Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

6.3.14

BELLEZA


ALAIN DELON ÍCONO MASCULINO
MARILYN MONROE ÍCONO FEMENINO

AMO LAS COSAS BELLAS (ROBERT BRIDGES)
    Amo las cosas bellas,
    Las busco y las adoro;
    Son la mejor alabanza para Dios,
    Y para el hombre de estos apresurados días
    Son el mayor honor.
    También yo haré algo
    Y disfrutaré de ellas mientras tanto,
    Aunque mañana parezcan ser tan solo
    Como palabras de un sueño
    Débilmente recordado al despertar
CUANDO LA BELLEZA PASE (ALEJANDRO LERNER)
VERSIÓN  MERCEDES SOSA
Cuando la belleza pase
Será bella tu mirada
Será bella tu sonrisa
Y las noches serán claras
Cuando la belleza pase
Cada beso y cada abrazo
Sera un grito de belleza
Seras bella en mi conciencia
Oh mi amor! oh mi amor!
Oh mi amor!
Oh mi amor!
Cuando la belleza pase
No habrá más que lunas nuevas
Y en un circulo de estrellas
Brillarás con luz eterna
Cuando la belleza pase
Te daré lo que me queda
Cuando la belleza pase
Cuando la belleza pase...
Quizás no nos demos cuenta

Cuando la belleza pase...
Quizás no nos demos cuenta
Oh mi amor
Seras bella por dentro
Bella en el alma
Y en el fondo de mi corazón


XII (DE PIEDRA Y CIELO ) - JUAN RAMÓN JIMÉNEZ



¡No estás en ti, belleza innúmera, 

que con tu fin me tientas, infinita, 

a un sinfín de deleites! 

¡Estás en mí, que te penetro 

hasta el fondo, anhelando, cada instante, 

traspasar los nadires más ocultos! 

¡Estás en mí, que tengo 

en mi pecho la aurora 

y en mi espalda el poniente 

-quemándome, transparentándome 
en una sola llama-; estás en mí, que te entro 
en tu cuerpo mi alma 
insaciable y eterna!
LA BELLEZA (LUIS EDUARDO AUTE)
Enemigo de la guerra
y su reverso, la medalla,
no propuse otra batalla
que librar al corazón
de ponerse cuerpo a tierra
bajo el peso de una historia
que iba a alzar hasta la gloria
el poder de la razón...
y ahora que ya no hay trincheras
el combate es la escalera
y el que trepe a lo más alto
pondrá a salvo su cabeza
aunque se hunda en el asfalto
la belleza...

Míralos como reptiles,
al acecho de la presa,
negociando en cada mesa
maquillajes de ocasión;
siguen todos los railes
que conduzcan a la cumbre
locos porque nos deslumbre
su parásita ambición.

Antes iban de profetas
y ahora el éxito es su meta;
mercaderes, traficantes,
más que nausea dan tristeza,
no rozaron ni un instante
la belleza...

y me hablaron de futuros
fraternales, solidarios,
donde todo lo falsario
acabaría en el pilón.
Y ahora que se cae el muro
ya no somos tan iguales
tanto tienes, tanto vales
¡viva la revolución!
Reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo,
ese viaje hacia la nada
que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
la belleza...
BELLA SEÑORA (EMMANUEL)
Brilla tanto de noche encantadora 
si y te mueves segura 
y tu mirada que llena el aire de energía 
si entre tierna y dura 
háblame de ti bella señora 
háblame de ti y de lo que sientes 
háblame de ti de tus silencios 
háblame de ti de tus amantes 
si de tus amantes 
Y no te miras al espejo por la mañana 
no porque tienes miedo 
porque tu piel con el sol 
ya no es de porcelana no como en el pasado 
vives minuto a minuto 
un arrebato 
poco a poco me acerco 
y me estalla el cuerpo 
háblame de ti bella señora 
de tu más secreto de tu noche oscura 
yo te encuentro bella como una escultura 
señora solitaria señora solitaria 
háblame de ti bella señora 
háblame de ti sinceramente 
llévame contigo a tu misterio 
llévame contigo a tu apartamento 
a tu apartamento 
Mi paraíso perdido 
lo puedo ver en ti lo se 
no tienes nombre ni apellido 
si dejas resbalar tu vestido 
vives minuto a minuto 
un arrebato 
poco a poco me acerco 
y me estalla el cuerpo 
háblame de ti bella señora 
de tu más secreto de tu noche oscura 
yo te encuentro bella como una escultura 
señora solitaria señora solitaria 
háblame de ti bella señora 
de tu más secreto de tu noche oscura 
yo te encuentro bella como una escultura 
háblame de ti eh háblame de ti eh 
háblame de ti bella señora 
yo te encuentro bella como una escultura 
señora solitaria señora solitaria 
háblame de ti bella señora 
yo te encuentro bella como una escultura
ESTIMAR SEGÚN OTROS OJOS (ALBERTO GIRRI)



Mientras Flaubert

presumio vaticinar para el arte

un pórvenir científico,

Nietzsche, a su vez,

presagiaba que la ciencia

desembocaría en el arte,

forzada, remedio último.



