Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

15.4.14

MADERA


RECOLECTOR DE MADERA (VINCENT VAN GOGH)

HOMBRE CON UN SACO DE MADERA  (VINCENT VAN GOGH)
ENTRADA A LA MADERA (PABLO NERUDA)

Con mi razón apenas, con mis dedos,
con lentas aguas lentas inundadas,
caigo al imperio de los nomeolvides,
a una tenaz atmósfera de luto,
a una olvidada sala decaída,
a un racimo de tréboles amargos.

Caigo en la sombra, en medio
de destruidas cosas,
y miro arañas, y apaciento bosques
de secretas maderas inconclusas,
y ando entre húmedas fibras arrancadas
al vivo ser de substancia y silencio.

Dulce materia, oh rosa de alas secas,
en mi hundimiento tus pétalos subo
con pies pesados de roja fatiga,
y en tu catedral dura me arrodillo
golpeándome los labios con un ángel.

Es que soy yo ante tu color de mundo,
ante tus pálidas espadas muertas,
ante tus corazones reunidos,
ante tu silenciosa multitud.

Soy yo ante tu ola de olores muriendo,
envueltos en otoño y resistencia:
soy yo emprendiendo un viaje funerario
entre tus cicatrices amarillas:
soy yo con mis lamentos sin origen,
sin alimentos, desvelado, solo,
entrando oscurecidos corredores,
llegando a tu materia misteriosa.

Veo moverse tus corrientes secas,
veo crecer manos interrumpidas,
oigo tus vegetales oceánicos
crujir de noche y furia sacudidos,
y siento morir hojas hacia adentro,
incorporando materiales verdes
a tu inmovilidad desamparada.

Poros, vetas, círculos de dulzura,
peso, temperatura silenciosa,
flechas pegadas a tu alma caída,
seres dormidos en tu boca espesa,
polvo de dulce pulpa consumida,
ceniza llena de apagadas almas,
venid a mi, a mi sueño sin medida,
caed en mi alcoba en que la noche cae
y cae sin cesar como agua rota,
y a vuestra vida, a vuestra muerte asidme,
a vuestros materiales sometidos,
a vuestras muertas palomas neutrales,
y hagamos fuego, y silencio, y sonido,
y ardamos, y callemos, y campanas.

DULCE MADERA CANTORA (VÍCTOR HEREDIA)
VERSIÓN MERCEDES SOSA
Guitarra, suena, guitarra, 
que el aire sabe a romero, 
palomas me trae el viento 
bajo el ala del sombrero 

Que huele a sol el mañana, 
guitarrita americana 

Algunos piensan que el cuervo 
solito deja su nido, 
pero el muy cuervo se escapa 
sólo cuando lo han herido 

Quisiera ser el primero 
en escuchar tu sonido, 
¡Que suenen libres tus notas 
y a cantar todos contigo! 

Dulce madera cantora 
del sentimiento del pueblo, 
anúnciame el nuevo día, 
líbranos de los desvelos 

¡Suena! ¡Suena! ¡Suena!
ÉBANO REAL (NICOLÁS GUILLÉN)

Te vi al pasar, una tarde,
ébano, y te saludé;
duro entre todos los troncos,
duro entre todos los troncos,
tu corazón recordé.

Arará cuévano,
arará sabalú.

-Ébano real, yo quiero un barco,
ébano real, de tu negra madera...
-Ahora no puede ser,
espérate, amigo, espérate,
espérate a que me muera.

Arará cuévano,
arará sabalú.

-Ébano real, yo quiero un cofre,
ébano real, de tu negra madera...
-Ahora no puede ser,
espérate, amigo, espérate,
espérate a que me muera.

Arará cuévano,
arará sabalú.

-Quiero una mesa cuadrada
y el asta de mi bandera;
quiero mi pesado lecho,
quiero mi lecho pesado,
ébano, de tu madera,
ay, de tu negra madera...
-Ahora no puede ser,
espérate, amigo, espérate,
espérate a que me muera.

Arará cuévano,
arará sabalú.


Te vi al pasar, una tarde,
ébano, y te saludé:
duro entre todos los troncos,
duro entre todos los troncos,
tu corazón recordé.

CORAZÓN DE MADERA (JUAN CARLOS BAGLIETTO)
VERSIÓN TANIA LIBERTAD
Me miras y se que mientes
que mientes y te equivocas
porque el amor que provocas
no es lo que sientes.
Bien se que no sientes nada
lo adivino en tu mirada
pero me voy tras de ti
como si me amaras.
Tu practicas la ternura
como un amor mal nacido
y me amas con unos besos
desposeídos.
Con unos besos traidores
tan llenos de un egoísmo
que solo son comparables
al terrorismo.
Eres como una hoguera
corazón de madera,
un día en el mismo fuego de tu placer
te vas a perder.
Me siento como un canalla
perseguido por mi mismo
ahogándome en el abismo
de tus entrañas.
Tus entrañas son palabras
palabras de boca en boca
que levantan un altar
y allí te colocan.
Te bautizo con un nombre
bastante vulgar y pido
que aquel que me escuche
no se sienta ofendido.
Mis palabras no hacen daño
mas daño hacen los que mienten
y pasan por este mundo
como inocentes.
Eres como una hoguera ...


