Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

4.3.14

ORO






La expresión "metal precioso" (también usada para la plata ) estima la importancia "moral" del material tal como fue concebido por los alquimistas en su búsqueda de la transfiguración. A este metal reluciente que no se oxida se lo ha relacionado,en casi todas las culturas con el sol. Para los aztecas era el divino excremento del sol. En el Cristianismo, significa la perfección y la luz del cielo, como los fondos de oro de los paneles medievales y los iconos orientales sugieren. En la antigüedad clásica hierbas medicinales fueron desenterradas con implementos de oro, para que sus poderes no se vieran disminuidos. El uso de joyas de oro se basaba en la creencia de la protección de hechizos mágicos (especialmente cuando se combinaban con piedras preciosas). El oro fue ampliamente considerado un metal que incorpora los poderes de la tierra y, a pesar de poseer poco valor práctico, siempre se asoció con poderes superiores y con los dioses. En algunas civilizaciones antiguas el oro fue reservado para la producción de objetos sagrados e insignias de los gobernantes (coronas) El "becerro de oro" de la Biblia (Éxodo 32). es un símbolo de la "idolatría" de los israelitas del norte y, al parecer, no era realmente la imagen de un becerro sino de un toro. Moisés lo destruyó. En la antigua China, el oro fue el metal solar, simbolizaba al compendio de la esencia primaria y energía del yang, el complemento dualista del yin  (cuyo metal era de plata) (Biedermann, Hans Diccionario de símbolos)

NO TODO EL ORO RELUCE (J.R.R. TOLKIEN)
All that is gold does not glitter,
Not all those who wander are lost;
The old that is strong does not wither,
Deep roots are not reached by the frost.
From the ashes a fire shall be woken,
A light from the shadows shall spring;
Renewed shall be blade that was broken,
The crownless again shall be king.
No todo el oro reluce,
Ni toda la gente errante anda 
perdida;
el viejo vigoroso no se
marchita.
 A las raíces profundas no llega la escarcha,
De las cenizas subirá 
un fuego,
Una luz asomará en las 
sombras;
Forjarán otra vez la espada 
rota.
El destronado será otra vez
 rey,

CANCIÓN DEL ORO
 (GONZALO SUÁREZ-VICTOR MANUEL SAN JOSÉ)
VICTOR MANUEL CON ANA BELÉN




Miserables y beodos,

prostitutas y mendigos,

vagos, rateros, bandidos,

pordioseros, peregrinos,

cantemos todo a coro,

cantemos todos al oro.



Fantoches y papanatas,
negociantes, basureros,
ricos, pobre, embusteros,
ratas y filibusteros,
cantemos todos a coro,
cantemos todos al oro.

El oro, padre del pan
y madre de la cultura
tesoro de los piratas,
con gemelos y corbata,
el oro que en las coronas,
hace refulgir el sol.

Primo hermano del diamante,
primo hermano del carbón,
el oro que tapa bocas,
rompe manos que amenazan.
El oro que las vergüenzas
encubre con gran pudor.

El oro de los banqueros
disfrazado de papel
que compran el alma al peso
y pone incienso en el burdel
y a los cerdos bien cebados
vuelve a darles de comer.






POEMA AL ORO (ALEJANDRINA DEVÉSCOVI)
El oro cubre
la ciudad de los antiguos.
Oro en la escama de la serpiente
y en el pico del ave,
oro en la torre y en los ojos del vigía.

Tiernamente buscamos
al hombre en su trabajo,
sus costumbres de vida y de sueños;
más tiernamente aún
aparece un dios
que sin oro sobre la cabeza
habla con el pájaro de la mañana.

En esa amistad,
canto del alba y de la sangre,
descubrimos
las visiones de una raza;
lo que liga y prende,
aquello que hace el amor con la piedra
y es cuerda tirada a la memoria.

Un alto mar religa.
El hombre, el oro y la voz del pájaro
son un solo y misterioso corazón.

