Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

4.4.14

VIOLENCIA



IMAGEN DEL FILM EL BUENO, EL MALO Y EL FEO DE SERGIO LEONE
PEDRO NAVAJA (RUBEN BLADES)
Por la esquina del viejo barrio lo vi pasar 
con el tumbao que tienen los guapos al caminar; 
las manos siempre en los bolsillos de su gabán 
pa' que no sepan en cual de ellas lleva el puñal. 

Usa un sombrero de ala ancha de medio la'o 
y zapatillas por si hay problemas salir vola'o, 
lentes oscuros pa' que no sepan que 
esta mirando, y un diente de oro que cuando ríe se ve brillando.

Como a tres cuadras de esa esquina una mujer 
va recorriendo la acera entera por quinta vez, 
y en un zaguán entra y se da un trago para olvidar 
que el día esta flojo y no hay clientes 
pa' trabajar. 

Un carro pasa muy despacito por la avenida 
no tiene marcas pero to`os 
saben que`s policía. 

Pedro Navaja las manos 
siempre dentro’ el gabán 
mira y sonríe y el diente de oro vuelve a brillar. 

Mientras camina pasa la vista de esquina a esquina 
no se ve un alma 
esta desierta toa' la avenida; 
cuando de pronto esa mujer sale del zaguán 
y Pedro Navaja aprieta un puño dentro’ el gabán. 

Mira pa' un lado, mira pa'l otro y no ve a nadie 
y a la carrera pero sin ruido cruza la calle.Y 
mientas tanto en la otra acera 
va esa mujer 
refunfuñando 
pues no hizo pesos con que comer. 

Mientras camina, del viejo abrigo saca un revolver esa mujer, y va guardarlo en su cartera pa' que no estorbe; 
un 38 es mi tangueso del especial 
que carga encima pa' que la libre de todo mal. 

Y Pedro Navaja puñal en mano le fue pa' encima, 
el diente de oro iba alumbrando to'a la avenida 
La hizo fácil, 
mientras reía, el puñal le hundía si compasión, 
cuando de pronto sonó un disparo 
como un cañón. 

Y Pedro Navaja cayó en la acera mientras veía 
a esa mujer 
de revolver en mano y de muerte herida 
ay le decía, 
yo que pensaba hoy no es mi día 
estoy sala' 
pero Pedro Navaja tu estas peor 
no estas en na'. 

Y créanme gente 
que aunque hubo ruido 
nadie salio, 
no hubo curiosos, 
no hubo preguntas, 
nadie lloró. 

Solo un borracho con los dos muertos se tropezó, 
cogió el revolver, el puñal, los pesos 
y se marchó. 

Y tropezando, se fue cantando desafinao' 
el coro que aquí les traje 
y da el mensaje de mi canción

Coro 
La vida te da sorpresas, sorpresas sorpresas te da la vida 
¡ay Dios¡ (Bis). 

Pedro Navaja matón de esquina 
quien ha hierro mata a hierro termina 
(Se repite coro) 

Maleante pescador 
pa'l anzuelo que tiraste, 
en vez de una sardina un tiburón 
enganchaste. 

la, la, la, la, la, la, la, la (Bis) 
I like to live in América

(Se repite coro) 
Ocho millones de hectarias tiene la ciudad de Nueva York 

(Se repite coro) 
como decía mi abuelita 
quien de último ríe, se ríe mejor 

I like to live in America 
(Se repite coro), 
Cuando lo manda el destino, 
no lo cambia ni el mas bravo, si naciste pa' martillo 
del cielo te caen los clavos. 

(Se repite coro) 
el barrio remoto cuidado en la acera 
cuidao’ camará que el que no corre vuela 

(Se repite coro) 
como en una novela de carta 
el borracho dobló por 
el callejón 

La vida te da...

CANCIÓN EN SANGRE (JACQUES PRÉVERT)