Ninguno acertó. Hubo que aguardar

por los que programarón que al llegar

el artista a los confines de su campo

se mordería la propia cola,

sometido a entrar en la historia

no por lo que es sino como documento.



Y dierón en el blanco. Divulgóse

desde entonces que el arte es arte

en tanto se alce en contra del arte,

y que la estética, desinteresada

de su viejo problema madre,

lo bello y su esencia,

tiene que limitarse ahora a rogar

que no experimentemos,

que solamente juguemos.



Melancólico devenir, si se piensa

cuánto de incitante e inocuo

resultaba,en suma,

discutir de la belleza.


LA BELLA Y EL METRO (JOAN MANUEL SERRAT)
Entre el infierno y el cielo, 
galopando entre tinieblas 
de la periferia al centro 
del centro a la periferia, 
el metro. 

Con ojos de sueño viene 
cruzando la madrugada; 
regresará a medianoche 
con el alma fatigada, 
el metro. 

Cargando arriba y abajo 
íntimos desconocidos, 
amaneceres y ocasos 
con dirección al olvido. 

Por sus arterias discurre 
presurosa humanidad, 
el alimento que engorda 
la ciudad. 

De reojo se miran, 
de lejos se tocan, 
se huelen, se evitan, 
se ignoran, se rozan; 
y en el traqueteo 
del vagón hipnótico 
cada quien se inventa 
la suerte del prójimo. 

El escritor ve lectores, 
el diputado, carnaza; 
el mosén ve pecadores, 
y yo veo a esa muchacha 
del metro. 

Los carteristas ven primos, 
los banqueros ven morosos, 
el casero ve inquilinos 
y la pasma, sospechosos 
en el metro. 

El general ve soldados; 
juanetes, el pedicuro; 
la comadrona, pasado; 
el enterrador, futuro. 

La bella ve que la miran, 
y el feo ve que no está 
solo en este mundo que 
viene y va. 

La bella se deja 
mirar mientras mira 
la nada que pasa 
por la ventanilla. 
Distante horizonte 
de cristal de roca, 
ajena y silente 
flor de mi derrota. 

El revisor ve billetes; 
el sacamuelas ve dientes, 
el carnicero, filetes; 
y la ramera, clientes 
en el metro. 

Los avaros ven mendigos, 
los mendigos ven avaros; 
los caballeros, señoras; 
las señoras, tipos raros 
en el metro. 

El autor ve personajes, 
el zapatero ve pies; 
el sombrerero, cabezas; 
el peluquero, tupés. 

Los médicos ven enfermos, 
los camareros, cafés; 
yo sólo la veo a ella: 
la bella, 
la bella, 
la bella que no me ve.


A LA DIVINA PROPORCIÓN (RAFAEL ALBERTI)

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel feliz de la retina,
áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el Universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños, angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.

