




¡Escapar de las anclas y de las trabas de los demás!
y Avanzar libremente! ¡Amar librementel iLanzarme temerario y
peligroso!
¡Desafiar a la destrucción con burlas y con invitaciones!
¡Ascender, llegar al cielo del amor para mí prefijado!
¡Elevarme allí con mi alma embriagadal
¡Perderme, si  es preciso!
¡Colmar el resto de mi vida con una hora de locura y de libertad!
¡Con una breve hora de locura y de dicha!

(WALT WHITMAN)
BALADA PARA UN LOCO (ASTOR PIAZZOLA-AMELITA BALTAR)
(Recitado)
Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos. . . Cuando, de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizón en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís!... Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan; los semáforos me dan tres luces celestes, y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares. ¡Vení!, que así, medio bailando y medio volando, me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo...

(Cantado)

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
No ves que va la luna rodando por Callao;
que un corso de astronautas y niños, con un vals,
me baila alrededor... ¡Bailá! ¡Vení! ¡Volá!

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...
el loco berretín que tengo para vos:

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Cuando anochezca en tu porteña soledad,
por la ribera de tu sábana vendré
con un poema y un trombón
a desvelarte el corazón.

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Como un acróbata demente saltaré,
sobre el abismo de tu escote hasta sentir
que enloquecí tu corazón de libertad...
¡Ya vas a ver!

(Recitado)

Salgamos a volar, querida mía;
subite a mi ilusión super-sport,
y vamos a correr por las cornisas
¡con una golondrina en el motor!

De Vieytes nos aplauden: "¡Viva! ¡Viva!",
los locos que inventaron el Amor;
y un ángel y un soldado y una niña
nos dan un valsecito bailador.

Nos sale a saludar la gente linda...
Y loco, pero tuyo, ¡qué sé yo!:
provoco campanarios con la risa,
y al fin, te miro, y canto a media voz:

(Cantado)

Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Trepate a esta ternura de locos que hay en mí,
ponete esta peluca de alondras, ¡y volá!
¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!

Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Abrite los amores que vamos a intentar
la mágica locura total de revivir...
¡Vení, volá, vení! ¡Trai-lai-la-larará!

(Gritado)

¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!
Loca ella y loco yo...
¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!
¡Loca ella y loco yo!




LA VOZ (CHARLES BAUDELAIRE)

Se encontraba mi cuna junto a la biblioteca,

Babel sombría, donde novela, ciencia, fábula,

Todo, ya polvo griego, ya ceniza latina

Se confundía. Yo era alto como un infolio.

Y dos voces me hablaban. Una, insidiosa y firme:

«La Tierra es un pastel colmado de dulzura;

Yo puedo (¡y tu placer jamás tendrá ya término!)

Forjarte un apetito de una grandeza igual.»

Y la otra: «¡Ven! ¡Oh ven! a viajar por los sueños,

lejos de lo posible y de lo conocido.»

Y ésta cantaba como el viento en las arenas,

Fantasma no se sabe de que parte surgido

Que acaricia el oído a la vez que lo espanta.

Yo te respondí: «¡Sí! ¡Dulce voz!» Desde entonces

Data lo que se puede denominar mi llaga

Y mi fatalidad. Detrás de los paneles

De la existencia inmensa, en el más negro abismo,

Veo, distintamente, los más extraños mundos

Y, víctima extasiada de mi clarividencia,

Arrastro en pos serpientes que mis talones muerden.



Y tras ese momento, igual que los profetas,

Con inmensa ternura amo el mar y el desierto;

Y sonrío en los duelos y en las fiestas sollozo

Y encuentro un gusto grato al más ácido vino;

Y los hechos, a veces, se me antojan patrañas

Y por mirar al cielo caigo en pozos profundos.

Más la voz me consuela, diciendo: «Son más bellos

los sueños de los locos que los del hombre sabio».

