Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

2.5.14

SILLAS




IMAGEN DEL FILM TIEMPOS MODERNOS DE CHARLES CHAPLIN
LA SILLA (JAIME AUGUSTO SHELLEY)

Si tengo que mirar un día 
la silla como la miro ahora 
y tengo que callar a los poetas 
para decir tan sólo
                                  es negra
(Y una callejuela de árboles suntuosos 
se detiene sombra y sopla en los follajes) 
si tengo que mirar de día 
la silla y estrecharla 
y sostenerla
                      (como a una ola hueca 
que se sabe que se abre y que se cierra) 
si me voy a sentar 
o me voy a parar 
alejándome de la silla negra 
(la madera es blanca 
rechinante apenas por el uso) 
si me voy a quedar quieto 
balanceándome en la silla fija 
(por una vez no confesar 
estoy pensando creciendo madurado) 
Por una vez decir que estoy contento 
en paz con las palabras 
que soy como la silla álamo y cultivo 
que estoy en tierra 
sólidamente agitado y enraizado 
como un abeto decir como la silla 
en su acabado negro 
Ven ya no rechino 
(y rechinar de nuevo)

Si me voy a quedar aquí
o en otra parte
y voy a contemplar la silla
digo qué me cuesta callar a los poetas
y decir tan sólo es negra!

HISTORIA DE LA SILLA (SILVIO RODRÍGUEZ)
En el borde del camino hay una silla 
la rapiña merodea aquel lugar. 
La casaca del amigo esta tendida 
el amigo no se sienta a descansar. 
Sus zapatos de gastados son espejos 
que le queman la garganta con el sol 
y a través de su cansancio pasa un viejo 
que le seca con la sombra el sudor. 

En la punta del amor viaja el amigo 
en la punta más aguda que hay que ver. 
Esa punta que lo mismo cava en tierra 
que en las ruinas, que en un rastro de mujer. 
Es por eso que es soldado y es amante 
es por eso que es madera y es metal 
es por eso que lo mismo siembra rosas 
que razones de bandera y arsenal. 

El que tenga una canción tendrá tormenta 
el que tenga compañía, soledad. 
El que siga un buen camino tendrá sillas 
peligrosas que lo inviten a parar. 
Pero vale la canción buena tormenta 
y la compañía vale soledad 
siempre vale la agonía de la prisa 
aunque se llene de sillas la verdad. 
EN UNA SILLA VACÍA ALGUIEN REPOSA (SANTIAGO MONTOBBIO)

Esta silla tiene una silueta que le es propia.
En ella habita. Cuando alguien se sienta en ella
la lastima. Pero ese alguien no se queja.
No quiere que nadie sospeche su presencia,
que nadie sepa que est· allÌ, en esta silla,
en este bar o en esa sala de espera, viendo
pasar la vida como silencio o como espía.
En algunos sitios se encuentran estas sillas.
Alguien las ocupa. Desde ellas nos vigila.
Pero no podemos descubrirlos, si los percibimos,
ni a nadie avisar de su presencia. Se consumirían.
La vida necesita estos silenciosos centinelas,
estas presencias olvidadas, estos hombres y estas siluetas
secretos en sus sillas. La vida encierra este
y aun más misterios. Con ellos se puebla.

REGÁLAME LA SILLA DONDE TE ESPERÉ (ALEJANDRO SANZ)
Nos presentó tu amiga, 
La que dice que adivina futuros por venir, 
No sé que más decir...te, 
Sentado del pasillo en una orilla 
¿te acuerdas ya de mí? 

Regálame la silla, cansada de la esquina 
Donde te esperé, donde siempre te esperaba, 
Amor yo puedo regalarte alguna risa, y hacer una canción. 

..Y un pañuelo de lunares, te regalo tiempo pa' que te lo pongas, 
Y una promesa, niña: 
Si te encuentro un día, 
Te pienso dar de una todos aquellos 
Besos que te merecías. 

Por el puente de la esperanza, 
Buscaba un riconcito para la risa, 
Pensado que ha valido la pena 
Amarte, pasamos momentitos tan flamenquitos y vimos 
Riconcitos pa' enamorarse. 

La calle del pensamiento, 
Me lleva a aquella orilla, 
No sé si te acuerdas, 
Regálame la silla que tiene arte, 
Yo paso por tu puerta casi to' los días, 
Yo paso y tú decides cuándo asomarte. 

..cuando asomarte. 

Y hasta volvieron de las rimas, 
Imágenes jugando, colgás de no sé qué, 
Seguro que era abril, 
Volvieron todas, 
Todas menos una que se olvidó de mí. 

Que el pañuelo es pa' llorarte, 
Y no tiene remedio para el que componga, 
Si alguna vez te encuentro por mi cobardía, 
Te pienso dar de una 
Todos aquellos besos que te merecías. 

