Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

13.12.13

NIÑEZ






Nostalgia gifs imagenes


PARA LOS NIÑOS (HERMANN HESSE)

Vosotros no sabéis nada del tiempo;
Sólo se os dice que en cierto lugar
Se libra sangrienta batalla, se mata sin cesar.
Y mientras jugáis con escudo y espada
En el verde jardín de la empalizada,
Os sentís ya soldados, en tienda de campaña.
Y es que estas lides las habéis heredado;
La lucha es eterna, nada os engaña:
Que el mundo está enfermo, está condenado...
Y así será siempre, llegaréis a soldados,
Perderéis vuestra dicha, quedaréis baldados;
Destruirán los anhelos del corazón,
Vuestro afán de vida, vuestra compasión.
Sólo pensaréis en poder escapar,
Y que para hacerlo, tendréis que matar...
Olvidaréis todo lo noble y lo bueno
En la lucha de la muerte, manchados de cieno.
Pero yo imploro el momento
En que podáis poner fin al tormento;
Que penséis en la estúpida ruina
De miles de seres, fruto de inquina;
Que vuestra alma vibre al son de la paz
Paz para todos, paz y bienestar...
Y entonces, vuestra alma infantil
Matará la muerte, con gesto febril...

CANCIÓN PARA UN NIÑO EN LA CALLE ( ARMANDO TEJADA GÓMEZ INTERPRETADA POR DANIEL TORO)
A esta hora exactamente, 

hay un niño en la calle... 

¡Hay un niño en la calle! 



Es honra de los hombres proteger lo que crece, 

cuidar que no haya infancia dispersa por las calles, 

evitar que naufrague su corazón de barco, 

su increíble aventura de pan y chocolate 

Poniéndole una estrella en el sitio del hambre 

de otro modo es inútil, de otro modo es absurdo 

ensayar en la Tierra la alegría y el canto, 
porque de nada vale si hay un niño en la calle 

No debe andar el mundo con el amor descalzo 
enarbolando un diario como un ala en la mano 
trepándose a los trenes, canjeándonos la risa, 
golpeándonos el pecho con un ala cansada. 
No debe andar la vida, recién nacida, a precio, 
la niñez arriesgada a una estrecha ganancia 
porque entonces las manos son inútiles fardos 
y el corazón, apenas, una mala palabra 

Pobre del que ha olvidado que hay un niño en la calle, 
que hay millones de niños que viven en la calle 
y multitud de niños que crecen en la calle. 
yo los veo apretando su corazón pequeño 
Mirándonos a todas con fábula en los ojos 
un relámpago trunco les cruza la mirada, 
porque nadie protege esa vida que crece 
y el amor se ha perdido, como un niño en la calle 




ESTOS NIÑOS (MATEO MORRISON )

Estos niños, no son hijos de Adán
no son hijos de Eva.
No tienen edén ni mesías
Han nacido con todas las frutas prohibidas
la fruta del amor
la fruta del sueño
y de la brisa saludable.
Son herederos del dolor centenario.
Nadie impidió sus muertes y muchos la conocieron
sin ver siquiera las luces de la antigua ciudad
Nadie les pidió identificarse
y dejaron sus huellas claras en los caminos polvorientos
Nadie les contó la historia
y ya saben que nacimos con las sonrisa cercenada
Que desde antes, los amos impusieron sus leyes a nuestros abuelos
Pero saben además que hemos nacido en esta tierra
para imponer la paz y la esperanza.



ACUARELA (RAFAEL OBLIGADO)
CANCION INFANTIL       
                           
Es la mañana: lirios y rosas                            
mueve la brisa primavera,
y en los jardines las mariposas
vuelan y pasan, vienen y van.

Una niñita madrugadora
va a juntar flores para mamá,
y es tan hermosa que hasta la aurora
vierte sobre ella más claridad.

Tras cada mata de clavelina,
de pensamientos y de arrayán,
gira su traje de muselina,
su sombrerito, su delantal.

LLena sus manos de lindas flores
y cuando en ellas no caben más,
con su tesoro de mil colores
vuelve a los brazos de su mamá.

