Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.5.14

PUERTAS



IMAGEN DEL FILM EL GRAN DICTADOR DE CHARLES CHAPLIN

La puerta mucha veces no simboliza solamente la entrada, sino también el espacio que se esconde tras ella, el poder misterioso. En muchas culturas se simbolizan ritos de pasaje de un modo de vida al siguiente, la apertura de una "sagrada puerta" caracteriza celebraciones religiosas (Biedermann, Hans Diccionario de símbolos)

Una barrera que sólo los iniciados (los que poseen la llave) pueden atravesar (Fontana, David El lenguaje de los símbolos)

Jano, ausente en la mitología griega, fue elevado a la categoría de dios de las puertas en la mitología romana (entrada: Jano Paltusio; salida: Jano Clusivio) En su honor se añadió el primer mes del año (enero) como pórtico del calendario romano. 
Este dios bifronte era también inventor del dinero, la agricultura y la navegación. En tiempos de guerra las puertas de su templo estaban abiertas y en tiempos de paz, cerradas.



Inútil tocar a puertas condenadas,
 No hay puertas, hay espejos

OCTAVIO PAZ

PUERTAS (GABRIELA MISTRAL)

Entre los gestos del mundo 

recibí el que me dan las puertas. 

En la luz yo las he visto 

o selladas o entreabiertas 

y volviendo sus espaldas 

del color de la vulpeja. 

¿Por qué fue que las hicimos 

para ser sus prisioneras? 



Del gran fruto de la casa 

son la cáscara avarienta. 

El fuego amigo que gozan 

a la ruta no lo prestan. 

Canto que adentro cantamos 

lo sofocan sus maderas 

y a su dicha no convidan 

como la granada abierta: 

¡Sibilas llenas de polvo, 

nunca mozas, nacidas viejas! 



Parecen tristes moluscos 

sin marea y sin arenas. 

Parecen, en lo ceñudo, 

la nube de la tormenta. 

A las sayas verticales 

de la Muerte se asemejan 

y yo las abro y las paso 

como la caña que tiembla. 



«¡No!», dicen a las mañanas 
aunque las bañen, las tiernas. 
Dicen «¡No!» al viento marino 
que en su frente palmotea 
y al olor de pinos nuevos 
que se viene por la Sierra. 
Y lo mismo que Casandra, 
no salvan aunque bien sepan: 
porque mi duro destino 
él también pasó mi puerta. 

Cuando golpeo me turban 
igual que la vez primera. 
El seco dintel da luces 
como la espada despierta 
y los batientes se avivan 
en escapadas gacelas. 
Entro como quien levanta 
paño de cara encubierta, 
sin saber lo que me tiene 
mi casa de angosta almendra 
y pregunto si me aguarda 
mi salvación o mi pérdida. 

Ya quiero irme y dejar 
el sobrehaz de la Tierra, 
el horizonte que acaba 
como un ciervo, de tristeza, 
y las puertas de los hombres 
selladas como cisternas. 
Por no voltear en la mano 
sus llaves de anguilas muertas 
y no oírles más el crótalo 
que me sigue la carrera. 

Voy a cruzar sin gemido 
la última vez por ellas 
y a alejarme tan gloriosa 
como la esclava liberta, 
siguiendo el cardumen vivo 
de mis muertos que me llevan. 
No estarán allá rayados 
por cubo y cubo de puertas 
ni ofendidos por sus muros 
como el herido en sus vendas. 

Vendrán a mí sin embozo, 
oreados de luz eterna. 
Cantaremos a mitad 
de los cielos y la tierra. 
Con el canto apasionado 
heriremos puerta y puerta 
y saldrán de ellas los hombres 
como niños que despiertan 
al oír que se descuajan 
y que van cayendo muertas.