UN LOCO EN LA CALESITA (JUAN CARLOS BAGLIETTO)
Un romance de estación
le hizo perder la cabeza.
Se fue al baño y se fumó
y empezó a sonar la orquesta
Un, dos tres va y bien
tocaba y se olvidaba de todo.
Un, dos tres va y bien,
la Fender le chorreaba de odio
Él quería conocer
eso de irse a California
trabajaba en un taller
de mecánica en la Boca
Él se apresuró
y se arrancó de a uno los dientes,
y se salvó
por ser de clase '57
Nunca tuvo un buen hogar,
no fue padre ni buen hijo
nunca conoció a Gardel,
sólo a Hendrix y a Tanguito.
Se empezó a cansar
y así probó algunas pastillas,
se volvió a cansar
y no paró hasta ver la heroína
Está un loco en una calesita
casi desnudo y con la vista enferma,
y daba vueltas y se sonreía
y silbaba bajo por no molestar.
Y Dios es una máquina de humo
Cambió la Fender por una Suzuki
se fue a Brasil con plata de su abuela,
y estuvo preso por robar un auto,
y llegó a Gerais,
y se pegó el tren.
Y Dios es una maquina de humo
Y Dios es una maquina de humo
Nadie mas lo volvió a ver
Se sospecha que anda suelto
disfrazado de faisán
o gendarme en algún puerto.
Un, dos tres va y bien…
Está un loco en una calesita
…Dicen que un ángel lo atrapó en el baño
lo crucificó y le sacó los ojos
y con su sangre se pintó los labios,
y cortó sus piernas y se las comió,
y Dios es una máquina de humo


Mucha locura es juicio divino -
para el ojo más sagaz -
mucho juicio - la más estricta locura -
para la mayoría
en esto, y en todo, prevalece -
asiente - y eres normal-
disiente - y eres directamente peligroso - 
y manejado con cadenas

EMILY DICKINSON
LOCURAS (SILVIO RODRIGUEZ)
Hay locuras para la esperanza 
hay locuras también del dolor 
y hay locuras de allá 
donde el cuerdo no alcanza 
locuras de otro color 
hay locuras que son poesias 
hay locuras de un raro lugar 
hay locuras sin nombre 
sin fecha , sin cura 
que no vale la pena curar 
hay locuras que son como brazos de mar 
te sorprenden y te arrastran 
te pierden y ya 
hay locuras de ley 
pero no de buscar 
hay locuras que son la locura 
personales locuras de dos 
hay locuras que imprimen dulces quemaduras 
locuras de diosa y de dios 
hay locuras que hicieron el día 
hay locuras que estan por venir 
hay locuras tan vivas 
tan sanas , tan puras 
que una de ellas sera mi morir



EL LOCO (ANTONIO MACHADO)



Es una tarde mustia y desabrida

de un otoño sin frutos, en la tierra

estéril y raída

donde la sombra de un centauro yerra.



Por un camino en la árida llanura,

entre álamos marchitos, 

a solas con su sombra y su locura
va el loco, hablando a gritos.

Lejos se ven sombríos estepares,
colinas con malezas y cambrones,
y ruinas de viejos encinares,
coronando los agrios serrijones.

El loco vocifera
a solas con su sombra y su quimera.
Es horrible y grotesca su figura:
flaco, sucio, maltrecho y mal rapado,
ojos de calentura
iluminan su rostro demacrado.

Huye de la ciudad... Pobres maldades,
misérrimas virtudes y quehaceres
de chulos aburridos, y ruindades
de ociosos mercaderes.

Por los campos de Dios el loco avanza
tras la tierra esquelética y sequiza
—rojo de herrumbre y pardo de ceniza —
hay un sueño de lirio en lontananza.

Huye de la ciudad. ¡El tedio urbano!
— ¡carne triste y espíritu villano!—.

No fue por una trágica amargura
esta alma errante desgajada y rota;
purga un pecado ajeno: la cordura,
la terrible cordura del idiota.
YO NO QUIERO VOLVERME TAN LOCO (CHARLY GARCÍA)
VERSIÓN DE CHARLY CON LEÓN GIECO
Yo no quiero volverme tan loco 
yo no quiero vestirme de rojo 
yo no quiero morir en el mundo hoy. 
Yo no quiero ya verte tan triste 
yo no quiero saber lo que hiciste 
yo no quiero esta pena en mi corazón. 

