Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

5.3.14

INOCENCIA INGENUIDAD





LA EDAD DE LA INOCENCIA - JOSHUA REYNOLDS


AUGURIO DE INOCENCIA (WILLIAM BLAKE)
    Para ver el mundo en un grano de arena,
    Y el cielo en una flor silvestre,
    Abarca el infinito en la palma de tu mano
    Y la eternidad en una hora.
    Aquel que se liga a una alegría
    Hace esfumar el fluir de la vida;
    Aquel que besa la joya cuando esta cruza su camino
    Vive en el amanecer de la eternidad.
    YO TAN INOCENTE
     (GEORGE BRASSENS CANTADO POR NACHA GUEVARA)
    POR AQUEL ENTONCES YO VIVÍA EN LA LUNA
    LOS PLACERES DE LA TIERRA ME ESTABAN PROHIBIDOS
    YO SEMBRABA VIOLETAS
    LE CANTABA A LA VERDURA
    Y PROTEGÍA A LOS GATOS PERDIDOS
    UNA NOCHE DE LLUVIA OÍ GOLPEAR MI PUERTA
    MIENTRAS ABRÍA PENSABA:
    ES OTRO GATO
    DIOS MÍO
    EL BELLO FELINO QUE LA TORMENTA TRAJO
    ERAS TÚ, TÚ ERAS
    TÚ ERAS
    AY, YO TAN INOCENTE
    AY, TÚ TAN INDECENTE
    LOS OJOS RASGADOS
    DEL COLOR DEL TIEMPO
    PUSISTE TU PATA PELUDA EN MI PECHO
    POR SUERTE PARA MÍ
    NO TENÍAS BIGOTE
    NI MAULLABAS POR LAS NOCHES EN EL TECHO
    EN LAS CUATRO ESQUINAS
    DE MI BOHEMIA ENCENDISTE
    EL FUEGO DE MIS VEINTE AÑOS
    Y PARA MÍ
    PARA MIS FLORES
    MIS POEMAS
    Y MIS GATOS
    FUISTE TÚ EL INVIERNO
    Y EL VERANO
    AY, YO TAN INOCENTE
    AY, TÚ TAN INDECENTE
    PERO EL TIEMPO PASA
    Y TODO LO RESECA
    NUESTRO AMOR AÚN NO HABÍA MADURADO
    Y TÚ YA QUEMABAS MIS VERSOS
    ESCUPÍAS LAS VIOLETAS
    Y LE HACÍAS MALDADES A LOS GATOS
    EL COLMO FUE
    MISERABLE SINVERGÜENZA
    CUANDO NO QUEDÓ MÁS COMIDA EN LA HELADERA
    TE FUISTE Y SIN PUDOR
    POR UNA MORTADELA
    TE ARROJASTE EN LOS BRAZOS DE LA ALMACENERA
    SE ACABÓ
    TE PASASTE
    MATASTE MIS SUEÑOS DE JOVEN FORMAL
    RENUNCIO A LOS FRÍVOLOS AMORES DE AQUÍ ABAJO
    ME VUELVO A LA LUNA
    LLEVANDO MIS CUERNOS
    MIS POEMAS
    MIS JAZMINES
    MIS VIOLETAS
    MI MANTEL RECIÉN BORDADO
    Y A LOS GATOS

EL INGENUO (JORGE LUIS BORGES)



Cada aurora (nos dicen) maquina maravillas

capaces de torcer la más terca fortuna;

hay pisadas humanas que han medido la luna

y el insomnio devasta los años y las millas.



En el azul acechan públicas pesadillas

que entenebran el día. No hay en el orbe una

cosa que no sea otra, o contraria, o ninguna.

A mí sólo me inquietan las sorpresas sencillas.



Me asombra que una llave pueda abrir una puerta,

me asombra que mi mano sea una cosa cierta,

me asombra que del griego la eleática saeta



instantánea no alcance la inalcanzable meta,

me asombra que la espada cruel pueda ser hermosa,

y que la rosa tenga el olor de la rosa.




EL QUE PIERDE LA INOCENCIA (LEÓN GIECO)
VERSIÓN CON ANTONIO TARRAGÓ ROS

Me vine remontando en un hilo marrón del río 
a la reina del Plata, a no estar mas con los míos 
era hijo de un pueblo de una simple mirada 
y un acorde disonante se metió en mi palabra 
con letra desafinada se durmió en mi corazón 

El que pierde la inocencia y la sinceridad 
es un huérfano solitario que no puede ya cantar 
el que esconde la sonrisa bajo un árbol sin flor 
corre el riesgo de estar pálido sin las caricias del sol 

Me vine remontando en un hilo marrón del río 
a la reina del Plata, a no estar mas con los míos 
cuanto tiempo ha pasado para un día darme cuenta 
que ha la suerte de nacer en un lugar cualquiera 
pase lo que pase es mas lindo recordarla y quererla.
PRIMER DIA (JACQUES PRÉVERT)

Sábanas blancas en un ropero 
Sábanas rojas en un lecho 
Un niño en la madre 
El padre en el pasillo 
El pasillo en la casa 
La casa en la ciudad 
La ciudad en la noche 
La muerte en un grito 
Y el niño en la vida


CACHILO, DORMIDO (ATAHUALPA YUPANQUI)
VERSIÓN LOS OLIMAREÑOS
VERSIÓN CHANGO FARIAS GOMEZ
Cuando pasen por Santiago 
caminen sin hacer ruido, 
porque en un rincón del pago 
está el Cachilo dormido.

