Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

9.2.14

AMORES TRUNCOS




AMORES TRUNCOS

DESPLEGAREMOS UN CONJUNTO DE POSTS SOBRE CUATRO TIPOS DE AMORES:


AMOR DIFÍCIL


AMOR FURTIVO


AMOR TRUNCO


AMOR RESISTENTE



RIMA 51 (GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER)

Yo soy ardiente, yo soy morena,

Yo soy el símbolo de la pasión,

De ansia de goces mi alma está llena.

¿A mí me buscas?

No es a ti, no.



Mi frente es pálida, mis trenzas de oro,

Puedo brindarte dichas sin fin.

Yo de ternura guardo un tesoro.

¿A mí me llamas?

No, no es a ti.



Yo soy un sueño, un imposible,

Vano fantasma de niebla y luz;

Soy incorpórea, soy intangible.

No puedo amarte.

¡Oh ven, ven tú!

DIABLO Y ALCOHOL (SILVINA GARRÉ)
CON NITO MESTRE
VERSIÓN DE RICARDO MONTANER
Comprendo que han cambiado algunas cosas 
el color de mi pelo y mi voz. 
Los juegos ya no son los mismos juegos 
y no hay secretos entre vos y yo. 

Comprendo que no siempre estés dispuesto 
a darme libertad para sentir, 
yo me la tomo igual y te aseguro 
que es una buena forma de vivir. 

Podrás decirme que querés tocar el cielo 
podré decirte que me quedo por aquí. 
Son tantos días los que forman una vida 
no me condenes a vivirla sin amor. 

Todos tenemos un infierno en la cabeza 
que no se lleva bien con nuestro corazón 
hay emociones que no pueden compartirse 
como te explico que me duele igual que a vos. 

Si estoy rezando te vestís de diablo, 
si estoy en carne viva sos alcohol; 
yo siempre estoy al borde del desmayo 
vos siempre estás llamando la atención. 

Comprendo que no puedes con tu vida 
pero yo también tengo que vivir. 
No existe ningún punto de partida 
si no se sabe bien adónde ir.

1964 (JORGE LUIS BORGES)
CANTADO POR JAIRO
VERSIÓN DE JUAN CARLOS BAGLIETTO
RECITADO POR VICENTE MONERA
      I
      Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
      Ya no compartirás la clara luna
      Ni los lentos jardines. Ya no hay una
      Luna que no sea espejo del pasado,
      Cristal de soledad, sol de agonías.
      Adiós las mutuas manos y las sienes
      Que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
      La fiel memoria y los desiertos días.
      Nadie pierde (repites vanamente)
      Sino lo que no tiene y no ha tenido
      Nunca, pero no basta ser valiente
      Para aprender el arte del olvido.
      Un símbolo, una rosa, te desgarra
      Y te puede matar una guitarra.

      II
      Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
      Hay tantas otras cosas en el mundo;
      Un instante cualquiera es más profundo
      Y diverso que el mar. La vida es corta
      Y aunque las horas son tan largas, una
      Oscura maravilla nos acecha,
      La muerte, ese otro mar, esa otra flecha
      Que nos libra del sol y de la luna
      Y del amor. La dicha que me diste
      Y me quitaste debe ser borrada;
      Lo que era todo tiene que ser nada.
      Sólo que me queda el goce de estar triste,
      Esa vana costumbre que me inclina
      Al sur, a cierta puerta, a cierta esquina
AMOR SE FUE (MACEDONIO FERNÁNDEZ)

Amor se fue; mientras duró
de todo hizo placer.
Cuando se fue
Nada dejó que no doliera

ASÍ (SANDRO)
Así, como una rosa desecha por el viento 
así como una hoja reseca por el sol 
así como se arroja de costado un papel viejo 
así mi alma tu imagen arrojó. 

Así, como se marcha la noche con el día 
así como se aleja un velero hacia altamar 
así como se escapa el agua entre los dedos 
así me te deje ir, sin meditar... 

Estribillo 
Más hoy, que estoy tan solo y tan cansado de llorar 
quiero saber si tú querrías regresar 
junto a mi lado para amarnos otra vez. 
Tal vez, estés pensando que no quiera ya de ti 
ese calor que alguna vez yo te pedí 
y que después... abandoné, así, así...