ZAMBA DE LOS MINEROS (BRUNO ARIAS)
VERSIÓN MERCEDES SOSA

VERSIÓN HERNÁN FIGUEROA REYES
Pasaré por Hualfin,

Me voy pa' Corral Quemao,

A lo de Marcelino Rios

Para corpacharme con vino morao

Yo soy ese cantor

Nacido en el carnaval,

Minero de la noche traigo

La estrella de cuarzo del Culampaja

Molino del Maray
Que muele con tanto afan,
Marcelino pisando el vino,
Paredes el oro de Culampaja.
Yo no se, yo no soy,
Andoy porque andoy nomas,
Cuando a mi me pille la muerte
Tan solo la zamba me recordara.
La zamba de los mineros
Tiene solo dos caminos
Morir el sueño del oro,
Vivir el sueño del vino



ORO (BRONCO)
Nunca oí consejos y me enamoré 

yo al ras del suelo 

y tu siempre volando tan alto, tan alto, 

te gusta el dinero y la comodidad, 

por eso me dejas muy triste, 

y herido de muerte, que suerte. 

Oro, 

tu me has cambiado por oro, 

te has olvidado de lo sentimental, 

por un puño de metal. 
Oro, 
el amarillo del oro, 
te gustó mas de lo que yo te ofrecí 
y ahora tu te vas de mi, 
Oro, 
el oro cambió tu amor. 
Yo te regalé una luna sin miel, 
una cama blanda y 
una almohada repleta de sueños, 
pequeños. 
Tal vez no bastó con lo que tengo aquí, 
y tu amor su fue por el hoyo, 
que hay en mis bolsillos, vacíos. 
Oro, 
tu me has cambiado por oro, 
te has olvidado de lo sentimental, 
por un puño de metal. 
Oro, 
el amarillo del oro, 
te gustó mas de lo que yo te ofrecí 
y ahora tu te vas de mi, 
Oro, 
el oro cambió tu amor.



LA COPA DE LAS HADAS (RUBEN DARIO)



¿Fue en las islas de las rosas, 

en el país de los sueños, 

en donde hay niños risueños 

y enjambre de mariposas? 

Quizá. 

En sus grutas doradas, 

con sus diademas de oro, 

allí estaban, como un coro 

de reinas, todas las hadas. 
Las que tienen prisioneros 
a los silfos de la luz, 
las que andan con un capuz 
salpicado de luceros. 
Las que mantos de escarlata 
lucen con regio donaire, 
y las que hienden el aire 
con su varita de plata. 
¿Era día o noche? 
El astro 
de la niebla sobre el tul, 
florecía en campo azul 
como un lirio de alabastro. 
Su peplo de oro la incierta 
alba ya había tendido. 
Era la hora en que en su nido 
toda alondra se despierta. 
Temblaba el limpio cristal 
del rocío de la noche, 
y estaba entreabierto el broche 
de la flor primaveral. 
Y en aquella región que era 
de la luz y la fortuna, 
cantaban un himno, a una, 
ave, aurora y primavera. 
Las hadas aquella tropa 
brillante, Delia, que he dicho, 
por un extraño capricho 
fabricaron una copa. 
Rara, bella, sin igual, 
y tan pura como bella, 
pues aún no ha bebido en ella 
ninguna boca mortal. 
De una azucena gentil 
hicieron el cáliz leve, 
que era de polvo de nieve 
y palidez de marfil. 
Y la base fue formada 
con un trémulo suspiro, 
de reflejos de zafiro 
y de luz cristalizada. 
La copa hecha se pensó 
en qué se pondría en ella 
(que es el todo, niña bella, 
de lo que te cuento yo). 
Una dijo: La ilusión; 
otra dijo: La belleza; 
otra dijo: La riqueza; 
y otra más: El corazón. 
La Reina Mab, que es discreta, 
dijo a la espléndida tropa: 
Que se ponga en esa copa 
la felicidad completa. 
Y cuando habló Reina tal, 
produjo aplausos y asombros. 
Llevaba sobre sus hombros 
su soberbio manto real. 
Dejó caer la divina 
Reina de acento sonoro, 
algo como gotas de oro 
de una flauta cristalina. 
Ya la Reina Mab habló; 
cesó su olímpico gesto, 
y las hadas tanto han puesto 
que la copa se llenó. 
Amor, delicia, verdad, 
dicha, esplendor y riqueza, 
fe, poderío, belleza... 
¡Toda la felicidad!... 
Y esta copa se guardó 
pura, sola, inmaculada. 
¿Dónde? 
En una isla ignorada. 