En el mundo hay grandes charcos de sangre

a dónde va toda esa sangre derramada

acaso la tierra la bebe y con ella se emborracha

extraña emborrachografía

tan juiciosa… tan monótona…

No la tierra no se emborracha

la tierra no gira al revés

empuja con regularidad su cochecito de cuatro estaciones

la lluvia… la nieve…

el granizo… el buen tiempo…

nunca está borracha

apenas sí se permite de vez en cuando

algún desagradable volcán

La tierra gira

gira con sus árboles… sus jardines… sus casas…

gira con sus grandes charcos de sangre

y todas las cosas vivas giran con ella y sangran…

A la tierra todo eso

le da igual

gira y todas las cosas vivas lanzan alaridos
le da igual
gira
no deja de girar
y la sangre no deja de correr…
A dónde va toda esa sangre derramada
la sangre de los crímenes… la sangre de las guerras…
la sangre de la miseria…
y la sangre de los hombres torturados en las cárceles…
la sangre de los niños torturados tranquilamente por papá y mamá…
y la sangre de los hombres que sangran por la cabeza
en las celdas de castigo…
y la sangre del que coloca las tejas
cuando resbala y cae del tejado
Y la sangre que llega y corre a borbotones
con el recién nacido… con el nuevo hijo
la madre grita… el niño llora…
la sangre corre… la tierra gira
la tierra no deja de girar
la sangre no deja de correr
A dónde va toda esa sangre derramada
la sangre de los aporreados… de los humillados…
de los suicidas… de los fusilados… de los condenados…
y la sangre de los que mueren así… por accidente
Por la calle pasa uno que está vivo
con toda su sangre dentro
y de pronto está muerto
y toda su sangre está fuera
y los que siguen vivos hacen desaparecer la sangre
se llevan el cuerpo
pero la sangre es testaruda
y ahí donde estaba el muerto
mucho más tarde y muy negra
un poco de sangre se ve todavía…
sangre coagulada
herrumbre de la vida herrumbre de los cuerpos
sangre cuajada como la leche
como la leche cuando está cortada
como la tierra que gira
con su leche… con sus vacas…
con sus vivos… con sus muertos…
la tierra que gira con sus árboles… su gente viva… sus casas…
la tierra que gira con sus bodas…
los entierros…
los mariscos…
los regimientos…
la tierra gira y gira
con sus grandes arroyos de sangre.
SERENATA INTIMIDATORIA (LES LUTHIERS)
No juegues con mi paciencia, detén tanto tonto intento, 
detente, tenme contento o atente a las consecuencias. 
Mantente atenta y solícita, mientras tanto nada intentes, 
no me tientes a que atente contra tu integridad física. 
Música maestro. 

Me rechazas con gesto adusto, 
estás disgustada quizás, 
con el tiempo aprenderás a vivir junto a mí... 
a disgusto, 

no pretendo en absoluto, 
ya que estás tan indecisa, 
que respondas muy deprisa... 

¡Dispones de medio minuto! 
(Pará, dale tiempo) 

Él la ama cual brisa fresca, 
la ama con tierno y dulce querer. 

Y yo cuando amo a una mujer... 
¡me gusta que me obedezca! 

Me dices que no me quieres, 
que espere no sé hasta cuando, 
yo te sigo implorando: 
Pero quién... 
te crees que eres? 

¡Es que la voy a moler a palos! 

Baja, no digas que no, 
baja y apaga este fuego, 
baja, baja, te lo ruego... 

¡O bajas tú o subo yo! 

Fue un enfado involuntario 
pero no volverá a suceder. 

Es una infamia pegarle a una mujer... 
¡salvo que sea necesario! 

(¿Pero cómo va a ser necesario?) 

Cuando en mi mente se agolpe 
cual tropel la poesía, 
lograré que seas mía 
verso a verso... 
¡golpe a golpe! 

Entrégame tu corazón, 
entrégate amado baluarte 
pues al fin vas a entregarte... 

¡Tenemos rodeado el balcón! 

(¿Qué balcón? ¡No hemos rodeado ningún balcón!) 

Momentito! Momentito! 
La señorita me acaba de sonreír! 
Jajá! Ahí tenés. 
Y me hizo un gesto de que espere. 
¿Y esto? 
¡Me mandó una carta! 
¡Una carta de Cristina García! 

Qué final tan estupendo, 
la alegría lo desborda. 

¿Qué es lo que vende? No le entiendo, 
discúlpeme, pero soy sorda.
NO CABEN MÁS ESPERAS (MARÍA PAZ CERREJÓN)

No caben más esperas,
más treguas al destino;
hoy decido poner final a nuestra historia
y volver a empezar yo sola mi camino.

Devuélveme la luz que te llevaste,
la vida y la esperanza que he perdido,
y quédate tú entero y para siempre
el cielo que me habías prometido.

Devuélveme mi voz y mis anhelos,
la voluntad que tuve secuestrada,
las horas que te he dado de mis noches,
el sol que le has robado a mis mañanas.

No caben más esperas, más engaños;
que ya tengo la espera desgastada.
Hoy pongo un rumbo nuevo a mi odisea
y doy por terminada esta batalla.