LA PUERTA DE ALCALÁ (VICTOR MANUEL - ANA BELÉN)
CON SABINA, SERRAT Y MIGUEL RÍOS
PABLO MILANÉS Y ANTONIO FLORES
Acompaño a mi sombra por la avenida, 
mis pasos se pierden entre tanta gente, 
busco una puerta, una salida 
donde convivan pasado y presente... 
De pronto me paro, alguien me observa, 
levanto la vista y me encuentro con ella 
y ahí está, ahí está, ahí está 
viendo pasar el tiempo la Puerta de Alcalá. 
Una mañana fría llegó Carlos III con aire insigne 
se quitó el sombrero muy lentamente 
bajó de su caballo con voz profunda 
le dijo a su lacayo: ahí está la Puerta de Alcalá 
ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo 
la Puerta de Alcalá 

Lanceros con casaca, monarcas de otras tierras, 
fanfarrones que llegan inventando la guerra, 
milicias que resisten bajo el "no pasarán" 
y el sueño eterno como viene se va 
y ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo 
la Puerta de Alcalá. 

Todos los tiranos se abrazan como hermanos, 
exhibiendo a las gentes sus calvas indecentes, 
manadas de mangantes, doscientos estudiantes 
inician la revuelta son los años sesenta 
ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo 
la Puerta de Alcalá 

Un travestí perdido, un guardia pendenciero, 
pelos colorados, chinchetas en los cueros, 
rockeros insurgentes, modernos complacientes, 
poetas y colgados, aires de libertad 
ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo 
la Puerta de Alcalá 

La miro de frente y me pierdo en sus ojos, 
sus arcos me vigilan, su sombra me acompaña, 
no intento esconderme, nadie la engaña, 
toda la vida pasa por su mirada 
Miralá, míralá, miralá, míralá, 
la Puerta de Alcalá 
Miralá, míralá, miralá, míralá, 
la Puerta de Alcalá.

PUERTA AL TIEMPO EN TRES VOCES (LUIS PALÉS MATOS)

Del trasfondo de un sueño la escapada

Filí-Melé. La flúida cabellera

fronda crece, de abejas ejambrada;

el tronco –desnudez cristalizada-

es desnudez en luz tan desnudada

que al mirarlo se mira la mirada.



Frutos hay, y la vena despertada

látele azul y en el azul diluye

su pálida tintura derramada,

por donde todo hacia la muerte fluye

en huida tan lueñe y sosegada

que nada en ella en apariencia huye.



Filí-Melé, Filí-Melé, ¿hacia dónde

tú, si no hay tiempo para recogerte

ni espacio donde puedas contenerte?

Filí, la inaprehensible ya atrapada,

Melé, numen y esencia de la muerte.



Y ahora, ¿a qué trasmundo, perseguida

serás, si es que eres? ¿Para qué ribera

huye tu blanca vela distendida

sobre mares oleados de quimera?
CUANDO PASO POR TU PUERTA (MIGUEL HERNÁNDEZ)

Cuando paso por tu puerta,
la tarde que viene a herir
con su hermosura desierta
que no acaba de morir.

Tu puerta no tiene casa
ni calle: tiene un camino,
por donde la tarde pasa
como un agua sin destino.

Tu puerta tiene una llave
que para todos rechina.
En la tarde hermosa y grave,
ni una sola golondrina.

Hierbas en tu puerta crecen
de ser tan poco pisada.
Todas las cosas padecen
sobre la tarde abrasada.

La piel de tu puerta, ¿encierra
un lecho que compartir?
La tarde no encuentra tierra
donde ponerse a morir.

Lleno de un siglo de ocasos
de una tarde azul de abierta,
hundo en tu puerta mis pasos
y no sales a tu puerta.

En tu puerta no hay ventana
por donde poderte hablar.
Tarde, hermosura lejana
que nunca pude lograr.

Y la tarde azul corona
tu puerta gris de vacía.
Y la noche se amontona
sin esperanzas de día.