¿De dónde? 
¡Se me olvidó!... 
¿Fue en las islas de las rosas, 
en el país de los sueños, 
en donde hay niños risueños 
y enjambres de mariposas? 

Esto nada importa aquí, 
pues por decirte escribía 
que esta copa, niña mía, 
la deseo para ti.



ORO Y PLATA (CHARLO-HOMERO MANZI)
Un broche de aguamarina y una esterlina te regaló.
Tu negro, que era muy pobre, no tuvo un cobre para el amor.
Un pardo de ropa fina para tu ruina te convenció.
Yo digo que una mulata, por oro y plata se enamoró.

¡Ay!
Late que late, y el cuero del parche bate
con manos de chocolate, el negro que la perdió;
rueda que rueda, lo mismo que una moneda,
con ropas de tul y seda, la negra que le mintió.
Todos los cueros están doblando,
Pero sus ojos están llorando,
que un pardo de cuello duro
fumando un puro se la llevó.

¡Ay!
Siga que siga,
no sufras ni la maldigas
que el cielo también castiga
la culpa de la ambición.
La manos en la tambora
mientras tu pena, llora que llora.
Yo digo que es un tesoro
de plata y oro tu corazón.

Tu corazón.
Tu corazón.

Un broche y una esterlina
fueron la ruina de una pasión.
Un pardo con diez monedas
forró de seda tu corazón.
La plata siempre es la plata
que hiere y mata sin compasión,
yo digo que una mulata
por oro y plata se enamoró... ay...



EL ORO DE LOS TIGRES (JORGE LUIS BORGES)

Hasta la hora del ocaso amarillo
Cuántas veces habré mirado
Al poderoso tigre de Bengala
Ir y venir por el predestinado camino
Detrás de los barrotes de hierro,
Sin sospechar que eran su cárcel.
Después vendrían otros tigres,
El tigre de fuego de Blake;
Después vendrían otros oros,
El metal amoroso que era Zeus,
El anillo que cada nueve noches
Engendra nueve anillos y estos, nueve,
Y no hay un fin.
Con los años fueron dejándome
Los otros hermosos colores
Y ahora sólo me quedan
La vaga luz, la inextricable sombra
Y el oro del principio.
Oh ponientes, oh tigres, oh fulgores
Del mito y de la épica,
Oh un oro más precioso, tu cabello
Que ansían estas manos.





ERES ORO (SERGIO DALMA)
todo el amor que te doy me devuelves 
Porque tu eres oro puro color imposible 
ya te has vuelto imprescindible 
es la única cosa que soy 
que mas puedo pedir que tu amor 

Deja de pensarlo servirá 
el cuerpo y el sentimiento te guiara 
fíate de mi lo intentaras se aprende 
con errores siempre en el amor 
Te protegeré como cuando tu me abrazas 
y siento el calor 

(Estribillo) 
Eres oro luz cuando apenas despierto 
siempre el primer pensamiento 
todo el amor que te doy me devuelves 
Porque tu eres oro puro color imposible 
ya te has vuelto imprescindible es la única cosa que soy 
que mas puedo pedir que tu amor 

Que bello contigo es vivir 
felices teniéndote lo soy 

siempre el primer pensamiento 
todo el amor que te doy me devuelves 
porque tu eres oro puro color imposible 
ya te has vuelto imprescindible es la única cosa que soy 
que mas puedo pedir que tu amor.