BUENA MADERA (CARLOS MELI-SANTIAGO MELI)
SÓLO LETRA
En una esquina de barrio
con fachada de almacén,
falta el color del ladrillo
y la vereda, también.

Bebí, hiel y la dulzura
sé, del llanto y de la risa.
Caminemos la cornisa
total, la noche no apura.

Porque amando todo esto,
somos duende o peregrino
Serpentinas al destino,
por esa magia.... de Ernesto.

Carpintería,
con alma de pescadores
con sus líneas de ilusiones,
y una red de fantasía.

Viernes, el día,
donde todos son cantores
privilegio a los valores,
y propia filosofía.

Carpintería,
decorada con mil telas
tu perfume a la madera,
y un pedazo de mi vida.

Bebí, hiel y la dulzura
sé, del llanto y de la risa,
caminemos la cornisa
total, la noche no apura.
MADERA (JAGUARES)
Hay una madera 
que aguanta fuegos 
y va caminando 
por Acteal 

Hay otra madera 
que aguanta balas 
y va de la mano 
de Aguas Blancas 

deja que te cuente 
vida mía 
mi último suspiro 
mi último aliento 
detrás de las estrellas está el nido 
detrás de las estrellas está el nido 

Hay una madera 
que aguanta llantos 
y va resucitando 
en Ciudad Juárez 

Deja que te cuente 
vida mía 
mi último suspiro 
mi último aliento 
detrás de las estrellas está el nido 
detrás de las estrellas está el nido

LA MESA (FRANCISCO JOSÉ CRUZ)



Si una cosa de las que tiene encima

le dijera que siempre no fue mesa,
que sus patas fueron antes raíces
–aunque las tenga lisas, torneadas–,
lo negaría con todos sus clavos,
barnices y molduras a pesar
de las vetas o venas que la cruzan.


Nunca ha echado de menos una rama
flexible, acogedora. Sin embargo,
siempre dispuesta todo lo recibe
sin quejarse del peso ni del roce.
Necesita sentir encima cosas
como si fueran pájaros dormidos,
confiados al ser de la madera.

LA CRUZ DE MADERA 
VERSIÓN RAMÓN AYALA
Una cruz de madera de la más corriente 
eso es lo que pido cuando yo me muera 
yo no quiero lujos que valgan millones 
lo único que quiero es que canten canciones 
que sea una gran fiesta la muerte de un pobre 

yo no quiero llantos, yo no quiero penas 
no quiero tristezas.. yo no quiero nada.. 
lo único que quiero es allá en mi velorio 
una serenata por la madrugada.. 

cuando ya mi cuerpo este junto a la tumba 
lo único que pido como despedida 
que en las cuatro esquinas de mi sepultura 
como agua bendita que rieguen tequila 

yo no quiero llantos, yo no quiero penas 
no quiero tristezas.. yo no quiero nada.. 
lo único que quiero es allá en mi velorio 
una serenata por la madrugada.. 
SALMO DE LAS MADERAS (JORGE DEBRAVO)


Hay maderas oscuras y profundas

como tus ojos y tus cabellos.

Porque tus ojos y tus cabellos son

como maderas profundas y charoladas.

Hay maderas suaves y livianas
como tu piel y tu alegría.
Porque tu piel y tu alegría son
como maderas suaves y livianas.

Hay maderas recias y macizas
como tus piernas y tus espaldas.
Porque tus piernas y tus espaldas son
como maderas recias y macizas.

Hay maderas húmedas y rojas
como la piel de tus labios y de tu lengua.
Porque la piel de tus labios y de tu lengua es
como una madera roja y empapada de savia.

Hay maderas olorosas y vivas
como el olor de tu cuerpo.
Porque el olor de tu cuerpo es
como el olor de las maderas
cortadas en los tiempos de lluvias.

Hay maderas que al ser trabajadas
dan notas musicales y perfectas.
Tu amor es una nota musical y perfecta
como el sonido que dan ciertas maderas
cuando son trabajadas.

Hay maderas que se quejan en las noches de lluvia
y en las tardes de tormenta.
Porque eres triste, y esto te embellece y purifica,
te pareces a esas maderas que se quejan
en las noches de lluvia y en las tardes de tormenta.

Hay maderas que tienen un sabor y perfume
tan propios que, cuando se las huele o se las besa,
ya no son olvidadas nunca más en la vida.
Porque eres fatalmente inolvidable,
te pareces a esas maderas que se recuerdan
hasta la muerte cuando se las huele o se las besa.

MADERA (MANUEL GARCÍA)
Pasarán los años, 
vendrán lunas nuevas, 
la luz de una vela volverá, 
frágil tu silueta. 

Como la esperma va a llorar, 
lagrimas lentas, 
yo haré un ángel de cristal, 
juntando cera. 

Nadie debiera sospechar, 
que la madera, 
tiene diez años de arder, 
de esta manera. 