ME PREGUNTO (RAMÓN ALMAGRO)
    Qué se dirán, amor, esas veredas
    Que nos vieron pasar juntos del brazo
    Qué se dirán, amor, hoy que nos queda
    Llevar entre los dos nuestro fracaso.
    Qué se dirán, amor, aquellos árboles
    Que marcamos con tantos juramentos
    Qué se dirán si oyen nuestras voces
    Discutiendo llevadas por el viento.
    Qué se dirán, amor, esas estrellas
    Qué se dirán al ver nuestras querellas
    Qué se dirán, ya sé, no dirán nada.
    Amores tan deshechos como el nuestro
    Se ven tantos, amor, que por supuesto,
    Las estrellas ya están acostumbradas.
OLEO DE MUJER CON SOMBRERO (SILVIO RODRÍGUEZ)
Una mujer se ha perdido 
conocer el delirio y el polvo, 
se ha perdido esta bella locura, 
su breve cintura debajo de mí. 
Se ha perdido mi forma de amar, 
se ha perdido mi huella en su mar. 

Veo una luz que vacila 
y promete dejarnos a oscuras. 
Veo un perro ladrando a la luna 
con otra figura que recuerda a mí. 
Veo más: veo que no me halló. 
Veo más: veo que se perdió. 

La cobardía es asunto 
de los hombres, no de los amantes. 
Los amores cobardes no llegan a amores, 
ni a historias, se quedan allí. 
Ni el recuerdo los puede salvar, 
ni el mejor orador conjugar. 

Una mujer innombrable 
huye como una gaviota 
y yo rápido seco mis botas, 
blasfemo una nota y apago el reloj. 
Qué me tenga cuidado el amor, 
que le puedo cantar su canción. 

Una mujer con sombrero, 
como un cuadro del viejo Chagall, 
corrompiéndose al centro del miedo 
y yo, que no soy bueno, me puse a llorar. 
Pero entonces lloraba por mí, 
y ahora lloro por verla morir.

PARAD LOS RELOJES (WYSTAN HUGH AUDEN)

Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last for ever: I was wrong.

The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood.
For nothing now can ever come to any good.
Parad los relojes y desconectad el teléfono,
dadle un hueso jugoso al perro para que no ladre,
haced callar a los pianos, tocad tambores con sordina,
sacad el ataúd y llamad a las plañideras.

Que los aviones den vueltas en señal de luto
y escriban en el cielo el mensaje “Él ha muerto”,
ponedles crespones en el cuello a las palomas callejeras,
que los agentes de tráfico lleven guantes negros de
algodón.

Él era mi norte y mi sur, mi este y mi oeste,
mi semana de trabajo y mi descanso dominical,
mi día y mi noche, mi charla y mi música.
Pensé que el amor era eterno; estaba equivocado.

Ya no hacen falta estrellas: quitadlas todas,
guardad la luna y desmontad el sol,
tirad el mar por el desagüe y podad los bosques,
porque ahora ya nada puede tener utilidad.

CAMAS VACÍAS (JOAQUÍN SABINA)
Capo en primer trate 
Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos. 

Cada vez son más tristes las canciones de amor. 
Ni tú bordas pañuelos, ni yo rompo contratos. 
Ni yo mato por celos, ni tú mueres por mí. 
antes de que me quieras como se quiere a un gato, 
me largo con cualquiera que se parezca a ti. 

De par en par te abro las puertas que me cierras. 
Me cuentan que el olvido no te sienta tan mal. 

La paz que has elegido es peor que mi guerra. 

Aquella cama nido parece un hospital 
Yo en cambio no he sabido ir a favor del viento, 
que muerde las esquinas de esta ciudad impía. 

Pobre aprendiz de brujo que escupe al firmamento, 
desde un hotel de lujo, con dos camas vacías. 
Pobre aprendiz de brujo que escupe al firmamento, 
desde un hotel de lujo, con dos camas vacías. 

¿Quién hará mi trabajo debajo de tu falda?. 
La boca que era mía ¿de qué boca será? 
El roto de tu ombligo ya no me da la espalda, 
cuando pierdo contigo lo que gano al billar. 

Aunque nunca me cayo, guardo un par de secretos. 
Lo digo de hombre a hombre, de mujer a mujer. 
Ni me caso con nadie, ni guardo pa' mis nietos 
Por no tener, no tengo ni edad de merecer. 

