Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

13.12.13

SOLEDAD




Esta soledad (RUMI)

Esta solitud es mas valiosa que miles de vidas.
Esta libertad es mas valiosa que todas las tierras del mundo.
Ser uno con la verdad por solo un momento,
Es mas valioso que el mundo y la vida misma.
A MIS SOLEDADES VOY (LOPE DE VEGA)

A mis soledades voy,
De mis soledades vengo,
Porque para andar conmigo
Me bastan mis pensamientos.
¡No sé qué tiene la aldea
Donde vivo y donde muero,
Que con venir de mi mismo
No puedo venir más lejos!
Ni estoy bien ni mal conmigo;
Mas dice mi entendimiento
Que un hombre que todo es alma
Está cautivo en su cuerpo.
Entiendo lo que me basta,
Y solamente no entiendo
Cómo se sufre a sí mismo
Un ignorante soberbio.
De cuantas cosas me cansan,
Fácilmente me defiendo;
Pero no puedo guardarme
De los peligros de un necio.
El dirá que yo lo soy,
Pero con falso argumento
Que humildad y necedad
No caben en un sujeto.
La diferencia conozco,
Porque en él y en mí contemplo,
Su locura en su arrogancia,
Mi humildad en su desprecio.
O sabe naturaleza
Más que supo en otro tiempo,
O tantos que nacen sabios
Es porque lo dicen ellos.
Sólo sé que no sé nada,
Dijo un filósofo, haciendo
La cuenta con su humildad,
Adónde lo más es menos.
No me precio de entendido,
De desdichado me precio;
Que los que no son dichosos,
¿Cómo pueden ser discretos?
No puede durar el mundo,
Porque dicen, y lo creo,
Que suena a vidrio quebrado
y que ha de romperse presto
Señales son del juicio
Ver que todos le perdemos
Unos por cartas de más,
otros por cartas de menos.

LA SOLEDAD (ALBERTO CORTEZ)


La soledad es algo así 
como buscar y no tener 
con quién estar. 
La soledad es algo así 
como querer y no saber 
por qué llorar. 
Es un amante en el andén 
que mueve el brazo tras el tren 
como intentando dibujar 
su soledad. 
Es ver la lluvia descender 
sobre la calle y no tener 
ninguna historia que contar 
ni que olvidar. 
Es como andar sin conocer 
algún lugar donde dejar 
a que descanse alguna vez 
la soledad. 

Mi soledad tiene el color 
oscuro y triste del amor 
que no duró. 
Un vano intento de vivir 
una sonrisa que una mueca 
me dejó. 
Soy ese amante del andén 
que muevo el brazo tras el tren 
como intentando dibujar 
mi soledad. 
Bajo la lluvia tengo sed 
de ir a buscarte más allá 
para que puedas conocer 
mi soledad. 
Y sigo andando sin tener 
ningún lugar donde dejar 
las hojas secas de mi fe... 
mi soledad.


PALABRAS A MI MISMO (HUGH PRATHER)
Fragmento


Toda relación es pasajera.
Por eso trato de que cada contacto
sea lo más fructífero.
Necesito intimar rápidamente
con aquellos que conozco,
pues la experiencia me enseña
que no estaremos juntos mucho tiempo.
VIDALA DE LA SOLEDAD (ANA D'ANNA)
MERCEDES SOSA
Me toca el hombro tu ausencia
Y el tul de tu adios
Una vidala imposible
Murmura por vos.

De parte tuya la luna
No me ilumino,
Como suele despedirse
Sin llanto y sin voz.

Ay soledad
Deshilada en mi pena,
Canta por el que no esta.
Se oye un ladrido muy lejos de aqui
Y alguien que llora por mi.

Que la tierra me haga un hueco
Y me acune el dolor
Y que me llene la boca
De un canto mayor

Por un viejo que lloraba
Sin querer llore,
Era yo mismo y el alba
Lo dijo despues

Nadie podrá saber cuánto
Te amo y te amé;
Nunca un secreto tan hondo
Se llega a saber.