Escucho un bit de un tambor entre la desolación 
de una radio en una calle desierta 
están las puertas cerradas y las ventanas también 
no será que nuestra gente está muerta? 
Presiento el fin de un amor en la era del color 
la televisión está en las vidrieras 
toda esa gente parada que tiene grasa en la piel 
no se entera ni que el mundo da vueltas. 

Yo no quiero meterme en problemas 
yo no quiero asuntos que queman 
yo tan sólo les digo que es un bajón. 
Yo no quiero sembrar la anarquía 
yo no quiero vivir como digan 
tengo algo que darte en mi corazón. 

Escucho un tango y un rock 
y presiento que soy yo 
y quisiera ver al mundo de fiesta. 
Veo tantas chicas castradas y tantos tontos que al fin 
yo no se si vivir tanto les cuesta. 
Yo quiero ver muchos más delirantes por ahí 
bailando en una calle cualquiera 
en Buenos Aires se ve 
que ya no hay tiempo de más 
la alegría no es sólo brasilera. 

Yo no quiero vivir paranoico 
yo no quiero ver chicos con odio 
yo no quiero sentir esta depresión 
voy buscando el placer de estar vivo 
no me importa si soy un bandido 
voy pateando basura en el callejón 

Yo no quiero volverme tan loco 
yo no quiero vestirme de rojo 
yo no quiero morir en el mundo hoy. 
Yo no quiero ya verte tan triste 
yo no quiero saber lo que hiciste 
yo no quiero esta pena en mi corazón. 
Yo no quiero sentir esta pena en mi corazón.

LOCO (ANDRÉS CALAMARO)
Voy a salir a caminar solito
sentarme en un parque a fumar un porrito
y mirar a las palomas comer
el pan que la gente les tira!
y reprimir el instinto asesino
delante de un mimo o de un clown
hoy estoy down violento
down radikal
pero tengo aprendido el papel principal:

Yo soy un loco
que se dio cuenta
que el tiempo es muy poco
yo soy un loco
que se dio cuenta
que el tiempo es muy poco.

Nanananana... (a lo mejor resulta mejor así)
yo soy un loco
que se dio cuenta
que el tiempo es muy poco.

Nanananana... A lo mejor resulta mejor así.
que el tiempo es muy poco.

LA LLAMABAN LOCA (MOCEDADES)

El mundo fue sólo de los dos
y para los dos
su hogar unas nubes tendidas al sol.
en sus miradas amor; en sus respuestas sí
y para su dolor un solo fin 
Él se fue, los cabellos pintados de gris
ella dejó de cuidar las flores del jardín
y le decía ven, tenemos que vivir 
Y los muchachos del barrio le llamaban loca
y unos hombres vestidos de blanco le dijeron ven
y ella gritó no señor ya lo ven yo no estoy loca
estuve loca ayer pero fue por amor
y los muchachos del barrio le llamaban loca 
En el hospital en un banco al sol
se la puede ver
sonreír, consultando su viejo reloj
pensando que ha de venir aquél que se marchó
y se llevó con él su corazón 
Y los muchachos del barrio le llamaban loca
y unos hombres vestidos de blanco le dijeron ven
y ella gritó no señor ya lo ven yo no estoy loca
estuve loca ayer pero fue por amor
y los muchachos del barrio le llamaban loca 
No vendrá, él la espera en sus nubes al sol
en ese mundo que ayer tan sólo fueron dos
en ese mundo que triunfó el amor
y los muchachos del barrio le llamaban loca


CASTILLOS EN EL AIRE (ALBERTO CORTEZ)
Quiso volar igual que las gaviotas, 
libre en el aire, por el aire libre 
y los demás dijeron, ""¡pobre idiota, 
no sabe que volar es imposible!"". 

