Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

31.5.14

PERDÓN



PERDÓN - OLGA NOES

No podemos cambiar nada sin antes comprender. La condena no libera, oprime.

CARL GUSTAV JUNG
PERDÓN (AMADO NERVO)

Perdóname, Ideal, para que pueda
irme en paz al venir mi última hora... 
Es tan dulce el perdón: ¡prerrogativa 
de los Dioses! Perdóname, Inmortal: 
"El que todo lo sabe lo perdona
todo", y hoy, Ideal, todo lo sabes 
con la sabiduría de la muerte.
Que tu perdón en mi alma se derrame
como un rayo de luna en el silencio
de una mística noche... 
Que caiga como pétalos de lirio
sobre el hondo cansancio de mi vida.
Perdóname, Ideal, para que pueda 
morir en paz.
PERDONALA (LES LUTHIERS)

NARRADOR: Con motivo del estreno del conocido bolero "Perdónala", de Johann Sebastian Mastropiero, que escucharemos a continuación, el periódico Actualidad Musical se refirió a Mastropiero en términos muy elogiosos; pero a los pocos días publicó la siguiente rectificación: Fe de erratas: donde dice "de inspiración arrabatada, como otros compositores románticos", debe decir "arrebatada a otros compositores románticos", y donde dice "su copiosa producción" debe decir "su copiada producción". Luego de escuchar el bolero "Perdónala", el gran compositor Günther Frager le escribió indignado a Mastropiero, acusándolo de haber plagiado un pasaje de su Tercera Sinfonía; la respuesta no se hizo esperar: "Usted me ofende", dice Mastropiero en su carta; "justamente a mí, que siempre digo que el artista que se apodera de la idea de otro enturbia las aguas del manantial del espíritu", famosa frase... de Günther Frager. Curiosamente este caso, y otros similares, que nos muestran a Mastropiero plagiando de Günther Frager han llegado a nosotros a través de la propia autobiografía de Mastropiero; y no es que se arrepienta y confiese su culpa, sino que su autobiografía es una copia textual de las memorias de Günther Frager. Sin embargo, pese a todo esto, quienes, como es nuestro caso, quienes amamos a Mastropiero, creemos que muchas de estas conductas que se le atribuyen en realidad le son totalmente ajenas; probablemente sean de Günther Frager. Bien, escucharemos a continuación, pues, de Johann Sebastian Mastropiero, el bolero "Perdónala"... de Günther Frager. 

SOLISTA 
No querría con Ester seguir viviendo 
lo que hizo ya no puede perdonarse; 
que se vaya, no me agrada estar sufriendo 
ciertas cosas no deben olvidarse. 
CORO 
Perdónala, perdónala. 
Es dulce, te fue fiel, es una dama 
Perdónala, perdónala 
Seguro que aún ella te ama. 

SOLISTA 
No querría con Ester seguir viviendo 
lo que pude perdonar lo he perdonado; 
esa tarde cuando ya se estaba yendo 
confesó que ella nunca me había amado. 

CORO 
Perdónala, no obstante. 
Regresa a aquellos besos como miel, 
Ester te fue leal, te fue constante, 
y toda la vida te fue fiel. 


SOLISTA 
No querría con Ester seguir viviendo, 
nuestra vida fue amarga como hiel. 
Esa tarde cuando ya se estaba yendo 
confesó que ella nunca me fue fiel. 

(Y... ¡dale!) 

CORO 
Compréndela, ten calma, 
fueron sólo veinte hombres hasta ayer. 
Y piensa que en fondo de su alma 
esa muchacha es una dulce mujer. 

SOLISTA 
No querría con Ester seguir viviendo, 
ya no puedo perdonar a esa muchacha. 
Esa tarde cuando ya se estaba yendo 
me persiguió por la casa con un hacha. 

CORO 
Tolérala, es solo una muchacha, 
conviene que unos días no se vean. 
Las mejores parejas se pelean, 
y casi todas se persiguen con un hacha. 
SOLISTA 
No querría con Ester seguir viviendo. 
Mis amigos nunca fueron de su agrado; 
esa tarde cuando ya se estaba yendo 
opinó que eran todos unos vagos. 

