Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

20.5.14

VENTANAS





En la simbología las ventanas son aberturas para dejar entrar la luz sobrenatural por eso, las ventanas de edificios sagrados como las catedrales medievales se hicieron con impresionantes cristales de colores aludiendo a la venidera Jerusalem celestial. La luz que entra desde arriba corresponde al Espiritu de Dios y la ventana símbolo de María que no luce por sí misma sino mediante la luz divina (Biedermann, Hans Diccionario de símbolos)

Es símbolo de la forma en que nuestra conciencia observa e interpreta el mundo. También representa cualquier medio de percibir la luz divina (Fontana, David El lenguaje de los símbolos)




IMAGEN DEL FILM LA VENTANA INDISCRETA DE ALFRED HITCHCOCK



LAS VENTANAS (CONSTANTINO CAVAFIS)

En estas oscuras piezas, donde paso
días agobiantes, voy y vuelvo arriba abajo

para hallar las ventanas. -Cuando se abra

una ventana habrá un consuelo-.

Mas las ventanas no están, o no puedo

encontrarlas. Y mejor quizás que no las halle.

Acaso la luz sea un nuevo tormento.

Quién sabe qué cosas nuevas mostrará.

TU VENTANA (MANUEL GARCÍA)
Tu ventana; 
la de las flores la del sol 
donde colgabas tu ropa interior 
donde la blonda floreada adorna la estación. 

Tu ventana; 
donde es más clara la mañana 
donde se enreda la luna en tu voz 
donde las aves retratan tu rostro en su canción. 

Si te asomas te adornan el perfil las rosas 
y encierra el marco un cuadro de niña con palomas 
y encierra el marco un cuadro de niña con palomas. 

Tu ventana; 
que es una lámpara, una espada 
una bandera que alzó el corazón 
con chocolate y olor a limón 
se hizo una estrella 

Tu ventana; 
donde las horas son de nacar 
donde el agua en tu voz tañe el arpa 
donde amapolas y alondras 
cuentan historias blancas 

Si te asomas te adornan el perfil las rosas 
y encierra el marco un cuadro de niña con palomas 
y encierra el marco un cuadro de niña con palomas... 
...si te asomas.

MUJER EN SU VENTANA (OLGA OROZCO)

Ella está sumergida en su ventana
contemplando las brasas del anochecer, posible todavía.
Todo fue consumado en su destino, definitivamente inalterable desde ahora
como el mar en un cuadro,
y sin embargo el cielo continúa pasando con sus angelicales procesiones.
Ningún pato salvaje interrumpió su vuelo hacia el oeste;
allá lejos seguirán floreciendo los ciruelos, blancos, como si nada,
y alguien en cualquier parte levantará su casa
sobre el polvo y el humo de otra casa.
Inhóspito este mundo.
Áspero este lugar de nunca más.
Por una fisura del corazón sale un pájaro negro y es la noche
-¿o acaso será un dios que cae agonizando sobre el mundo?-,
pero nadie lo ha visto, nadie sabe,
ni el que se va creyendo que de los lazos rotos nacen preciosas alas,
los instantáneos nudos del azar, la inmortal aventura,
aunque cada pisada clausure con un sello todos los paraísos prometidos.
Ella oyó en cada paso la condena.
Y ahora ya no es más que una remota, inmóvil mujer en su ventana,
la simple arquitectura de la sombra asilada en su piel,
como si alguna vez una frontera, un muro, un silencio, un adiós,
hubieran sido el verdadero límite,
el abismo final entre una mujer y un hombre.
BLUES DE LA VENTANA (ANDRÉS CIRO MARTÍNEZ)
CIRO Y LOS PERSAS

No soy importante, ni soy un señor,

yo soy simplemente tu amante mejor,

el que está tras la ventana y que espera la ocasión.



Sé que no soy digno de tu sociedad,

yo no tengo un auto que haga suspirar,

pero cuando estamos solos, yo te siento tan igual.



Se desgarra el cielo, se deshace el sol,

y hay un solo anhelo, es estar con vos.

A través de la ventana, se hace astillas mi ilusión.



Y aunque cuides tu lugar y lo que otros puedan ver,
que me importa los que dicen que lo nuestro no esta bien,
quién controla lo que siente el corazón, 
quién lo controla, que nada siente.
Quién controla lo que siente el corazón.

Fingiste locura y ser tan liberal, 
pero si te apuran, sos la más formal,
los doctores de apellidos, 
que este chico puede más.

Y aunque cuides tu lugar y lo que otros puedan ver,
que me importa los que dicen que lo nuestro no esta bien,
quién controla lo que siente el corazón, 
quién lo controla, yo te aseguro que nada siente.
Quién controla lo que siente el corazón.