Atrás queda el silencio y la carcoma,
el desmotivo lento de las tardes,
el ventanal abierto de un deseo
que un día terminó por marchitarse.

Mañana no habrá duda en mi cuaderno,
ni miedo ni nostalgia en mi mirada;
pues tú serás ya parte del pasado
que quedará enterrado entre la nada.

UN EXTRAÑO EN MI BAÑERA (FRANCO DE VITA)
VERSIÓN ANA BELÉN
Con la boca amarga y seca
Que el peligro esta tan cerca
Y mis ojos siempre alerta
Nunca sabes lo que piensa.
Sus miradas se lo cuentas
Le descubren le delatan
Y mis manos temblorosas
Van buscando cualquier cosa.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.
Hay un extraño en mi bañera
Con alcohol entre sus venas
Y no me atrevo ni a toser
Que el último morado aun sigue marcado.
La verdad no te conozco
Nunca se por donde vienes
Al principio era distinto
No había más que vinotinto.
Y con el pasar del tiempo
Hoy pasa, pasa de todo
Y es mejor no estar tan cerca
Por si acaso le entra el moro.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.
Hay un extraño en mi bañera
Trae de todo entre sus venas
Y no me atrevo ni a toser
Que el último morado aun sigue marcado.
Hay mujeres que lo viven y lo esconden
Y que sufren en silencio porque nadie les responde
Y quien lo iba a decir que lo que tanto quería
Terminaría algún día arrancándole la vida.
Y a pesar del ruido de los golpes y los gritos
Saldría de nuevo absuelto por falta de testigos
Y prometen y aseguran que no volverá a pasar
Pero cuanto han mentido, hasta cuando mentirán.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.

Si no fuera por el miedo
Que me metes en el cuerpo
Me lo cayo me lo trago
Que aun te quiero bueno y sano.



MALO (BEBE)
Apareciste una noche fría 
con olor a tabaco sucio y a ginebra, 
el miedo ya me recorría mientras cruzaba 
los deditos tras la puerta. 
tu carita de niño guapo se la ha ido 
comiendo el tiempo por tus venas 
y tu inseguridad machista se refleja 
cada día en mis lagrimitas. 

Una vez más no, por favor, que estoy cansada 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 
una vez más no, por favor, que estoy cansada 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 
Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla saldrá el valo 
pa cobrarme las heridas.

Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 

El día es gris cuando tú estás 
y el sol vuelve a salir cuando te vas, 
y la penita de mi corazón 
yo me la tengo que tragar con el fogón. 
mi carita de niña linda 
se ha ido envejeciendo en el silencio, 
cada vez que me dices puta 
se hace tu cerebro más pequeño. 

Una vez más no, por favor, 
que estoy cansada y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 
una vez más no, por favor, que estoy cansada 
y no puedo con el corazón, 
una vez más no, mi amor, por favor, 
no grites, que los niños duermen. 
Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla saldrá 
el valor pa cobrarme las heridas. 

Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 

Voy a volverme como el fuego, 
voy a quemar tu puño de acero, 
y del morao de mi mejilla 
saldrá el valor pa cobrarme las heridas. 
Malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
malo, malo, malo eres, 
no se daña a quien se quiere, no; 
tonto, tonto, tonto eres, 
no te pienses mejor que las mujeres. 
malo, malo, malo eres, 
malo eres porque quieres; 
malo, malo, malo eres, 
no me chilles, que me duele. 
Eres débil y eres malo 
y no te pienses mejor que yo ni que nadie, 
y ahora yo me fumo un cigarrito 
y te echo el humo en el corazoncito porque.. 

Malo, malo, malo eres, tú, 
malo, malo, malo eres, sí, 
malo, malo, malo eres, siempre, 
malo, malo malo eres.


LA VIDA MODERNA (JOAQUÍN SABINA-FITO PAÉZ)
Una gota de sangre en MTV, 
un cadáver conectado a Internet, 
Mona Lisa llorando en el jardín, 
un licor de cianuro, 
muera el futuro, 
pasado mañana es ayer. 
La enfermedad del corazón 
tan mortal, tan eterna, 
tiñe de amargura la aventura del yo, 
peligros de la vida moderna. 
Una secta de hermanos de Caín, 
una lágrima por ordenador, 
aguafuertes del muro de Berlín, 
pasarelas de hielo, 
para modelos 
violadas por Christian-Dios. 
Tragicomedia musical, 
cementerio de besos, 
hoy, a la deriva, por la General Paz, 
naufraga el galeón de los excesos. 
Filosofías de arrabal, 
mártires del rock and roll 
discutiendo, entre las piernas 
del dolor 
el álgebra de la vida moderna. 
Y al final 
nunca sé como empezar 
a decirte a gritos 
que necesito 
más que respirar, 
que necesito 
escapar 
del purgatorio de sobrevivir, 
hasta el año dos, 
hasta el año tres, 
hasta el año diez, 
hasta el año cien mil. 
La soledad 
es la ecuación 
de la vida moderna.
UNA VISIÓN (HERMAN MELVILLE)

