Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.12.13

EVITA



EVA PERÓN EN UNA VISITA A LA EMPRESA DE CALZADOS GRIMOLDI  A PRINCIPIOS DE LOS AÑOS 50

EVA (MARIA ELENA WALSH)
Calle Florida, túnel de flores podridas.

Y el pobrerío se quedó sin madre

llorando entre faroles sin crespones.

Llorando en cueros, para siempre, solos.



Sombríos machos de corbata negra

sufrían rencorosos por decreto

y el órgano por Radio del Estado

hizo durar a Dios un mes o dos.



Buenos Aires de niebla y de silencio.
El Barrio Norte tras las celosías
encargaba a París rayos de sol.
La cola interminable para verla
y los que maldecían por si acaso
no vayan esos cabecitas negras
a bienaventurar a una cualquiera.

Flores podridas para Cleopatra.
Y los grasitas con el corazón rajado,
rajado en serio. Huérfanos. Silencio.
Calles de invierno donde nadie pregona
El Líder, Democracia, La Razón.
Y Antonio Tormo calla "amémonos".

Un vendaval de luto obligatorio.
Escarapelas con coágulos negros.
El siglo nunca vio muerte más muerte.
Pobrecitos rubíes, esmeraldas,
visones ofrendados por el pueblo,
sandalias de oro, sedas virreinales,
vacías, arrumbadas en la noche.
Y el odio entre paréntesis, rumiando
venganza en sótanos y con picana.

Y el amor y el dolor que eran de veras
gimiendo en el cordón de la vereda.
Lágrimas enjuagadas con harapos,
Madrecita de los Desamparados.
Silencio, que hasta el tango se murió.
Orden de arriba y lagrimas de abajo.
En plena juventud. No somos nada.
No somos nada más que un gran castigo.
Se pintó la República de negro
mientras te maquillaban y enlodaban.
En los altares populares, santa.
Hiena de hielo para los gorilas
pero eso sí, solísima en la muerte.
Y el pueblo que lloraba para siempre
sin prever tu atroz peregrinaje.
Con mis ojos la vi, no me vendieron
esta leyenda, ni me la robaron.

Días de julio del 52
¿Qué importa donde estaba yo?

II
No descanses en paz, alza los brazos
no para el día del renunciamiento
sino para juntarte a las mujeres
con tu bandera redentora
lavada en pólvora, resucitando.

No sé quién fuiste, pero te jugaste.
Torciste el Riachuelo a Plaza de Mayo,
metiste a las mujeres en la historia
de prepo, arrebatando los micrófonos,
repartiendo venganzas y limosnas.
Bruta como un diamante en un chiquero
¿Quién va a tirarte la última piedra?

Quizás un día nos juntemos
para invocar tu insólito coraje.
Todas, las contreras, las idólatras,
las madres incesantes, las rameras,
las que te amaron, las que te maldijeron,
las que obedientes tiran hijos
a la basura de la guerra, todas
las que ahora en el mundo fraternizan
sublevándose contra la aniquilación.

Cuando los buitres te dejen tranquila
y huyas de las estampas y el ultraje
empezaremos a saber quién fuiste.
Con látigo y sumisa, pasiva y compasiva,
única reina que tuvimos, loca
que arrebató el poder a los soldados.

Cuando juntas las reas y las monjas
y las violadas en los teleteatros
y las que callan pero no consienten
arrebatemos la liberación
para no naufragar en espejitos
ni bañarnos para los ejecutivos.
Cuando hagamos escándalo y justicia
el tiempo habrá pasado en limpio
tu prepotencia y tu martirio, hermana.

Tener agallas, como vos tuviste,
fanática, leal, desenfrenada
en el candor de la beneficencia
pero la única que se dio el lujo
de coronarse por los sumergidos.
Agallas para hacer de nuevo el mundo.
Tener agallas para gritar basta
aunque nos amordacen con cañones.


ELLA ES DE OCTUBRE (TERESA PARODI)

Ella es de octubre 
Como de la aurora 
Pequeña y frágil 
Como una paloma 
Ella es de todos 
Los que aún la nombran 
Ella es de octubre 
Cenicienta y novia 
De los obreros 
Que aman su memoria 
Abanderada del amor 
Antorcha 

Ella es de octubre 
Como no habrá otra 
Fuego y ceniza 
Pálida amapola 
Ella no ha muerto 
Sigue en pie su gloria 
Velan su sueño 
De menuda alondra 
Las viejecitas 
Que el dolor encorva 
Los niños tristes 
Que el amor ignoran 

Ella es de octubre 
Como no habrá otra 
Siempre de octubre 
Como de la aurora 
Vuelve a las plazas 
Cuando se la nombra 
Su sombra pasa 
Todos ven su sombra 
Ella es de octubre 
Como no habrá otra 
Ella no ha muerto 
Sigue en pie su gloria


QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA
 (LITO NEBBIA INTERPRETADA POR SILVINA GARRE-JUAN C. BAGLIETTO)

Cuando no recordamos lo que nos pasa, 
nos puede suceder la misma cosa. 