Como pago al contado, nunca me falta un beso. 
Siempre que me confieso, me doy la absolución. 
Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos. 
Cada vez son más tristes las canciones de amor. 
Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos. 
Cada vez son más tristes las canciones de amor.

ETERNA PRESENCIA (PEDRO SALINAS)
No importa que no te tenga, 
no importa que no te vea. 
Antes te abrazaba, 
antes te miraba, 
te buscaba toda, 
te quería entera. 
Hoy ya no les pido, 
ni a manos ni a ojos, 
las últimas pruebas. 
Estar a mi lado 
te pedía antes; 
sí, junto a mí, sí, 
sí, pero allí fuera. 
Y me contentaba 
sentir que tus manos, 
me daban tus manos, 
sentir que a mis ojos 
les dabas presencia. 
Lo que ahora te pido 
es más, mucho más, 
que beso o mirada: 
es que estés más cerca 
de mí mismo, dentro. 
Como el viento está 
invisible, dando 
su vida a la vela. 
Como está la luz 
quieta, fija, inmóvil, 
sirviendo de centro 
que nunca vacila 
al trémulo cuerpo 
de llama que tiembla. 
Como está la estrella, 
presente y segura, 
sin voz y sin tacto, 
en el pecho abierto, 
sereno, del lago. 
Lo que yo te pido 
es sólo que seas 
alma de mi ánima, 
sangre de mi sangre 
dentro de las venas. 
Es que estés en mí 
como el corazón 
mío que jamás 
veré, tocaré, 
y cuyos latidos 
no se cansan nunca 
de darme mi vida 
hasta que me muera. 
Como el esqueleto, 
el secreto hondo 
de mi ser, que sólo 
me verá la tierra, 
pero que en el mundo 
es el que se encarga 
de llevar mi peso 
de carne y de sueño, 
de gozo y de pena 
misteriosamente 
sin que haya unos ojos 
que jamás le vean. 
Lo que yo te pido 
es que la corpórea 
pasajera ausencia 
no nos sea olvido, 
ni fuga, ni falta: 
sino que me sea 
posesión total 
del alma lejana, 
eterna presencia.
LA DISTANCIA (ROBERTO CARLOS)
Nunca mais você ouviu falar de mim
Mas eu continuei a ter você
Em toda esta saudade que ficou...
Tanto tempo já passou e eu não te esqueci.
Refrão:
Quantas vezes eu pensei voltar
E dizer que o meu amor nada mudou
Mas o meu silêncio foi maior
E na distância morro
Todo dia sem você saber.
O que restou do nosso amor ficou
No tempo, esquecido por você...
Vivendo do que fomos ainda estou
Tanta coisa já mudou, só eu não te esqueci.
Eu só queria lhe dizer que eu
Tentei deixar de amar, não consegui
Se alguma vez você pensar em mim
Não se esqueça de lembrar,
Que eu nunca te esqueci.


Nunca mas oíste tú
hablar de mí
en cambio yo seguí 
pensando en ti
en toda esta nostalgia
que quedó
tanto tiempo ya pasó
y nunca te olvidé
Cuántas veces
yo pensé volver
y decirte de mi amor
nada cambió pero mi silencio fue mayor
y en la distancia
muero día a día sin saberlo tú
El resto de ese nuestro amor 
quedó
muy lejos olvidado
 para ti
viviendo en el pasado 
aún estoy
aunque todo ya cambió
sé que no te olvidaré
Cuántas veces
yo pensé volver
y decirte de mi amor
nada cambió
pero mi silencio 
fue mayor
y en la distancia
muero día a día
sin saberlo tú
LUCIA (JOAN MANUEL SERRAT)
Vuela esta canción para ti Lucia 
la más bella historia de amor 
que tuve y tendré 
es una carta de amor 

Que se lleva el viento pintado en mi voz 
a ninguna parte a ningún buzón 

No hay nada más bello que lo que nunca he tenido 
nada más amado que lo que perdí 
perdóname sí hoy busco en la arena 
esa luna llena que arañaba el mar 

Si alguna vez fui un ave de paso 
lo olvide para anidar allá en tus brazos 

Si alguna vez fui bello y fui bueno 
fue enredado en tu cuello y en tus senos 
si alguna vez fui sabio en amores 
lo aprendí de tus labios cantores 
si alguna vez ame si alguna día después 
de amar amé fue por tu amor lucia 