LA PUERTA (LUIS MIGUEL)
La puerta se cerró detrás de ti
y nunca más volviste a aparecer
dejaste abandonada la ilusión,
que había en mi corazón por ti 
La puerta se cerró detrás de ti
y así detrás de ti se fue mi amor
creyendo que podría convencer a tu alma de mi padecer
Pero es que no supiste soportar
las penas que nos dio
la misma adversidad, así como también
nos dio felicidad, nos vino a castigar con el dolor
La puerta se cerró detrás de ti
y nunca más volviste a aparecer
dejaste abandonada la ilusión,
que había en mi corazón por ti
LAS PUERTAS (OLIVERIO GIRONDO)

Absorto tedio abierto

ante la fosanoche inululada

que en seca grieta abierta subsonríe su más agrís recato

abierto insisto insomne a tantas muertesones de inciensosón revuelo

hacia un destiempo inmóvil de tan ya amargas manos

abierto al eco cruento por costumbre de pulso no mal digo

pero mero nimio glóbulo abierto ante lo extraño

que en voraz queda herrumbre circunroe las parietales costas

abiertas al murmurio del masombra

mientras se abren las puertas


LAS PUERTAS ABIERTAS (FEDERICO GARCÍA LORCA)



Las puertas abiertas

dan siempre a una sima
mucho más profunda
si la casa es vieja.


La puerta
no es puertahasta que un muerto
sale por ella
y mira doliente, crucificada
a la madrugada sanguinolenta.



¡Qué trabajo nos cuesta
traspasar los umbrales
de todas las puertas!
Vemos dentro una lámpara
ciega
o una niña que teme
las tormentas.



La puerta es siempre la clave
de la leyenda
Rosa de dos pétalos
que el viento abre
y cierra.

LA PUERTA DE AL LADO (LOS RODRÍGUEZ)
Dejar que pase el tiempo

con la mirada errante sin ninguna dirección. 

Un libro siempre abierto, 

las hojas arrancadas una a una con rencor. 



En un lugar cualquiera, 

en una secundaria carretera provincial, 

la luz en la ventana

brillando con el ruido de camiones al pasar. 



Y en la recepción hay un nombre falso, 

nadie en el mundo sabe dónde estoy

(sin saber, sin saber dónde estoy). 

Y ahora que estoy solo con mi pensamiento

esperaré que el viento me venga a buscar. 



Ideas circulares, 

palabras que no paran de girar en mi interior. 

Mentiras y verdades, 

que parecen iguales donde suena mi tambor. 



Hay alguien ahí afuera

hablando en el pasillo como burlándose de mí. 

Se escuchan cachetadas

y ruido de cucharas, y una chica dice "sí".



Hay un ahorcado en la puerta de al lado

que dice: "Por favor no molestar"

(nunca más, nunca más, nunca más). 

Y ahora que estoy solo con mi pensamiento
esperaré que el viento me venga a buscar. 

El frío juega en contra mío, y ahora que
no hay nada que me reconcilie con volver, 
soy la funda vacía
de una guitarra que un día aprenderá a tocar. 

Dejar que pase el tiempo
con la mirada errante sin ninguna dirección. 
Un libro siempre abierto, 
las hojas arrancadas una a una con rencor. 

Hay alguien allí afuera, 
hablando en el pasillo como burlándose de mí. 
Se escuchan carcajadas
y ruido de cucharas, y una chica dice "sí".

En la puerta hay un cartel colgado
que dice: "Por favor no molestar",
(nunca más, nunca más, nunca más). 
y ahora que estoy solo con mi pensamiento
esperaré que el viento me venga a buscar. 

El frío juega en contra mío, y ahora que
no hay nada que me reconcilie con volver, 
soy la funda vacía
de una guitarra que un día aprenderá a tocar. 

Esperando que el viento me venga a buscar...

PUERTAS ABIERTAS (JUAN MANUEL ROCA)

Una puerta

Abierta a la noche

Y se pueblan los ruidos

Las estancias.