Pasarán los años, 
vendrán lunas nuevas, 
y la cordillera será igual, 
a ti compañera. 

Nadie debiera imaginar, 
que tu cabello 
es tan profundo como el mar, 
entre mis dedos, 

Nadie debiera sospechar, 
que la madera 
tiene diez años de arder, 
de esta manera

TOCA MADERA (JOAN MANUEL SERRAT)
Nada tienes que temer, 
al mal tiempo buena cara, 
la Constitución te ampara, 
la justicia te defiende, 
la policía te guarda, 
el sindicato te apoya, 
el sistema te respalda 
y los pajaritos cantan 
y las nubes se levantan. 

Cruza los dedos, 
toca madera. 
No pases por debajo de esa escalera. 
Y evita el trece 
y al gato negro. 
No te levantes con el pie izquierdo. 

Y métete en el bolsillo. 
envuelta en tu carta astral 
una pata de conejo 
por si se quiebra un espejo 
o se derrama la sal. 

Y vigila el horóscopo 
y el biorritmo. 
Ni se te ocurra vestirte de amarillo. 
Y si a pesar de todo 
la vida te cuelga 
el “no hay billetes” 
recuerda 
que pisar mierda 
trae buena suerte. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos 
toca madera. 

Nada tienes que temer... 
Arriba los corazones.. 
Nada tienes que temer 
pero nunca están de más 
ciertas precauciones. 

Cruza los dedos, 
toca madera. 
No pases por debajo de esa escalera. 
Y evita el trece 
y al gato negro. 
No te levantes con el pie izquierdo. 
Que también hacen la siesta 
los árbitros y los jueces. 
Con tu olivo y tu paloma 
camina por la maroma 
Entre el amor y la muerte. 

Y vigila el horóscopo 
y el biorritmo. 
Ni se te ocurra vestirte de amarillo. 
Y si a pesar de todo 
la vida te cuelga 
el “no hay billetes” 
recuerda 
que pisar mierda 
trae buena suerte. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos 
toca madera. 

Y ajústate los machos, 
respira hondo, 
traga saliva, 
toma carrera, 
y abre la puerta, 
sal a la calle, 
cruza los dedos, 
toca madera. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos 
toca madera. 

VOLVER EN GUITARRAS (ROBERTO GALARZA)
Cuando me vaya para siempre de este mundo
y al alejarme de mis seres tan queridos,
sólo un deseo al Dios supremo yo le pido
un imposible pero sé que es tan profundo. 
Que se transforme en un árbol mi alma entera
para que en días calurosos de verano,
bajo mi sombra descansen mis paisanos
como una posta que me ocupen quien lo quiera. 
Que los gurises con sus rondas me cercaran
y los que se aman cumpliendo una promesa,
dejen sus nombres cual recuerdo en mi corteza
y aunque me duela con cuchillos me tallaran. 
Y cuando troce mi madera un carpintero
que en vez de muebles se dedique a hacer guitarras,
para estar junto a mis amigos en las farras
con acordeonas y un rasguear chamamecero. 
Que se transforme en un árbol mi alma entera
para que en días calurosos de verano,
bajo mi sombra descansen mis paisanos
como una posta que me ocupen quien lo quiera. 
Que los gurises con sus rondas me cercaran
y los que se aman cumpliendo una promesa,
dejen sus nombres cual recuerdo en mi corteza
y aunque me duela con cuchillos me tallaran. 
Y cuando troce mi madera un carpintero
que en vez de muebles se dedique a hacer guitarras,
para estar junto a mis amigos en las farras
con acordeonas y un rasguear chamamecero.


VIENTO Y MADERA (RUBEN BLADES)
JUNTADORA DE MADERA (HUGO GIMÉNEZ AGUERO)
VERSIÓN ANA MARÍA GALLARDO
Que tendrán los ojos de Maderita
que mira la tristeza casi sonriendo
por el mundo barato de sus veredas
le arrastró las enaguas el sol de enero
el sol de enero.
Cada día es un mundo de Maderita
caminando las calles que ayer la vieron
con sus trenzas al viento cara de niña
como la más hermosa flor de este pueblo
como la más hermosa flor de este pueblo
Estribillo
Manos quemadas por las escarchas
Lucrecia Soto que es lo que guardas
en el misterio de la madera
que vas juntando camino a casa
porqué te ríes de la miseria
Lucrecia Soto que es lo que cantas
cuando en las tardes perlas de invierno
vienen del cielo las mariposas frías y blancas.

Recitado
Porque junta maderas la llaman loca quien sabe si en su mundo no junta flores hay tanta gente cuerda que junta piedras y cuando las arroja nunca son flores.
Ay maderita, maderita,
Maderita, maderita,
Maderita, maderita.
PAISAJE INVERNAL CON CHOZA Y RECOLECTOR DE MADERA -  VAN GOGH
CUATRO HOMBRES RECOLECTANDO MADERA - VINCENT VAN GOGH
RECOLECTORES DE MADERA EN LA NIEVE - VINCENT  VAN GOGH
LA SUBASTA DE MADERA (VINCENT VAN GOGH)