Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

3.3.14

AZARES





TIQUE, Azar (JOHANN GOETHE)

El linde estricto supera, cordial,
algo cambiante que va con nosotros;
solo no quedas y te haces social,
y actúas tal como actúan los otros.
Sea dura o ligera, la vida nuestra
es juego, y por eso vamos jugando.
Lento avanza el círculo de los años,
la vela aguarda la llama que encienda.

LA PASIÓN DEL ESCOLAZO (ELADIA BLÁZQUEZ)
VERSIÓN DE LOS AUTÉNTICOS REYES
Son las pasiones populares del porteño
ir rumbeando siempre un sueño en letra de un gotan.
Y aunque la suerte pueda darle el esquinazo,
el se prende al escolazo por si un día se le da.

Jugarse entero a una chance y a una fija
esperando que lo elija la fortuna y el azar.
Si la vida es lotería, no hay mejor filosofía
que jugarse a suerte y verdad.

El escolaso no es malsano y lo sabes,
lo muy malsano es es afane y no querés,
y haces muy bien de no querer,
porque es un modo de ganar que me parece que es perder.

El escolaso es un rey mago bonachón,
es un comprar con moneditas la ilusión,
es un aletear de fantasía y la tierna niñería
de hacer pompas de jabón.

Son las pasiones populares del porteño
ir rumbeando siempre un sueño en letra de un gotán.
Y aunque la suerte pueda darle el esquinazo,
el se prende al escolaso por si un día se le da.

Jugarse entero a una chance y a una fija
esperando que lo elija la fortuna y el azar.
Si la vida es lotería, no hay mejor filosofía
que jugarse a suerte y verdad.

No es cuestión de perder,
ni es cuestión de ganar,
es jugarse a suerte y verdad.

LA MALA SUERTE (CHARLES BAUDELAIRE)

Para alzar un peso tan grande
¡Tu coraje haría falta, Sísifo!
Aun empeñándose en la obra
El Arte es largo y breve el Tiempo.

Lejos de célebres túmulos
En un camposanto aislado
Mi corazón, tambor velado,
Va redoblando marchas fúnebres.

-Mucha gema duerme oculta
En las tinieblas y el olvido,
Ajena a picos ya sondas.

-Mucha flor con pesar exhala
Como un secreto su grato aroma
En las profundas soledades. 

TANGO DEL QUINIELISTA (JOAQUÍN SABINA)
Esta es la historia de un hombre cualquiera 
que una tarde marchita de domingo 
pegado al transistor, sufre y espera 
a que den el resultado del partido. 

Suena un tango que aflora 
entre las equis, los unos y los doses traicioneros 
del equipo local 
que con mas clase sin embargo ha perdido 
demoliendo tanta terca ilusión 
dinamitando tantas torres de naipes, tantos sueños 
del quinielista pobre que tendrá 
que volver a la fábrica de nuevo 
el lunes a las ocho 
como cada semana renunciando 
de momento, a la entrada del piso y a la boda 
por culpa de un balón y de un portero, 
de un penalti cabrón y de un defensa 
por culpa de un maldito delantero 
desengaños, que asaltan las murallas del invierno 
cuando se va la tarde del domingo y no le queda al hombre 
más consuelo que esperar el vaivén de la fortuna 
rescatar del baúl el traje nuevo 
ir con la novia al cine donde explora 
con inútil pasión sus blandos senos 
y mientras Marlon Brando en la pantalla baila un tango en París 
vuelve el recuerdo del arbitro traidor 
¿cómo es posible que un penalti deshaga tantos sueños? 
Y a las ocho, 
se acostarán por fin en aquel viejo cuartucho de pensión 
la misma cama de la manta amarilla 
el mismo miedo a manchar el colchón 
donde abandonan arrugados los últimos esfuerzos 
de la tarde marchita de domingo 
que abre la oscura puerta del silencio 
como una mano blanda y taciturna 
cuando los verdes dedos del invierno 
hayan ido cerrándose cansados 
sucios, ajados, turbios, polvorientos 
hasta llenar de frío las papeleras 
donde agoniza el corazón 
del tiempo. 
POR UNA CABEZA (CARLOS GARDEL)
VERSIÓN COLOREADA
Por una cabeza de un noble potrillo 
que justo en la raya afloja al llegar 
y que al regresar parece decir: 
No olvides, hermano, vos sabés, no hay que jugar... 
Por una cabeza, metejón de un día, 
de aquella coqueta y risueña mujer 
que al jurar sonriendo, el amor que esta mintiendo 
quema en una hoguera todo mi querer. 
Por una cabeza 
todas las locuras 
su boca que besa 
borra la tristeza, 
calma la amargura. 
Por una cabeza 
si ella me olvida 
qué importa perderme, 
mil veces la vida 
para que vivir... 
Cuantos desengaños, por una cabeza, 
yo juré mil veces no vuelvo a insistir 
pero si un mirar me hiere al pasar, 
su boca de fuego, otra vez, quiero besar. 
Basta de carreras, se acabó la timba, 
un final reñido yo no vuelvo a ver, 
pero si algún pingo llega a ser fija el domingo, 
yo me juego entero, qué le voy a hacer.