Sus rumorosas bisagras

Anuncian

Alguien llegado de la lluvia

O los pasos de un lento animal

Que invade el sueño.



Una puerta, una grieta

Abierta en el asombro.



PUERTA CERRADA ¡POR QUE! (HOMERO MANZI - ALFREDO MALERBA)

VERSIÓN LIBERTAD LAMARQUE




Las sombras llaman a mi puerta
con un murmullo de voces olvidadas
y el alma sabe que están muertas
y que son sombras que vuelven de la nada.
Que solo son recuerdos amargos del ayer,
que solo son fantasmas que se obstinan en volver.
Fantasmas y recuerdos que se burlan de mi mal
llamando con las voces que nunca volveré a escuchar.

¡Por qué! Las sombras me engañan…
¡Por qué! La amargura me busca y se ensaña…
¿Por qué no se abre una puerta
donde encuentre amparo mi alma muerta?
¡Por qué! Me muerden las penas…
¡Por qué! Me condenan a la recordación…
¡Por qué! En el dolor de mi suerte
el consuelo de la muerte no me da su compasión…

Mis labios llaman torpemente
porque ya saben que nadie los espera.
Mis pasos ruedan tristemente
entre un cortejo de sombras compañeras.
Y siento que se asoman detrás de la ilusión
caretas que se burlan del pobre corazón.
Fantasmas del recuerdo que me empujan a llorar
gritando con las voces que nunca volveré a escuchar.

¡Por qué! Las sombras me engañan…
¡Por qué! La amargura me busca y se ensaña…
¿Por qué no se abre una puerta
donde encuentre amparo mi alma muerta?
¡Por qué! Me muerden las penas…
¡Por qué! Me condenan a la recordación…
Por qué en mi dolor no consigo
que me quiten el castigo de gritar…
¡Por qué!... ¡Por qué!...



SÁLVAME, ABRE LA PUERTA (LA TORRE)
SÓLO LETRA

No me arrepiento 

de haber caído alguna vez, 

no me lastimé, 

sólo me costó levantarme. 



Amo la magia 

mezclada con la realidad, 

dame tiempo, 

dame luz para ver la oscuridad. 



Qué estamos haciendo, 

estamos creciendo, 

busquemos adentro la verdad. 



Odio el ruido 

que encierra la mediocridad, 

existe el placer 

de verte caer sin respiro. 



Y si pudiera, 

te aplasta con el mismo pie, 

y no puede, 

y lo intenta otra vez. 



Qué estamos haciendo, 

estamos creciendo, 

mi cerebro está por estallar. 



Sálvame, 

ábreme la puerta pero sálvame, 
sálvame, 
que mi música da un corazón. 
Sálvame, 
hazlo como puedas pero sálvame, 
sálvame, 
mi cerebro no entra en razón. 
Sálvame. 

Sálvame, 
ábreme la puerta pero sálvame, 
sálvame, 
que mi música da un corazón. 
Sálvame, 
hazlo como quieras pero sálvame, 
sálvame, 
mi cerebro no entra en razón. 

Sálvame, 
ábreme la puerta pero sálvame, 
sálvame, 
que mi música da un corazón. 
Sálvame, 
hazlo como puedas pero sálvame, 
sálvame, 
mi cerebro no entra en razón. 
Sálvame. Sálvame. 
Sálvame, 
que mi música da un corazón. 
Sálvame. Sálvame.

ARAÑANDO LA PUERTA (LITO VITALE - LUCHO GONZÁLEZ)
VERSIÓN GABRIELA TORRES
Sentada frente al espejo

del vidrio en un mostrador,

le voy poniendo a los labios del sueño mi rouge,

en este vaso.



No espero a nadie esta noche,

ningún fantasma nupcial.

Lo que pedí, lo perdí y es mejor

sin compañía ni mal.



Porque sé que sabés:

sos una causa perdida,

y en la tramoya vivida esta vez quedarás

arañando la puerta.