Mas él alzó sus sueños hacia el cielo 
y poco a poco, fue ganando altura 
y los demás, quedaron en el suelo 
guardando la cordura. 

Y construyó, castillos en aire 
a pleno sol, con nubes de algodón, 
en un lugar, adonde nunca nadie 
pudo llegar usando la razón. 

Y construyó ventanas fabulosas, 
llenas de luz, de magia y de color 
y convocó al duende de las cosas 
que tiene mucho que ver con el amor. 

En los demás, al verlo tan dichoso, 
cundió la alarma, se dictaron normas, 
""No vaya a ser que fuera contagioso..."" 
tratar de ser feliz de aquella forma. 

La conclusión, es clara y contundente, 
lo condenaron por su chifladura 
a convivir de nuevo con la gente, 
vestido de cordura. 

Por construir castillos en el aire 
a pleno sol, con nubes de algodón 
en un lugar, adonde nunca nadie 
pudo llegar usando la razón. 

Y por abrir ventanas fabulosas, 
llenas de luz, de magia y de color 
y convocar al duende de las cosas 
que tienen mucho que ver con el amor. 

Acaba aquí la historia del idiota 
que por el aire, como el aire libre, 
quiso volar igual que las gaviotas..., 
pero eso es imposible..., ¿o no?...
EL LOCO Y LA VENUS (CHARLES BAUDELAIRE)


¡Qué admirable día! El vasto parque desmaya ante la mirada abrasadora del Sol, como la juventud bajo el dominio del Amor.

El éxtasis universal de las cosas no se expresa por ruido ninguno; las mismas aguas están como dormidas. Harto diferente de las fiestas humanas, ésta es una orgía silenciosa.

Diríase que una luz siempre en aumento da a las cosas un centelleo cada vez mayor; que las flores excitadas arden en deseos de rivalizar con el azul del cielo por la energía de sus colores, y que el calor, haciendo visibles los perfumes, los levanta hacia el astro como humaredas.

Pero entre el goce universal he visto un ser afligido.

A los pies de una Venus colosal, uno de esos locos artificiales, uno de esos bufones voluntarios que se encargan de hacer reír a los reyes cuando el remordimiento o el hastío los obsesiona, emperejilado con un traje brillante y ridículo, con tocado de cuernos y cascabeles, acurrucado junto al pedestal, levanta los ojos arrasados en lágrimas hacia la inmortal diosa.

Y dicen sus ojos: Soy el último, el más solitario de los seres humanos, privado de amor y de amistad; soy inferior en mucho al animal más imperfecto. Hecho estoy, sin embargo, yo también, para comprender y sentir la inmortal belleza. ¡Ay! ¡Diosa! ¡Tened piedad de mi tristeza y de mi delirio!»

Pero la Venus implacable mira a lo lejos no sé qué con sus ojos de mármol.
A LA SOMBRA DE UN LEÓN (JOAQUÍN SABINA Y ANA BELÉN)
Llegó 

con su espada de madera 

y zapatos de payaso 

a comerse la ciudad. 

Compró 

suerte en Doña Manolita 

y al pasar por la Cibeles 

quiso sacarla a bailar 
un vals 
como dos enamorados 
y dormirse acurrucados 
a la sombra de un león. 
"¿Qué tal? 
estoy solo y sin marido 
gracias por haber venido 
a abrigarme el corazón." 
Ayer 
a la hora de la cena 
descubrieron que faltaba 
el interno dieciséis. 
Tal vez 
disfrazado de enfermero 
se escapó de Ciempozuelos 
con su capirote de papel. 
A su estatua preferida 
un anillo de pedida 
le robó en El Corte Inglés. 
Con él 
en el dedo al día siguiente 
vi a la novia del agente 
que lo vino a detener. 
Cayó 
como un pájaro del árbol 
cuando sus labios del mármol 
le obligaron a soltar. 
Quedó 
un taxista que pasaba 
mudo al ver como empezaba 
la Cibeles a llorar 
y chocó contra el Banco Central 
EL WALTZ DE LOS LOCOS
DE CARTÓN PIEDRA (JOAN MANUEL SERRAT)

Era la gloria vestida de tul 

con la mirada lejana y azul 

que sonreía en un escaparate 
con la boquita menuda y granate, 
y unos zapatos de falso charol 
que chispeaban al roce del sol. 
Limpia y bonita. Siempre iba a la moda. 
Arregladita como pa' ir de boda. 