A UNA DAMA QUE CONSULTABA ASTRÓLOGOS (FÉLIX LOPE DE VEGA)

Deja los judiciarios lisonjeros, 
Lidia, con sus aspectos intrincados, 
sus opuestos, sus trinos, sus cuadrados, 
sus planetas benévolos o fieros,

las hierbas o caracteres ligeros 
a Venus vanamente dedicados, 
que siempre son sus dueños desdichados, 
y recíproco amor, cuando hay Anteros.

Sin duda te querrán, si eres hermosa; 
la verde edad es bella geomancía, 
si sabes, tú sabrás, si eres dichosa.

Toma un espejo al apuntar del día; 
y, si no has menester jazmín ni rosa, 
no quieras más segura astrología.


ES CAPRICHOSO EL AZAR (JOAN MANUEL SERRAT)
Fue sin querer... 

Es caprichoso el azar. 

No te busqué 

ni me viniste a buscar. 

Tú estabas donde 

no tenías que estar; 

y yo pasé, 

pasé sin querer pasar. 

Y me viste y te vi 

entre la gente que 

iba y venía con 

prisa en la tarde que 

anunciaba chaparrón. 



Tanto tiempo esperándote... 
Fue sin querer... 
Es caprichoso el azar. 
No te busqué 
ni me viniste a buscar. 
Yo estaba donde 
no tenía que estar 
y pasaste tú, 
como sin querer pasar. 
Pero prendió el azar 
semáforos carmín, 
detuvo el autobús 
y el aguacero hasta 
que me miraste tú. 

Tanto tiempo esperándote... 
Fue sin querer... 
Es caprichoso el azar. 
No te busqué, 
ni me viniste a buscar.



CUANDO ME HABLAN DEL DESTINO (JOAQUÍN SABINA)
Yo era un capo en el ambiente,

derrochaba adrenalina,

me presentaba en Corrientes,

tenía palco en el Colón,

manejaba un convertible,

no escatimaba propinas,

las quimeras imposibles

de otros eran mi rutina,

no había nacido la mina

que me dijera que no.



Pero pucha, un un veintinueve

de aquel febrero bisiesto

me vi pernoctando un jueves

en un banco de estación,
sin más ajuar que lo puesto,
ni credit card, ni cobija.
Las ratas que huían del barco
del retrato de mis hijas
me afanaron hasta el marco
creyendo que era Art decó.

Las coristas y las farras
se esfumaron con la guita,
los muchachos de la barra
no me echaron ni un piolín;
Charly no tuvo un detalle
ni Fito un “¿qué necesitas?”
cuando, al cabo de la calle,
rompí mi caricatura,
ni el camión de la basura
tuvo un jergón para mí.

Disqué el movicón amado
de una gatita de angora,
“no moleste a la señora”,
contestó el contestador.
Y aprendí que estar quebrado
no es el infierno del Dante,
ni un currículo brillante
la lámpara de Aladino,
cuando me hablan del destino
cambio de conversación.

Espejismos rosicleres
ya no me fruncen el ceño,
ni me cobran alquileres
las mujeres que olvidé,
bajo el sol que me apuñala
vivo sin patria ni dueño,
como el aire lo regalan
y el alma nunca la empeño
con las sobras de mis sueños
me sobra para comer.