CON (CHARLES AZNAVOUR)
CON UN SOREIR, ETERNO EN TUS LABIOS 
CON UNA MIRADA, QUE HABLA DE AMORES 

PARECES LA OBRA DE LOS ORFEBRES 
TE QUIERO A TI, SOLO A TI, MI AMOR 

CON TU CORAZÒN, QUE ES TAN VULNERABLE 
CON TODO EL FUROR, QUE A VECES TE ASALTA 

YO NO SE, SI ERES ANGEL O DIABLO 
MÀS MI VIVIR, HA CAMBIADO EN TI 

LOS QUE DICEN Y PREDICEN 
QUE DEBEMOS, FRACASAR 
LOS INGNORO Y TE ADORO, TODAVÍA AUN MÁS 

CON TU CAMINAR, DE NUEVA OLA 
CON LA FORMA EXTRAÑA, DE USAR TU IDIOMA 

CON LA JUVENTUD, QUE TIENE TU VIDA 
YO TE QUERRE, PROTEGER MI AMOR 

CON TU PENSAMIENTO, EN MIL LOCURAS 
CON TU GRAN AMOR, DAS GUSTO A LA VIDA 

YO ENCONTRE EN TI, TODA UNA ARMONÍA 
Y TE AMARÉ, SIEMPRE A TI, MI AMOR 

CON ESE PUDOR, QUE ES CASI INOCENCIA 
CON ESE CANDOR, DE TU INCONCIENCIA 

CON TU MADUREZ, TAN JUNTO A LA INFANCIA 
YO TE QUERRE, PROTEGER MI AMOR 

CON TU FINA PIEL, TU RUIDOSA VOZ 
INFANTIL REIR, TU SER PERSONAL 

DE PONERSE HABLAR, DE, NO IMPORTA QUE 
PERO HACE QUE, VIVA EN TI

ELLA (VICENTE HUIDOBRO)

Ella daba dos pasos hacia adelante

Daba dos pasos hacia atrás

El primer paso decía buenos días señor

El segundo paso decía buenos días señora

Y los otros decían cómo está la familia

Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo



Ella llevaba una camisa ardiente

Ella tenía ojos de adormecedora de mares

Ella había escondido un sueño en un armario oscuro

Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza



Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos

Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla



Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina

Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad

Era hermosa como un cielo bajo una paloma


Tenía una boca de acero
Y una bandera mortal dibujada entre los labios
Reía como el mar que siente carbones en su vientre
Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
Como el mar que ha mordido todas las playas
El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
Antes que el viento norte abra sus ojos
Era hermosa en sus horizontes de huesos
Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
Como el cielo a caballo sobre las palomas.




ESCUCHA (IRENE GRUSS)

Escucha, escucha los grillos de la noche.
Avisan algo de belleza, algún esplendor sin simulacro.


LA BELLA DURMIENTE Y YO (ALEJANDRO LERNER)
VERSIÓN RICARDO MONTANER
Quizás te mire mientras duermes, 
quizás no importa si no entiendes. 
Quizás no haya nada entre los dos. 

Quizás te pida que te acerques, 
tal vez con miedo a que no llegues. 
Quizás te acaricie en alguno de tus sueños. 

Pero solo y en el fondo de mi alma 
yo te amo. 

Quizás un día te tome las manos 
y te bese en las mejillas 
como un niño enamorado por primera vez. 

Quizás yo sea tu príncipe encantado, 
como en un cuento de hadas 
yo siempre estaré a tu lado cuando despiertes. 

Quizás descubras lo que siento, 
quizás me aceptes si lo intento, 
quizás te lo diga mientras te miro durmiendo... 

Pero solo y en el fondo de mi alma 
yo te amo..

SED DE BELLEZA (JOSÉ MARTÍ)
    Solo, estoy solo: viene el verso amigo,
    Como el esposo diligente acude
    De la erizada tórtola al reclamo.
    Cual de los altos montes en deshielo
    Por breñas y por valles en copiosos
    Hilos las nieves desatadas bajan
    Así por mis entrañas oprimidas
    Un balsámico amor y una avaricia
    Celeste, de hermosura se derraman.
    Tal desde el vasto azul, sobre la tierra,
    Cual si de alma de virgen la sombría
    Humanidad sangrienta perfumasen,
    Su luz benigna las estrellas vierten
    Esposas del silencio- y de las flores
    Tal el aroma vago se levanta.
    Dadme lo sumo y lo perfecto: dadme
    Un dibujo de Ángelo: una espada
    Con puño de Cellini, más hermosa
    Que las techumbres de marfil calado
    Que se place en labrar Naturaleza.
    El cráneo augusto dadme donde ardieron
    El universo Hamlet y la furia
    Tempestuosa del moro: la manceba
    India que a orillas del ameno río
    Que del viejo Chichén los muros baña
    A la sombra de un plátano pomposo
    Y sus propios cabellos, el esbelto
    Cuerpo bruñido y nítido enjugaba.
    Dadme mi cielo azul... dadme la pura,
    La inefable, la plácida, la eterna
    Alma de mármol que al soberbio Louvre
    Dio, cual su espuma y flor, Milo famosa.
LA BELLEZA (MIGUEL BOSÉ)

Enemigo de la guerra y su reverso la medalla 
No propuse otra batalla que librar al corazón 
De ponerse cuerpo a tierra 
Bajo el peso de una historia 
Que iba a alzar hasta la gloria el poder de la razón 
Y ahora que ya no hay trincheras 
El combate es la escalera 
Y el que trepe a lo mas alto pondrá a salvo su cabeza 
Aunque se hunda en el asfalto... la belleza 
La belleza... la belleza... la belleza... la belleza. 