Y yo, a todas horas la iba a ver 
porque yo amaba a esa mujer 
de cartón piedra, 
que de San Esteban a Navidades, 
entre saldos y novedades, 
hacía más tierna mi acera. 

No era como esas muñecas de abril 
que me arañaron de frente y perfil. 
Que se comieron mi naranja a gajos. 
Que me arrancaron la ilusión de cuajo, 
y con la presteza que da el alquiler, 
olvida el aire que respiró ayer 
y juega las cartas que le da el momento: 
Mañana es sólo un adverbio de tiempo. 

No. Ella esperaba en su vitrina 
verme doblar aquella esquina 
como una novia. 
Como un pajarillo, pidiéndome: 
libérame, libérame... 
y huyamos a escribir la historia. 

De una pedrada me cargué el cristal 
y corrí, corrí con ella hasta mi portal. 
Todo su cuerpo me tembló en los brazos. 
Nos sonreía la luna de marzo. 
Bajo la lluvia bailamos un vals, 
un, dos, tres,... un, dos, tres... todo daba igual, 
y yo le hablaba de nuestro futuro, 
y ella lloraba en silencio... ¡os lo juro! 

Y entre cuatro paredes y un techo 
se reventó contra su pecho 
pena tras pena. 
Tuve entre mis manos el universo 
e hicimos del pasado un verso 
perdido dentro de un poema. 

Y entonces, llegaron ellos... 
Me sacaron a empujones de mi casa 
y me encerraron entre estas cuatro paredes blancas, 
donde vienen a verme mis amigos 
de mes en mes, de dos en dos y de seis a siete..

PERO YA NO HAY LOCOS (LEÓN FELIPE)



Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. 
Se murió aquel manchego, aquel estrafalario fantasma del desierto y... 
ni en España hay locos. 
Todo el mundo está cuerdo, terrible, monstruosamente cuerdo.
Oíd... esto,
historiadores... filósofos... loqueros...
Franco... el sapo iscariote y ladrón en la silla del juez repartiendo castigos y premios,
en nombre de Cristo, con la efigie de Cristo prendida del pecho,
y el hombre aquí, de pie, firme, erguido, sereno,
con el pulso normal, con la lengua en silencio,
los ojos en sus cuencas y en su lugar los huesos...
El sapo iscariote y ladrón repartiendo castigos y premios...
y yo, callado, aquí, callado, impasible, cuerdo...
¡cuerdo!, sin que se me quiebre el mecanismo del cerebro.
¿Cuándo se pierde el juicio? (yo pregunto, loqueros).
¿Cuándo enloquece el hombre? ¿Cuándo, cuándo es cuando se enuncian los conceptos
absurdos y blasfemos
y se hacen unos gestos sin sentido, monstruosos y obscenos?
¿Cuándo es cuando se dice por ejemplo:
No es verdad. Dios no ha puesto
al hombre aquí, en la Tierra, bajo la luz y la ley del universo;
el hombre es un insecto
que vive en las partes pestilentes y rojas del mono y del camello?
¿Cuándo si no es ahora (yo pregunto, loqueros),
cuándo es cuando se paran los ojos y se quedan abiertos, inmensamente abiertos,
sin que puedan cerrarlos ni la llama ni el viento?
¿Cuándo es cuando se cambian las funciones del alma y los resortes del cuerpo
y en vez de llanto no hay más que risa y baba en nuestro gesto?
Si no es ahora, ahora que la justicia vale menos, infinitamente menos
que el orín de los perros;
si no es ahora, ahora que la justicia tiene menos, infinitamente menos
categoría que el estiércol;
si no es ahora... ¿cuándo se pierde el juicio?
Respondedme loqueros,
¿cuándo se quiebra y salta roto en mil pedazos el mecanismo del cerebro?
Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego,
aquel estrafalario fantasma del desierto
y ... ¡Ni en España hay locos! ¡Todo el mundo está cuerdo,
terrible, monstruosamente cuerdo! ...
¡Qué bien marcha el reloj! ¡Qué bien marcha el cerebro!
Este reloj ..., este cerebro, tic-tac, tic-tac, tic-tac, es un reloj perfecto...
perfecto, ¡perfecto!

