Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

13.12.13

HUMILDAD




SOY (JORGE LUIS BORGES)

Soy el que sabe que no es menos vano
que el vano observador que en el espejo
de silencio y cristal sigue el reflejo
O el cuerpo(da lo mismo) del hermano.
Soy, tácitos amigos, el que sabe
que no hay otra venganza que el olvido
Ni otro perdón. Un dios ha concedido
Al odio humano esta curiosa llave.
Soy el que pese a tan ilustres modos
de errar, no ha descifrado el laberinto
singular y plural, arduo y distinto,
del tiempo, que es de uno y es de todos.
Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco,olvido, nada.


ME VEO EN TODOS LOS HOMBRES, Y NINGUNO ES MÁS NI MENOS QUE YO,
Y LO BUENO Y LO MALO QUE DE MI DIGO, LO DIGO DE ELLOS.
WALT WHITMAN

VUELE BAJO (FACUNDO CABRAL)


No crezca mi niño, 
No crezca jamás, 
Los grandes al mundo, 
Le hacen mucho mal. 

El hombre ambiciona, 
Cada día más, 
Y pierde el camino, 
Por querer volar. 

Coro. 
Vuele bajo, 
Porque abajo, 
Está la verdad. 
Esto es algo, 
Que los hombres, 
No aprenPor correr el hombre 
No puede pensar, 
Que ni él mismo sabe 
Para donde va. 

Siga siendo niño, 
Y en paz dormirá, 
Sin guerras, 
Ni máquinas de calcular. 

(Prosa) 
Diógenes cada vez que pasaba por el mercado 
Se reía porque decía que le causaba mucha gracia 
Y a la vez le hacía muy feliz 
Ver cuántas cosas había en el mercado 
Que él no necesitaba. 

Es decir que rico no es el que más tiene, 
Sino el que menos necesita. 

Es decir, el conquistador por cuidar su conquista, 
Se convierte en esclavo de lo que conquistó, 
Es decir, que jodiendo, 
Se jodió. 
más 
Dios quiera que el hombre, 
Pudiera volver, 
A ser niño un día 
Para comprender. 

Que está equivocado, 
Si piensa encontrar, 
Con una chequera, 
La felicidad. 

SONETO: HUMILDAD (VILLAESPESA)

Ten un poco de amor para las cosas;
para el musgo que calma tu fatiga,
para la fuente que tu sed mitiga,
para las piedras y para las rosas,
  En todo encontrarás una belleza
virginal y un placer desconocido...
Rima tu corazón con el latido
del corazón de la Naturaleza.

Recibe como un santo sacramento
el perfume y la luz que te da el viento...
¡Quien sabe si su amor en él te envía
  aquella que la vida ha transformado!...
¡Y sé humilde, y recuerda que algún día
te ha de cubrir la tierra que has pisado!
NO ME ILUSIONO (RUBÉN BONIFAZ NUÑO)

No me ilusiono, admito, es de mi gusto,
que soy un hombre igual a todos.
Trabajo en algo, cobro
un sueldo insuficiente; me divierto
cuando puedo, o me aburro hasta morirme;
hablo, me callo a veces, pido
mi comida, y a ratos
quisiera ser feliz gloriosamente,
y hago el amor, o voy y vengo
sin nadie que me siga. Tengo un perro
y algunas cosas mías

En general, no estoy conforme
ni me resigno. Quiero mi derecho,
de hombre común,  a deshacerme
la frente contra el muro, a golpearme,
en plena lucidez, contra los ojos
cerrados de las puertas; o de plano
y porque sí, a treparme en una silla,
en cualquier calle, a lo mariachi,
y cantar las cosas que me placen.

También, monumental, hago mi juego
en serio con la gentes,
según las reglas, y reclamo
mis ganancias y pérdidas, y busco
la revancha, o perdono
por generoso o por flojera.

HONRAR LA VIDA 
(MERCEDES SOSA -  LETRA y MÚSICA DE ELADIA BLÁZQUEZ)


No
Permanecer y transcurrir 
no es es perdurar, no es existir, 
ni honrar la vida! 
Hay tantas maneras de no ser 
tanta conciencia sin saber, 
adormecida.