NO TIENE IMPORTANCIA (PEDRO MIGUEL OBLIGADO)

Esta pena mía
no tiene importancia
Sólo es la tristeza de una melodía
y el íntimo ensueño de una fragancia
"Que todo se muere,
que la vida es triste
que no vendrás nunca por más que te espere,
pues ya no me quieres como me quisiste".
No tiene importancia...
Yo soy razonable;
no puedo pedirte ni amor ni constancia;
¡si es mía la culpa de no ser variable!
¿Qué valen mis quejas
si no las escuchas?
¿Y qué mis caricias, desde que las dejas
quizá despreciadas porque fueron muchas?
¡Si esta pena mía
no es más que el ensueño de alguna fragancia,
no es más que la sombra de alguna melodía!
Ya vez...¡que no tiene ninguna importancia...!

NUESTRO DESIERTO (SERGIO DENIS)



Solo sabe Dios que difícil es,
regresar a casa y estar solo.
Sin nada que esperar, sin nadie a quien contar,
las cosas que nos pasan cada día.
Por no aceptarnos un error,
por no atrevernos al amor.
Y vivir resignándose a la soledad,
sin poder olvidarnos del ayer.
Y sentir que la vida se nos va, se nos va,
en seguir este camino y no volver.
Sabemos los dos que puede bastar,
un gesto, una mirada, una palabra.
Hablar una vez mas, pensar una vez mas,



que no tiene sentido esta distancia.
Por no aceptarnos un error,
por no atrevernos al amor.
Y vivir resignándose a la soledad,
sin poder olvidarnos del ayer.
Y sentir que la vida se nos va, se nos va,
en seguir este camino y no volver.



SONETO (MIGUEL HERNÁNDEZ)

Dos soledades son de mi recreo:
una la guardo y otra la vigilas;
en una piso altos y oigo esquilas,
en otra bebo amor y gloria veo.

Por aquélla me lleva el pastoreo,
y por ésta me traes y me destilas
miel en la soledad de tus pupilas
en las que me acompaño y me deseo.

Doble es la soledad con que me asiste
Dios en la inacabable serraní,
lengua una toda, la otra toda muda.

Cuando ésta jubilosa, aquella triste,
y si cuando ésta luz , aquella umbría,
cuando aquella casada, ésta viuda.

EL HOMBRE DEL PIANO (BILLY JOEL POR ANA BELÉN)


Esta es la historia de un sábado 
de no importa que mes 
Y de un hombre sentado al piano 
de no importa que viejo café. 

Toma el vaso y le tiemblan las manos 
apestando entre humo y sudor 
y se agarra a su tabla de náufrago 
volviendo a su eterna canción 

Toca otra vez viejo perdedor 
haces que me sienta bien 
es tan triste la noche que tu canción 
sabe a derrota y a miel 

Cada vez que el espejo de la pared 
le devuelve más joven la piel 
se le encienden los ojos y su niñez 
viene a tocar junto a él 
Pero siempre hay borrachos con babas 
que le recuerdan quién fue 
el más joven maestro al piano 
vencido por una mujer 

Ella siempre temió echar raíces 
que pudieran sus alas cortar 
y en la jaula metida, la vida se le iba 
y quiso sus fuerzas probar 
No lamenta que dé malos pasos 
aunque nunca desea su mal 
Pero a ratos con furia golpea el piano 
y hay algunos que le han visto llorar 

Toca otra vez viejo perdedor 
haces que me sienta bien 
es tan triste la noche que tu canción 
sabe a derrota y a miel 

El micrófono huele a cerveza 
y el calor se podría cortar 
solitarios oscuros buscando pareja 
apurándose un sábado más 

Hay un hombre aferrado a un piano 
la emoción empapada en alcohol 
y una voz que le dice: "pareces cansado" 
y aún no ha salido ni el Sol 

Toca otra vez viejo perdedor 
haces que me sienta bien 
es tan triste la noche que tu canción 
sabe a derrota y a miel



LOANZA DE LA SOLEDAD (HUMBERTO TEJERA)

Comienzo a amarte, soledad dormida,
que vas llenándome insensiblemente
todo el desierto mundo de mi vida.

Bruma otoñal, tu sombra indiferente
invade mi recóndita morada
y en ella va fundiéndose mi frente.

Ni el sueño de la vida ya pasada,
ni el afán de la dicha prometida,
oh, soledad, ya nadie puede nada.



Contra esta narcótica bebida
en un mal muy amargo diluida,
que me dieron tus manos a beberla.

Tú me echaste en mi vino tu gris perla
de lento olvido, de humilde huraña.
No quiero ya mi soledad perderla.