CORO 
Olvídala, debes olvidarla 
De esa bruja por fin te liberaste; 
pero cuéntanos antes de olvidarla 
qué fue lo peor, lo que no le perdonaste. 

SOLISTA 
Lo último que hizo fue tremendo; 
eso sí que no puede perdonarse. 
Esa tarde cuando ya se estaba yendo... 
decidió quedarse. 

POEMA DEL PERDÓN (JOSÉ ÁNGEL BUESA)
DECLAMADO POR JUAN VIVES
No dije una frase

de más ni de menos, que recuerde yo:

Nadie tiene culpa de que el tiempo pase,

Y el tiempo pasó….


Y fuiste el fantasma de un amor lejano,
La sombra de un beso que nunca olvide;
Pero se que un día te tendí la mano,
Y se que me heriste, sin decir por que.

Fue injusta la herida,
Y era dolorosa, pero sonreí;
La vida que pasa no es toda la vida,
Y seguí viviendo mi vida sin ti.
Días, meses, años, buena y mala suerte,
Calles en la lluvia, pasos al azar…
Y hoy he vuelto a verte.
Y hoy te vi pasar.

Y aunque debo odiarte por la herida
Aquella, y porque me heriste que se yo Porque…
Te encontré tan bella, tan bella,
Tan bella Que te perdone…

SANTA TEJERINA (LEÓN GIECO)
En sus ojos la mirada de un secreto sin amor
y el final es un camino con las heridas de todos
que se lavarán con su bendición.

Santa Tejerina tiene la risa escondida en el medio del alma
a veces, de pronto, deja para el que ve sus huellas
su perfume a comunión.

Vamos a bailar que yo ya te perdoné
aunque nos quemen en la hoguera como fue una vez.

Santa Tejerina es amiga de los que creen en el ángel salvador,
en ese que está siempre en un lugar presente
para que no pase lo peor.

Vamos a bailar que yo ya te perdoné
aunque nos quemen en la hoguera como fue una vez.

Santa Tejerina es la santa preferida de los que piden perdón
es una santa desconocida recién aparecida, según la gente pecó
matando al hijo presa de un castigo, del maltrato y de una violación
creyendo así conseguir toda la libertad.

Santa Tejerina, santa de la justicia. quiere salir a volar.
De las rejas negras, de muros y cadenas
rápido se quiere soltar.
Vamos a bailar que yo ya te perdoné
aunque nos quemen en la hoguera como fue una vez.

Santa Tejerina es la que sana los días de la perpetua reclusión
de los que siempre pagan para que otros hagan
de una vida un gran dolor.

Vamos a bailar que yo ya te perdoné
aunque nos quemen en la hoguera como fue una vez.

Santa Tejerina es la santa preferida de los que piden perdón.

PERDÓN (LEÓN FELIPE)

Soy ya tan viejo
y se ha muerto tanta gente a la que yo he ofendido
y ya no puedo encontrarla
para pedirle perdón.
Ya no puedo hacer otra cosa
que arrodillarme ante el primer mendigo
y besarle la mano.
Yo no he sido bueno...
quisiera haber sido mejor.
Estoy hecho de un barro
que no está bien cocido todavía.
¡Tenía que pedir perdón a tanta gente...! 
Pero todos se han muerto.
¿A quién le pido perdón ya?
¿A ese mendigo?
¿No hay nadie más en España...
en el mundo,
a quien yo deba pedirle perdón?...

Voy perdiendo la memoria
y olvidando todas las palabras...
Ya no recuerdo bien...
Voy olvidando... olvidando... olvidando...
pero quiero que la última palabra,
la última palabra, pegadiza y terca,
que recuerde al morir
sea ésta: Perdón

PERDÓNAME (CAMILO SESTO)
Perdóname 
si pido más de lo que puedo dar 
si grito cuando yo debo callar 
si huyo cuando tú me necesitas más 

Perdóname 
cuando te digo que no te quiero ya 
son palabras que nunca sentí 
que hoy se vuelven contra mí 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Si hay algo que quiero 
eres tú... 

