Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

13.4.14

MIEDOS









LOS DOS MIEDOS (RAMÓN CAMPOAMOR)
    I

    Al comenzar la noche de aquel día,
    Ella, lejos de mí,
    "¿Por qué te acercas tanto? -me decía-,
    ¡Tengo miedo de ti!"


    II

    Y, después que la noche hubo pasado,
    Dijo, cerca de mí:
    "¿Por qué te alejas tanto de mi lado?
    ¡Tengo miedo sin ti!"

EL MIEDO DE VIVIR (ELADIA BLÁZQUEZ)
SÓLO LETRA

El miedo de vivir
es el señor y dueño
de muchos miedos más,
voraces y pequeños,
en una angustia sorda
que brota sin razón,
y crece muchas veces
ahogando el corazón.
¡El miedo de vivir
es una valentía!
Queriéndose asumir
en cada nuevo día,
es tuyo y es tan mío
que sangra en el latir
igual que un desafío
el miedo de vivir.

Los miedos que inventamos
nos acercan a todos
porque en el miedo estamos
juntos, codo con codo...
Por temor que nos roben
el amor, la paciencia
y ese pan que ganamos
con sudor y a conciencia.
La soledad es miedo
que se teje callando,
el silencio es el miedo
que matamos hablando,
¡y es un miedo el coraje
de ponerse a pensar,
en el último viaje...
sin gemir ni temblar!

A LA PLAYA CON MARIANA (LES LUTHIERS)
BALADA NO AVALADA
Carlos Núñez Cortés: 
Se cumple al fin mi deseo 
En este fin de semana 
Porque iremos de paseo 
A la playa con Mariana 

Carlos Núñez Cortés: 
Comeremos hasta hartarnos 
Beberemos mucho alcohol 
Y haremos el amor 
En la playa bajo el sol 

Marcos Mundstock: 
Divertirse es algo bueno 
Pero con inteligencia 
El alcohol es un veneno 
Que conduce a la impotencia 
Ahhhhhhhhhh 

Carlos Núñez Cortés: 
Bajo el sol nos amaremos 
Junto al mar sin ataduras 
Comeremos hasta hartarnos 
Y beberemos agua pura… 

Marcos Mundstock: 
Ya no comas tanta carne 
Y consume más verdura 
Si no quieres arriesgarte 
A una muerte prematura 
Ahhhhhhhhhh 

Marcos Mundstock: 
Dulces, pastas, pan y masas 
Te engordan sin clemencia 
Ten cuidado con las grasas 
Y con las legumbres 
Carlos Núñez Cortés: ¿Por qué? 
Marcos Mundstock: Provocan flatulencias 
Ahhhhhhhhhh 

Carlos Núñez Cortés: 
Se cumple al fin mi deseo 
En este fin de semana 
Porque iremos de paseo 
A la playa con Mariana 

Carlos Núñez Cortés: 
Vamos a hacer el amor 
En una playa secreta 
Lo haremos bajo el sol 
Y además haremos dieta 

Marcos Mundstock: 
Hoy el sol es peligroso 
Y por eso lo cuestiono 
Se ha tornado muy riesgoso 
Por el agujero de ozono 
Ahhhhhhhhhhhh 

Carlos Núñez Cortés: 
Acepto que por el ozono 
Tomar el sol esté prohibido 
En la playa haremos el amor 
Pero lo haremos vestidos 

Marcos Mundstock: 
En estos tiempos tan duros 
Uno debe precaverse 
El amor no es muy seguro 
Lo mejor es abstenerse 

Marcos Mundstock: 
Se cumple al fin mi deseo 
En este fin de semana 
Soy yo quien irá de paseo 
A la playa con Mariana 
Ahhhhhhhhhhhh


PRELIMINAR DEL MIEDO (MARIO BENEDETTI)

Por sobre las terrazas alunadas

donde se aman cautelosamente los gatos

y los brillos esquivan las chimeneas

creo que nadie sabe lo que yo sé esta noche

algo aprendido a pedacitos y a pulsaciones

y que integra mi pánico tradicional modesto


¿cómo desmenuzar plácidamente el miedo

comprender por fin que no es una excusa

sino un escalofrío parecido al disfrute

sólo que amarguísimo y si atenuantes?