Míralos como reptiles al acecho de la presa 
Negociando en cada mesa maquillajes de ocasión 
Siguen todos los raíles que conduzcan a la cumbre 
Locos porque nos deslumbre su parásita ambición 
Antes iban de profetas y ahora el éxito es su meta 
Mercaderes, traficantes, mas que nausea dan tristeza 
No rozaron ni un instante... la belleza 
La belleza... la belleza... la belleza... la belleza. 

Y me hablaron de futuros fraternales, solidarios 
Donde todo lo falsario acabaría en el pilón 
Y ahora que se cae el muro ya no somos tan iguales 
Tanto tienes, tanto vales... viva la revolución! 
Reivindico el espejismo de intentar ser uno mismo 
Ese viaje hacia la nada que consiste en la certeza 
De encontrar en tu mirada... la belleza 
La belleza... la belleza... la belleza... la belleza.

CXLI (WILLIAM SHAKESPEARE)

A fe mía, que no te amo con mis ojos, 
pues ellos en tu ser, mil errores presienten, 
pero mi corazón, ama lo que ellos tiran 
y a despecho del ojo, se deleita en tu amor. 

No se goza mi oído al escuchar tu voz,  
ni mi tierno sentir se inclina a la caricia, 
ni el gusto, ni el olfato, quieren ser invitados,
a festines sensuales a solas con tu amor. 

Ni todas mis razones, ni mis cinco sentidos, 
me disuaden de ser tonto de corazón, 
que deja a la deriva la apariencia de un hombre, 
para ser solamente, tu miserable esclavo. 

Mas mi azote me sirve para saber que gano, 
pues quien me hace pecar, también me hace sufrir. 

BESOS EN LA FRENTE (JOAQUÍN SABINA)
Las gafitas de las pecas, 
con complejo de muñeca 
desconchada 
frota su cuerpo desnudo 
contra el lino blanco y mudo 
de la almohada. 

Invisible entre la gente. 
Condenada a ser decente, 
según fama que del cuello le colgaron 
los que nunca la invitaron 
a su cama 

Cuando agoniza la fiesta 
todas encuentran pareja 
menos Lola 
que se va, sin ser besada, 
a dormirse como cada 
noche sola 
y una lágrima salada 
con sabor a mermelada 
de ternura 
moja el suelo de su alcoba 
donde un espejo le roba 
la hermosura. 

Nadie sabe cómo le queman en la boca 
tantos besos que no ha dado, 
tiene el corazón tan de par en par y tan oxidado. 
Ojos lujuriosos de hombre que en el último metro 
buscan y desean 
nunca miran dentro del escote de las feas. 

Besos en la frente, 
besos en la frente le dan; 
besos en la frente, 
nadie trata de ir más allá… 
yo quise probar. 

Yo que, en cosas del amor, 
nunca me he guiado por 
las apariencias, 
en su cintura encontré 
una mariposa de 
concupiscencia. 

Las más explosivas damas 
me dejaban en la cama 
congelado 
-”ten cuidado al desnudarme, 
no vayas a estropearme 
mi peinado”- 

Lola sí que lo ha comprendido, por caminos 
escondidos ha buscado 
el agua que mana el oscuro manantial del pecado. 
Y aunque me ha dejado marcado como un mapa 
de arañazos en la espalda 
nunca hallé tanto calor como bajo su falda, 
y le he pedido “vente conmigo” aunque la peña 
diga “tío, que mal te lo montas”, 
harto como estaba de tanta guapa insípida y tonta. 

Paso de la falsa belleza igual que el sabio 
que no cambia París por su aldea 
y me abrazo a la verdad desnuda de mi fea. 