Porque sé que sabés

que mi alma tiene un telón.

En mi teatro no hay ni una función

escrita para los dos.



No estoy cautiva ni poso

de muñequita letal.

No soy la geisha servil que no puede ni hablar

en tu reinado.



Tumbé mi orgullo a sopapos

y me acerqué a comprender,

noté la farsa de tu seducción

y me embriagué por los dos.


Porque sé que sabés:
no soy esclava que ríe,
y en la distancia que hay entre tu boca y mi mal
mi deseo te sigue.

Porque sé que sabes
cómo exhibirte al amor.
A mi escenario también lo aburrió


tu fama de mal actor.



LAS NUEVE PUERTAS DE TU CUERPO (APOLLINAIRE)


Este poema es sólo para ti Madeleine
Es uno de los primeros poemas de nuestro deseo
Es nuestro primer poema secreto oh tú a quien amo
El día es dulce y la guerra es tan dulce Si en ella fuese necesario morir
Tú lo ignoras mi virgen tu cuerpo tiene nueve puertas
Conozco siete y a dos no tengo acceso
Cuatro puertas he asaltado he entrado por ellas y no esperes que salga
Porque he penetrado en ti por tus constelados ojos
Y por tus orejas con las Palabras que gobierno y que son mi escolta
Ojo derecho de mi amor primera puerta de mi amor
Que había bajado la cortina de su párpado
Tus pestañas se alineaban delante como los negros soldados pintados en un vaso griego párpado cortina pesada
De terciopelo
Que ocultaba tu clara mirada
Y pesada
Como nuestro amor
Ojo izquierdo de mi amor segunda puerta de mi amor
Semejante a su amiga y casta y pesada de amor como él
Oh puerta que conduces a tu corazón mi imagen y mi sonrisa que brilla
Como una estrella semejante a tus adorados ojos
Doble puerta de tu mirada te adoro
Oreja derecha de mi amor tercera puerta
Tomándote llegué a abrir completamente las dos primeras puertas
Oreja puerta de mi voz que te ha persuadido
Te amo a ti que diste un sentido a la Imagen gracias a la Idea
Y a ti también oreja izquierda que de las puertas de mi amor eres la cuarta
Oh vosotras orejas de mi amor yo os bendigo
Puertas que os abristeis a mi voz
Como las rosas que se abren a las caricias de la primavera
Por vosotras mi voz y mi orden
Penetran en todo el cuerpo de Madeleine
En él entro como hombre cabal y también como cabal poema
Poema de su deseo que hace que yo también me ame
Ventana izquierda de la nariz quinta puerta de mi amor y de nuestros deseos
Por ella entraré en el cuerpo de mi amor
Entraré sutil con mi olor de hombre
El olor de mi deseo
El acre perfume viril que embriaga a Madeleine
Ventana derecha de la nariz sexta puerta de mi amor y de nuestra voluptuosidad
Tú que sentirás como tu vecina el olor de mi placer
Y nuestro mezclado olor más intenso y más exquisito que una primavera en flor
Doble puerta te adoro a ti que prometes tantos sutiles placeres
Extraídos del arte de los vapores y de las fragancias
Boca de Madeleine séptima puerta de mi amor
Te he visto oh puerta roja abismo de mi deseo
Y los soldados que en ella están muertos de amor me han gritado que se rinden
Oh puerta roja y tierna
Oh Madeleine hay dos puertas todavía
Que no conozco
Dos puertas de tu cuerpo
Misteriosas
Octava puerta de la gran belleza de mi amor
Oh ignorancia mía semejante a soldados ciegos entre los caballos de frisa bajo la luna líquida de Flandes en agonía
O más bien como un explorador que muere de hambre y sed y amor en una selva virgen
Más sombría que el Erebo
Más sagrada que la de Dodona
Y que deja adivinar una fuente más fresca que la de Castalia
Pero mi amor encontrará allí un templo
Y tras haber ensangrentado el atrio donde vela el encantador monstruo de la inocencia
Descubriré y haré brotar el más ardiente géiser del mundo
Oh mi amor Madeleine mía
Ya soy el dueño de la octava puerta
Y tú novena puerta aún más misteriosa
Que te abres entre dos montañas de perlas
Tú más misteriosa todavía que las otras
Puertas de los sortilegios de los cuales no se osa hablar
Tú también me perteneces
Suprema puerta
Porque tengo
La llave suprema
De las nueve puertas
Oh puertas abríos a mi voz
Soy el dueño de la Llave.