los suicidas no tienen problemas al respecto

deciden derrotarse y a veces lo consiguen

entran en el miedo como en una piragua

sin remos y con rumbo de cascada

son los descubridores del alivio

pero la paz les dura una milésima


tampoco los homicidas se preocupan mucho

limitan el miedo a una coyuntura

desenvainan la furia o aprietan el gatillo

y todo queda así simplificado y yerto


pero los demás o sea los que venimos

tironeados por la maravilla

y perseguidos por el horror

los demás o sea los compinches de la duda

los candorosos los irresponsables

los violentos pero no tanto

los tranquilos pero no mucho

los deportados de la buena fe

los necesitados de alegría

los ambulantes y los turbados

los omisos de la vanguardia

los atrasados de la vislumbre


ésos qué haremos con el mundo

sino asediarlo a escaramuzas

desmenuzarlo con las uñas

extinguirlo con el resuello

desmantelarlo a mordiscones

hacerlo trizas con la mirada

dar cuenta de él con el amor

estrangularlo.

SOMOS COMO SOMOS (ELADIA BLÁZQUEZ)
VERSIÓN RUBÉN JUÁREZ
Miremos este espejo bruñido y reluciente 
Sin el engrupe falso de una mentira más... 
Y vamos a encontrarnos con toda nuestra gente 
Mirándonos de frente sin ropa y sin disfraz... 
Con toda nuestra carga pesada de problemas 
Hagamos un teorema de nuestra realidad... 
¡Perdamos todo el vento, la torre y el "alfil"! 
¡En este "escrachamiento", de frente y de perfil! 

¡Como somos!... 
Sensibleros, bonachones 
Compradores de buzones por creer en el amor. 
¡Como somos!... 
Con tendencia al melodrama 
Y a enredarnos en la trama por vivir en la ficción. 
¡Tal como somos!... 
Como un niño acobardado con el andador gastado 
Por temor a echarse a andar... 
Chantas... y en el fondo solidarios, 
Más al fondo muy otarios y muy piolas más acá... 
¡Vamos...! aprendamos pronto el tomo 
De asumirnos como somos o no somos nunca más. 

¡Nos gusta hacer las leyes, después crear la trampa 
Tirando por la "rampa" las tangas a rendir, 
Cargar a voz en cuello, y protestar bajito 
Prefabricando mitos para poder vivir! 
Nos gusta sobre todo comer a dos carrillos 
Rociando con tintillo la gris preocupación, 
Y así mancomunados hacemos con unción 
El culto más sagrado a la manducación.

MIEDO (GABRIELA MISTRAL)

Yo no quiero que a mi niña
golondrina me la vuelvan;
se hunde volando en el Cielo
y no baja hasta mi estera;
en el alero hace el nido
y mis manos no la peinan.
Yo no quiero que a mi niña
golondrina me la vuelvan.
Yo no quiero que a mi niña
la vayan a hacer princesa.
Con zapatitos de oro
¿cómo juega en las praderas?
Y cuando llegue la noche
a mi lado no se acuesta...
Yo no quiero que a mi niña
la vayan a hacer princesa.
Y menos quiero que un día
me la vayan a hacer reina.
La subirían al trono
a donde mis pies no llegan.
Cuando viniese la noche
yo no podría mecerla...
¡Yo no quiero que a mi niña
me la vayan a hacer reina!

LOS FORMALES Y EL FRÍO (MARIO BENEDETTI CANTADO POR JOAN MANUEL SERRAT)
Mientras comían juntos, y distantes y tensos, 
ella muy lentamente y él como ensimismado, 
hablaban con medida y doble parsimonia 
de temas importantes y de algunos quebrantos. 

Entonces como siempre, o como casi siempre, 
el desvelo social condujo a la cultura. 
Así que por la noche se fueron al teatro 
sin tocarse un ojal, ni siquiera una uña. 

Su sonrisa, la de ella, 
era como una oferta, un anuncio, un esbozo. 
Su mirada, la de él, 
iba tomando nota de cómo eran sus ojos. 