YA NO HAY LOCOS (LEÓN FELIPE-PACO IBAÑEZ) 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS 

SE MURIO AQUEL AMANCHEBO 
AQUEL EXTRAFALARIO FANTASMA DEL DESIERTO, 
SE MURIO AQUEL AMANCHEBO 
AQUEL EXTRAFALARIO FANTASMA DEL DESIERTO. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS. 

TODO EL MUNDO ESTA CUERDO 
TERRIBLEMENTE, HORRIBLEMENTE CUERDO, 
TODO EL MUNDO ESTA CUERDO 
TERRIBLE, HORRIBLEMENTE CUERDO. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS. 

CUANDO SE PIERDE EL JUCIO, 
YO PREGUNTO CUANDO SE PIERDE ¿CUANDO? 
SI NO ES AHORA QUE UNA VIDA 
VALE MENOS QUE EL ORIN DE LOS PERROS. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS. 

TODO EL MUNDO ESTA CUERDO 
TERRIBLEMENTE, HORRIBLEMENTE CUERDO, 
TODO EL MUNDO ESTA CUERDO 
TERRIBLE, HORRIBLEMENTE CUERDO. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO AHY LOCOS AMIGOS 
YA NO HAY LOCOS 

SE MURIO AQUEL AMANCHEBO 
AQUEL EXTRAFALARIO FANTASMA DEL DESIERTO, 
SE MURIO AQUEL AMANCHEBO 
AQUEL EXTRAFALARIO FANTASMA DEL DESIERTO. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS. 

CUANDO SE PIERDE EL JUCIO, 
YO PREGUNTO CUANDO SE PIERDE ¿CUANDO? 
SI NO ES AHORA QUE UNA VIDA 
VALE MENOS QUE EL ORIN DE LOS PERROS. 

YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, AMIGOS, 
YA NO HAY LOCOS. 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS, 
YA NO HAY LOCOS EN ESPAÑA 
YA NO HAY LOCOS.
LOS LOCOS DE BUENOS AIRES (ALEJANDRO DEL PRADO)

Uno esta solo y espera, 

otro cree a su manera, 

otro ciego en su locura, 
y otro que no vive dura... 
la ciudad los ama y que? 
uno quedo en el ´40 
otro no, ya esta de vuelta, 
otro que se las sabe todas, 
y otro reza a toda hora... 
la ciudad los ama y que? 
los locos de buenos aires 
latiendo por todas partes 
llenando de sol la noche 
con su fuerza con su arte 
andan sueltos por la vida 
con su fe, su fantasía, 
cuidado con esa gente, 
no se sabe que pretende... 
uno enseña medicina en el tren 
otro pasa saludando a quien 
otro serio, amenazante, 
y otro tranquilo y errante, 
la ciudad los ama y que? 
uno con su obra de teatro, 
otro con su flauta y su gato, 
otro poeta y periodista, 
y otro actor y oficinista... 
la ciudad los ama y que? 

LOS LOCOS (LUIS ALBERTO SPINETTA)


Los locos corren por el pasto sin gritos,

por la pradera venenosa y por la piel entre la luna.

Y los locos giran sin temor al mareo
de la casa al árbol, de la ayuda al horror.

Cuando uno de los locos hable los cuerdos,
retozando en la penumbra oirán el ruido
y verán las verdades.