Mientras se aleja, como dos rosas
sus dos mejillas se ven brillar,
y la persiguen las mariposas
que en los jardines vienen y van.

PLEGARIA PARA UN NIÑO DORMIDO

(LUIS ALBERTO SPINETTA)



Plegarias para un niño dormido, quizás tenga flores en su ombligo, 

y además, en sus dedos que se vuelven pan, 

barcos de papel sin altamar. 

se ríe el niño dormido, quizás se sienta gorrión esta vez, 

jugueteando inquieto en los jardines de un lugar 

que jamas despierto encontrara. 

Plegarias para el sueño del niño, donde el mundo es un chocolatín, 

adonde van? mil niños dormidos que no están, 

entre bicicletas de cristal... 

se ríe el niño dormido, quizás se sienta gorrión esta vez, 

jugueteando inquieto en los jardines de un lugar 
que jamas despierto encontrara... 
Que nadie, nadie despierte al niño, 
déjenlo que siga soñando felicidad, 
destruyendo trapos de frustrar, alejándose de la maldad... 
se ríe el niño dormido, quizás se sienta gorrión esta vez, 
jugueteando inquieto en los jardines de un lugar 
que jamás despierto encontrara.



NIÑO: LIBERTAD (FRANCISCO MATOS PAOLI )

Niño
Albor sin nombre. Y chispa.
Libertad que se cumple en el recodo
Libertad

Paraíso reconquistado
a la luna flotante,
a la luna lilial
Sonante Libertad

Más allá esos pájaros amados;
círculos diminutos recogidos por la flora.
Isla que precipita
en alegría
Monte altivo
que no puede esperar.

Niño.
Corazón. Mirada.
Libertad.

Está el jardín, el perro
la paloma
con rocío.
La floresta con rumor ignorado
Y el color de la perdiz.

Niño
Verdor alucinante
Fragancia enternecida por la hoja del árbol.
Libertad.

Astro que cae y cae
en mundos tan vibrátiles, certeros
de paz.
Brisa que no vacila
en la pronta
corriente de la
flor.

Niño
Tropel de la aurora.
Indiviso en el sueño.
Libertad.


CUANDO YO ERA UN ENANO 
(SILVIO RODRIGUEZ)
Cuando yo era chiquito 

todo quedaba cerca ,cerquita 

para llegar al cielo 

no mas bastaba una subidita 

el sueño me alcanzaba para ir tan lejos 

como quería 

cuando yo era chiquito 

yo si podia,yo si podía 



Libertad,libertad 

libertad para mi niño 
libertad,libertad 
libertad,libertad 

Cuando yo era vequibo 
me iba pal rio porque era hermoso 
aunque estaba prohibido 
por peligroso,por peligroso 
como una huella y se iba 
como la palma y la llabruma 
cuando yo era vequibo 
yo era del monte y soñaba espuma 

Libertad,libertad 
libertad para mi niño 
libertad,libertad 
libertad,libertad 

Cuando yo era un enano 
viví pasiones tan memorables 
con los zapatos rotos 
y la sonrisa menos amable 
tierra bajo las uñas 
manos sin pena tocando mundo 
Cuando yo era un enano 
era profundo ,era profundo 

Libertad,libertad 
libertad para mi niño 
libertad,libertad 
libertad,libertad (x2) 

Tierra bajo las uñas 
manos sin pena 
tocando mundo 
cuando yo era un enano 
era profundo



ELEGÍA DE MI NIÑEZ (JOSÉ MARÍA VALVERDE)

Aquí está mi infantil fotografía
clavándome mis ojos, más profundos que nunca,
con una vaga cosa
posada entre las manos, distraídas y leves.
En el banco de piedra
-los pies lejos del suelo todavía-
del parque de mis sueños infantiles
donde el sol era amigo
y la arena tomaba
tacto de conocida madre vieja.

...Guardo la imagen turbia
de un niño que, de pronto,se distrae
en medio de los juegos
y al ocaso se queda pensativo
escuchando el rumor lejano de las calles...