Merecer la vida, no es callar y consentir 
tantas injusticias repetidas... 
Es una virtud, es dignidad 
y es la actitud de identidad 
más definida! 

Eso de durar y transcurrir 
no nos da derecho a presumir, 
porque no es lo mismo que vivir 
honrar la vida! 

No 
Permanecer y transcurrir 
no siempre quiere sugerir 
honrar la vida! 

Hay tanta pequeña vanidad 
en nuestra tonta humanidad 
enceguecida. 

Merecer la vida es erguirse vertical 
más allá del mal, de las caídas.

Es igual que darle a la verdad 
y a nuestra propia libertad 
la bienvenida! 

Eso de durar y transcurrir 
no nos da derecho a presumir 
porque no es lo mismo que vivir 
¡Honrar la vida!



NO TAN ALTO (PABLO NERUDA)
De cuando en cuando y a lo lejos
hay que darse un baño de tumba.

Sin duda todo está muy bien
y todo está muy mal, sin duda

Van y vienen los pasajeros,
crecen los niños y las calles,
por fin compramos la guitarra
que lloraba sola en la tienda.

Todo está bien, todo está mal.

Las copas se llenan y vuelven
naturalmente a estar vacías
y a veces en la madrugada,
se mueren misteriosamente

Las copas y los que bebieron.

Hemos crecido tanto que ahora
no saludamos al vecino
y tantas mujeres nos aman
que no sabemos cómo hacerlo

Qué ropas hermosas llevamos!
y qué importantes opiniones!

Conocí a un hombre amarillo
que se creía anaranjado
y a un negro vestido de rubio.

Se ven y se ven tantas cosas.

Vi festejados los ladrones
por caballeros impecables
y esto se pasaba en inglés.
Y vi a los honrados , hambrientos,
buscando pan en la basura.

Yo sé que no me cree nadie.
Pero lo he visto con mis ojos.

Hay que darse un baño de tumba
y desde la tierra cerrada
mirar hacia arriba el orgullo.

Entonces se aprende a medir
Se aprende a hablar, se aprende a ser
Tal  vez no seremos tan locos,
tal vez no seremos tan cuerdos.
Aprenderemos a morir.
A ser barro, a no tener ojos.
A ser apellido olvidado.

Hay unos poetas tan grandes
que no caben en una puerta
y unos negociantes tan veloces
que no recuerdan la pobreza
Hay mujeres que no entrarán
por el ojo de una cebolla
y hay tantas cosas, tantas cosas,
y así son, y así no serán

Si quieren no me crean nada.

Sólo quise enseñarles algo.

Yo soy profesor de la vida,
vago estudiante de la muerte
y si lo que sé no les sirve
no he dicho nada, sino todo.
HE ANDADO MUCHOS CAMINOS 
(JOAN MANUEL SERRAT SOBRE POEMA DE ANTONIO MACHADO)



He andado muchos caminos 
he abierto muchas veredas; 
he navegado en cien mares 
y atracado en cien riberas. 

En todas partes he visto 
caravanas de tristeza, 
soberbios y melancólicos 
borrachos de sombra negra. 

Y pedantones al paño 
que miran, callan y piensan 
que saben, porque no beben 
el vino de las tabernas. 

Mala gente que camina 
y va apestando la tierra... 

Y en todas partes he visto 
gentes que danzan o juegan, 
cuando pueden, y laboran 
sus cuatro palmos de tierra. 

Nunca, si llegan a un sitio 
preguntan a donde llegan. 
Cuando caminan, cabalgan 
a lomos de mula vieja. 

Y no conocen la prisa 
ni aún en los días de fiesta. 
Donde hay vino, beben vino, 
donde no hay vino, agua fresca. 

Son buenas gentes que viven, 
laboran, pasan y sueñan, 
y en un día como tantos, 
descansan bajo la tierra.

POEMA EN LÍNEA RECTA (FERNANDO PESSOA)
Nunca conocí a alguien que hubiese llevado un porrazo.
Todos mis conocidos han sido campeones en todo.