Y como a la salida soplaba un aire frío 
y unos dedos muy blancos, indefensos y tristes 
apenas asomaban por las sandalias de ella, 
no hubo más remedio que entrar en un boliche. 

Y ya que el camarero se demoraba tanto, 
llegaron cautelosos hasta la confidencia. 
Extra seca y sin hielo, por favor, y fumaron. 
Y entre el humo, el amor era un rostro en la niebla. 

En sus labios, los de él, 
el silencio era espera, la noticia era el frío. 
En su casa, la de ella, 
halló café instantáneo y confianza y cobijo. 

Una hora tan sólo de memoria y sondeos 
hasta que sobrevino un silencio a dos voces. 
Como cualquiera sabe, en tales circunstancias 
es arduo decir algo que realmente no sobre. 

Él probó: "sólo falta que me quede a dormir" 
y ella también probó: "¿y por qué no te quedas?" 
y él sin mirarla: "no, no me lo digas dos veces" 
y ella en voz baja: "bueno, ¿y por qué no te quedas?" 

Y sus labios, los de él, 
se quedaron gustosos a besar sin usura. 
Sus pies fríos, los de ella, 
eran sólo el comienzo de la noche desnuda. 

Fueron investigando, deshojando, nombrando, 
proponiéndose metas, preguntando a los cuerpos. 
Mientras la madrugada y los temas candentes 
conciliaban el sueño que no durmieron ellos. 

¿Quién hubiera previsto aquella tarde 
que el amor, ese célebre informal, 
se dedicara a ellos tan formales?

MIEDO (PABLO ALBORAN)
Empiezo a notar que te tengo, 
empiezo asustarme de nuevo, 
sin embargo lo guardo en silencio 
y a dejar que pase el tiempo. 

Empiezo a creer que te quiero 
y empiezo a soñar con tus besos 
sin embargo no voy a decirlo 
hasta que tu sientas lo mismo. 

Porque tengo miedo, miedo de quererte 
y que no quieras volver a verme 

Por eso dime que me quieres, 
o dime que ya no lo sientes 
que ya no corre por tus venas ese calor que siento al verte 
no lo intentes se que me mientes.. 

Empiezo a soñar que te pierdo , 
empiezo ya a echarte de menos 
a caso te miento no es cierto 
que se esta apagando lo nuestro , 
para negar que es mentira , 
que soy el único en tu vida 
te sigo notando perdida… 

No me digas que me quieres 
ya no me importa lo que sientes 
que aquel amor que me abrazaba 
ya no quema solo escuece, 
no lo intentes 
se que me mientes… 
Ya no me digas que me quieres , 
ya no me importa lo que sientes… 

ya no tengo miedo...

EL MIEDO (PABLO NERUDA)

Todos me piden que dé saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele.
Muy bien.

Todos me aconsejan reposo,
todos me destinan doctores,
mirándome de cierta manera.
Qué pasa?

Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca,
Tengo miedo.

Tengo miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo

EH SABINA (JOAQUÍN SABINA)

Como fumo demasiado 

mi voz se empieza a quebrar, 

sueno tan desafinado: 

si-do-re-mi-fa-sol-la, 

Vivo del cáncer a un paso 

sin hacerles caso a 

los que me dicen “eh, Sabina” 

ten cuidado con la nicotina. 

No me des vitaminas, no, 

dame fuego y rock and roll. 

Como bebo demasiado 

y no me se controlar 

del trabajo me han echado 

por falta de seriedad. 
Que me pongan otro vaso 
no pienso hacer caso a 
los que me dicen “eh, Sabina” 
ten cuidado con el Paternina. 
No más vino de quina, no, 
dame tinto y rock and roll. 
Como salgo demasiado 
con chicas a vacilar 
me he quedado tan delgado 
como un papel de fumar. 
Gozando las noches paso 
sin hacerles caso a 
los que me dicen “eh, Sabina” 
ten cuidado con la Josefina. 
Leche con aspirinas, no, 
dame sexo y rock and roll. 
Todos me dicen “eh, Sabina” 
ten cuidado con la nicotina, 
eh, eh, eh, Sabina, 
ten cuidado con el paternida. 
eh, eh, eh, Sabina, 
ten cuidado con la Josefina. 
Naranjas de la china, no, 
dame sexo y rock and roll