El mundo iba naciendo poco a poco
para mí solamente
La tierra era una alegre manzana de merienda,
un balón de colores no esperado.
Los pájaros cantaban porque yo estaba oyéndoles,
los árboles nacían cuando abría los ojos.

Y los miedos, después...
Todo podía ser en el oscuro del cuarto.
Al fondo del pasillo
latía todo el negro de este mundo,
todas las vagas fuerzas enemigas,
todas las negaciones...

¡Ay alma de mi infancia!
Sólo vivo del todo cuando vuelvo a ser niño.
¿Qué otra revelación mayor que aquélla
del mundo y de la vida entre las manos?
(...cuando todas las cosas eran como palabras...)
¿Qué ensueño como aquél
de presentir desde el umbral del alma
los días esperándome?

¡Oh, Señor, aquel niño que yo era
quiere pedirte, muerto,
que le dejes vivir en mi presente un poco!
Que siga en mí, Dios mío - como tú nos decías-,
y viviré del todo,
y sentiré la vida plenamente,
y Tú serás mi asombro virgen cada mañana...




MI NIÑEZ (JOAN MANUEL SERRAT)

Tenía diez años y un gato 

peludo, funámbulo y necio 

que me esperaba en los alambres del patio 

a la vuelta del colegio. 

Tenía un balcón con albahaca 

y un ejército de botones 

y un tren con vagones de lata 

roto entre dos estaciones. 



Tenía un cielo azul y un jardín de adoquines 

y una historia a quemar temblándome en la piel. 
Era un bello jinete 
sobre mi patinete 
burlando cada esquina 
como una golondrina 
sin nada que olvidar 
porque ayer aprendí a volar, 
perdiendo el tiempo mirando el mar. 

Tenía una casa sombría 
que madre vistió de ternura 
y una almohada que hablaba y sabía 
de mis sueños de ser cura. 
Tenía un canario amarillo 
que al viento trinaba sus penas 
oyendo algún viejo organillo 
o mi radio de galena. 

Y en julio, en Aragón, tenía un pueblecillo, 
una acequia, un establo y unas ruinas al sol. 
Al viento los ombligos 
volaban cuatro amigos 
picados de viruela 
y huérfanos de escuela, 
robando uva y maíz, 
chupando caña y regaliz. 
Creo que entonces yo era feliz. 

Tenía cuatro sacramentos 
y un ángel de la guarda amigo 
y un "Paris-Hollywood" prestado y mugriento 
escondido entre los libros. 
Tenía una novia morena 
que abrió a la luna mis sentidos 
jugando los juegos prohibidos 
a la sombra de una higuera. 

Crucé por la niñez imitando a mi hermano. 
Descerrajando el viento y apedreando al sol. 
Mi madre crió canas 
pespunteando pijamas, 
mi padre se hizo viejo 
sin verse en el espejo, 
y mi hermano se fue 
de casa, por primera vez. 

Y ¿con quién?, y ¿dónde fue mi niñez?



¡INFANCIA! (JUAN RAMÓN JIMÉNEZ)

 ¡Campo verde, campanario, palmera,
mirador de colores; sol, vaga mariposa
que colgabas a la tarde de primavera,
en el cenit azul, una caricia rosa!

¡Jardín cerrado, en donde un pájaro cantaba,
por el verdor teñido de melodiosos oros;
brisa suave y fresca, en la que me llegaba
la música lejana de la plaza de toros!

...Antes de la amargura sin nombre del fracaso
que engalanó de luto mi corazón doliente,
ruiseñor niño, amé, en la tarde de raso,
el silencio de todos o la voz de la fuente.

INFANTS (PERE QUART/OLIVER CANTADO POR JOAN MANUEL SERRAT en CATALÁN traducido a comienzo del video y debajo de la letra original)


Infants...

La vida ran de pols i les mirades altes,
seda tèbia de neu i llot fresc a les galtes.

Infants...

Esperança i enveja, els picarols del cor;
infidels com el temps, sobtosos com la sort.

O com la mort, mesquins i jugadors infants,
fraudulents i secrets, o pròdigs com soldans;

terroristes de sol i ressol als jardins,
porucs de nit deserta; impàvids assassins

de roses i libèl·lules; mercaders d'afalacs,
de dolçor viciosos i de llet embriacs.