POEMA PARA LA VENTANA DEL POBRE (MARÍA LUISA CARNELLI)

Para el techo de los humildes

construyo este poema

que es una teja roja.

Deseo de poeta

para sonrisa del pobre:

enredadera que sube

hasta su ventana sin flores.

Como el silbido de las fábricas,

mis palabras desafinadas

buscan la estrella de los vientos,

para lanzarse sobre la multitud

desde el extremo del verso.

Hay una gran visión desde la altura,

una posibilidad que se abre ruta.

Perspectivas de horizontes

que se dilatan.

Paisajes de liberación

amplificando un revuelo de campana.

Y sobre el porvenir,

una palabra pura enarbolada.

LA MIEL EN TU VENTANA (LUIS ALBERTO SPINETTA)

No deja de tentarme en las mañanas 

la miel que deja el sol en tu ventana,

El sol, no sabe donde vas

El sol, no dice yo te amo.

No deja de tentarme en las mañanas tanta luz.



No deja de tentarme en las mañanas 

la miel que deja el sol en tu ventana

El sol no sabe donde vas

El sol, no dice yo te amo.

No deja de tentarme en tu ventana tanta luz.

NOCTURNOS DE LA VENTANA (FEDERICO GARCÍA LORCA)





Alta va la luna. 

Bajo corre el viento. 



(Mis largas miradas, 

exploran el cielo.) 



Luna sobre el agua. 

Luna bajo el viento. 



(Mis cortas miradas, 

exploran el suelo.) 

Las voces de dos niñas 
venían. Sin esfuerzo, 
de la luna del agua, 
me fui a la del cielo. 


Un brazo de la noche 
entra por mi ventana. 

Un gran brazo moreno 
con pulseras de agua. 

Sobre un cristal azul 
jugaba al río mi alma. 

Los instantes heridos 
por el reloj... pasaban. 


Asomo la cabeza 
por mi ventana, y veo 
cómo quiere cortarla 
la cuchilla del viento. 

En esta guillotina 
invisible, yo he puesto 
la cabeza sin ojos 
de todos mis deseos. 

Y un olor de limón 
llenó el instante inmenso, 
mientras se convertía 
en flor de gasa el viento. 


Al estanque se le ha muerto 
hoy una niña de agua. 
Está fuera del estanque, 
sobre el suelo amortajada. 

De la cabeza a sus muslos 
un pez la cruza, llamándola. 
El viento le dice "niña", 
mas no puede despertarla. 

El estanque tiene suelta 
su cabellera de algas 
y al aire sus grises tetas 
estremecidas de ranas. 

Dios te salve. Rezaremos 
a Nuestra Señora de Agua 
por la niña del estanque 
muerta bajo las manzanas. 

Yo luego pondré a su lado 
dos pequeñas calabazas 
para que se tenga a flote, 
¡ay!, sobre la mar salada.




LA VENTANA (ROBERTO CARLOS)
A través de la ventana, 
la libertad de un camino, yo puedo ver, 
mi pensamiento vuela libre en sueños, 
lejos de donde estoy. 

Por momentos pienso , 
hacia donde aquel camino ,nos puede conducir , 
tanta gente ya se arrepintió, 
y yo ,voy a pensar,voy a pensar , 

Cuantas veces yo pensé dejar mi casa pero desistí , 
porque se que afuera no tendría lo que ahora tengo aquí, 
mi padre mi aconseja mi madre vive hablando sin saber, 
que tengo mis problemas y que aveces solo debo resolver , 

Cosas de la vida! 
choque de envidias! 
cosas de la vida! 
cosas de la vida! 

Nuevamente pienso irme lejos y volver a comenzar , 
caminando por el mundo este , 
donde hay tanto que enfrentar , 
pienso andar sin rumbo por las calles , 
en las noche y sin pensar, 
lo que yo diré en mi casa ,para todos conformar , 

Cosas de la vida! 
choques de envidias! 
cosas de la vida! 
cosas de la vida! 

Yo recapacito y me convenzo que aquí es mi lugar , 
afuera aveces llueve y es casi cierto que tal vez voy a extrañar ,
la noche siempre es fría cuando no se tiene un techo con amor, 
y ese amor lo tengo pero aveces no le doy su gran valor , 

Cosas de la vida! 
choques de envidias! 
cosas de la vida! 
cosas de la vida! 

Todo llega en su momento solo hay que saberlo esperar , 
y en el trato diario a nuestra gente hay que saberla tolerar, 
cosas que molestan muchas veces son producto del amor , 
de ese amor tan grande que nosotros no debemos olvidar , 

Cosas de la vida! 
choques de envidias! 
cosas de la vida! 
cosas de la vida! 
cosas de la vida!.. 