EL MIEDO GLOBAL (EDUARDO GALEANO)
Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.
Los que no trabajan tienen miedo
de no encontrar nunca trabajo.
Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.
Los automovilistas tienen miedo de caminar
y los peatones tienen miedo de ser atropellados.
La democracia tiene miedo de recordar
y el lenguaje tiene miedo de decir.
Los civiles tienen miedo a los militares,
los militares tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.
Miedo de la mujer a la violencia del hombre
y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones, miedo a la policía.
Miedo a la puerta sin cerradura,
al tiempo sin relojes,
al niño sin televisión,
miedo a la noche sin pastillas para dormir
y miedo al día sin pastillas para despertar.
Miedo a la multitud,
miedo a la soledad,
miedo a lo que fue
y a lo que puede ser,
miedo de morir,
miedo de vivir...

SIN MIEDO (ROSANA)
Sin miedo sientes que la suerte está contigo, 
jugando con los duendes, abrigándote el camino, 
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido, 
mejor, vivir sin miedo. 

Sin miedo, lo malo se nos va volviendo bueno, 
las calles se confunden con el cielo, 
y nos hacemos aves, sobrevolando el suelo, 
así, sin miedo. 

Si quieres las estrellas, vuelco el cielo, 
no hay sueños imposibles ni tan lejos, 
si somos como niños, 
sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír. 

Sin miedo sientes que la suerte está contigo, 
jugando con los duendes, abrigándote el camino, 
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido, 
mejor, vivir sin miedo. 

Sin miedo, las olas se acarician con el fuego, 
si alzamos bien las yemas de los dedos 
podemos, de puntillas, tocar el universo, 
así, sin miedo. 

Las manos se nos llenan de deseos 
que no son imposibles ni están lejos, 
si somos como niños 
sin miedo a la ternura, sin miedo a ser feliz. 

Sin miedo sientes que la suerte está contigo, 
jugando con los duendes, abrigándote el camino, 
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido, 
mejor, vivir sin miedo. 

Lo malo se nos va volviendo bueno, 
si quieres las estrellas, vuelco el cielo, 
sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír. 

Sin miedo sientes que la suerte está contigo, 
jugando con los duendes, abrigándote el camino, 
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido, 
mejor, vivir sin miedo. 

Sí, sin miedo sientes que la suerte está contigo, 
jugando con los duendes, abrigándote el camino, 
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido, 
mejor, vivir sin miedo.
Y SI EL MIEDO (EL CANTO DEL LOCO)
Sientes miedo
miedo a confiar
si no entregas, nunca llegaras
tanto miedo se apoderara
de tu cuerpo y te encerraras.
Y si el miedo me coge y me mata
y si el miedo me arrastra hasta el sitio en que no quiero estar,
y si el miedo me engancha
sólo te pido que nunca me dejes de hablar
y si el miedo me gana este pulso
y si el miedo me invita a mi sólo a jugar
y si el miedo me pide mi cuerpo
doy la espalda y le digo no quiero jugar
no quiero jugar,
ya no quiero jugar
no quiero jugar.

Sientes miedo, miedo a ser real
A enfrentarte a la realidad
Mucho miedo es un mal final
De tu vida, de tu libertad.
Y si el miedo me gana este pulso
y si el miedo me invita a mi sólo a jugar
y si el miedo me pide mi cuerpo
doy la espalda y le digo no quiero jugar
y si el miedo me borra del cuento
y si el miedo, me encierra en la oscuridad
y si el miedo me quiere en su fuego
doy la espalda y le digo no quiero jugar
Y si el miedo me gana este pulso
y si el miedo me invita a mi sólo a jugar
y si el miedo me pide mi cuerpo
doy la espalda y le digo no quiero jugar
y si el miedo me borra del cuento
y si el miedo, me encierra en la oscuridad
y si el miedo me quiere en su fuego
doy la espalda y le digo no quiero jugar
no quiero jugar
yo ya no quiero jugar.