Lucia 
Tus recuerdos son cada día más dulces 
el olvido solo se llevo la mitad 
y tu sombra aún se acuesta en mi cama 
con la oscuridad entre mi almohada y mi soledad 

No hay nada más bello que lo que nunca he tenido 
nada más amado que lo que perdí 
perdóname sí hoy busco en la arena 
esa luna llena que arañaba el mar 
si alguna vez ame si algún día después 
de amar amé fue por tu amor Lucia 
Lucia
GOTÁN (JUAN GELMAN)

Esa mujer se parecía a la palabra nunca,
desde la nuca le subía un encanto particular,
una especie de olvido donde guardar los ojos,
esa mujer se me instalaba en el costado izquierdo.

Atención atención yo gritaba atención 
pero ella invadía como el amor, como la noche, 
las últimas señales que hice para el otoño 
se acostaron tranquilas bajo el oleaje de sus 
manos.

Dentro de mí estallaron ruidos secos, 
caían a pedazos la furia, la tristeza,
la señora llovía dulcemente 
sobre mis huesos parados en la soledad.

Cuando se fue yo tiritaba como un condenado, 
con un cuchillo brusco me maté, 
voy a pasar toda la muerte tendido con su nombre, 
él moverá mi boca por la última vez.
TONADA DEL VIEJO AMOR 
(JAIME DÁVALOS-EDUARDO FALÚ)
VERSIÓN EDUARDO FALÚ CON MERCEDES SOSA

Y nunca te'i de olvidar 

en la arena me escribías 

y el viento lo fue borrando 

y estoy más solo mirando el mar 



Qué lindo cuando una vez 

bajo el sol del mediodía 

se abrió tu boca en un beso 

como un damasco lleno de miel 



Herida la de tu boca 

que lástima sin dolor 

no tengo miedo al invierno 

con tu recuerdo lleno de sol 



Quisiera volverte a ver 

sonreír frente a la espuma 

tu pelo suelto en el viento 

como un torrente de trigo y luz 


Yo sé que no vuelve más 
el verano en que me amabas 
que es ancho y negro el olvido 
que entra el otoño en el corazón

ME DEDIQUÉ A PERDERTE (ALEJANDRO FERNÁNDEZ)
CON AMAIA MONTERO

Porque no te besé en el alma 

cuando aún podía 

porque no te abrazé la vida 

cuando la tenía 

Y yo que no me daba cuenta 

cuánto te dolía 

y yo que no sabía 

el daño que me hacía 

Como es que nunca me fijé 

que ya no sonreías 

y que antes de apagar la luz 

ya nada me decías 

Que aquel amor se te escapó 

que había llegado el día 

que ya no me sentías 

que ya ni te dolía 

Me dediqué a perderte 

y me ausenté en momentos 

que se han ido para siempre 

Me dediqué a no verte 

y me encerré en mi mundo 

y no pudiste detenerme 

Y me alejé mil veces 

y cuando regrese 

te había perdido para siempre 

y quise detenerte 

Entonces descubrí 

que ya mirabas diferente 

me dediqué a perderte 

me dediqué a perderte 

Porque no te llené de mí 

cuando aún había tiempo 

porque no pude comprender 

lo que a esta hora entiendo 
Que fuíste todo para mí 
y que yo estaba ciego 
te dejé para luego 
este maldito juego 
Me dediqué a perderte 
y me ausenté en momentos 
que se han ido para siempre 
Me dediqué a no verte 
y me encerré en mi mundo 
y no pudiste detenerme 
Y me alejé mil veces 
y cuando regresé 
te había perdido para siempre 
y quise detenerte 
Entonces descubrí 
que ya mirabas diferente 
me dediqué a perderte 
me dediqué a perderte


UNA FLOR MUSTIA  (JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO)

Ayer vino para decirle
que él siempre rompe lo que ama
que si toca una flor la mustia
que es peor que una cuchillada
que se ve que regresa y huye
como un galope de caballo
como un ruido de tempestad
como un olor de zorro en fuga.
Ayer vino para decirle
que sentía frío en el pecho
y que ya nunca volvería.
Ella no estaba y le dejó
una flor mustia ante la puerta.
 