Por el puente de la esperanza 
Buscaba un rinconcito para la risa 
Pensando que ha valido la pena amarte 
Pasamos momentitos tan flamenquitos 
Y vimos rinconcitos pa' enamorarse. 

La calle del pensamiento 
Me lleva a aquella orilla no sé si te acuerdas 
Regálame la silla que tiene arte 
Yo paso por tu puerta casi to' los días 
Yo paso y tú decides cuándo asomarte.
LA SILLA QUE AHORA NADIE OCUPA (EVARISTO CARRIEGO)

Con la vista clavada sobre la copa
se halla abstraído el padre desde hace rato:
pocos momentos hace rechazó el plato
del cual apenas quiso probar la sopa.

De tiempo en tiempo, casi furtivamente,
llega en silencio alguna que otra mirada
hasta la vieja silla desocupada
que alguien, de olvidadizo, colocó en frente.

Y, mientras se ensombrecen todas las caras,
cesa de pronto el ruido de las cucharas
porque insistentemente, como empujado

por esa idea fija que no se va,
el menor de los chicos ha preguntado
cuándo será el regreso de la mamá. 
DESDE MI SILLA (M.O.T.A)
Siento 
La felicidad que al contactarte 
Vibra en mi emoción honesta y clara 
Que me hace esperarte 

Lento 
Voy recopilando tus verdades 
Como inspiración, como detalles 
De mis sentimientos. 

Y busco interpretar desde mi silla 
Tu palabra tibia 
Siento la vida 
Que va orientándome con sus cosquillas. 

Dentro 
Guardo mil lecciones que dejaste 
Impregnadas como un estandarte 
En mis fundamentos. 

Pienso 
Que ni el viejo sol sabría nada 
Que la luna esconde tu mirada 
Y renace el viento. 

Y busco interpretar desde mi silla 
Tu palabra tibia 
Siento la vida 
Que va orientándome con sus cosquillas. 

Desde mi silla.... 
POEMA SENTADO SOBRE UNA SILLA ROJA (ENRIQUE FALCÓN)

Si ves una silla vacía
y es noviembre o los pájaros
llevan días perdidos
si ves –digo– una silla vacía,
en un lado del miedo una sombra muy roja,
si ves –lo repito– una silla vacía
y ya es lunes los niños
empujan su viento sobre un mundo dormido;
digo –si la ves– que una silla vacía
proyecta su sombra de mapas y lápices,
de apliques y ceros,
de letras y esponjas;
digo (si ves que me siento
con mis piernas de trapo en una silla vacía)
que una silla vacía, que una silla tan roja,
nos viene pidiendo su charla de nube
su voz de recreo
su olor a presagio;
si ves una silla vacía
y es julio o septiembre y hay pájaros
que llevan semanas perdidos;
si ves –digo– esa silla
en el medio de un mundo que aguanta dormido,
procura ocuparla
–ponerla bien cerca
–sacarla del miedo
–sentar sobre ella a tu niño escondido.

SILLAS Y MESAS VACÍAS (LOS MISERABLES)
Marius
No hay palabras que describan
lo que siento en mi interior
estas sillas hoy vacías
son la imagen del dolor

Este sitio fue la cuna
de la noble rebelión
cuando hablamos de
un mañana que jamás
amaneció

Esa mesa de la esquina
era un mundo por nacer
un rosario de canciones
las puedo oír aun
los bellos himnos al valor
murieron con un grito
se apagaron al salir el sol

Yo no pude acompañaros
perdonadme por favor
no hay palabras que describan
lo que siento en mi interior

Me parece ver su sombra
su señal en la pared
estas sillas hoy vacías
fueron suyas una vez

Ya no se si vuestra muerte
ha tenido alguna valor
estas sillas hoy vacías
mi tristeza y mi dolor



CARTAS DEL POETA QUE DUERME EN UNA SILLA (NICANOR PARRA)


I
Digo las cosas tales como son
O lo sabemos todo de antemano
O no sabremos nunca absolutamente nada.

Lo único que nos está permitido
Es aprender a hablar correctamente.

II
Toda la noche sueño con mujeres
Unas se ríen ostensiblemente de mí
Otras me dan el golpe del conejo.
No me dejan en paz.
Están en guerra permanente conmigo.

Me levanto con cara de trueno.

De lo que se deduce que estoy loco
O por lo menos que estoy muerto de susto.

III
Cuesta bastante trabajo creer
En un dios que deja a sus creaturas
Abandonadas a su propia suerte
A merced de las olas de la vejez
Y de las enfermedades
Para no decir nada de la muerte.

IV

Soy de los que saludan las carrozas.

V
Jóvenes
Escriban lo que quieran
En el estilo que les parezca mejor
Ha pasado demasiada sangre bajo los puentes
Para seguir creyendo -creo yo
Que sólo se puede seguir un camino:
En poesía se permite todo.