De mi ventana un mediodía
contemplé la más triste escena:
jóvenes soldados que iban
bizarramente hacia la guerra,
con pífanos y enseñas pomposas, 
mientras los pórticos y aceras
colmaban damas que aplaudían

Fieros y ondulantes marchaban,
-los corazones frescos
cual tréboles tempranos-,
Soplaban veraniegas brisas
y vida fuerte palpitaba

Ni soñando los jóvenes temían
que la muerte, en tierras lejanas, 
las legiones amenguaría...

La juventud se cree inmortal,
como los dioses se creían...

Tiempo después, sin sueño, en mi ventana,
meditaba de noche en esos bravos
muchachos... (Ay, maldita rapaz guerra!)
cuando pasos oí que se pausaban
del Potomac en las rocosas grietas.

Y estando así, alerta y pensativo,
note que las pisadas se alejaban
dejando un fúnebre vacío...
KUNG FU (JOAQUÍN SABINA)
Botas altas, cazadoras de cuero, 
con chapas de Sex Pistols y los Who, 
silbando salen de sus agujeros 
los pavos de la banda del Kung Fu. 
Desde el suburbio cuando el sol de va, 
a lomos del hastío y la ansiedad, 
vienen buscando bronca a la ciudad. 
Dile a tus hijas, hombre de la calle, 
que escondan su virtud y su reloj, 
cierra tu Sima-Mil con siete llaves, 
da la alarma si tarda el ascensor. 
Duerme vestido, no apagues la luz, 
guarda el radio-cassette en un baúl, 
que anda suelta la banda del Kung Fu. 
Las motocicletas 
que mangaron anteayer 
los conducen hasta Lavapiés. 
Seis tubos de anfetas, 
dos farmacias, un tirón, 
si se tercia, alguna violación. 
Al ritmo de guitarras asesinas 
se juegan el destino a cara o cruz. 
En El Caso ha leído una vecina 
que ha caído la banda del Kung Fu. 
Podrán dormir tranquilos otra vez, 
ahorrar unas pesetas cada mes, 
trabajo de rutina para el juez. 
Del pub a la trena, 
no conocen otro hotel 
que la quinta de Carabanchel. 
Se cortan las venas, 
se tragan vidrios con tal 
de que los lleven al hospital. 
¿Qué importa si revientan algún día? 
Mientras estén las cosas como están 
sus colegas de Aluche o Entrevías 
la ley de la navaja heredarán. 
Desde el suburbio, cuando el sol se va, 
a lomos del hastío y la ansiedad 
vendrán buscando bronca a la ciudad.

CANTO A LOS MUERTOS DESCONOCIDOS DE HIROSHIMA ( EUGEN JEBELEANU)

Recordad, eternamente recordad 
a todos los muertos desconocidos de Hiroshima: 
al viejo pescador que había tejido 
con hebras de sol una nueva red 
a través de la cual 
brillaban los pétalos del océano 
como violetas perfumadas; 

al hombre caído frente a su casa 
en el preciso instante en que sonriendo a los pequeños 
les mostraba 
una vieja bicicleta recién comprada 
diciéndoles que con ella podía correr todavía un siglo; 
recordad a las madres muertas junto a las cunas de sus hijos; 
a los que sucumbieron en sus propios centros de trabajo 
o a la muchacha que dentro de un cuarto de hora 
debía encontrarse con su novio, 
que volvía, herido, del frente, después de cuatro años; 
a aquellos infelices que rezaban 
en los templos, a las sombras y frescor de las fontanas; 
recordad a los niños que nunca más volvieron 
de la escuela y cuyos pequeños delantales 
huérfanos, aún tendidos, se mecen ahora con el viento 
mucho más triste que la muerte misma; 
recordad, eternamente recordad 
a todos los muertos desconocidos de Hiroshima; 
y no olvidéis jamás quién fue el asesino.