Los locos que parecen aprisionados
por la muerte selecta del escándalo tienen pechos rugosos
y bordeados de lumbre y los locos lo saben.

Desde su atónito lenguaje, por intersticios de meninges espectaculares,
los locos se precipitan a paralizar el mundo de la muerte
aunque más no sea para sentarse a llorar.

No hay soles en sus días, y en sus noches sobreviven
los colores de un ojo que no los ha deseado.
Por eso, y porque la ventosa de fuego rebalsa de temor
ante la fantasía de los sanos; el obturador de los locos está presto,
como una lanza, a perforarnos de una vez
con una certera puntada entre la vida y el cielo.






DE CUANDO ESTUVE LOCO (JOAN MANUEL SERRAT)

De cuando estuve loco aún conservo 

el carné de majara en la cartera, 

un plano detallado del infierno, 
un cielo con pirañas y goteras, 
un prontuario en la comisaría, 
un frasco con pastillas de colores, 
la carta con la que te despedías, 
remedios varios contra el mal de amores. 

Ahora voy rumbo al sur a sentar plaza 
desdeñando otros puntos cardinales 
y el sol encarcelado en la terraza. 
Voy rumbo al sur buscando 
tus besos espirales. 

Atrás dejo kilómetros de afueras, 
aire por respirar, luces en rojo. 
Hacia donde señalan tus pezones 
voy a toda pastilla 
dando gas a la moto. 

De cuando estuve loco aún conservo 
un par de gramos de delirio en rama, 
por si atacan con su razón los cuerdos 
y un viento fuerza seis de tramontana; 
el vicio de escribir por las paredes 
pareados de amor, y la manía 
de buscarte entre todas las mujeres 
que en horas bajas me hacen compañía. 

Cuando rozo tus pétalos, nenúfar 
que sobrevive en aguas estancadas 
saltan chispas, los cables se me cruzan, 
se me sube el mercurio 
y me salta la alarma. 

Mono de ti que me obliga a llevarte 
en sobres rojos, liofilizada, 
para tomarte cuando me apeteces 
a sorbos cortos 
donde duele la madrugada. 

Te escribo desde un área de servicio 
donde sólo me ofrecen gasolina. 
Puedes llamarme a cobro revertido 
desde la caracola de la esquina.

RUEGO (GUSTAVO RICCIO)


Señor, te pido poco,

no hay quien menos que yo de ti pretenda;
nunca perder mi sensatez de loco
y que enloquezca ella y me comprenda
ESOS LOCOS QUE CORREN (TEXTO Y VOZ MARCIANO DURÁN)
WATCHING THE WHEELS (JOHN LENNON)
CON SUBTÌTULOS EN ESPAÑOL
People say I'm crazy 
doing what I'm doing 
well they give me all kinds of warnings 
to save me from ruin 
when I say that I'm o.k. 
they look at me kind of strange 
surely you're not happy now you no longer play the game 
people say I'm lazy 
dreaming my life away 
well they give me all kinds of advice 
designed to enlighten me 
when i tell them that I'm doing fine watching shadows on the wall 
don't you miss the big time boy you're no longer on the ball? 
I'm just sitting here watching the wheels for round and round 
I really love to watch them roll 
no longer riding on the merry-go-round 
I just had to let it go 
People asking questions 
lost in confusion 
well i tell them there's no problem, only solutions.. 
well they shake their heads and look at me 
as if I've lost my mind 
I tell them there's no hurry...I'm just sitting here doing time 
I'm just sitting here watching the wheels for round and round 
I really love to watch them roll 
no longer riding on the merry-go-round 
I just had to let it go
La gente dice que estoy loco al hacer lo que hago. 
Bien, me han dado toda clase de advertencias 
para salvarme de la ruina. 
Cuando digo que me encuentro bien 
ellos me miran un poco raro. 
"Seguramente no eres feliz ahora que no juegas mas el juego" 

La gente dice que soy un holgazán 
al llevar mi vida entre sueños. 
Bien, me han dado toda clase de consejos 
diseñados para "alumbrarme". 
Bueno, yo les digo que hago bien 
al mirar las sombras en el muro. 
"No pierdas el gran tiempo, muchacho 
no siempre seras fuerte". 