Infants...

La voluptat furtiva del xipolleig i el fang,
insabuda promesa de l'amor de la sang!

Disfresses de tempesta, ornament del dolor,
pintura de la llàstima, marea de la por,

les llàgrimes sonores i artreres i abundants,
les armes de llur guerra civil contra els gegants.

Versión en español

Niños

La vida a ras del suelo y las miradas altas
seda tibia de nieve y lodo fresco en las mejillas

Niños

Esperanza y envidia, cascabeles del corazón
Infieles cual el tiempo, súbitos cual la suerte

(o cual la muerte), mezquinos y jugadores, niños
fraudulentos y secretos o pródigos cual sultanes;

terroristas del sol y resol en los jardines;
medrosos en noche desierta, impávidos asesinos

de rosas y libélulas, mercaderes de halagos,
viciosos de dulzones, de leche ebrios.

Niños

La voluptuosidad furtiva del chapoteo y el fango
¡Ignorada promesa del amor de la sangre!

Disfraz de la tormenta, adorno del dolor,
pintura de la lástima, marea del temor,

Las lágrimas sonoras y arteras y abundantes
las armas de su guerra civil contra los gigantes. 




LA TORRE MÁS ALTA (BALDOMERO FERNÁNDEZ MORENO)

- La torre, madre, más alta
es la torre de aquel pueblo,
la torre de aquella iglesia
hunde su cruz en el cielo.

Dime, madre, ¿hay otra torre
más alta en el mundo entero?
- Esa torre sólo es alta,
hijo mío, en tu recuerdo.

Tu brazo de siete años
alcanzaba sin esfuerzo
una piedra a sus campanas.
-¿Te acuerdas, hijo? -Me acuerdo.

Pero la torre más alta
del mundo, es la de aquel pueblo. 


CUANDO ÉRAMOS NIÑOS (JOAN MANUEL SERRAT EN CATALÁN CON SUBTÍTULOS Y TRADUCCIÓN DEBAJO)




Cuando tú llevabas trenzas, 
cuando yo era un chiquillo, 
no había penas, 
no hacía nunca frío.
 Con un juguete buscábamos la paz. 
Tú con tu muñeca, yo con el caballo bravo. 
¡Ning, nang, cómo resuena la gran campana...! 
¡Recuerdos de buena hora vienen y van...! 
De un barco corsario yo era el capitán; de papel de periódico lo fabriqué. Collares y coronas lucías, gentil; eras reina a veces, o cautiva humilde.
¡Ning, nang, cómo resuena la gran campana...! 
¡Recuerdos de buena hora vienen y van...! 
Por Navidad nevaba, cantábamos canciones; la madre nos daba barquillos y turrones. 
Un poco de esperanza y nos veíamos pastores, un soplo de alegría: 
ángeles sopladores.

 ¡Ning, nang, cómo resuena la gran campana...! 
¡Recuerdos de buena hora vienen y van...! 
Eran tiempos felices. 
No necesitábamos más que caramelos y anises y juegos halagüeños. 
Reíamos y nos estremecíamos, sabíamos soñar. 
El nido lo teníamos en el campanario. ¡Ning, nang, cómo resuena la gran campana...!
 ¡Recuerdos de buena hora vienen y van...!



CANTO A LOS NIÑOS (ALFONSINA STORNI)

¿Habéis pensado en Cristo? ¿Sabéis que el Nazareno
Tuvo azules los ojos y de nieve las manos?
¿Sabéis que sus cabellos tenían los lejanos
Resplandores del sol y era dulce y sereno?

¿Sabéis que lo clavaron los malos en la cruz,
Y que su frente de nácar fue cargada de espinas
Y sangraron sus carnes con las gotas divinas,
Que a través de los siglos nos inunda de luz?

Pues bien: los niños eran sus dulces preferidos...
Los niños...carne-rosa con alma de cristal,
Enigma donde lucha la bondad con el mal,
Arcilla donde pugnan los instintos dormidos.