PIEDRITAS EN LA VENTANA (MARIO BENEDETTI)


De vez en cuando la alegría 

tira piedritas contra mi ventana 

quiere avisarme que está ahí esperando 

pero me siento calmo 

casi diría ecuánime 

voy a guardar la angustia en un escondite 

y luego a tenderme cara al techo 

que es una posición gallarda y cómoda 

para filtrar noticias y creerlas 



quién sabe dónde quedan mis próximas huellas 

ni cuándo mi historia va a ser computada 

quién sabe qué consejos voy a inventar aún 
y qué atajo hallaré para no seguirlos 

está bien no jugaré al desahucio 
no tatuaré el recuerdo con olvidos 
mucho queda por decir y callar 
y también quedan uvas para llenar la boca 

está bien me doy por persuadido 
que la alegría no tire más piedritas 
abriré la ventana 
abriré la ventana.

TU VIEJA VENTANA (GUILLERMO BARBIERI-AMBROSIO RÍO)
VERSIÓN CARLOS GARDEL
VERSIÓN JULIO JARAMILLO
VERSIÓN ANTONIO TORMO
VERSIÓN RITA CORTESE
VERSIÓN LOS CANTORES DEL ALBA

Vine al pie de tu vieja ventana, mi bien,

a ofrecerte, mi vida este canto de amor,

porque quiero que sepas que te amo, mi edén

y te siento latir en mi fiel corazón.

Yo quisiera, mujer, que comprendas

el cariño tan leal que te tengo

que me paso las horas pensando

y es esa la causa que yo ya ni duermo.



He traído del campo estas flores que ayer

arrancaron mis manos con ansias por ti,

porque quiero mirarte contenta, mujer,

y mostrarte que yo moriría por ti.
Si un intérprete fueras, entonces
sentirías igual que yo siento,
un amor tan extraño y tan dulce,
aue al no realizarse sería un infierno.

Asoma tu carita y no me hagas más sufrir,
te lo pido por lo que más quieras, mi amor
si al no verte sería capaz de morir
de cariño quizá o de extraño dolor.
Los culpables han sido tus ojos
y tus labios los cómplices fueron,
que me tienen igual que a un esclavo
y soy si se quiere tu fiel prisionero.






VENTANA (ALFONSO CORTES)

Un trozo de azul tiene mayor
intensidad que todo el cielo,
yo siento que allí vive, a flor
del éxtasis feliz, mi anhelo.

Un viento de espíritus pasa
muy lejos, desde mi ventana,
dando un aire en que despedaza
su carne una angélical diana.

Y en la alegría de los Gestos,
ebrios de azur, que se derraman...
siento bullir locos pretextos,
que estando aquí !de allá me llaman!

VENTANA (LA OREJA DE VAN GOGH)
SÓLO LETRA


Volverán, las primeras golondrinas 

Volverán a su ciudad. 

Volverán, a florecer los tamarindos. 

Volverán a ver el mar. 



Vestirán las calles, cientos de cerezos en flor. 

Y a nuestros balcones, llegará un suspiro del sol. 

Por eso no, no, no, no podrán parar 

La primavera que está por llegar.



Por eso ven, ven, ven, ven a abrirla a tu ciudad. 



Parapapa (x4) 

Volverán, los tambores a las calles. 

Volverán a desfilar. 
Volverán, a bailar las margaritas 
Con la brisa del final. 

Vestirán las calles, cientos de cerezos en flor. 
Y a nuestros balcones, llegará un suspiro del sol. 
Por eso no, no, no, no podrán parar 
La primavera que está por llegar. 
Por eso ven, ven, ven, ven a abrirla a tu ciudad. 

Por eso no, no, no, no podrán parar 
La primavera que está por llegar. 
Por eso ven, ven, ven, ven a abrirla a tu ciudad.

LA CASA POR LA VENTANA (JOAQUÍN SABINA)

Quemaron todas las naves

para iniciar una nueva vida

pagaron cara la llave

falsa de la tierra prometida.

Pero, en lugar del Caribe,

con su bachata, con sus palmeras,

la madre patria recibe

al inmigrante por peteneras.



Y no es bona Barcelona

cuando la bolsa, primo, no sona

y gana el cholo en Madrid

menos que un perro sin pedigrí,
y el mestizo por Sevilla,
va dando cantes por pesadillas,
y, si dos vascos atracan
a un farmacéutico en Vigo
jura el testigo que eran sudacas.

Y cada fin de semana
tiran la casa por la ventana
marcándose un agarrado
en El Café del Mercado
que no es lo mismo que el Tropicana.

Se matan haciendo camas,
vendiendo besos, lustrando suelos,
si pica el hambre en la rama
la tortolita levanta el vuelo.