ESTÁ LA PUERTA ABIERTA (FACUNDO CABRAL CON ALBERTO CORTEZ)
Está la puerta abierta, 

la vida está esperando 

con su eterno presente, 

con lluvia o bajo el sol. 



Está la puerta abierta, 

juntemos nuestros sueños 

para vencer al miedo 

que nos empobreció. 



La vida es encontrarnos, 

para eso nacemos, 

porque el punto más alto 

es llegar al amor. 



Y no hay amor de uno, 

sólo hay amor de todos, 

y por ese motivo 

estamos hoy aquí. 



Está la puerta abierta, 

la vida está esperando 

con su eterno presente, 

con lluvia o bajo el sol. 



Está la puerta abierta, 

juntemos nuestros sueños 

para vencer al miedo 

que nos empobreció. 


Iremos de uno en uno, 
después de pueblo en pueblo 
hasta rodear al mundo 
con la misma canción. 

Todas las cosas bellas 
comenzaron cantando, 
no olvides que tu madre 
cantando te acunó. 
Todas las cosas bellas 
comenzaron cantando, 
no olvides que tu madre 
cantando te acunó.

PUERTAS (TONI GARCÍA ARIAS)

Esa ceniza gris

que invade los objetos,

esta mano varada en mitad de la mesa

aguardando tu mano,

esa latitud sin voz

que son las fotos,

esos espejos que ignoran

lo que fuimos,

esta pluma sin sangre

en las venas,

este folio blanco

como el mar de los muertos,

esta risa sin ti,

este día de luna llena.

Todo esto y otras cosas;

los años imparables contra las rocas,

el sabor de las puertas

al cerrarse.
SIETE PUERTAS (PEDRO GUERRA)
Mi casa está en el mar con siete puertas. 
Yo ya no vivo allí pero me esperan 
el viejo que no entiende mis canciones, 
la plaza, los fantasmas, los rincones, 
el tiempo de llorar, 
la ganas de cantar 
y un niño que se llena de razones. 

Mi casa está en el mar con siete puertas. 
Yo ya no vivo allí pero me esperan 
el cubo de pescar, de cuando pibe 
querer y no saber cómo decirte, 
la madre y el hogar, 
los pies en el lagar, 
la lluvia y un lugar donde escribirte. 

Mi casa está en el mar con siete puertas. 
Yo ya no vivo allí pero me esperan 
la calle, el futbolín, las emociones, 
la línea que divide las naciones, 
los días de taller, 
mujer que no tendré 
y el barro que manchó mis pantalones. 

Mi casa está en le mar con siete puertas. 
Yo ya no vivo allí pero me esperan 
la estrecha inmensidad de las ciudades, 
la marca que nos dejan la verdades, 
la fe de transformar 
mi casa y mi lugar 
y el vino que alegró las amistades.


PUERTA DE AMOR (NINO BRAVO)
Hay una casa sola sin luz 
donde yo logré ocultarme 
y así poder mi tristeza llorar, 
de un ayer cruel e infame. 
Algunas horas allí pensando 
pero nada conseguí. 
De pronto en la cama estaba yo 
y llorando al fin me dormí. 

Y ente mis sueños yo me vi 
de pie 
en la nueva calle 
buscando la puerta del amor 
y yo ya no sufrí 
al ver 
que esa puerta se abre. 
Hoy siento dentro de mí 
el amor. 