Capullo, esencia, cuna de la raza futura;
Promesa de un enjambre de nuevos paladines,
Capaces de arar campos, diciendo los maitines
De una misa solemne de trabajo y dulzura.

¡Oh! Yo adoro los ojos precoces de los niños,
De los niños que ríen con su breve boquita,
y lloro cuando beso la rubia cabecita
Que me acerca la frende demandando cariño.

Rosas, rosas, más rosas para su alma inocente,
Lirios, lirios, más lirios para cubrir sus manos,
Clowns, payasos, muñecas para verlos ufanos,
besos, besos, más besos para cubrir su frente.

PRÍNCIPE ENANO (JOSÉ MARTÍ)

Para un príncipe enano
se hace esta fiesta.
Tiene guedejas rubias,
blandas guedejas;
por sobre el hombro blanco
luengas le cuelgan.
Sus dos ojos parecen
estrellas negras:
¡vuelan, brillan, palpitan,
relampaguean!
Él para mí es corona,
almohada, espuela.
Mi mano, que así embrida
potros y hienas,
va, mansa y obediente,
donde él la lleva.
Si el ceño frunce, temo;
si se me queja,-
cual de mujer, mi rostro
nieve se trueca:
su sangre, pues, anima
mis flacas venas:
¡Con un gozo mi sangre
se hincha, o se seca!
Para un príncipe enano
se hace esta fiesta.

¡Venga mi caballero
por esta senda!
¡Éntrese mi tirano
por esta cueva!
Tal es, cuando a mis ojos
su imagen llega,
cual si en lóbrego antro
pálida estrella,
con fulgores de ópalo
todo vistiera.
A su paso la sombra
matices muestra,
como al sol que las hiere
las nubes negras.
¡Héme ya, puesto en armas,
en la pelea!
Quiere el príncipe enano
que a luchar vuelva:
¡Él para mi es corona,
almohada, espuela!
Y como el sol, quebrando
las nubes negras,
en banda de colores
la sombra trueca,-
él al tocarla, borda
en la onda espesa,
mi banda de batalla
roja y violeta.
¿Conque mi dueño quiere
que a vivir vuelva?
¡Venga mi caballero
por esta senda!
¡Éntrese mi tirano
por esta cueva!
¡Déjeme que la vida
a él, a él ofrezca!
Para un príncipe enano
se hace esta fiesta.


TRES COSAS APRENDERÁS DEL NIÑO:
ESTÁ ALEGRE SIN NECESITAR DE ESTÍMULO
NO PERMANECE OCIOSO NI POR UN INSTANTE
Y SABE RECLAMAR CON ENERGÍA LO QUE LE HACE FALTA

DE LAS PALABRAS DEL GRAN MAGGID, JUDÍO SIGLO XVIII D.C

LOS NIÑOS ESTÁN CONTINUAMENTE EBRIOS, EBRIOS DE VIVIR (TOULET)

UN NIÑO ES UN AMOR HECHO VISIBLE (NOVALIS)













 NIÑOS COMIENDO MELÓN Y UVAS - BARTOLOMÉ MURILLO
 TRES NIÑOS - BARTOLOMÉ MURILLO
 INVITACIÓN AL JUEGO DE LA ARGOLLA - BARTOLOMÉ MURILLO
 MUJER ESPULGANDO A NIÑO - BARTOLOMÉ MURILLO
 NIÑO CON PERRO - BARTOLOMÉ MURILLO
 LA VENDEDORA DE FRUTA - BARTOLOMÉ MURILLO
 NIÑO ESPULGÁNDOSE - BARTOLOMÉ MURILLO
 NIÑO RIENDO ASOMADO A UNA VENTANA - BARTOLOMÉ MURILLO
NIÑOS COMIENDO PASTEL - BARTOLOMÉ MURILLO
NIÑOS JUGANDO - ARTHUR JOHN ELSLEY
NIÑA BAILANDO - ARTHUR JOHN ELSLEY
TOM SAWYER (WINSLOW HOMER)
JUANITO LAGUNA APRENDE A LEER - ANTONIO BERNI
BEBÉ - GUSTAV KLIMT
BEBÉ MAPA DEL MUNDO - EUGENIO SALVADOR DALI