¿De qué voy a lamentarme?,
bulle la sangre en mis venas,
cada día al despertarme
me gusta resucitar,
a quien quiera acompañarme
le cambio versos por penas,
bajo los puentes del Sena
de los que pierden el norte
se duerme sin pasaporte
y está mal visto llorar. 


TRÉBOLES DE CUATRO HOJAS (SILVINA GARRÉ)
No me tengas más piedad 
no me gustan los piadosos 
ya no creo en las galas de los dioses. 
Solo ocupo algún lugar 
pongo a prueba mi confianza 
y defiendo sin dudar a los que amo. 

Yo aprendí a vivir 
sin tréboles de cuatro hojas 
yo aprendí a vivir 
sin tréboles de cuatro hojas. 

que difícil respirar 
entre el humo y el catarro 
la cabeza no descansa ni un segundo. 
Una vuelta y otra más 

Este amor no se acomoda 
no podría practicar otro exorcismo.

LOS DESTINOS (JUAN RODOLFO WILCOCK)

Nuestra vida está llena de otras vidas
como esas piedras junto al mar, cubiertas
de formas que vivieron y están muertas,
en un resto de nácar convertidas;

las algas usurparon sus medidas,
su color, un disfraz y en las desiertas
ondas se mueven para siempre inciertas
de su roca natal, y confundidas

Cómo serán la desnudez primera, 
los ojos que tuvimos en la infancia;
nuestra forma en el cielo cómo era

predestinada a esta terrena instancia,
no lo sabremos. Y otro es quien se presta
al labio nuestro, y quien por fin contesta

SUERTE - JANO

SUERTE
NI TOCAR MADERA NI LA POLICÍA
ME PROTEGÍA A MI

SIEMPRE UN GATO NEGRO A MI ME PERSEGUÍA
HASTA QUE TE CONOCÍ

PORQUE ANTES DE TI
CONFIESO QUE YO
ERA UN DESASTRE AMOR

Y DESPUÉS DE TI
MI RUMBO CAMBIÓ
EN OTRA DIRECCIÓN

SUERTE QUE TE TENGO
SUERTE QUE TU SUERTE CAMBIÓ LA MÍA
SUERTE QUE AMANEZCO
JUNTO AL AMULETO QUE A MI ME CUIDA

SUERTE QUE TE TENGO
SUERTE QUE TU VIDA SE UNIÓ A MI VIDA
SUERTE QUE EN EL JUEGO
LA FORTUNA QUISO QUE FUERAS MÍA

NI LA MAGIA NEGRA NI LA MEDICINA
ME PODÍAN SALVAR

SIEMPRE UN MAL DE OJO QUE NO MERECÍA
LOGRABA HACERME MAL



1 MÁS 1 SON 7 (FRAN PEREA)
En un anden de la estación,
bajo el sol abrasador
tú hablabas de un rascacielos
del cielo de Nueva York . 

Vente pronto a ver el mar,
y tú envía una postal
ya sabía que aquel día era el final. 

Y ahora tengo mucho más.
Rojo, negro, par o impar,
por fin la suerte trae un as
Y un cristal para mirar
y una pared para colgar
Siete caras sonriendo
en una foto de carné 

Mis cuentos no hablaban de historias
hechas de casualidad.
Nadie me dijo que el destino
daba esta oportunidad. 

Uno más uno son siete
¿Quién me lo iba a decir
que era tan fácil,
ser feliz? 

¿Cuántos años llevo aquí?
¿Cuántos me pueden quedar?
¿Cuál es el precio exacto
de la felicidad?
¿Quién se acordará de mí?
¿Quién te volverá a mirar?
¿Quién impulsa las manijas
de la casualidad?
Una caricia del ayer
Unas postales sin firmar
Y aquel disco de los Burning
no son cosas que guardar.
Hoy sonrío al recordar
que soñarás con volar
Desde los bancos de Madrid
no se puede ver el mar. 

Mis cuentos no hablaban de historias
hechas de casualidad.
Nadie me dijo que el destino
daba esta oportunidad. 

Uno más uno son siete
¿Quién me lo iba a decir
que era tan fácil ser feliz? 