VI
Enfermedad
................ Decrepitud
............................... . y Muerte
Danzan como doncellas inocentes
Alrededor del lago de los cisnes
Semi desnudas
....................... ebrias
Con sus lascivos labios de coral.


VII
Queda de manifiesto
Que no hay habitantes en la luna

Que las sillas son mesas
Que las mariposas son flores en movimiento perpetuo
Que la verdad es un error colectivo
Que el espíritu muere con el cuerpo

Queda de manifiesto
Que las arrugas no son cicatrices.

VIII
Cada vez que por una u otra razón
He debido bajar
De mi pequeña torre de tablas
He regresado tiritando de frío
De soledad 
de miedo
............... de dolor.

IX

Ya desaparecieron los tranvías
Han cortado los árboles
El horizonte se ve lleno de cruces.

Marx ha sido negado siete veces
Y nosotros todavía seguimos aquí.

X

Alimentar abejas con hiel
Inocular el semen por la boca
Arrodillarse en un charco de sangre
Estornudar en la capilla ardiente
Ordeñar una vaca
Y lanzarle su propia leche por la cabeza.


XI

De los nubarrones del desayuno
A los truenos de la hora de almuerzo
Y de ahí a los relámpagos de la comida.

XII
Yo no me pongo triste fácilmente
Para serles sincero
Hasta las calaveras me dan risa.
Los saluda con lágrimas de sangre
El poeta que duerme en una cruz.

XIII
El deber del poeta
Consiste en superar la página en blanco
Dudo que eso sea posible.

XIV
Sólo con la belleza me conformo
La fealdad me produce dolor.

XV
Última vez que repito lo mismo
Los gusanos son dioses
Las mariposas son flores en movimiento perpetuo
Dientes cariados
......................... dientes quebradizos
Yo soy de la época del cine mudo.

Fornicar es un acto literario.

XVI
Aforismos chilenos:
Todas las colorinas tienen pecas
El teléfono sabe lo que dice
Nunca perdió más tiempo la tortuga
Que cuando tomó lecciones del águila.

El automóvil es una silla de ruedas.

Y el viajero que mira para atrás
Corre el serio peligro
De que su sombra no quiera seguirlo.

XVII
Analizar es renunciar a sí mismo
Sólo se puede razonar en círculo
Sólo se ve lo que se quiere ver
Un nacimiento no resuelve nada
Reconozco que se me caen las lágrimas.

Un nacimiento no resuelve nada
Sólo la muerte dice la verdad
La poesía misma no convence.
Se nos enseña que el espacio no existe

Se nos enseña que el tiempo no existe
Pero de todos modos
La vejez es un hecho consumado.

Sea lo que la ciencia determine.

Me da sueño leer mis poesías
Y sin embargo fueron escritas con sangre.


SILLA DE RUEDAS (FERNANDO MENDES)
Sentada en la puerta en silla de ruedas 
las horas pasaba 
sus ojos tan lindos ya sin alegría 
muy tristes lloraban 
cuando me veía toda su tristeza 
llegaba al fin 
su boca pequeña, reía y su risa 
era para mi. 

Era la promesa de felicidad que tanto esperé 
más no tuve coraje 
y nunca le hablé de todo mi amor 
y ahora en donde estará no lo sé. 

Hoy la recuerdo sufriendo y sin alegría 
no tuve el coraje de hablarle y hacerla feliz 
aquella muchacha sentada en la silla de ruedas 
que no daría por verla otra vez sonreír 

Sentada en la puerta en silla de ruedas 
las horas pasaba 
sus ojos tan lindos ya sin alegría 
muy tristes lloraban 
cuando me veía toda su tristeza 
llegaba al fin 
su boca pequeña, reía y su risa 
era para mi. 

Era la promesa de felicidad que tanto esperé 
más no tuve coraje 
y nunca le hablé de todo mi amor 
y ahora en donde estará no lo sé. 

Hoy la recuerdo sufriendo y sin alegría 
no tuve el coraje de hablarle y hacerla feliz 
aquella muchacha sentada en la silla de ruedas 
que no daría por verla otra vez sonreír 


ARRASTRA UNA SILLA 
ROBERTO CARLOS CON MARCO ANTONIO SOLIS

Amigo arrastra una silla 

siéntate más cerca para conversar 

Háblame de lo que quieras 

de amor, de mujeres, de lo que es amar

En mi vida existe una
la cosa más linda que yo conocí
No sé si siendo tu tan joven
tendrás una historia que contarme a mí.

Amigo en eso tú te engañas
cuando uno ama la edad no aparece
y por amor uno lo hace todo
y hace mucho más si ella lo merece

Amigo pienso tanto en ella
sé que ella también vive pensando en mi
El sol que hay en mi vida es ella
nunca imaginé poder amar así.