EL DESPERTAR (ALEJANDRA PIZARNIK)
a León Ostrov 

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay mounstros
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Còmo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo 
TENGO MIEDO (ANA BELÉN)
Se cruzaron los deseos,
del amor y del poder,
Las heridas con las ganas de querer,
Y en el aire las verdades dibujaron soledades,
Lo que fue y lo que pudo ser.

Tengo miedo si te acercas,
Tengo miedo si no estás,
Tengo miedo si te quedas,
Tengo miedo si te vas.
Miedo si no esperas, si me quedo atrás.

Se cruzaron los deseos, las verdades y secretos,
El recuerdo con las ganas de olvidar,
Y de todas las guaridas elegimos las mentiras,
Los finales con las ganas de empezar.

Tengo miedo si te acercas,
Tengo miedo si no estás,
Tengo miedo si te quedas,
Tengo miedo si te vas.
Miedo si no esperas, si me quedo atrás.


- Aquel que teme ser conquistado seguramente será derrotado. (Napoleón)


- Puedo cruzar lugares peligrosos y no tener miedo de nada, porque tú eres mi pastor y siempre estás a mi lado; me guías por el buen camino y me llenas de confianza. (Rey David)


- Tomar un nuevo paso, decir una nueva palabra, es lo que la gente teme más. (Dostoyevsky)


- La persona que ama no tiene miedo. Donde hay amor no hay temor. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue, es porque no ha aprendido a amar. (San Pablo)


- Aquel quien pierde sus riquezas pierde mucho; aquel quien pierde a un amigo pierde más; pero el que pierde el valor lo pierde todo. (Cervantes)


- Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo. (Aristóteles)


- La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden. (Jesús)


- La experiencia de superar el miedo es increíblemente deliciosa. (Bertrand Russell)

MIEDO (SIN BANDERA)
No me toques, 
no me toques con tus manos congeladas, 
no me mires con tus ojos, 
que en verdad no miran nada, 
y nunca me abraces, no haremos las paces, 
deja ya de usar disfraces. 

No me asustas, 
no me gustas con tus dudas afiladas, 
no me haras bloquear, 
que la verdad ahora está muy clara, 
y deja de quejarte, 
lárgate a otra parte, 
no me importa lastimarte. 

Miedo, 
ya no podre vivir contigo, 
miedo, 
que contaminas todo y envenenas todo, 
miedo, 
a no llegar a estar perdido, 
miedo, 
se que me quieres ver perder el juego. 

Ya no me provoques, 
vete, me resultas aburrido, 
no me importa lo que digas, 
yo soy libre, y tu has perdido, 
hoy te haré la guerra, te hecharé por tierra, 
hoy la puerta se te cierra. 

Miedo, 
ya no podre vivir contigo, 
miedo, 
que contaminas todo y envenenas todo, 
miedo, 
a no llegar a estar perdido, 
miedo, 
se que me quieres ver perder el juego. 
Miedo, 
ya no podre vivir contigo, 
miedo, 
que contaminas todo y envenenas todo, 
miedo, 
a no llegar a estar perdido, 
miedo, 
se que me quieres ver perder el juego. 
TENGO MIEDO (PABLO NERUDA CANTADO POR VÍCTOR HEREDIA)


Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza 
el cielo se abre como una boca de muerto. 
Tiene mi corazón un llanto de princesa 
olvidada en el fondo de un palacio desierto. 
Tengo miedo. Y me siento tan cansado y pequeño 
que reflejo la tarde sin meditar en ella. 
(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño 
así como en el cielo no ha caído una estrella) 
Y por la vastedad del vacío van ciegas 
las nubes de la tarde como barcas perdidas. 
Y la muerte del mundo cae sobre mi vida. 
cae sobre mi vida. 
cae sobre mi vida. 

Y la muerte del mundo cae sobre mi vida. 
cae sobre mi vida. 
cae sobre mi vida.
MIEDO (ALFONSINA STORNI)

Aquí, sobre tu pecho, tengo miedo de todo; 
estréchame en tus brazos como una golondrina 
y dime la palabra, la palabra divina 
que encuentre en mis oídos dulcísimo acomodo. 

Háblame de amor, arrúllame, dame el mejor apodo, 
besa mis pobres manos, acaricia la fina 
mata de mis cabellos, y olvidaré, mezquina, 
que soy, ¡oh cielo eterno!, sólo un poco de lodo. 