Perdóname 
si los celos te han dañado alguna vez 
si alguna noche la pase lejos de ti 
en otros brazos, otro cuerpo y otra piel 

Perdóname 
si no soy quien tú te mereces 
si no valgo el dolor que has pagado por mí 
a veces 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Si hay algo que quiero 
eres tú... 

Perdóname 

Perdóname 
y no busques un motivo o un por qué 
simplemente yo me equivoqué 
perdóname 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Perdóname 
perdóname 
perdóname 

Si hay algo que quiero 
eres tú... 

Perdóname

ORHOIT  GUTAZ (MIGUEL DE UNAMUNO)


En la pequeña iglesia de Biriatu, a orillas del Bidasoa, hay un mármol funerario con la lista de los once hijos de Biriatu que murieron por Francia en la gran guerra. En la cabecera dice: "A sus hijos que han muerto en la guerra, el pueblo de Biriatu". Luego, la lista de los muertos. Y debajo: Orhoit Gutaz, esto es, "Acordaos de nosotros"



Pasasteis como pasan por el roble

las hojas que arrebata en primavera
pedrisco intempestivo;
pasasteis, hijos de mi raza noble,
vestida el alma de infantil eusquera,
pasasteis al archivo
de mármol funeral de una iglesiuca
que en el regazo recogido y verde
del Pirineo vasco
al tibio sol del monte se acurruca.
Abajo, el Bidasoa va y se pierde
en la mar; un peñasco
recoge de sus olas el gemido,
que pasan, tal las hojas rumorosas,
tal vosotros, oscuros
hijos sumisos del hogar henchido
de silenciosa tradición. Las fosas
que a vuestros huesos, puros,
blancos, les dan de última cuna lecho,
fosas que abrió el cañón en sorda guerra,
no escucharán el canto
de la materna lluvia que el helecho
deja caer en vuestra patria tierra
como celeste llanto...
No escucharán la esquila de la vaca
que en la ladera, al pie del caserío,
dobla su cuello al suelo,
ni a lo lejos la voz de la resaca
de la mar que amamanta a vuestro río
y es canto de consuelo.
Fuisteis como corderos, en los ojos
guardando la sonrisa dolorida
¿lágrimas del ocaso,
de vuestras madres ¿el alma de hinojos?,
¡y en la agonía de la paz la vida
rendisteis al acaso!...
¿Por qué? ¿Por qué? Jamás esta pregunta
terrible torturó vuestra inocencia;
nacisteis... nadie sabe
por qué ni para qué... ara la yunta,
y el campo que ara es toda su conciencia,
y canta y vuela el ave...
¡Orhoit Gutaz! Pedís nuestro recuerdo
y una lección nos dais de mansedumbre;
calle el porqué..., vivamos
como habéis muerto, sin porqué, es lo cuerdo...
los ríos a la mar..., es la costumbre
y con ella pasamos...

PERDÓNAME (LUCIANO PEREYRA)
Siento que la vida se me va 
Siento que el silencio se apodera más de mí 
Siento que llegó la soledad 
y plantó bandera en mí 
para dar refugio a este final 

Siento que mi día se nubló 
Siento que mis ojos vuelven a llorar 
Siento que me abraza el dolor 
y que no me deja respirar 

Perdóname, perdóname 
si no supe amarte como quieres 
Perdóname, perdóname 
Nadie ocupará en mi alma tu lugar, 
si vuelves 

Cómo me lastima este adiós 
Cómo seguiré mi vida si no estás 
Cómo he de explicarle a tu razón 
que mi error fue amarte más y más 

Perdóname, perdóname 
si no supe amarte como quieres 
Perdóname, perdóname 
Nadie ocupará en mi alma tu lugar, 
si vuelves 

El tiempo corre y no pretende descansar 
pero mi vida se detuvo en tu mirar 
Cómo es que por amor 
me tengas que olvidar? 