Amigo también tengo historia
y tengo alguien que un día entró en mi camino
Suave como flor del campo
ella me dio su amor, ella me dio cariño

Así es la mujer que amo
es mi dulce amada, amiga y compañera

Tienes que cuidarla bien
porque es un gran amor para la vida entera

Si la charla es buena el tiempo pronto pasa
Cuando se ama uno no se disfraza
Si el corazón vive pensando en ella
la vida es más bella

Y así conversando se pasan las horas
No nos damos cuenta de nuestra demora
El corazón nos vive recordando
Que ella está esperando

Amigo arrastra una silla
siéntate más cerca para conversar
Háblame de lo que quieras
de amor, de mujeres, de lo que es amar

Yo te hablé de mi amada
Es todo para mí, es el sol de mi vida

Y te conté de una flor
Que le puso color también a mi vida

Amigo uno no se engaña
Porque cuando se ama el corazón florece
Y por amor uno hace todo
Y hace mucho más si ella lo merece

Si la charla es buena el tiempo pronto pasa
Cuando se ama uno no se disfraza
Si el corazón vive pensando en ella
la vida es más bella

Y así conversando se pasan las horas
No nos damos cuenta de nuestra demora
El corazón nos vive recordando
Que ella está esperando

Si la charla es buena el tiempo pronto pasa
Cuando se ama uno no se disfraza
Si el corazón vive pensando en ella
la vida es más bella

Y así conversando se pasan las horas
No nos damos cuenta de nuestra demora
El corazón nos vive recordando
Que ella está esperando









LA SILLA DE PENSAR (GABO)
La vida no sobra
La muerte nos obra
Una flecha partió la cuerda del reloj
Hicimos el nido en el árbol prohibido
en la rama del gato más feroz dimos a luz
Pero no me lleves a este ardor
que la razón sólo adorna el dolor
La silla de pensar hoy no es un buen lugar
Afila mi rosa su espina
se enfila
se hace luz
La bestia se soltó
El Mal reconoce a los suyos por los que van a ahogar
Faroles en el mar
Que cuando nos anclen la noche nos vamos a abrazar
de luz a luz
Su furia descampa
Amaina la trampa
con cuánta claridad se ve su oscuridad
Pegan
y pegan
qué extraña es su fuerza
que esperan les demos caer y les damos volar
Pero hasta que yo elija morir vos no vas a poder matarme
ni una herida sutil
tal vez un huracán
tal vez
que el ojo de tu miseria conforme en su puñal y atraviese mi flor
No
La silla de pensar hoy no es un buen lugar
Faroles en el mar
Que cuando nos anclen la noche nos vamos a abrazar
de luz a luz
 CUANDO PAUL GAUGUIN FUE A VISITAR A A VINCENT VAN GOGH EL HOLANDÉS PINTÓ EN UN CUADRO LA QUE SE CONOCE COMO SILLA DE VAN GOGH (QUE VEMOS ARRIBA) CON EL TABACO Y LA PIPA ENCIMA DE SU SENCILLO ARMAZÓN DE PAJA Y EN OTRO CUADRO LA SILLA DE GAUGUIN (QUE VEMOS ABAJO) MÁS REFINADA, CON LIBROS E ILUMINADA POR UNA VELA CON SU CANDELABRO PUES CONSIDERABA A SU AMIGO UN INTELECTUAL

MUJER SENTADA EN UNA SILLA - PABLO PICASSO

CUATRO SILLONES EN EL CIELO  - EUGENIO SALVADOR DALI


SILLAS - EUGENIO SALVADOR DALI
LA SILLA - EUGENIO SALVADOR DALI
 SILLA DE JARDÍN- EUGENIO SALVADOR DALI
MUJER CON UNA CABEZA DE ROSA- EUGENIO SALVADOR DALI
EN ESTA PINTURA SE PUEDE APRECIAR LA SILLA LEDA 

SILLA LEDA DISEÑADA POR EUGENIO SALVADOR DALI

SILLÓN CONFIDENTE DISEÑADO POR EUGENIO SALVADOR DALÍ

 UNO DE LOS VARIOS DISEÑOS  Y ESCULTURAS DE SILLAS DE ANTONIO GAUDÍ Y DEBAJO ALGUNOS MÁS







 








LA PERSISTENCIA DE LA SILLA - MAARTEN BAAS
EL TRADICIONAL JUEGO DE LA SILLA

FOTO DE UNA LLUVIA TORRENCIAL DE PARIS EN 1924 EN QUE LAS PERSONAS IMPROVISARON UN PUENTE CON SILLAS PARA CRUZAR LA CALLE



 







IMAGEN DEL FILM PINK FLOYD, THE WALL DE ALAN PARKER