Contento y sin dudas desperté 
recordando aquella calle 
de un pueblo llamado Libertad 
donde yo llegué a encontrarme. 
Salté de la cama, bajé al bar, 
tú te hallabas junto a mí. 
Perdona te dije, sonreí, 
me miraste y fui feliz. 

Y entre mis sueños yo me vi 
de pie 
en la nueva calle 
buscando la puerta del amor 
y yo ya no sufrí 
al ver 
que esa puerta se abre. 
Hoy siento dentro de mí 
el amor. 

Junto a la puerta del amor 
te hallé y logré besarte, 
mis sueños son ya realidad, amor. 
Junto a la puerta del amor 
te hallé y logré besarte, 
te siento dentro de mí. 
Junto a la puerta del amor 
te hallé y logré besarte, 
mis sueños son ya realidad, amor...




POR ESA PUERTA (AMADO NERVO)



Por esa puerta huyó diciendo :«¡nunca!» 
Por esa puerta ha de volver un día ... 
Al cerrar esa puerta dejo trunca 
la hebra de oro de la esperanza mía. 
Por esa puerta ha de volver un día. 

Cada vez que el impulso de la brisa, 
como una mano débil indecisa, 
levemente sacude la vidriera, 
palpita más aprisa, más aprisa, 
mi corazón cobarde que la espera. 

Desde mi mesa de trabajo veo 
la puerta con que sueñan mis antojos 
y acecha agazapando mi deseo 
en el trémulo fondo de mis ojos. 

¿Por cuánto tiempo, solitario, esquivo, 
he de aguardar con la mirada incierta 
a que Dios me devuelva compasivo 
a la mujer que huyó por esa puerta? 

¿Cuándo habrán de temblar esos cristales 
empujados por sus manos ducales, 
y, con su beso ha de llegar a ellas, 
cual me llega en las noches invernales 
el ósculo piadoso de una estrella? 
¡Oh Señor!, ya la pálida está alerta; 
¡oh Señor, cae la tarde ya en mi vía 
y se congela mi esperanza yerta! 
¡Oh, Señor, haz que se abra al fin la puerta 
y entre por ella la adorada mía!... 
¡Por esa puerta ha de volver un día!

CIERRA LA PUERTA (LA OREJA DE VAN GOGH)
Detrás el tiempo me instalé 
ya ves no me quejo, ni me quejaré 
ni se si recuerdo si alguna canción 
son hoy el premio de consolación 
y tu que has hecho para olvidar 
que fue aquella chica del bar 
lo se prohibido preguntar 
mi piel se desintegra 

Cubrí mis ojos con mis manos 
y luego imaginé 
estas ahí de pie disimulando 
por mi 

Coro: 

Cierra la puerta ven y siéntate cerca 
que tus ojos me cuentan que te han visto llorar 
llena las copas de recuerdo de historias 
que tus manos aun tiemblan si me escuchan hablar 

Sin ti ya no podre escuchar a la buena vida mas 
volver a reírme de aquel final 
en el que el bueno siempre acaba mal 
sin ti ya no regresaré al lugar en donde te conocí 
lo se prohibido recordar mi piel se desintegra 
cubrí mis ojos con mis manos 
y luego imaginé 
estas ahí de pie disimulando 
por mi 

Coro: 

Cierra la puerta ven y siéntate cerca 
que tus ojos me cuentan que te han visto llorar 
llena las copas de recuerdo de historias 
que tus manos aun tiemblan si me escuchan hablar 

Tú cuídate, aquí yo estaré bien 
olvidarme yo te recordaré 

Coro: 

Y cierra la puerta ven y siéntate cerca 
que tus ojos me cuentan que te han visto llorar 
llena las copas de recuerdo de historias 
que tus manos aun tiembla si me escuchan hablar 

Cierra la puerta ven y siéntate cerca 
que tus ojos me cuentan que te han visto llorar 
y llena dos copas y vamos a bailar tu y yo.