Solo estoy parado aquí 
mirando las ruedas girar y girar. 
Realmente me encanta ver sus giros. 
No mas viajes en el "trencito de la felicidad". 
Es solo que ya lo deje ir. 

La gente hace preguntas; 
se pierde en la confusión 
Bien, yo les digo "No hay problema. 
Solo soluciones" 
Bueno, ellos sacuden sus cabezas 
y me miran como si hubiese perdido la razón. 
Yo les digo "No hay prisa. 
Solo estoy parado aquí haciendo tiempo" 

Solo estoy parado aquí 
mirando las ruedas girar y girar. 
Realmente me encanta ver sus giros. 
No mas viajes en "El trencito de la felicidad" 
Es sólo que ya lo dejé ir. 
Es sólo que ya lo dejé ir. 
Es sólo que ya lo dejé ir. 

EL LOCO DE LA COLINA (THE BEATLES)
CON SUBTÍTULOS ESPAÑOL

Day after day alone on the hill
The man with the foolish grin is keeping perfectly still
But nobody wants to know him
They can see that he's just a fool
And he never gives an answer
But the fool on the hill
Sees the sun going down
And the eyes in his head
See the world spinning around
Well on his way his head in a cloud
The man of a thousand voices talking percetly loud
But nobody ever hears him
Or the sound he appears to make
And he never seems to notice
But the fool on the hill
Sees the sun going down
And the eyes in his head
See the world spinning around
And nobody seems to like him
They can tell what he wants to do
And he never shows his feelings
But the fool on the hill
Sees the sun going down
And the eyes in his head
See the world spinning around
Round and round and round
He never listens to them
He knows that they're the fools
The don't like him
But the fool on the hill
Sees the sun going down
And the eyes in his head
See the world spinning around.
Día tras día, solo en una colina
El hombre de ridícula sonrisa permanece perfectamente inmóvil
Pero nadie quiere conocerle
Piensan que está loco
Y él nunca responde
Pero el loco de la colina
Ve ponerse
el sol
Y los ojos en su cabeza
Ven el mundo girando
Bastante avanzado, la cabeza en las nubes
El hombre de las mil voces habla perfectamente alto
Pero nadie le oye
Ni siquiera el sonido que parece hacer
Y él nunca parece darse cuenta
Pero el loco de la colina
Ve ponerse el sol
Y los ojos en su cabeza
Ven el mundo girando
Y a nadie parece gustarle
Pueden adivinar sus intenciones
Y él nunca muestra sus sentimientos
Pero el loco de la colina
Ve ponerse el sol
Y los ojos en su cabeza
Ven el mundo girando
Girando y girando y girando
El nunca les escucha
Sabe que los locos son ellos
Y a ellos no les gusta
Pero el loco de la colina
Ve ponerse el sol
Y los ojos en su cabeza
Ven el mundo girando.

Dulle Griet, también conocida como La loca Meg, que podría traducirse literalmente al español como «La loca Rita», es una pintura de Pieter Brueghel el Viejo, actualmente en el Museo Mayer van den Bergh de Amberes, Bélgica. Se trata de un panel con unas dimensiones de 115 centímetros de alto y 161 de ancho. Fue ejecutada en el año 1562. 
Dulle Griet es una figura del folclore flamenco que es  protagonista de esta pintura de Brueghel. Se representa a una mujer campesina, la loca Meg, que dirige a un ejército de mujeres a rapiñar el Infierno. 


EL SUEÑO DE LA RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS - FRANCISCO GOYA
DON QUIJOTE - PABLO PICASSO
 DON QUIJOTE - EUGENIO SALVADOR DALI
CANTO DEL LOCO O GRITO IGNORADO - IGOR IGOR
EL PSIQUIATRA - JOSÉ PÉREZ