Sentado so el umbral de mi cabaña
mientras llueve en los campos, mientras llueve,
de sombra y paz mi espíritu se baña.

De paz y calma mi razón se embebe.
Por nadie ahora mi quietud dejara,
por nada mi cansado pie se mueve.

Mi corazón esenio se declara
vacío de las férvidas pasiones.
¡Pon en él tu agua pura, tu agua clara
soledad, pon en él tus bendiciones!
SOLEDADES (JOSÉ LUIS PERALES)



Yo canté a la tierra 
y a los hombres de la mar 
y al amor 
y al viejo que se va. 

Yo canté a mi pueblo 
y al de los demás 
canté a la libertad 
y tú... 

No escuchaste nada de lo que canté 
ni entendiste nada de lo que escribí 
pero como el tiempo me enseñó a olvidar 
cantaré por ti. 

Te contaré que tuve que sufrir 
para vivir cantando mi verdad 
te contaré que algún amanecer 
me sorprendió llorando soledad. 

Dónde estarás amigo que soñé 
quién te dirá los años que perdí 
viendo pasar el tiempo en el reloj 
para robarle al mundo una canción. 

Yo canté al poeta 
canté al pobre labrador 
y al dolor 
canté a la Navidad. 

Yo canté al amigo 
yo canté a la flor 
canté a la luz del sol 
y tú... 

No escuchaste nada de lo que canté 
ni entendiste nada de lo que escribí 
pero como el tiempo me enseñó a olvidar 
cantaré por ti. 

Te contaré que tuve que sufrir 
para vivir cantando mi verdad 
te contaré que algún amanecer 
me sorprendió llorando soledad.



HABLANDO SOLO (LEÓNIDAS LAMBORGHINI)

Como el que va hablando
solo
por la calle
tratando de entenderse
la ciudad es su hospicio.

Como el que está
confesando
su angustia a otro
y ese otro
es él mismo
andando por la calle
la ciudad es su hospicio.

Como el que sin saberlo
va caminando
entre la gente
y le hace extraños gestos
a ese otro
que es él mismo
la ciudad es su hospicio.

Como el que de una esquina
a la otra
camina y habla solo
porque trata de entenderse
con ese otro
que es él mismo
como ese
como ese

la ciudad es su hospicio.

CUANDO YA ME EMPIECE A QUEDAR SOLO (CHARLY GARCIA CON MERCEDES SOSA)

Tendré los ojos muy lejos
y un cigarrillo en la boca,
el pecho dentro de un hueco
y una gata medio loca. 
Un escenario vacío,
un libro muerto de pena,
un dibujo destruído
y la caridad ajena. 
Un televisor inútil
eléctrica compañía,
la radio a todo volumen
y una prisión que no es mía. 
Una vejez sin temores
y una vida reposada,
ventanas muy agitadas
y una cama tan inmóvil. 
Y un montón de diarios apilados
y una flor cuidando mi pasado
y un rumor de voces que me gritan
y un millón de manos que me aplauden
y el fantasma tuyo, sobre todo
cuando ya me empiece a quedar solo.



¡QUÉ SOLO ESTOY, SEÑOR! (LEÓN FELIPE)

¡Qué solo estoy, Señor!
¡Qué solo y qué rendido
de andar a la ventura
buscando mi destino!
En todos los mesones
he dormido,
en mesones de amor
y en mesones malditos,
sin encontrar jamás
mi albergue decisivo
y ahora estoy aquí, solo...
rendido
de andar a la ventura
por todos los caminos.
Ahora estoy aquí, solo,
en este pueblo de Ávila escondido
pesando
que no está aquí mi sitio,
que no está aquí tampoco
mi albergue decisivo.

QUÉ SÓLO ESTOY (CHARLES AZNAVOUR)
Qué solo estoy, sin ella aquí
de pronto solo ante el hastío
no supe ahogar ese vacío
que entre los dos llegó a surgir
Que solo estoy, y es natural
tan fácil no es vivir conmigo
jamás he sido un buen marido
ni nunca fui el ideal

En medio de la habitación
estoy de pie, como un anciano
sin saber qué hacer de mis manos
 llanto a flor de corazón
Qué sólo estoy, me lo busqué
con este genio insoportable
yo soy el único culpable
ahora ya, ¿ qué voy a hacer ?