Si hubo un tiempo para mí,
ahora es para los seis.
Está saliendo del café.
Otra vez comienza el lío
como cada amanecer.
Hay tostadas para tres.
Arreglad la habitación.
Este cuadro de familia
se merece una canción. 

Mis cuentos no hablaban de historias
hechos de casualidad.
Nadie me dijo que el destino
daba esta oportunidad. 

Uno más uno son siete
¿Quién me lo iba a decir
que era tan fácil ser feliz?
SERENATA ASTOLÓGICA (LES LUTHIERS)
Hoy consulte el horóscopo de Merlín 
Y se q es el día indicado 
Para declararte mi amor por fin 
Hoy no temo ser rechazado 
Solo déjame leerte lo que te anuncia Merlín 
Y lograre convencerte de q nuestro amor no tendrá fin 
Hoy conocerá su futuro esposo 
No podrá rechazar su amor 
Es un músico grandioso 
Atractivo y seductor 
Ese hombre hoy llegara a darle una serenata 
Y si no llega avísenos para hacer la fe de ratas 
Hoy conocerá su futuro esposo 
Será inútil que resista 
Es un músico famoso, 
Gran poeta 
Y humorista 
Hoy conocerá su futuro esposo 
Trabaja en el Luthier 
Es alto es muy buen mozo 
Y de cabellos muy canoso




    LAS CAUSAS (JORGE LUIS BORGES)

Los ponientes y las generaciones. 
Los días y ninguno fue el primero. 

La frescura del agua en la garganta 

de Adán. El ordenado Paraíso. 

El ojo descifrando la tiniebla. 

El amor de los lobos en el alba. 

La palabra. El hexámetro. El espejo. 

La Torre de Babel y la soberbia. 

La luna que miraban los caldeos. 

Las arenas innúmeras del Ganges. 

Chuang-Tzu y la mariposa que lo sueña. 

Las manzanas de oro de las islas. 

Los pasos del errante laberinto. 

El infinito lienzo de Penélope. 
El tiempo circular de los estoicos. 
La moneda en la boca del que ha muerto. 
El peso de la espada en la balanza. 
Cada gota de agua en la clepsidra. 
Las águilas, los fastos, las legiones. 
César en la mañana de Farsalia. 
La sombra de las cruces en la tierra. 
El ajedrez y el álgebra del persa. 
Los rastros de las largas migraciones. 
La conquista de reinos por la espada. 
La brújula incesante. El mar abierto. 
El eco del reloj en la memoria. 
El rey ajusticiado por el hacha. 
El polvo incalculable que fue ejércitos. 
La voz del ruiseñor en Dinamarca. 
La escrupulosa línea del calígrafo. 
El rostro del suicida en el espejo. 
El naipe del tahúr. El oro ávido. 
Las formas de la nube en el desierto. 
Cada arabesco del calidoscopio. 
Cada remordimiento y cada lágrima. 
Se precisaron todas esas cosas 
para que nuestras manos se encontraran.
CAUSAS Y AZARES (SILVIO RODRÍGUEZ)
VERSIÓN MIGUEL BOSÉ
Cuando Pedro salió a su ventana 
no sabía, mi amor, no sabía 
que la luz de esa clara mañana 
era luz de su último día. 
Y las causas lo fueron cercando 
cotidianas, invisibles. 
Y el azar se le iba enredando 
poderoso, invencible. 

Cuando Juan regresaba a su lecho 
no sabía, oh alma querida 
que en la noche lluviosa y sin techo 
lo esperaba el amor de su vida. 
Y las causas lo fueron cercando 
cotidianas, invisibles. 
Y el azar se le iba enredando 
poderoso, invencible. 

Cuando acabe este verso que canto 
yo no sé, yo no sé, madre mía 
si me espera la paz o el espanto; 
si el ahora o si el todavía. 
Pues las causas me andan cercando 
cotidianas, invisibles. 
Y el azar se me viene enredando 
poderoso, invencible.

TOCA MADERA (JOAN MANUEL SERRAT)
Nada tienes que temer, 
al mal tiempo buena cara, 
la Constitución te ampara, 
la justicia te defiende, 
la policía te guarda, 
el sindicato te apoya, 
el sistema te respalda 
y los pajaritos cantan 
y las nubes se levantan. 