NO HAY NADA MÁS DIFÍCIL (MARCO ANTONIO SOLÍS)
Te extraño más que nunca 
Y no sé qué hacer 
Despierto y te recuerdo al amanecer 
Espero otro día por vivir sin ti 
El espejo no miente te veo tan diferente 
Me haces falta tú 

La gente pasa y pasa 
Siempre tan igual 
El ritmo de la vida me parece mal 
Era tan diferente cuando estabas tú 
Si que era diferente cuando estabas tú...... 

Chorus 2x 

No hay nada mas difícil que vivir sin ti 
Sufriendo en la espera de verte llegar, 
El frió de mi cuerpo pregunta por ti 
Y no sé dónde estás, 
Si no te hubieras ido sería tan feliz 

La gente pasa y pasa 
Siempre tan igual 
El ritmo de la vida me parece mal 
Era tan diferente cuando estabas tú 
Si que era diferente cuando estabas tú...... 

Chorus 2 X 

No hay nada más difícil que vivir sin ti 
Sufriendo en la espera de verte llegar, 
El frió de mi cuerpo pregunta por ti 
Y no se dónde estas, 
Si no te hubieras ido sería tan feliz
FUÍSTE MÍA UN VERANO (LEONARDO FAVIO)
HOY LA VI, FUE CASUALIDAD 
YO ESTABA EN EL BAR, ME MIRÓ AL PASAR 
YO LE SONREI Y LE QUISE HABLAR 
ME PIDIÓ QUE NO, QUE OTRA VEZ SERÁ 
QUE OTRA VEZ SERÁ, QUE OTRA VEZ SERÁ 
TIERNO AMANECER, SÉ QUE NUNCA MÁS 

COMO OLVIDAR TU PELO, COMO OLVIDAR TU AROMA, 
SI AUN NAVEGA EN MIS LABIOS, EL SABOR DE TU BOCA 
CADA PIBA QUE PASE CON UN LIBRO EN LA MANO 
ME TRAERÁ TU NOMBRE COMO EN AQUEL VERANO. 

FUISTE MÍA UN VERANO SOLAMENTE UN VERANO 
YO NO OLVIDO LA PLAYA NI AQUEL VIEJO CAFÉ 
NI AQUEL PÁJARO HERIDO QUE ENTIBIASTE EN TUS MANOS 
NI TU VOZ NI TUS PASOS SE ALEJARAN DE MÍ 

QUE OTRA VEZ SERÁ, QUE OTRA VEZ SERÁ 
TIERNO AMANECER, SÉ QUE NUNCA MÁS

Él era débil y yo era fuerte,

Después él dejó que yo le hiciera pasar

Y entonces yo era débil y él era fuerte,

Y dejé que él me guiara a casa.



No era lejos, la puerta estaba cerca,

Tampoco estaba oscuro, él avanzaba a mi lado,

No había ruido, él no dijo nada,

Y eso era lo que yo más deseaba saber.



El día irrumpió, tuvimos que separarnos,

Ahora ninguno de los dos era más fuerte,

Él luchó, yo también luché,

¡Pero no luchamos a pesar de todo!



EMILY DICKINSON
AMORES ETERNOS (JOAQUÍN SABINA)

Desnuda se sentía igual que un pez en el agua, 
vestirla era peor que amortajarla; 
inocente y perversa como un mundo sin dioses, 
alegre y repartida como el pan de los pobres. 

No quise retenerla, ¿de qué hubiera servido 
deshacer las maletas del olvido? 
Pero no sé qué diera por tenerla ahora mismo 
mirando por encima de mi hombro lo que escribo. 
Le di mis noches y mi pan, mi angustia, mi risa, 
a cambio de sus besos y su prisa; 
con ella descubrí que hay amores eternos 
que duran lo que dura un corto invierno. 

Conservo un beso de carmín que sus labios dejaron 
impreso en el espejo del lavabo, 
una foto amarilla, un corazón oxidado, 
y esta sed del que añora la fuente del pecado. 

Antes que la carcoma de la vida cotidiana 
acabara durmiendo en nuestra cama, 
pagana y arbitraria como un lunes sin clase 
se fue de madrugada, no quiso ser de nadie. 

Le di mis noches y mi pan, mi angustia, mi risa, 
a cambio de sus besos y su prisa; 
con ella descubrí que hay amores eternos 
que duran lo que dura un corto invierno. 
A ESE PÁJARO DORADO (JOAN MANUEL SERRAT)
A ese amor... 
A ese pájaro dorado 
que alza vuelo y parte el cielo en dos 
rondando el sol y el pecado. 