CRUZ DE NAVAJAS (MECANO)
A las cinco se cierra la barra del 33 
pero Mario no sale hasta las seis 
y si encima le toca hacer caja despídete 
casi siempre se le hace de día 
mientras María ya se ha puesto en pié 
ha hecho la casa 
ha hecho hasta el café 
y le espera medio desnuda 
Mario llega cansado y saluda 
sin mucho afán 
quiere cama pero otra variedad 
y María se moja las ganas en el café 
magdalenas del sexo convexo 
luego al trabajo en un gran almacén 
cuando regresa no hay más que un somier 
taciturno que usar por turnos 
Cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despuntan al alba 
sangres que tiñen de malva 
el amanecer 
Pero hoy como ha habido redada en el 33 
Mario vuelve a las cinco menos diez 
por su calle vacía a lo lejos sólo se ve 
a unos novios comiéndose a besos 
y el pobre Mario se quiere morir 
cuando se acerca para descubrir 
que es María con compañía 
Cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despuntan al alba 
sangres que tiñen de malva 
el amanecer 
sobre Mario de bruces tres cruces 
una en la frente la que más dolió 
otra en el pecho la que le mató 
y otra miente en el noticiero 
dos drogadictos en plena ansiedad 
roban y matan a Mario Postigo 
mientras su esposa es testigo 
desde el portal 
en vez de cruz de navajas por una mujer 
brillos mortales despuntan al alba 
sangres que tiñen de malva el amanecer.
LA VIOLENCIA AQUÍ (ROQUE DALTON)
A José David Escobar Galindo
a “Perra de Hielo”
En El Salvador la violencia no será tan sólo
La partera de la historia.
Será también la mamá del niño-pueblo,
Para decirlo con una figura
Apartada por completo de todo paternalismo.
Y como hay que ver la casa pobre
La clase de barrio marginal
Donde ha nacido y vive el niño pueblo
Esta activa mamá deberá ser también
La lavandera de la historia
La aplanchadora de la historia
La que busca el pan nuestro de cada día
De la historia
La fiera que defiende el nido de sus cachorros
Y no sólo la barrendera de la historia
Sino también el Tren de Aseo de la Historia
Y el chofer de bulldozer de la Historia.
Porque si no
El niño-pueblo seguirá chulón
Apuñalado por los ladrones más condecorados
Ahogado por tanta basura y tanta mierda
En esta patria totalmente a orillas del Acelhuate
Sin poder echar abajo el gran barrio-fuerteza cuzcatleco
Sin poder aplanarle de una vez las cuestas y los baches
Y dejar listo el espacio
Para que vengan los albañiles y los carpinteros
A parar las nuevas casas.


APOCALIPSIS (ROBERTO CARLOS)
Cerca del fin del mundo, como hacer contacto 
Como pedir socorro, como saber exacto 
El poco tiempo, que resta, pronto vendrá, la respuesta 

Cerca del fin del mundo, en todo ya se nota 
Donde hay humo hay fuego, y la verdad es poca 
Muchos no quieren ver, gentes en crisis, 
Más todo esta escrito, Apocalípsis, 

Veo el día no hay pretexto, todo final tiene un comienzo 
Copas amargas derramadas, profecías, confirmadas 
Anuncian que el final no tarda, tanto dolor, falta de amor 

Cerca del fin del mundo, el tiempo se hace corto 
Drogas, violencia, crimen, la aprobación de la foto 
Aunque en la tierra, entera tiemble, el que no debe, no teme 

Veo el día no hay pretexto, todo final tiene un comienzo 
Copas amargas derramadas, profecías, confirmadas 
Anuncian que el final no tarda, tanto dolor, falta de amor 

Hay que seguir sus pasos, su gran amor profundo 
El volverá trayendo, la luz de un nuevo mundo 

Cerca del fin del mundo, como hacer contacto 
Cerca del fin del mundo, como hacer contacto


LOS DESASTRES DE LA GUERRA - FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES
LOS FUSILAMIENTOS DEL 3 DE MAYO - FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES
PABLO PICASSO
SUEÑOS DE GUERRA, SUEÑOS DE MENTIRA - EUGENIO SALVADOR DALI
LA CARA DE LA GUERRA - EUGENIO SALVADO DALI
VIOLACIÓN - RENE MAGRITTE
EL ASESINO AMENAZADO - RENE MAGRITTE
CON SIRIA Y CON TODOS LOS QUE PADECEN ESTADOS VIOLENTOS - BANSKY