Recitado

Las mujeres no nos comprenden
Bebía, bueno, si se le llama beber
Por poco que fuese, a ella no le gustaba
Y después… que si mis amigos… sí
no es que fuesen unos amigos finos, finos
pero… los veía… ella no los soportaba

Qué solo estoy, ante mi error
no veo más que gestos suyos
oigo su voz como un murmullo
y el eco cruel de mi dolor
Qué solo estoy, lo merecí
de nada vale que lamente
esos errores evidentes
que a tiempo pude corregir
Tengo defectos, y ¿ quién no ?
cambiar no es fácil a mis años
Nos hemos hecho tanto daño
Y ahora todo se acabó
Qué solo estoy, *** mi temor
no sé si la veré algún día
No espero nada de la vida
sin ella no tiene valor

Tengo defectos, y ¿ quién no ?
cambiar no es fácil a mis años
Qué solo estoy… ¡ sí !

SOLEDAD (RAINER MARIA RILKE)

La soledad es como esas lluvias
que, subiendo del mar, avanzan por la noche.
De las llanuras va, lejanas y perdidas,
al cielo que siempre la contiene.
Y del cielo cae sobre la ciudad.

La soledad llueve en horas indecisas:
cuando, hacia el amanecer, se vuelven nuevas las calles,

cuando los cuerpos agotados de desprecios
se separan, tristes e insaciados,
y los hombres que se odian
deben acostarse en la misma cama:
entonces la soledad deriva al hilo de los ríos...
QUE SE LLAMA SOLEDAD (JOAQUÍN SABINA)
Algunas veces vuelo 
y otras veces 
me arrastro demasiado a ras del suelo, 
algunas madrugadas me desvelo 
y ando como un gato en celo 
patrullando la ciudad 
en busca de una gatita, 
a esa hora maldita 
en que los bares a punto están de cerrar, 
cuando el alma necesita 
un cuerpo que acariciar. 

Algunas veces vivo 
y otras veces 
la vida se me va con lo que escribo; 
algunas veces busco un adjetivo 
inspirado y posesivo 
que te arañe el corazón; 
luego arrojo mi mensaje, 
se lo lleva de equipaje 
una botella..., al mar de tu incomprensión. 

No quiero hacerte chantaje, 
sólo quiero regalarte una canción. 

Y algunas veces suelo recostar 
mi cabeza en el hombro de la luna 
y le hablo de esa amante inoportuna 
que se llama soledad. 

Algunas veces gano 
y otras veces 
pongo un circo y me crecen los enanos; 
algunas veces doy con un gusano 
en la fruta del manzano 
prohibido del padre Adán; 
o duermo y dejo la puerta 
de mi habitación abierta 
por si acaso se te ocurre regresar; 
más raro fue aquel verano 
que no paró de nevar. 

Y algunas veces suelo recostar 
mi cabeza en el hombro de la luna 
y le hablo de esa amante inoportuna 
que se llama soledad. 

SOLEDAD (RAINER MARIA RILKE)

Las manos de ternuras,
y nadie que las vendimie,
¿Habrá que llamar a los ángeles?

¡Ay, nuestro rebosar
ante ellos no es más que indigencia!
Nuestra llamada que brota
no es más que un ruidoso vecino
de la indiferencia.

 LA SOLEDAD  (PABLO MILANÉS CON MERCEDES SOSA)

La soledad 
es un pájaro grande multicolor 
que ya no tiene alas para volar 
y cada nuevo intento da más 
dolor. 

La soledad 
anida en la garganta para esperar 
el grito que se arranca con su 
cantar cuando llega el silencio 
del desamor. 

La soledad 
a veces tiene ganas de acompañar 
el rostro que recuerda mal 
aquel amor que nunca fue para 
soñar. 

La soledad 
inventa la más bella aparición 
remueve los rincones del corazón 
para quedarse sola la soledad... 
con su niñez 
su mocedad 
con su vejez 
para llorar 
para morir 
en soledad...