DE PURÍSIMA Y ORO (JOAQUÍN SABINA)
Academia de corte y confección,
Sabañones, aceite de ricino,
Gasógeno, zapatos topolino,
el género dentro por la calor.
Para primores galerías Piquer,
Para la inclusa niños con anginas,
Para la tisis caldo de gallina,
Para las extranjeras luis miguel.
Para el socio del limpia un carajillo,
Para el estraperlista dos barreras,
Para el corpus retales amarillos
Que aclaren el morao de las banderas.
Tercer año triunfal, con brillantina,
Los señoritos cierran alazán,
Y, en un barquito, Miguel de Molina,
Se embarca, caminito de ultramar.
Habían pasado ya los nacionales,
Habían rapado a la señá Cibeles,
Cautivo y desarmado
El vaho de los cristales.
A la hora de la zambra, en los grabieles,
Por ventas madrugaba el pelotón,
Al día siguiente hablaban los papeles
De Celia, de Pemán y del bayón.
Enseñando las garras de astracán,
Reclinaba en la barra de chicote,
La bien pagá derrite, con su escote,
La crema de la intelectualidad.
Permanente, con rodete Eva Perón,
parfait amour, rebeca azul marino,
-maestro, le presento a lupe sino,
Lo dejo en buenas manos, matador-
Y, luego, el reservao en gitanillos,
Y, después, la paella de riscal,
Y, la tarde del manso de saltillo,
Un anillo y unas medias de cristal.
-niño, sube a la suite dos anisettes,
Que, hoy, vamos a perder los alamares-
De purísima y oro, Manolete,
Cuadra al toro, en la plaza de linares.
Habían pasado ya los nacionales,
Habían rapado a la señá cibeles,
Volvían a sus cuidados
Las personas formales.
A la hora de la conga, en los burdeles,
Por San Blas descansaba el pelotón,
Al día siguiente hablaban los papeles
De Gilda y del Atleti de aviación.

FIEBRE DE ORO Y PLATA (EDUARDO GALEANO)
América Latina es hoy, uno de los continentes menos desarrollados en el mundo, al contrario de Europa donde existen los países mas desarrollados. España fue el país que más se extendió durante los siglos XIV XV, puesto que en esa época un italiano llamado Cristóbal Colon, con el patrocinio de la corona española, se aventuro por las costas Atlánticas, y descubrió el nuevo continente que actualmente llamamos América.

Durante ese tiempo el papa era español, el cual se llamo Alejandro VI, y convirtió a la reina Isabel de España dueña y señora del nuevo mundo.


Cuando España llego a conquistar las tierras de América, expandió su lengua y su religión católica obligando a los indígenas a trabajar y trayendo esclavos negros para explotar las tierras abundantes de oro y plata, pero los demás países no se quedaron atrás y también llegaron a América a conquistar nuevas tierras principalmente en América del Norte.

Cuando los conquistadores interrumpieron en América, el imperio de los incas era el mayor y más expandido de sur América, pues recorría el Perú, Bolivia, Ecuador y gran parte de Colombia, Argentina y Chile.

Unas de las minas más grandes de Latinoamérica fueron las de Potosí, Sucre, Zacatecas y Ouro Preto.

España tuvo conflictos al conquistar México y Perú, puesto que allí había gran población indígena, pero gracias a la tecnología que traían, pudo conquistarla.

Ahora Potosí es uno de los pueblos más pobres del mundo, los habitantes viven en chozas y son muy pobres, y los mineros intentan sacar los pedacitos de estaño que los españoles botaron como basura, en conclusión Potosí es la que más ha dado al mundo y la que menos tiene.

Gran parte de los indígenas que vivían en América antes de que llegaran los españoles se han extinguido. En 1581, Felipe II había afirmado que un tercio de los indígenas de América habían sido aniquilados y los que aun vivían eran muy pocos, y que las madres mataban a sus hijos para salvarlos del tormento de las minas.

Antes de que los españoles llegaran en América Central había entre diez y trece millones de habitantes. En 1601 Felipe III dicto reglas prohibiendo el trabajo forzoso en las minas y después de que llegaron los conquistadores se empezaron a repartir tierras como indios, y los indios, trabajaban tanto que ya resistían más de su propio peso, y se trataban a los indios como bestias de carga.

Todo era así en Méjico, hasta que llego un indio llamado Tupac Amaru, el cual luchó contra los conquistadores hasta que lo traicionaron y apresaron, y luego lo decapitaron, y mandaron sus restos hacía distintas partes, ese indio era descendiente de un Cacique Inca.

En Bolivia, los Pongos comían las sobras de los perros y se hincaban a los blancos para poderles hablar. En la actualidad, cuando los mineros bolivianos cumplen 35 años de edad sus pulmones se retraen y no pueden trabajar más.