Son esas mismas cosas que nos marginan, 
nos matan la memoria, nos queman las ideas, 
nos quitan las palabras 

Si la historia la escriben los que ganan, 
eso quiere decir que hay otra historia: 
la verdadera historia, 
quien quiera oír que oiga. 

Nos queman las palabras, nos silencian, 
y la voz de la gente se oirá siempre. 
Inútil es matar, 
la muerte prueba 
que la vida existe... 

Cuando no recordamos lo que nos pasa, 
nos puede suceder la misma cosa. 

Si la historia la escriben los que ganan, 
eso quiere decir que hay otra historia: 
la verdadera historia, 
quien quiera oír que oiga. 

Nos queman las palabras, nos silencian, 
y la voz de la gente se oirá siempre. 
Inútil es matar, 
la muerte prueba 
que la vida existe...



NO LLORES POR MI ARGENTINA (PALOMA SAN BASILIO)


IMÁGENES DEL FILM EVA PERON, LA VERDADERA HISTORIA



NO LLORES POR MI ARGENTINA (MADONNA)
versión español


NO LLORES POR MI ARGENTINA (NACHA GUEVARA)

IMÁGENES DEL MUSICAL EVA PERON INTERPRETADO POR NACHA GUEVARA
DONT CRY FOR ME ARGENTINA (MADONNA)

It will be difficult to understand 
That despite being here today 
I am the people I will never forget 
You must believe me, my luxuries are only a disguise 
A bourgeois game, nothing more 
The rules of ceremonial 


I had to accept I had to change 
And stop living in the gray 
Always behind the window, without the sun 
I looked to be free, but never stop dreaming 
And only I can get the faith that want to share 


Do not cry for me Argentina 
My soul is with you 
My whole life I dedicate you 
But not far, I need you 


Powers never my ambition 
Lies told about me 
My place is yours, for you fought 
I just want to feel close, to attempt 
Open my window and know 
I never going to forget 


Do not cry for me Argentina ... 


Do not cry for me Argentina 
My soul is with you 
My whole life I dedicate you 
But not far, I need you 


What more can I say 
To convince you of my truth 
If you still want to doubt, look at my eyes behold 
I cry for love 

Do not cry for me Argentina ...
Será difícil de comprender 
Que a pesar de estar hoy aquí 
Soy del pueblo, jamás lo podré olvidar 
Debéis creerme 
Mis lujos son solamente un disfraz 
Un juego burgués, nada más 
Las reglas del ceremonial 



Tenía que aceptar, debí cambiar 
Y dejar de vivir en lo gris 
Siempre tras la ventana sin lugar bajo el sol 
Busqué ser libre pero jamás dejaré de soñar 
Y sólo podré conseguir la fe que queráis compartir 



No llores por mí, Argentina 
Mi alma está contigo 
Mi vida entera te la dedico 
Mas no te alejes, te necesito 


Jamás podréis ambicionar 
Mentiras dijeron de mí 
Mi lugar vuestro es, por vosotros luché 
Yo sólo quiero sentiros muy cerca 
Poder intentar abrir mi ventana 
Y saber que nunca me vais a olvidar 




No llores por mí, Argentina 



No llores por mí, Argentina 
Mi alma está contigo 
Mi vida entera te la dedico 
Mas no te alejes, te necesito 



¿Qué más podré decir 
Para convenceros de mi verdad? 
Si aún queréis dudar mirad mis ojos 
Ved como lloran de amor 




No llores por mí, Argentina 

 IMÁGENES DEL FILM EVA PERÓN INTERPRETADO POR MADONNA

VERSOS DE UN PAYADOR A LA SEÑORA EVA PERÓN (HOMERO MANZI - HUGO DEL CARRIL)
Con aire de payador entro a su casa, señora,
con la guitarra canora templada por el fervor.
Cada clavija, una flor, y cada cuerda cantora,
una pulsación sonora que resalta con amor
para vibrar en su honor, mi dignísima señora.

No se acostumbra actualmente este estilo de canción,
se fue con la tradición del payador elocuente.
Pero siento, de repente, que en esta noble ocasión
debo hacer una excepción para cantar gentilmente
mis décimas oferentes que dedico a Eva Perón.

Mas debo, con su licencia, o más bien con su perdón,
reanudar la improvisación y borrar mi inexperiencia.
Cegado por la impaciencia cometí la incorrección
de hacer la salutación olvidando, en mi imprudencia,
de festejar en su ausencia al General Juan Perón.

Él es el verbo mayor y usted la mayor templanza.
Él es la punta de lanza y usted la punta de amor.
Él es un grito de honor que hasta el deber nos alcanza,
y usted la mano que amansa cuando castiga el dolor.
Él es el gran sembrador y usted la gran esperanza.

Él es el gran constructor de la patria liberada
y usted, la descamisada que se juega con valor.
Los dos uncidos de amor son vanguardia en la cruzada,
las masas, emocionadas al brillo de este fervor,
han jurado con honor morir en esta patriada.

En estilo payador canté en su casa, señora,
con la guitarra sonora templada para su honor.
Perdóneme si al favor de su mano acogedora,
mi pobre musa cantora no supo cantar mejor
al restallar con amor en esta casa, señora.



ESA MUJER -RADIOTEATRO SOBRE EL CUENTO DE RODOLFO WALSH