¿POR QUÉ ARRANCARME A MIS HORAS...? (RAINER MARÍA RILKE)

¿Por qué arrancarme a mis horas
pálidas y azules?
¿Por qué arrastrarme al torbellino
y la confusión destellante?
No quiero ver más vuestra locura.
Quiero, como un niño, enfermo en su cuarto,
solitario, con secreta sonrisa,
construir días suavemente , y suavemente ensueños.
A LA SOMBRA DE UN LEÓN
 (JOAQUÍN SABINA Y ANA BELÉN)
Llegó 
con su espada de madera 
y zapatos de payaso 
a comerse la ciudad 
Compró suerte en Doña Manolita 
y al pasar por la Cibeles 
quiso sacarla a bailar un vals 
como dos enamorados 
y dormirse acurrucados 
a la sombra de un león 
"¿Qué tal? 
estoy sola y sin marido 
gracias por haber venido 
a abrigarme el corazón." 

Ayer 
a la hora de la cena 
descubrieron que faltaba 
el enfermo 16 
Tal vez 
disfrazado de enfermero 
se escapó de Ciempozuelos 
con su capirote de papel. 
A su estatua preferida 
un anillo de pedida 
le robó en El Corte Inglés 
Con él 
en el dedo al día siguiente 
vi a la novia del agente 
que lo vino a detener 
Cayó 
como un pájaro del árbol 
cuando sus labios de mármol 
le obligaron a soltar 
Quedó 
un taxista que pasaba 
mudo al ver cómo empezaba 
la Cibeles a llorar 
y chocó contra el Banco Central.



¿CÓMO DECIRLO? (MIGUEL GUARDIA)

Hay demasiada soledad en todas partes
y se piensa mucho en cementerios,
en sombrías flores amontonadas,
en besos mutilados y en existencias inútiles,
en cadáveres abriéndose bajo tierra.

Yo vine aquí porque quería decir algo amable,
algo lleno de luz, o, por lo menos, de esperanza,
algo fuerte y sonoro.

Pensaba hablar de los campos en primavera,
de los ojos indescifrables de los niños,
o de héroes cayendo entre caballos y clarines.

Me hubiera gustado, ciertamente, hablar de todo eso,
pero la tristeza ha llegado a las palabras;

hay demasiados muertos.

GENTE SOLA (ANA BELÉN)
Hay gente en la cola de todos los cines 
gente que llora, gente que ríe 
gente que sube, que baja de un coche 
gente en el Rastro y en los ascensores 
gente en la guagua, en el Metro 
en la lluvia, en un árbol 
gente en la cuesta desnuda, 
vestida, cantando, 
gente con sombra, con dudas 
gente que añora y que ayuda 
gente que vive a la moda 
que viene y que va...pero que sola está. 

Hay gente que sueña que abraza a otra gente 
gente que reza y luego no entiende 
gente durmiendo en el borde del río 
gente en los parques, gente en los libros, 
gente esperando en los bancos 
de todas las plazas 
gente que muere en el borde 
de cada palabra 
gente que cuenta las horas 
gente que siente que sobra 
gente que busca a otra gente 
en la misma ciudad...pero que sola está. 

Gente en el ruido y el humo 
de todos los bares 
gente que en su corazón 
multiplica los panes 
gente con ramos de flores 
gente borracha de amores 
gente que cava su fosa, que no puede más... 
pero que sola está, que sola está. 
Pero que sola..



SOLEDAD (ROGELIO SINÁN)

Traje a ti
mi soledad
para que
le dieras alma.
Pero la dejaste sola
en el camino;
qué sola
dejaste mi soledad!...

(¡Pensar que la traje a ti
para que le dieras alma!)

POR SER UN SOLO (JOSÉ LARRALDE)
Un día me largué por el camino
como una arena mas que lleva el viento
me eché a la huella y espere su aliento
sin mucho apuro ni mayor destino
quien puede predecir si es desatino
transformar en distancia el elemento.
Uno echa por la espalda la nostalgia
porque lleva en el pecho la esperanza
tal vez no duela tanto saber poco
todo se aprende
pero nunca alcanza
lo pior transita el mundo de la idea
poner en quien y cuando la confianza
si se da el corazón, que es lo que queda
para poder seguir pagando en adelante
el aliento que cuesta y que se paga
como se paga todo a cada instante
lo hecho en el pasado y lo que haga
será un saldo a pagar extravagante
soy solo un hombre y por eso basta que ensaye una razón a descubierto
parar ver naufragar en propio puerto mi barca y mi bandera en la subasta
que animaran lo mismo de mi casta por todas las razones de mi acierto
soy solo un hombre y casi el propietario de ser un solo y contrario a todo
no acepto jerarquía en el modo de conseguir le cielo o el calvario
cuento las negras cuentas del rosario
y van hacia la cruz codo con codo
por eso, querer mojar el río con el agua del aliento de un pez es imposible
pero existe en lo absurdo lo factible
como apagar la vida en una fragua
no cubre al seno la sutil enagua
cuando la mente orada lo invisible
Un día me largué por el camino
como una arena mas que lleva el viento
me eché a la huella y espere su aliento
sin mucho apuro ni mayor destino
quien puede predecir si es desatino
transformar en distancia el elemento.