¡Es tan mala la vida! ¡Andan sueltas las fieras!... 
Oh, no he tenido nunca las bellas primaveras 
que tienen las mujeres cuando todo lo ignoran. 

En tus brazos, amado, quiero soñar en ellos, 
mientras tus manos blancas suavizan mis cabellos, 
mientras mis labios besan, mientras mis ojos lloran.



EL VIRUS DEL MIEDO (ISMAEL SERRANO)
Lo amaban, ni más ni menos,
y se sacaba cada mañana
las espinas del sueño.
Juraba y maldecía
y se enredaba en la alambrada
de la mansa rutina.

Vivía como tú o como yo.
Los viernes por la noche
iba a buscar a su amor.
Fumaba tranquilo,
planeaba la semana
y ella le arrancaba el cigarro
y lo besaba.

Y un día lo mordió el virus el miedo.
Entendió que las mujeres
nunca tienen dueño.
Y temió que ella marchase,
que se agotase el manantial
sin un por qué.
Venció el miedo y faltó a la última cita,
no descolgó el teléfono
que aullaba en la mesilla.
Y el temor a la derrota
lo agarrotó como un calambre,
sin un por qué.

Duro, intenso y precario...
Se enfrentaba cada día
al oleaje en el trabajo.
Y una mañana la cobardía
lo paralizó en la puerta
y no entró a la oficina.

Volvía a despertar
y empezaba el periódico
como tantos -por detrás.
Vio y sintió la noche
del planeta y su desastre,
tuvo miedo y decidió
no salir a la calle.

Y ahí lo tienes encerrado en casa,
temblando como un niño,
sellando las ventanas,
para no ver, ni escuchar,
sentir, notar la vida estallando fuera.
Por miedo a sentir miedo
fue a la cama,
como una oruga se escondió
y envuelto entre las mantas
se durmió,
hizo humo el sueño
y se olvidó del mundo
por miedo a despertar.

Aún sigue dormido.
Pasaron los inviernos
y aún sigue escondido,
esperando que tu abrazo
le inocule la vacuna
y elimine el virus del miedo
y su locura.

LOS NIÑOS TENÍAN MIEDO (JUAN RAMÓN JIMÉNEZ)

Los niños tenían miedo...,
yo no sé lo que soñaban...;
y la noche de diciembre 
era cada vez más larga.
Los niños pidieron besos,
más tarde pidieron agua,
más tarde lloraron, y
la noche no se acababa.
Todo era sed; todo era
fiebre y frío...
La campana 
del pueblo llama entonces 
a misa de madrugada.
Hubo un suspiro... la madre
abrió un poco la ventana...
la penumbra de la alcoba
se endulzó de luz de alba.
Era una nieve dormida,
una paz triste y de plata,
un claror de lirios, una
luz melancólica y plácida;
traía las azucenas de
todas las albas,
todos los nardos de Dios
y todas sus rosas blancas...
En su corral, el vecino
andaba hablando a las vacas...
Por la calle pasó un hombre...
después otro... , 
después otro...
a misa de madrugada..
era como un vuelo de ángeles...,
una música lejana...
yo no sé qué acariciares
de manos y de miradas...
los niños se iban durmiendo...
el pueblo se despertaba...
dulcemente, dulcemente
iba entrando la mañana.

TENGO MIEDO (JOSÉ MARÍA AGUILAR - CELEDONIO FLORES)
VERSIÓN CARLOS GARDEL
En la timba de la vida me planté con siete y medio,
siendo la única parada de la vida que acerté.
Yo ya estaba en la pendiente de la ruina, sin remedio,
pero un día dije planto y ese día me planté.

Yo dejé la barra rea de la eterna caravana,
me aparté de la milonga y su rante berretín;
con lo triste de mis noches hice una hermosa mañana:
cementerio de mi vida convertido en un jardín.

Garsonier, carreras, timbas, copetines de vicioso
y cariños pasajeros... Besos falsos de mujer...
Todo enterré en el olvido del pasado bullicioso
por el cariño más santo que un hombre pueda tener.