Y, en plazoletas y cines,
por un jergón y un plato de sopa,
con una alfombra y un Kleenex
le sacan brillo al culo de Europa.

Y, el cuerpo de policía
viene con leyes de extranjería
y, al moro de la patera,
le corta el rollo una patrullera,
y, al mulato sabrosón,
le dan en toda la inquisición,
y, al gitanito, la ola
malaje y paya le quema
el tejadillo de la chabola.

Y cada fin de semana
tiran la casa por la ventana
chilabas y desayuno
de kifi con té moruno
y escriben cartas a la sultana.

Y cada fin de semana
con sus caderas dominicanas,
compadre, una guarachita,
candomde, samba o rumbita…
¿o es que nunca estuvo en la Habana?

Y el coreano currela
vendiendo rollos de plimavela,
y, en bares porno el paquete
de guineano cuesta un billete,
y, al almacén del judío,
van seis niñatos buscando lío,
y el ingeniero polaco
que vino huyendo del frío
ya es mayordomo del tío del saco.

Y cada fin de semana
tiran la casa por la ventana
y, mientras planchan un traje,
su corazón de viaje
se va cantando La Varsoviana.

Y cada fin de semana
queda el negrito
con la ucraniana,
y bailan polca y pasito,
y soplan vodka y mojito
y vuelven trompas por la mañana.



PARA TU VENTANA (ANTONIO MACHADO)


Para tu ventana

un ramo de rosas me dio la mañana.

Por un laberinto de calle en calleja,

buscando, he corrido, tu casa y tu reja.

Y en un laberinto me encuentro

perdido

en esta mañana de mayo florido.

Dime dónde estás.

Vuelta y revueltas. Ya no puedo más.







VENTANAL - CÁTULO CASTILLO - HÉCTOR SAMPONI
SÓLO LETRA

VIDEO LA VENTANA TANGO DANCE RITUAL


Ventanal, ventanal,

cristal del tiempo vano.


Tu mano,
la magnolia de tu mano,
desmayada en el fangal
del barrio hermano.

Ventanal, ventanal,
tu mal
lloraba al piano.

Y todo tan sencillo
y tan lejano
como el grillo y el verano,
como vos y como yo.

Sé que es imposible y que no hay nada.
Sé que ya no existe tu balcón.
Sé que en tu esperanza desgarrada
la ventana alucinada se cerró.

Vuelve a recorrer la misma senda,
déjame abrigarte, corazón.
Llámame otra vez para que entienda
que tu voz en una senda me esperó.

Ventanal, ventanal,
total,
llegó el invierno
mojando aquel eterno
verso tierno
que fue luz sentimental
en tu cuaderno.

Ventanal, ventanal,
ya sé que fue la vida,
y todo en un final
de adiós pequeño,
donde estabas como un sueño
malherida en tu percal.


LAS VENTANAS (CHARLES BAUDELAIRE)

    Quien desde fuera mira a través de una ventana abierta, jamás ve tantas cosas como quien mira una ventana cerrada. No hay objeto más profundo, más misterioso, más fecundo, tenebroso y deslumbrante que una ventana tenuemente iluminada por un candil. Lo que la luz del sol nos muestra siempre es menos interesante que cuanto acontece tras unos cristales. En esa oquedad radiante o sombría, la vida sueña, sufre, vive.
    Por sobre las olas de los tejados, acierto a entrever a una mujer madura, arrugada ya, pobre, perpetuamente enfrascada en su tarea y que nunca sale. Con su rostro, con su atuendo, con sus gestos, con apenas nada, he reconstruido la historia de esta mujer, o quizá fuera mejor decir su leyenda, y de vez en cuando, entre lágrimas, me la recito a mí mismo.
    De haber sido un pobre anciano, habría reconstruido la suya con la misma naturalidad.
    Y me acuesto, satisfecho de haber vivido y padecido en la piel de otros.
    Y tal vez me digan: "¿Cómo sabes que esa leyenda es la verdadera?". ¡Qué me importa la realidad que se halle fuera de mí, si me ha ayudado a vivir, a sentir que soy y lo que soy.






VENTANA EN EL ESTUDIO - VINCENT VAN GOGH

MUCHACHA EN LA VENTANA - EUGENIO SALVADOR DALI

MUJER SENTADA DE ESPALDAS A LA VENTANA ABIERTA - HENRI MATISSE

 MUJER EN LA VENTANA - MAX JIMÉNEZ

VENTANA A LA HABANA - MAX JIMÉNEZ


EL TELESCOPIO O EL FIN DE LA CONTEMPLACIÓN - RENE MAGRITTE
EL REVERSO DE LA VENTANA - RICHARD LINDNER

Balneario de Blumau, Austria (Arquitecto: Hundertwasser)