ODA A LA SOLEDAD (PABLO NERUDA)

Oh Soledad, hermosa 
palabra, hierbas 

silvestres 

brotan entre tus sílabas. 

Pero eres sólo pálida 

palabra, oro 

falso, 

moneda traidora. 

Yo describí la soledad con letras 

de la literatura, 

le puse corbata 

sacada de los libros, 

la camisa 

del sueño, 

pero 

sólo la conocí cuando fui solo. 
Bestia no vi ninguna 
como aquélla: 
a la araña peluda 
se parece 
y a la mosca 
de los estercoleros, 
pero en sus patas de camello tiene 
ventosas de serpiente submarina, 
tiene una pestilencia de bodega 
en donde se pudrieron por los siglos 
pardos, cueros de focas y ratones. 
Soledad, yo no quiero 
que sigas 
mintiendo por la boca de los libros. 
Llega el joven poeta tenebroso 
y para seducir 
así a la soñolienta señorita 
se busca mármol negro y te levanta 
una pequeña estatua 
que olvidará 
en la mañana de su matrimonio. 
Pero 
a media luz de la primera vida 
de niños la encontramos 
y la creemos una diosa negra 
traída de las islas, 
jugamos con su torso y le ofrendamos 
la reverencia pura de la infancia. 
No es verdad 
la soledad creadora. 
No está sola 
la semilla en la tierra. 
Multitudes de gérmenes mantienen 
el profundo concierto de las vidas 
y el agua es sólo madre transparente 
de un invisible coro sumergido. 
Soledad de la tierra 
es el desierto. Y estéril 
es como él 
la soledad 
del hombre. Las mismas 
horas, noches y días, 
toda la tierra envuelven 
con su manto 
pero no dejan nada en el desierto. 
La soledad no recibe semillas. 
No es sólo su belleza 
el barco en el océano: 
su vuelo de paloma sobre el agua 
es el producto 
de una maravillosa compañía 
de fuego y fogoneros, 
de estrella y navegantes, 
de brazos y banderas congregados, 
de comunes amores y destinos. 
La música 
buscó para expresarse 
la firmeza coral del oratorio 
y escrita fue 
no sólo por un hombre 
sino por una línea 
de ascendientes sonoros. 
Y esta palabra 
que aquí dejo en la rama suspendida, 
esta canción que busca 
ninguna soledad sino tu boca 
para que la repitas
la escribe el aire junto a mí, las vidas 
que antes que yo vivieron, 
y tú que lees mi oda 
contra tu soledad la has dirigido 
y así tus propias manos la escribieron, 
sin conocerme, con las manos mías.


ALL BY MYSELF - TODO POR MÍ MISMO (ERIC CARMEN)
VERSIÓN CELINE DION CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL
VERSIÓN CELINE DION EN ESPAÑOL
All By Myself
When I Was Young
I Never Needed Anyone
And Makin Love Was Just For Fun
Those Days Are Gone

Livin Alone
I Think Of All The Friends Ive Known
But When I Dial The Telephone
Nobodys Home

All By Myself
Dont Wanna Be
All By Myself Anymore
All By Myself
Dont Wanna Live
All By Myself Anymore

Hard To Be Sure
Some Times I Feel So Insecure
And Love So Distant And Obscure
Remains The Cure

All By Myself
Dont Wanna Be
All By Myself Anymore
All By Myself
Dont Wanna Live
All By Myself Anymore
Cuando Era Joven
Nunca Necesité De Nadie
Y Hacía El Amor Solo Por Diversión
Aquellos Días Ya Se Han Ido

Vivo Solo
Y Pienso En Todos Los Amigos Que Conocí
Pero Cuando Los Llamo Por Teléfono
Nadie Está En Casa

Todo Por Mi Mismo
No Quiero Hacerlo
Todo Por Mi Mismo Una Vez Más
Todo Por Mi Mismo
No Quiero Vivirlo
Todo Por Mi Mismo Una Vez Mas