A ese amor 
caprichoso y libertario 
sin silencios que le hagan callar 
ni jaulas para enjaularlo. 

Qué pena, 
que no le siente bien la ropa de diario 
a su carita lavada. 
Ese amor 
vaya si es flor delicada. 

A ese amor 
manojo de pequeñeces 
que florece en plenilunio 
y se mustia en las estrecheces. 

A ese amor 
que arde mal en el brasero, 
que se anega en una lágrima 
y cunde poco en el puchero. 

Qué pena, 
que no le siente bien la ropa de diario 
a su carita lavada. 
Ese amor 
vaya si es flor delicada.
EN UN RINCÓN DEL ALMA (ALBERTO CORTEZ)
En un rincón del alma 
donde tengo la pena 
que me dejo tu adiós, 
en un rincón del alma 
se aburre aquél poema 
que nuestro amor creo. 
en un rincón del alma 
me falta tu presencia 
que el tiempo me robó, 
tu cara, tus cabellos 
que tantas noches nuestras 
mi mano acaricio. 
En un rincón del alma 
me duelen los "te quiero" 
que tu pasión me dio, 
seremos muy felices 
no te dejaré nunca... 
siempre serás mi amor. 
En un rincón del alma 
también guardo el fracaso 
que el tiempo me brindo, 
lo condeno en silencio 
a buscar un consuelo 
para mi corazón. 
Me parece mentira, 
después de haber querido 
como he querido yo, 
me parece mentira 
encontrarme tan solo 
como me encuentro hoy, 
de que sirve la vida 
si a un poco de alegría, 
le sigue un gran dolor... 
me parece mentira 
que tampoco esta noche 
escucharé tu voz. 
En un rincón del alma 
donde tengo la pena 
que me dejo tu adiós, 
en un rincón del alma 
se aburre aquél poema 
que nuestro amor creó. 
Con las cosas más bellas 
guardaré tu recuerdo 
que el tiempo no logró, 
sacarlo de mi alma, 
lo guardaré hasta el día 
en que me vaya yo.


LA MARGARITA DIJO NO (ALEJANDRO SANZ)
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
bellos e inmóviles los dos 
se prometieron no crecer. 
No sé por qué, me convenció. 
Hace tanto de aquello. 
Bajó la Luna y le habló: 
para volver, la condición 
es que hay que transformarse en ola 
y no dejar tu orilla sola, 
ni siquiera un momento. 
Pero les pudo la ambición: 
él quiso acariciar la Luna; 
ella, ser rosa y amapola. 
Y esperando visita, 
deshojé margaritas. 
Pasaron los años y ella se marchitó 
deshojando fantasías 
El niño se hizo mayor. 
No han vuelto a verle en la vida 
La margarita dijo no. 
La margarita dijo no. 
Pasaron los años y ella se marchitó 
deshojando fantasías 
El niño se hizo mayor. 
No han vuelto a verse en la vida 
La margarita dijo no. 
La margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Si bajas, Luna, escúchame, escucha tú esta vez: 
Para volver, la condición 
es que aprendamos a crecer, 
sin que caduque la pasión, 
aunque no me arrepiento. 
Sin que nos gane la ambición. 
Yo quise acariciar la Luna 
y ella ser rosa y amapola. 
Y, esperando visita, otra vez, 
Deshojó margaritas. 
Pasaron los años y ella se marchitó 
deshojando fantasías 
El niño se hizo mayor. 
No han vuelto a verse en la vida 
La margarita dijo no. 
La margarita dijo no. 
Pasaron los años y ella se marchitó 
deshojando fantasías 
El niño se hizo mayor. 
No han vuelto a verse en la vida 
La margarita dijo no. 
La margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no. 
Qué extraño es esto del amor, 
¿por qué preguntan a una flor? 
Bajo la lluvia y bajo el Sol, 
la margarita dijo no
AMORES IMPOSIBLES (ISMAEL SERRANO)
Cuando caiga la tarde, lo verás salir 
arrastrando de casa el calor del hogar. 
Cortará alguna flor, besará a su mujer, 
perseguirá la estela de un cometa fugaz. 
Y en la calle lo verás abrir la flor de su secreto. 
Y empezará a soñar. 
Quizá vaya al billar a mirar hombres y posturitas. 
Quizá invente una cita 
con un Adonis para él. 