Está el Cachilo dormido 
con su ponchito de almohada, 
quizá, buscando en el sueño 
el alma de la vidala.

El alma de la vidala, 
florcita salavinera, 
llegando los carnavales, 
se le ha'i volver chacarera, 
(Tarareo...) 
llegando los carnavales, 
se la ha'i volver chacarera,

Hay un rincón en el cielo 
donde moran los quichuistas, 
donde cantan chacareras 
al llegar la tardecita.

Al llegar la tardecita, 
corazón estremecido, 
anda el Soco tarareando 
para el Cachilo dormido.

Para el Cachilo dormido, 
florcita salavinera, 
llegando los carnavales, 
se le ha'i volver chacarera, 
(Tarareo... ) 
llegando los carnavales, 

se le ha'i volver chacarera.




HARPO MARX (JONIO GONZÁLEZ)

                                                                                      YO ENVEJECÍ  EN LA MUECA DE TU SONRISA
                                                                       -ROBERT LOWELL

deriva de tu razón
el daño con que juegas

así nos expones
tristes y desalentados

no hay nada de hermoso
en tu mirada inocente


YO SÉ DE UNA MUJER (JOAN MANUEL SERRAT)
Yo sé de una mujer que mi alma nombra, 
siempre con la más íntima tristeza, 
que arrojó por el fango su belleza 
lo mismo que un diamante en una alfombra. 

Mas de aquella mujer lo que me asombra 
es ver cómo en un antro de bajeza 
conserva inmaculada su pureza 
como un astro su luz entre la sombra. 

Cuando la hallé en el hondo precipicio 
del repugnante lodazal humano 
la vi tan inconsciente de su oficio 

que con mística unción besé sus manos. 
Y pensar que hay quien vive junto al vicio 
como vive una flor junto a un pantano.


GRILLITO DEL PUEBLO (LEÓN GIECO)
SÓLO LETRRA

Grillito del pueblo Eladio Mosqueda 
recorre las calles hecho primavera 
Un brillo en el alma, ay quien lo tuviera 
y él lo regala con tanta inocencia 

Eladio es de todos como las estrellas 
va de casa en casa con un canto a cuestas 
Buen día señores dice cuando llega, 
si quiere le canto algo de mi tierra 

El niño que canta y el tiempo que vuela 
de mañana madre, de tarde a la escuela 
Por cada alegría que por miles siembra 
se gana la vida Eladio Mosqueda




EPIGRAMA (MANUEL BRETÓN DE LOS HERREROS)

Voy a hablarte ingenuamente:
tu soneto, don Gonzalo,
si es el primero, es muy malo;
si es el último, excelente.


INOCENCIA (NACHA GUEVARA)
http://www.vagalume.com.br/nacha-guevara/inocencia.html#ixzz2sYYvl1K7
"Dedico esta canción a todas esas personas desinteresadas empeñadas en la ardua tarea de preservar nuestra moral accidental y cristiana"

Y todas las mañanas Inocencia
se pone el vestidito de organdí.
Su mamita la peina con dos trenzas
y moñitos de gasa y plumetí.
En la plaza todos los nenes juegan
a la mancha, sube y baja, y qué sé yo.
Mientras Inocencia se queda sentadita
sobre un banco sombreado en un rincón.
Si salta se le arruga el vestidito.
Ni que hablar de gritar o de correr.
Si legara a ensuciarse los moñitos
en penitencia la habrían de poner.
A la escondida no, dice mamita,
pues en sitios ocultos y alejados
nunca se sabe qué le mostrarían
a la pobre nena todos esos degenerados.
De mármol, desnuda y tentadora,
en la plaza moraba una muchacha.
Mamita protestó y, en pocas horas,
la estatua tuvo su bombacha.
Y así la vida pasa sin sorpresas.
Inocencia acompaña a su mamita
cuando sale a ejercer beneficencia
o a las casas de la tía de visita.
Qué tiene que Inocencia haya cumplido
ciento setenta y un poquito más
si da gusto verla con su vestidito,
su cofia, su muñeca y su mamá.
Si alguien quiere saber de qué se trata
preguntarle quién es, y adónde va.
Que se le acerque al banco de la plaza
"Yo, Argertina, Señor". Contestará



¿QUÉ SON LOS AÑOS? (MARIANNE MOORE)

¿Qué es nuestra inocencia,
qué es nuestra culpa? Todos estamos
desnudos, nadie está a salvo. Y de dónde viene
el coraje: la pregunta sin contestar,
la duda firme,-
que llama muda, oye sorda- eso que
en la desdicha, incluso la muerte
alienta a otros
y en su derrota empuja
al alma a ser fuerte? Ve hondo
 y es feliz aquél que
accede  a lo mortal
y en su prisión se levanta
sobre sí mismo como
el mar en un abismo, en lucha por ser
libre y sin lograrlo,
en el acto de rendirse
encuentra su permanencia.