Es Dificil Estar Seguro
A Veces Me Siento Tan Inseguro
Y El Amor, Tan Distante Y Oscuro
Sigue Siendo La Cura

Todo Por Mi Mismo
No Quiero Hacerlo
Todo Por Mi Mismo Una Vez Mas
Todo Por Mi Mismo
No Quiero Vivirlo
Todo Por Mi Mismo Una Vez Mas


LA SOLEDAD SE SOPORTA TANTO PEOR, CUANTO MENOS RECURSOS ESPIRITUALES TIENE EL SOLITARIO (CONCEPCIÓN ARENAL)

LA SOLEDAD ES EL IMPERIO DE LA CONCIENCIA(BÉCQUER)

¿POR QUÉ EN GENERAL SE REHÚYE LA SOLEDAD? PORQUE SON MUY POCOS LOS QUE SE ENCUENTRAN EN BUENA COMPAÑÍA CONSIGO MISMOS (DOSSI)

LA SOLEDAD ES PERNICIOSA PARA QUIEN NO VIVE EN ELLA CON DIOS (CHATEAUBRIAND)

LAS GRANDES ELEVACIONES DEL ALMA NO SON POSIBLES SINO EN LA SOLEDAD Y EN EL SILENCIO (A.GRAF)

LA SOLEDAD ES NECESARIA PARA LA IMAGINACIÓN COMO LA COMPAÑÍA ES NECESARIA PARA EL CARÁCTER (LOWELL)

EL EGOÍSTA ODIA LA SOLEDAD (PASCAL)

NO HAY DIÁLOGO MÁS VERDADERO QUE EL DIÁLOGO QUE ENTABLAS CONTIGO MISMO, Y ESTE DIÁLOGO SÓLO PUEDES ENTABLARLO ESTANDO A SOLAS. EN LA SOLEDAD, Y SÓLO EN LA SOLEDAD, PUEDES CONOCERTE A TI MISMO COMO PRÓJIMO, Y MIENTRAS NO TE CONOZCAS A TI MISMO COMO A PRÓJIMO, NO PODRÁS LLEGAR A VER EN TUS PRÓJIMOS OTROS YOS. SI QUIERES APRENDER A AMAR A LOS OTROS, RECÓGETE EN TI MISMO (UNAMUNO)

NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTÉ SOLO (GENÉSIS)

AY DEL QUE ESTÁ SOLO (ECCLESIASTÉS)


MILONGA DEL SOLITARIO (ATAHUALPA YUPANQUI)
Me gusta de vez en cuando 
perderme en un bordoneo 
porque bordoneando veo 
que ni yo mesmo me mando. 
Las cuerdas van ordenando 
las rumbas del pensamiento. 
Y en el trotecito lento 
de una milonga pampera, 
va saliendo campo afuera 
lo mejor del sentimiento. 

Ninguno debe pensar 
que vengo en son de revancha 
No es mi culpa si en la cancha 
tengo con que galopear. 
El que me quiera ganar 
ha'i tener buen parejero. 
Yo me quitaré el sombrero 
porque así me han enseña'o 
y me doy par bien paga'o 
dentrando atrás del primero. 

Siempre bajito he canta'o 
porque gritando no me hallo. 
Grito al montar a caballo 
si en la caña me he vendeao. 
Pero tratando un verseao 
ante de cuenten quebrantos, 
apenas mi voz levanto 
para cantar despacito. 
Que el que se larga a los gritos 
no escucha su propio canto, 

Si la muerte traicionera 
me acogota a su palenque 
háganme con dos rebenques 
la Cruz pa mi cabecera. 
Si muero en mi madriguera 
mirando los horizontes 
no quiero Cruces, ni aprontes, 
ni encargos para el Eterno. 
Tal vez pasando el invierno 
me de sus flores el monte. 
Toda la noche he cantado 
con el alma estremecida. 
Que el canto es la abierta herida 
de un sentimiento sagrado. 
A naide, tengo a mi lado 
porque no busco piedad. 
Desprecio la caridad 
por la vergüenza que encierra. 
Soy como el león mi sierra: 
vivo y muero en soledad. 






EL VIAJERO - CASPAR FRIEDRICH
ANDREAS ACHENBACH - EREMITA

LAS VETAS DEL ALMA - SOLEDAD AZA