Cruza los dedos, 
toca madera. 
No pases por debajo de esa escalera. 
Y evita el trece 
y al gato negro. 
No te levantes con el pie izquierdo. 

Y métete en el bolsillo 
envuelta en tu carta astral 
una pata de conejo 
por si se quiebra un espejo 
o se derrama la sal. 

Y vigila el horóscopo 
y el biorritmo. 
Ni se te ocurra vestirte de amarillo. 
Y si a pesar de todo 
la vida te cuelga 
el «no hay billetes» 
recuerda 
que pisar mierda 
trae buena suerte. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos, 
toca madera. 

Nada tienes que temer... 
Arriba los corazones... 
Nada tienes que temer 
pero nunca están de más ciertas precauciones. 

Cruza los dedos, 
toca madera. 
No pases por debajo de esa escalera. 
Y evita el trece 
y al gato negro. 
No te levantes con el pie izquierdo. 

Que también hacen la siesta 
los árbitros y los jueces. 
Con tu olivo y tu paloma 
camina por la maroma 
entre el amor y la muerte. 

Y vigila el horóscopo 
y el biorritmo. 
Ni se te ocurra vestirte de amarillo. 
Y si a pesar de todo 
la vida te cuelga 
el "no hay billetes" 
recuerda 
que pisar mierda 
trae buena suerte. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos, 
toca madera. 

Y ajústate los machos, 
respira hondo, 
traga saliva, 
toma carrera, 
y abre la puerta, 
sal a la calle, 
cruza los dedos, 
toca madera. 

Toca madera, 
toca madera. 
Cruza los dedos, 
toca madera.
DESTINO (CARL SANDBURG)

El Destino viene con los peniques y los dólares.
Una cabeza india o la Diosa de la Libertad: es lo mismo para el Destino;
Un día cobre, un día plata, y éstos son muestras:
El llanto retenido,
El beso guardado,
El canto ahogado,
El deseo nunca expresado.

Estos son peniques y dólares.
La muchacha en la pileta lavando platos los conoce
La muchacha que toma el desayuno en la cama los conoce.

SUERTE - SHAKIRA
EN DIRECTO
Suerte que en el sur hayas nacido 
y que burlemos las distancias 
suerte que es haberte conocido 
y por ti amar tierras extrañas 
Yo puedo escalar los Andes solo 
por ir a contar tus lunares 
contigo celebro y sufro todo 
mis alegrias y mis males 

Le ro lo le lo le 
le ro lo le lo le 
Sabes que estoy a tus pies 

Contigo, mi vida 
quiero vivir la vida 
y lo que me queda de vida 
quiero vivir contigo 
Contigo mi vida 
quiero vivir la vida 
y lo que me queda de vida 
quiero vivir contigo 

Suerte que es tener labios sinceros 
para besarte con mas ganas 
Suerte que mis pechos sean pequeños 
y nos los confundas con montañas 
Suerte que herede las piernas firmes 
para correr si un dia hace falta 
Y estos dos ojos que me dicen 
Que he de llorar cuando te vallas 

Le ro lo le lo le 
Le ro lo le lo le 
Sabes que estoy a tus pies 

(Coro) 

Le ro lo le lo le 
le ro lo le lo le 
Sabes que estoy a tus pies 

Le ro lo le lo le lo la 
La felicidad tiene tu 
nombre y tu piel 

(Coro 2:) 
Contigo, mi vida 
quiereo vivir la vida 
y lo que me queda de vida 
quiero vivir contigo 
Ya sabes mi vida 
estoy hasta el cuello por ti 
Si sientes algo asi 
Quiero que te quedes junto a mi. 

(Repite Coro 2)

EN LA VIDA TODO ES IR (JOAN MANUEL SERRAT)
«En la vida todo es ir 
a lo que el tiempo deshace. 
Sabe el hombre dónde nace 
y no dónde va a morir.» 

El hombre que en la montaña 
–por la cruz de algún camino– 
oye la voz del destino, 
se aleja de su cabaña. 
Y prosiguiendo su hazaña 
se dirige al porvenir 
una esperanza a seguir. 
Mas no ha de volver la cara, 
pues la vida es senda rara: 
en la vida todo es ir. 