Los Incaicos ya sabían que era la “cocaína” antes que llegaran los conquistadores; pero, ellos la utilizaban para rituales o para sanar y curar, mientras que los españoles la empezaron a tratar como un negocio excelente.

Después de 200 años de la llegada de los españoles las selvas ocultaron las riquezas minerales a los conquistadores, en este caso los portugueses. Finalmente terminaron descubriendo los tesoros y esto ocurrió en minas Geraís, al este brasileño. En la búsqueda del dorado hecha desde que Colón llegó, los aventureros llegaron hasta el este pensando que ese era el camino correcto, guiados por los indios que afirmaban que las casas eran de oro, y en efecto cuando los aventureros llegaron lo denominaron el “Potosí de Oro”.

CORAZÓN DE ORO (FRANCISCO CANARO-JESÚS FERNÁNDEZ BLANCO)
VERSIÓN ADA FALCÓN
Con su amor mi madre me enseñó
a reír y soñar,
y con besos me alentó
a sufrir sin llorar...
En mi pecho nunca tengo hiel,
en el alma canta la lusión,
y es mi vida alegre cascabel.
¡Con oro se forjó mi corazón!...
Siempre he sido noble en el amor,
el placer, la amistad;
mi cariño no causó dolor,
mi querer fue verdad...
Cuando siento el filo de un puñal
que me clava a veces la traición,
no enmudece el pájaro ideal,
¡porque yo tengo de oro el corazón!...

Entre amor
florecí
y el dolor
huyó de mí.
Sé curar
mi aflicción
sin llorar,
¡tengo de oro el corazón!...

¡Los ruiseñores de mi alegría
van por mi vida cantando a coro
y en las campanas del alma mía
resuena el oro del corazón!...

Yo pagué la negra ingratitud
con gentil compasión,
y jamás dejó mi juventud
de entonar su canción...
Al sentir el alma enardecer
y apurar con ansia mi pasión,
no me da dolores el placer,
¡pues tengo de oro puro el corazón!...
Entre risas pasa mi vivir,
siempre amé, no sé odiar,
y convierto en trinos mi sufrir
porque sé perdonar...
Mi existencia quiero embellecer,
pues al ver que muere una ilusión,
otras bellas siento renacer,
¡mi madre me hizo de oro el corazón!...

HEART OF GOLD (NEIL YOUNG)
CORAZÓN DE ORO
I want to live,
I want to give
I've been a miner
For a heart of gold.

It's these expressions
I never give
That keeps me searching
For a heart of gold.

And I'm getting old.
Keeps me searching
For a heart of gold
And I'm getting old.

I've been to Hollywood
I've been to Redwood
I crossed the ocean
For a heart of gold.

I've been in my mind,
It’s such a fine line
That keeps me searching
For a heart of gold.

And I'm getting old.
Keeps me searching
For a heart of gold
And I'm getting old.

Keep me searching
For a heart of gold
You keep me searching
For a heart of gold

And I'm getting old.
I've been a miner
For a heart of gold.
Quiero vivir, 
Quiero entregar 
He sido un minero 
Por un corazón de oro 

Son estas expresiones 
Que nunca digo 
Las que me mantienen buscando 
Un corazón de oro. 

Y me estoy haciendo viejo. 
Eso me mantiene buscando 
Un corazón de oro 
Y me estoy haciendo viejo. 

He estado en Hollywood 
He estado en Redwood 
Crucé el océano 
Por un corazón de oro. 

He estado en mi mente, 
Es una línea tan delgada 
Que me mantiene buscando 
Un corazón de oro 

Y me estoy haciendo viejo.
Eso me mantiene buscando
Un corazón de oro
Y me estoy haciendo viejo.

Me mantienen buscando
Un corazón de oro.
Tu me mantienes buscando
Un corazón de oro.

Y me estoy haciendo viejo.
He sido un minero
Para encontrar un corazón de oro.

UN GRUPO DE NATIVOS EXTRAYENDO ORO EN UN ARROYO PROVENIENTE DE LOS APALACHES
MINAS DE ORO CON TRABAJADORES ESCLAVOS - TEHODOR DE BRY