Así procede quien fuertemente siente.
 El mismo pájaro,
crece  más alto al cantar, endereza 
su forma hacia arriba. Aunque cautivo,
su poderoso canto
dice, la satisfacción es algo
humilde, qué cosa pura es la dicha.
Es esto ser  mortal,
esto la eternidad.
INOCENCIA (CIRSE)
El tiempo no ve que quiero contemplarlo, 
No existe forma de negociar 
Necesidad de querer conquistarlo, 
Ser libres y poder recordar 
Lo Mágico, el Poder despertar, 
De sorprendernos en un mismo lugar 

Se quiebra el aire cuando pregunto qué nos pasó? 
Que nuestra inocencia nos olvidó 
A lo mejor crecer no signifique 
perder lo que llevamos adentro 
Oh Oh Oh 
Lo que está adentro 

Quisiera saber Quién nos ha convertido 
en víctimas de la seriedad 
La realidad es que hemos olvidado 
los hábitos de la ingenuidad 
Lo mágico, el poder despertar, 
de sorprendernos de un mismo lugar.

POESÍA VERTICAL (ROBERTO JUÁRROZ)

11

Detenerse ante el asombro
que se despliega en el gesto de la rosa
o en la maravillada tertulia
que entablan los colores y los pájaros
sobre la franja insegura del atardecer,
equivale a asombrarse del asombro.

Aparece entonces una nueva inocencia,
más esencial que la primera.
Sólo en ella germina
el asombro definitivo:
el reconocimiento a través de las máscaras.

La salvación por el asombro.

EDURNE (JOAN MANUEL SERRAT)
Como al viento, la lluvia y el trueno 
la parieron al sereno, a la sombra de un nogal 
con helechos le hicieron su cuna, 
la abrigó un rayo de luna 
y a lo lejos la mecía el mar 

A vesto Edurne, a vesto Edurne 

gori da sure ,e rie 

Y creció, viendo a sus pies dolosa 
a un tiempo, recia y hermosa 
como un tronco de abedul. 
Su jubón ,colorado de lana, 
partía en dos la mañana 
al abrirse su ventana azul. 

A vesto Edurne, a vesto Edurne 
Dei tu disuma, i tasuné.. 

Poco tiempo tu amor te ha gozado, 
se lo llevaron atado 
unos hombres de metal 
Y encontraron, detrás de la casa 
por el camino de amasa 
sus veinte años rotos contra un zarzal 

A vesto Edurne, a vesto Edurne 
Lurpe ratuo, ten dute 

Desde entonces, 
aunque muerda el frío 
el portón del caserío 
lo deja, de par de par 
Por si el miedo no come caliente 
para cobijar a gente 
que no puede ver su cielo y su mar. 

A vesto Edurne, a vesto Edurne 
Su te subío saundié 

Corre viento de cuenta esa historia 
por las orillas del Loria 
y a las gentes diles que 
Donde comen y duermen sus hijos 
tienen comida y cobijo 
en la casa de Edurne 

A vesto Edurne, a vesto Edurne 
Euskalerria, sure qui 
de sua veste.
LOS CONSEJOS (ROQUE DALTON)

―Solamente el asombro me mantiene la vida―
me decía aquel viejo con los ojos a cuestas.
―Al asombro me aferro como el peor ahogado,
el cobarde que araña las mejillas del agua.
Que el asombro te guíe como tu padre cuando
Caminabas de niño por los parques floreados.
Que el asombro te guarde de ser muerto en la sombra.
Que el asombro te libre del orín de los días.
Sólo el asombro enseña los coros del silencio.
Sólo el asombro entrega la verdad de las cosas.
Sólo el asombro limpia la mirada del muerto.
SOBRE LA INGENUIDAD - EL LOCO DE LA COLINA

ADAN Y EVA - ALBERTO DURERO
ADAN Y EVA - LUCAS CRANACH
FRAGMENTO DE LA PINTURA DE LA CREACIÓN DE ADAN DE MIGUEL ANGEL EN LA CAPILLA SIXTINA
LA MASACRE DE LOS INOCENTES EN BELÉN - PIETER BRUEGHEL, EL JÓVEN
EL PRIMER DÍA - RENE MAGRITTE
LINA Y LAS LAVANDAS - EUGENIO CUTTICA
LUNA Y LA GLICINA - EUGENIO CUTTICA