Perdóname, perdóname 
si no supe amarte como quieres 
Perdóname, perdóname 
Nadie ocupará en mi alma tu lugar, 
si vuelves
YOU ARE ALWAYS ON MY MIND
CON SUBTÍTULOS
VERSIÓN ELVIS PRESLEY
VERSIÓN MICHAEL BUBLE
VERSIÓN BRENDA LEE
VERSIÓN ANDRÉS CALAMARO
MAYBE I DIDNT TREAT YOU 
QUITE AS GOOD AS I SHOULD HAVE 
MAYBE I DIDNT LOVE YOU 
QUITE AS OFTEN AS I COULD HAVE 
LITTLE THINGS I SHOULD HAVE SAID AND DONE 
I JUST NEVER TOOK THE TIME 

YOU WERE ALWAYS ON MY MIND 
YOU WERE ALWAYS ON MY MIND 

TELL ME, TELL ME THAT YOUR SWEET LOVE HASNT DIED 
GIVE ME, GIVE ME ONE MORE CHANCE 
TO KEEP YOU SATISFIED, SATISFIED 

MAYBE I DIDNT HOLD YOU 
ALL THOSE LONELY, LONELY TIMES 
AND I GUESS I NEVER TOLD YOU 
IM SO HAPPY THAT YOURE MINE 
IF I MAKE YOU FEEL SECOND BEST 
GIRL, IM SORRY I WAS BLIND 

YOU WERE ALWAYS ON MY MIND 
YOU WERE ALWAYS ON MY MIND 

TELL ME, TELL ME THAT YOUR SWEET LOVE HASNT DIED 
GIVE ME, GIVE ME ONE MORE CHANCE 
TO KEEP YOU SATISFIED, SATISFIED 

LITTLE THINGS I SHOULD HAVE SAID AND DONE 
I JUST NEVER TOOK THE TIME 
YOU WERE ALWAYS ON MY MIND 
YOU ARE ALWAYS ON MY MIND 
YOU ARE ALWAYS ON MY MIND
TALVEZ NO TE TRATÉ 
TAN BIEN COMO DEBÍA HACERLO 
TALVEZ NO TE AMÉ 
TANTO COMO A VECES PUDE HACERLO 
LAS PEQUEÑAS COSAS QUE DEBÍA DECIR Y HACER 
YO SIMPLEMENTE NO ME TOMÉ EL TIEMPO PARA HACERLAS 

TU ESTUVISTE SIEMPRE EN MI MENTE 
TU ESTUVISTE SIEMPRE EN MI MENTE 

DIME, DIME QUE TU DULCE AMOR NO HA MUERTO 
DAME, DAME UNA OPORTUNIDAD MÁS 
PARA MANTENERTE, SATISFECHA 

TALVEZ NO TE ABRACÉ 
EN TODOS ESOS SOLITARIOS, SOLITARIOS MOMENTOS 
Y CREO QUE NUNCA TE LO DIJE 
SOY TAN FELIZ DE QUE TU SEAS MÍA 
SI EN ALGÚN MOMENTO TE HICE SENTIR COMO LA SEGUNDA MEJOR 
NENA, LO SIENTO, HE ESTADO CIEGO 

TU ESTUVISTE SIEMPRE EN MI MENTE 
TU ESTUVISTE SIEMPRE EN MI MENTE 

DIME, DIME QUE TU DULCE AMOR NO HA MUERTO 
DAME, DAME UNA OPORTUNIDAD MÁS 
PARA MANTENERTE, SATISFECHA 

LAS PEQUEÑAS COSAS QUE DEBÍA DECIR Y HACER 
YO SIMPLEMENTE NO ME TOMÉ EL TIEMPO PARA HACERLAS 
TU ESTUVISTE SIEMPRE EN MI MENTE 
TU ESTÁS SIEMPRE EN MI MENTE 
TU ESTÁS SIEMPRE EN MI MENTE


CRISTO Y LA ADÚLTERA - PIETER BRUEGHEL, EL VIEJO
CRISTO Y LA ADÚLTERA - LORENZO LOTTO
LA MUJER ADÚLTERA - PIETER VAN LINT
CRISTO Y LA PECADORA - VASILI POLÉNOV