Ningún hombre lo amó. 
A nadie reveló su pasión y los juegos, 
el deseo clandestino. 
No hubo cartas de amor, 
no hubo día del orgullo. 
No le devolverán los veranos perdidos. 
Y Cernuda lo ve suspirar, triste, desde el Parnaso. 
San Sebastián asaetado reza por tus pecados, 
llora por ti, no olvida 
al que sufre en silencio 
a su oveja perdida. 

CORO: 
Miran al cielo y piden un deseo: 
contigo la noche más bella. 
Amores imposibles 
que escriben en canciones 
el trazo de una estrella. 
Cartas que nunca se envían. 
Botellas que brillan 
en el mar del olvido. 
Nunca dejes de buscarme 
la excusa más cobarde 
es culpar al destino, 
es culpar al destino. 

Cuando salga de clase, lo volverá a encontrar 
en el lado salvaje, tras el humo del hash. 
Él, dulce calavera. Él, corsario de barrio. 
Ella, dulce muñeca. Ella, seria y formal. 
Él no escucha el rumor de sus alas si pasa a su lado. 
Pobre Blancanieves, 
nuestro príncipe prefiere a la madrastra, 
a la mala del cuento. 

Él será la manzana 
donde duerme el veneno. 
Ella soñará un verso que él nunca escuchará. 
Él no trepará sus trenzas una noche de invierno. 
Ella soñará un viaje y no habrá despedidas. 
Ni canciones de amor, ni Capuleto y Montesco. 
Crecerán y en la espuma del tiempo 
se deshacen sus sueños. 
No quedará ni un recuerdo, 
ni en la noche un lamento. 
Quizá una leve herida 
que lavará el olvido 
o el agua de la clepsidra 2. 

Miran al cielo y piden un deseo: 
contigo la noche más bella. 
Amores imposibles 
que escriben en canciones 
el trazo de una estrella. 
Cartas que nunca se envían. 
Botellas que brillan 
en el mar del olvido. 
Nunca dejes de buscarme 
la excusa más cobarde 
es culpar al destino, 
es culpar al destino. 

Caminando hacia el sur, tomando la autopista, 
han abierto un garito, muy cerquita del pueblo, 
donde huríes 3 desnudas venidas de cien mundos 
celebran cada noche catorce de febrero. 
Y en la aldea un hombre suspira si el neón se ilumina. 
No tuvo Eva este Adán, 
no hubo asiento de atrás, 
ni caricias, ni cartas perfumadas, 
no hubo cita en el parque. 
No hubo chicas de Plan 4. 
Cuando caiga la noche lo verás entrar 
como cada domingo aseado y puntual. 
La encontrará en la barra, como a un delfín varado 
que ha perdido su estrella, que un día expulsó el mar. 
Ella escucha y él, enamorado, desnuda sus miedos. 
Entre el ruido, benjamines de champán 
y otros delfines cobrando su rescate 
a náufragos perdidos 
sueña raptar a su amante. 

Miran al cielo y piden un deseo: 
contigo la noche más bella. 
Amores imposibles 
que escriben en canciones 
el trazo de una estrella. 
Cartas que nunca se envían. 
Botellas que brillan 
en el mar del olvido. 
Nunca dejes de buscarme 
la excusa más cobarde 
es culpar al destino, 
es culpar al destino.
CON LA FRENTE MARCHITA (JOAQUÍN SABINA)
JOAQUIN SABINA CON JOAN MANUEL SERRAT
Sentados en corro merendábamos besos y porros
Y las horas pasaban deprisa entre el humo y la risa.
Te morías por volver con la frente marchita cantaba gardel
Y entre citas de Borges, evita bailaba con freud.
Ya llovió desde aquel chaparrón hasta hoy.

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
Carricoches de miga de pan, soldaditos de lata.
Con agüita del mar andaluz quise yo enamorarte,
Pero tú no querías más amor que el del río de la plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta.
Luego, el sol fue secando la ropa de la vieja europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca, jamás, sucedió.

mándame una postal de san telmo, adiós, ¡cuídate!-
Y sonó entre tú y yo el silbato del tren...

Iba cada domingo a tu puesto del rastro a comprarte
Monigotes de miga de pan, caballitos de lata
Con agüita del mar andaluz quise yo enamorarte,
Pero tú no querías otro amor que el del río de la plata.