LABERINTO (JORGE LUIS BORGES)
No habrá nunca una puerta. Estás adentro 
Y el alcázar abarca el universo 
Y no tiene ni anverso ni reverso 
Ni externo muro ni secreto centro. 
No esperes que el rigor de tu camino 
Que tercamente se bifurca en otro, 
Que tercamente se bifurca en otro,
Tendrá fin. Es de hierro tu destino 
Como tu juez. No aguardes la embestida 
Del toro que es un hombre y cuya extraña 
Forma plural da horror a la maraña 
De interminable piedra entretejida. 
No existe. Nada esperes. Ni siquiera 
En el negro crepúsculo la fiera.
Zeus no podría desatar las redes
de piedra que me cercan. He olvidado
los hombres que antes fui; sigo el odiado
camino de monótonas paredes
que es mi destino. Rectas galerías
que se curvan en círculos secretos
al cabo de los años. Parapetos
que ha agrietado la usura de los días.
En el pálido polvo he descifrado
rastros que temo. El aire me ha traído
en las cóncavas tardes un bramido
o el eco de un bramido desolado.
Sé que en la sombra hay Otro, cuya suerte
es fatigar las largas soledades
que tejen y destejen este Hades
y ansiar mi sangre y devorar mi muerte.
Nos buscamos los dos. Ojalá fuera
éste el último día de la espera.

PUERTAS ABIERTAS, PUERTAS CERRADAS (VICTOR HEREDIA)
El mundo está repleto
de picaportes quietos,
pon atención y mira
cuántas puertas hay cerradas 
alrededor.
Puertas que son gigantes
para los habitantes,
puertas que son secretas
tan escuetas como el no del que dice no.
Hay puertas que se cierran,
hay puertas que se sueldan
desde arriba y desde abajo
desde adentro y desde afuera,
son de hierro o de madera
como tú prefieras.
Pero está en tu mano la ganzúa
que liquide esta locura
de sentirse prisioneros
en un mundo donde el miedo
deja que crezcan las puertas
como coles en la huerta
torpes y ciegas...
Abre tus puertas ahora,
si quieres se abre sola.
Grita ¡Sésamo! y despierta
y ayúdanos con la nuestra
que la vida está de fiesta
cuando tú quieras la puerta abierta.
¡De par en par!
¡De par en par!
¡De par en par! 
 BIENVENIDOS - NOEMI ESTRADA
 CONGREGACIÓN DEJANDO LA IGLESIA REFORMADA - VINCENT VAN GOGH
CORREDOR DEL ASILO - VINCENT VAN GOGH
VISTA DEL ASILO CON UN ÁRBOL DE PINO - VINCENT VAN GOGH
ENTRADA AL PARQUE VOYER-D ARGENSON - VINCENT VAN GOGH
LA VICTORIA - RENE MAGRITTE
LA VOLUNTAD O LAS PARTÍCULAS ESTÁN EN LA CIUDAD - EUGENIO S. DALI
Entrada a San Antonio de las Alazanas, Coahuila
Deja que tu vida fluya naturalmente...
lo que ya pasó, pasó... 
y lo que esperas, algún día llegará...
a su tiempo, en su momento....
Deja que fluyan los días viviendo en paz y armonía
con tu entorno, con lo que la vida misma te permite percibir.
Deja que la misma vida se encargue de encontrar
el mejor camino que tanto buscas... 
te asombrarás al ver que muchas puertas
ante tus ojos se abrirán de repente
pues tu paz, tu energía positiva, y tu espíritu en armonía
atraerán cosas lindas para ti...
Deja fluir tu vida, dando lo mejor de TI,
sonriendo a las situaciones y problemas que te sorprendan
y confiando que nada es para siempre y lo que es para TI
llegará, cuando menos lo esperes, pero llegará....
Oly Sawyer