Besos en la frente, 
besos en la frente le dan; 
besos en la frente, 
nadie trata de ir más allá… 
yo quise probar
LA BELLEZA Y LA MUERTE SON DOS COSAS PROFUNDAS (VÍCTOR HUGO)
    La belleza y la muerte son dos cosas profundas,
    Con tal parte de sombra y de azul que diríanse
    Dos hermanas terribles a la par que fecundas,
    Con el mismo secreto, con idéntico enigma.
    Oh mujeres, oh voces, oh miradas, cabellos,
    Trenzas rubias, brillad, yo me muero, tened
    Luz, amor, sed las perlas que el mar mezcla a sus aguas,
    Aves hechas de luz en los bosques sombríos.
    Más cercanos, Judith, están nuestros destinos
    De lo que se supone al ver nuestros dos rostros;
    El abismo divino aparece en tus ojos.
    Y yo siento la sima estrellada en el alma;
    Mas del cielo los dos sé que estamos muy cerca,
    Tú porque eres hermosa, yo porque soy muy viejo.
BARBI SUPERSTAR (JOAQUÍN SABINA)
Tenía los pies diminutos,
Y, unos, ojos, color verde marihuana,
A los catorce fue reina del instituto,
El curso que repetí,
Las del octavo derecha dijeron:
otra que sale rana,
Cuando, en crónicas marceianas, la vieron
Haciendo streap-tease.
En sus quimeras de porcelanosa
Conquistaba a al pacino,
Los de el rayo... no éramos gran cosa
Para su merced,
Si, la chiquita de mariquita pérez,
Tuviera un buen padrino,
Los productores, que saben de mujeres,
Le darían un papel.
Pezón de fresa, lengua de caramelo,
Corazón de bromuro,
Supervedette, puta de lujo, modelo,
Estrella de culebrón,
Había futuro, en las pupilas hambrientas
De los hombres maduros,
Enamorarse, un poco más de la cuenta,
Era una mala inversión.
Debutó de fulana de tal
En un vil melodrama,
Con sus veinte minutos de fama
Retiró a su mamá,
El guión le exigía, cada vez, más
Escenas de cama,
Todavía, por vallecas, la llaman:
Barbi superestar.
La noche antes de la noche de bodas
Arrojó la toalla,
El novio, con un frac pasado de moda,
Enviudó ante el altar,
Mientras, barbi, levitaba, en la harley
De un chulo de playa,
Que, entre el tarot, corto maltés y bob marley,
Le propuso abortar.
Al infierno se va por atajos,
Jeringas, recetas.
Ayer, hecho un pingajo,
Me dijo, en el tigre de un bar:
¿dónde está la canción, que, me hiciste,
Cuando eras poeta?
terminaba tan triste
Que nunca la pude empezar.
Por esos labios, que sabían a puchero
De pensiones inmundas,
Habría matado yo, que, cuando muero,
Ya nunca es por amor.
Se masticaba, en los billares, que, el rayo,
Había bajado a segunda,
Por la m-30, derrapaba el caballo
De la desilusión.
Debutó de fulana de tal
En un vil melodrama,
Con sus veinte minutos de fama
Retiró a su mamá,
El guión le exigía, cada vez, más
Escenas de cama,
Por vallecas, ya nadie la llama:
Barbi superestar.

LA HERMOSA (VICTOR TULBURE)

Ella es tan joven como las flores más tempranas,
como la perla pura del rocío en el fruto;
su movimiento nos recuerda los arroyos del valle.
Sus senos, bajo la blusa: dos palomas temblorosas.
La amapola se enciende cuando pisa la hierba.
Los árboles inclinan sus ramas hacia ella.
El viento olvida su quehacer en el bosque.
A su paso, las flores se vuelven a mirarla
BELLA (MANUEL MIJARES)

Antes de ti no hay antes 
no hay amigos, no hay amantes, 
ni pasado en mi reloj, 
que merezca recordarse 
en medio de la noche 
a travs de la tormenta 
con saberte en mi prsencia 
se me calma el corazn. 

Porque la luz de tu sonrisa 
y el amor de tus caricias 
ponen norte en mi camino 
y me ensean el destino 
bastante ms que al faro 
que me gua entre la niebla 
ms que el sol que me calienta 
necesito tu calor porque sin ti... 

Bella, 
transparentemente bella, 
endiabladamente bella, 
no se asoman las estrellas, ni la luna; 
bella, 
despiadadamente bella, 
mi diamante rubio, bella, sigue siempre as. 

Me gusta or tus pasos 
en zapatos de tacn 
subir corriendo la escalera 
cuando vuelves a las dos 
me gusta verte concentrada 
persiguiendo por la casa 
no seas tan deseperada 
como gato tras ratn, 
te necesito ms que al aire, 
ms que al agua y que a la vida, 
ms que al sol de cada da 
necesito tu calor porque sin ti... 

Bella, 
transparentemente bella, 
endiabladamente bella, 
no se asoman las estrellas, ni la luna; 
bella, 
despiadadamente bella, 
mi diamante rubio, bella, sigue siempre as; 
Bella, 

transparentemente bella...

 AFRODITA DE CNIDO
DAVID - MIGUEL ÁNGEL BUONAROTTI
IMAGEN RECONSTRUIDA DE NEFERTITI LA CÉLEBRE Y ANTIGUA ESTATUA EGIPCIA

Cual belleza
Todo aquello que es creado precioso, justo y encantador,
fue hecho precisamente para los ojos de aquel quien
puede apreciar cual belleza.
(RUMI)