Aquellas banderas de la patria de la primavera,
A decirme que existe el olvido, esta noche han venido.
Te sentaba tan bien, esa boina calada al estilo del che.
Buenos aires es como contabas, hoy fui a pasear,
Y al llegar a la plaza de mayo me dio por llorar
Y me puse a gritar: ¿dónde estás?

Y no volví más a tu puesto del rastro a comprarte
Corazones de miga de pan, sombreritos de lata.
Y ya nadie me escribe diciendo:
no consigo olvidarte, ojalá que estuvieras conmigo en el río de la plata


ROMANCE DE CURRO EL PALMO (JOAN MANUEL SERRAT)
La vida y la muerte 
bordada en la boca 
tenía Merceditas 
la del guardarropa. 
La del guardarropa 
del tablao de "El Lacio", 
un gitano falso, 
ex-bufón de palacio. 
Alcahuete noble, 
que -al oir los tiros-, 
recogió sus capas 
y se pegó el piro (1). 
Se acabó el jaleo, 
y el racionamiento 
le llenó el bolsillo, 
y montó este invento, 
en donde "El Palmo" 
lloró cantando... 

Ay, mi amor, 
sin tí no entiendo el despertar. 
Ay, mi amor, 
sin tí mi cama es ancha. 
Ay, mi amor 
que me desvela la verdad... 
Entre tú y yo, la soledad 
y un manojillo de escarcha. 

Mil veces le pide 
- y mil veces que "nones" - 
de compartir sueños 
cama y macarrones. 
Le dice, burlona: 
" Carita gitana, 
¿Cómo hacer buen vino 
de una cepa enana?" 

Y Curro se muerde 
los labios y calla, 
pues no hizo la mili 
por no dar la talla. 
Y quien calla, otorga, 
como dice el dicho... 
Y Curro se muere 
por ese mal bicho. 
Ay! Quien fuese abrigo, 
para andar contigo. 

Ay, mi amor, 
sin tí no entiendo el despertar... (etc) 

Buscando el olvido 
se dio a la bebida, 
al mus, las quinielas... 
Y en horas perdidas 
se leyó enterito 
a Don Marcial Lafuente (2) 
por no ir tras su paso 
como un penitente. 

Y una noche, mientras 
palmeaba "farrucas", 
se escapó Mercedes 
con un "cura-pupas" (3) 
de clínica propia 
y Rolls de contrabando. 
Y, entre palma y palma, 
Curro fue palmando (4) 
entre cantares 
por soleares. 

Ay, mi amor, 
sin tí no entiendo el despertar... (etc) 

Quizás fue la pena 
o la falta de hierro. 
El caso es que un día 
nos tocó ir de entierro. 
Pésames y flores, 
y dos lagrimitas 
que soltó la Patro 
al cerrar la cajita... 

A mano derecha, 
según se va al cielo, 
veréis un tablao 
que montó Frascuelo, 
donde,por las noches, 
pa las buenas almas, 
el Currito "El Palmo" 
sigue dando palmas. 
Canta sus males 
por "celestiales": 

Ay, amor, 
sin tí no entiendo el despertar..

SEGUIR VIVIENDO SIN TU AMOR (LUIS ALBERTO SPINETTA)
Si a tu corazón yo llego igual, 
todo siempre se podrá elegir. 
No me escribas la pared, 
solo quiero estar entre tu piel. 
Y si acaso no brillara el sol, 
y quedara yo atrapado aquí, 
no vería la razón
 en seguir viviendo sin tu amor... 
y hoy que, enloquecido vuelvo
 buscando tu querer, 
no queda mas que viento...
no queda mas que viento. 
Y si acaso no brillara el sol, 
y quedara yo atrapado aquí, 
no vería la razón
 de seguir viviendo sin tu amor...ah... 
Oh! y hoy que, enloquecido, vuelvo! 
buscando tu querer, 
no queda mas que viento, no!, 
no queda mas que viento. 
Y si acaso no brillara el sol
 y quedara yo atrapado aquí, 
no vería la razón 
de seguir viviendo sin tu amor. 
ROMEO Y JULIETA - EUGENE DELACROIX
LOS AMANTES: ANTONIO Y CLEOPATRA - EUGENIO SALVADOR DALI

PINTURA DE MICHAEL HIEP