Hoy, ya vés, estoy tranquilo... Por eso es que, buenamente,
te suplico que no vengas a turbar mi dulce paz;
que me dejes con mi madre, que a su lado, santamente,
edificaré otra vida, ya que me siento capaz.

Te suplico que me dejes, tengo miedo de encontrarte,
porque hay algo en mi existencia que no te puede olvidar...
Tengo miedo de tus ojos, tengo miedo de besarte,
tengo miedo de quererte y de volver a empezar.

Sé buenita... No me busques... Apartate de mi senda...
Tal vez en otro cariño encontrés tu redención...
Vos sabés que yo no quiero que mi chamuyo te ofenda...
¡Es que tengo mucho miedo que me falle el corazón!


GRITA (JARABE DE PALO)
Hace días que te observo
y he contado con los dedos
cuantas veces te has reído
una mano me ha valido.
Hace días que me fijo
no sé que guardas ahí dentro
a juzgar por lo que veo
nada bueno, nada bueno.
De qué tienes miedo
a reir y a llorar luego
a romper el hielo
que recubre tu silencio
Suéltate ya y cuéntame
que aquí estamos para eso
pa' lo bueno y pa' lo malo
llora ahora y ríe luego
(estribillo)
si salgo corriendo, tú me agarras por el cuello
y si no te escucho, grita !
te tiendo la mano tu agarras todo el brazo,
y si quieres más pues, grita !
Hace tiempo alguien me dijo
cual era el mejor remedio
cuando sin motivo alguno
se te iba el mundo al suelo
Y si quieres yo te explico
en que consiste el misterio
que no hay cielo, mar ni tierra
que la vida es un sueño
(estribillo)
si salgo corriendo, tú me agarras por el cuello
y si no te escucho, grita !
te tiendo la mano tu agarras todo el brazo,
y si quieres más pues, grita !
OUR DEEPEST FEAR / NUESTRO MIEDO MÁS PROFUNDO (MARIANNE WILLIAMSON)

Nuestro miedo más profundo no es el de ser inapropiados. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida.
Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso? Más bien, la pregunta es: ¿Quién eres tú para no serlo? Eres hijo del universo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.




Nacemos para poner de manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros,como lo hacen los niños. Nacimos para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior.


No está solamente en algunos;
 Está dentro de todos y cada uno.

Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo. Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás
Our deepest fear is not that we are inadequate.
Our deepest fear is that we are powerful beyond measure.
It is our light, not our darkness
That most frightens us.
We ask ourselves
Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous?
Actually, who are you not to be?
You are a child of God.
Your playing small
Does not serve the world.
There’s nothing enlightened about shrinking
So that other people won’t feel insecure around you.
We are all meant to shine,
As children do.
We were born to make manifest
The glory of God that is within us.

It’s not just in some of us;
It’s in everyone.
And as we let our own light shine,
We unconsciously give other people permission to do the same.
As we’re liberated from our own fear,
Our presence automatically liberate others

LA ESCUELA DEL MUNDO DEL REVES (EDUARDO GALEANO)
FRAGMENTO
NOS TIENEN MIEDO (LILIANA FELIPE)
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos

porque no tenemos

porque no tenemos miedo.

Están atrás
van para atrás,

piensan atrás,

son el atrás,

están detrás de su armadura militar.

Nos ven reír,

nos ven luchar,

nos ven amar,

nos ven jugar,

nos ven detrás de su armadura militar.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos

porque no tenemos

porque no tenemos miedo.

¡NO TENEMOS MIEDO!

¡NO TENEMOS MIEDO!

¡NO TENEMOS MIEDO!

¡NO TENEMOS MIEDO!

¡NO TENEMOS MIEDO!

INFIERNO - EL BOSCO
DOS VIEJOS COMIENDO - FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES
EL GRITO - EDVARD MUNCH
EL MIEDO - OSWALDO GUAYASAMIN



















Y EN ESTA TEMÁTICA DEL MIEDO QUEREMOS MENCIONAR ESPECIALMENTE AL INOLVIDABLE CORAJE, EL PERRO COBARDE (LLAMADO AGALLAS EN ESPAÑA) PROTAGONISTA  DE LA SERIE CREADA POR JOHN DILWORTH