Miro esa palma que airosa 
su corona al sol ostenta 
y miro lo que aparenta 
la esplendidez de la rosa. 
Contemplo la niña hermosa 
riendo a lo que le place, 
y lo que el viento le hace 
a la hoja seca del jobo: 
es la vida como un robo 
a lo que el tiempo deshace. 

Tuve un hermano que dijo 
–«Cuando salí de Collores...»– 
Así cantó sus amores 
al Valle del que fue hijo. 
Una y otra vez maldijo 
la gloria que en letras yace, 
(y en que su nombre renace), 
pues que llegó a comprender 
lo poco que es el saber: 
sabe el hombre dónde nace. 

No hay más. Un solo camino 
que se quisiera tomar, 
mas la suerte del andar 
maltrata y confunde el tino. 
Nadie niegue su destino. 
Es que ser hombre es seguir 
–y un ideal perseguir– 
por la vida hacia delante, 
sabiendo lo que fue enante 
y no dónde va a morir.
OH, FORTUNA (CARL ORFF)

Oh, Fortuna.
Oh, Fortuna,
Al igual que la luna
Tu cambias constantemente,
Siempre creciendo
Y decreciendo;
Vida detestable
Que ahora oprime
Y luego restablece
La agudeza de la mente;
La miseria,
El poder,
Como la nieve los disuelve.
Destino espantoso
y efímero,
Rueda tu que giras,
Mala situación,
Vana salud
Siempre inestable,
Oscurecida
Y velada
Hacia mi también te diriges;
Ahora la daga desnuda
Cargo por burla
A tu infamia.
De mi salud
Y mi virtud
El destino me es adverso,
Mis deseos
Y mis carencias
Siempre permanecen atadas.
En esta hora
Sin demora
Entonad las cuerdas,
Ya que el azar
Derrota al fuerte,
¡Llorad todos conmigo!




SUERTE - CALLEJEROS
Cantan las sirenas del mar de Galicia y Portugal. 
Bajan como estrellas, los misiles sobre Afganistán. 

Por la TORRE 5 la cana no para, te podes sentar a pensar. 
Y si por tu barrio la cosa anda muy bien, hoy no tenes para comer... 

Buen dìa mi vida , mientras pienso como llegue acà. 
Una noche me abrazaste, 
te bese y no dormimos ni sufrimos mas. 

Habrá sido nuestro premio por no salir corriendo 
o el castigo por no saber escapar. 
Te sigo buscando como enfermo al remedio, como comienzo al final... 

ESTRIBILLO: 

La suerte de encontrarte alguna vez 
y sentir que para casi todo hay solución. 
Verte y festejar también, que aun me queda pureza 
sin tristezas en mi corazón.. 

Suena Don Osvaldo, lo llevo tatuado atrás del corazón, 
me cuida la espalda del que quiera gobernarme la razón. 

En la buena fortuna más atento que nunca, 
en la mala de que estas hecho aprederás. 

Si la foto es en la buena salir todos buscan; en la mala, 
como mucho vos y dos más. 

ESTRIBILLO: 

La suerte de encontrarte alguna vez 
y sentir que para casi todo hay solución. 
Verte y festejar también, que aun me queda pureza 
sin tristezas en mi corazón.. 

El trabajo para el pobre en esta parte del mundo. 
La suerte de nacer y si no robas ni vendes, 
hasta la muerte correr

COINCIDIR (SILVIO RODRÍGUEZ)
Soy vecino de este mundo por un rato
y hoy coincide que también tú estas aquí
coincidencias tan extrañas de la vida
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir
Si navego con la mente en los espacios
o si quiero a mis ancestros retornar
agobiado me detengo y no imagino
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir
Si en la noche me entretengo en las estrellas
y capturo la que empieza a florecer
la sostengo entre las manos más me alarma
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir
Si la vida se sostiene por instantes
y un instante es el momentos de existir
si tu vida es otro instante.. no comprendo
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir
GITANA LEYENDO EL DESTINO - BARTOLOMEO MANFREDI
DESTINO - ADELINA CARRIÓN