Y yo , tantas veces grosero, tantas veces cerdo,
    tantas veces vil, Yo tantas veces
   incontestablemente parásito,
Indisculpablemente sucio.
Yo, que tantas veces no he tenido paciencia para darme un baño,
Yo, que tantas veces he sido ridículo, absurdo,
Que he pisoteado públicamente las alfombras de las etiquetas,
Que he sido grotesco, mezquino, sumiso y arrogante,
Que he sufrido insultos y callado,
Que cuando no he callado, he sido más ridículo
   todavía;
Yo, que he resultado cómico a las criadas de hotel,
Yo, que he sentido los guiños de los mozos de carga,
Yo, que he hecho vergüenzas financieras, pedido prestado sin pagar,
Yo, que cuando la hora del golpe sonó, me agaché.
Esquivando la posibilidad del golpe;
Yo, que he sufrido la angustia de las pequeñas
  cosas ridículas,

Yo verifico que no tengo igual en todo esto en este mundo.

Toda la gente que conozco y que habla conmigo
Nunca tuvo un acto ridículo, nunca sufrió un insulto,
Nunca fueron sino príncipes -todos ellos
príncipes - en la vida...

¡Quién me concediera oír de alguien la voz
   humana
confesando no un pecado, sino una infamia;
contando, no una violencia, sino una cobardía!
No, son todos el Ideal, si los oigo y me hablan.
¿Quién hay en este ancho mundo que me confiese
    que una vez fui vil?
Oh príncipes, mis hermanos,

¡Arre, estoy harto de semidioses!
¿Dónde hay gente en este mundo?

¿Entonces soy sólo yo el que es vil y erróneo en
  esta tierra?

Podrán las mujeres no haberlos amado,
Pueden haber sido traicionados: ¡pero ridículos
   nunca!
Y yo, que he sido ridículo sin haber sido
    traicionado,
¿Cómo puedo yo hablar con mis superiores sin
   titubear?
Yo, que he sido vil, literalmente vil,
Vil en el sentido mezquino e infame de la vileza.
NO TENGAS NADA EN LAS MANOS (FERNANDO PESSOA)
    No tengas nada en las manos
    Ni una memoria en el alma,
    Que -cuando un día tus manos
    Pongan el óbolo último,
    Cuando las manos te abran-,
    Nada se te caiga de ellas.

    ¿Qué trono te quieren dar
    Que Átropos no te lo quite?
    ¿Qué laurel que no se mustie
    En los arbitrios de Minos?
    ¿Qué horas que no te conviertan
    En la estatua de sombra?
    ¿Que serás cuando, de noche,
    Estés al fin del camino?

    Coge las flores, mas déjalas luego
    Caer, apenas miradas.
    Al sol siéntate. Y abdica
    Para ser el rey de ti mismo
FRAGILIDAD (STING)
Mañana ya la sangre no estará
Al caer la lluvia se la llevará
Acero y piel combinación tan cruel
Pero algo en nuestras mentes quedará

Un acto así terminará
Con una vida y nada más
Nada se logra con violencia
Ni se logrará

Aquellos que han nacido en un mundo así
No olviden su fragilidad

Lloras tu y lloro yo
Y el cielo también, y el cielo también
Lloras tu y lloro yo
Qué fragilidad, qué fragilidad



CON LAS PIEDRAS, CON EL VIENTO (JOSÉ HIERRO)

Con las piedras, con el viento

hablo de mi reino.

Mi reino vivirá mientras

estén verdes mis recuerdos.

Cómo se pueden venir

nuestras murallas al suelo.

Cómo se puede no hablar

de todo aquello.

El viento no escucha. No

escuchan las piedras, pero

hay que hablar, comunicar,

con las piedras, con el viento.

Hay que no sentirse solo.

Compañía presta el eco.

El atormentado grita

su amargura en el desierto.

Hay que desendemoniarse,

liberarse de su peso.

Quien no responde, parece

que nos entiende,

con las piedras, con el viento.

Se exprime así el alma. Así

se libra de su veneno.

Descansa, comunicando

con las piedras, con el viento

LA HUMILDAD (JOSÉ ANTONIO CALCAÑO)

Ve si mi mente, oh Dios, no se extravía,
y huyendo el mal camino, el bueno yerra:
la grandeza esquivando, que me aterra,
he puesto en la humildad la ambición mía.

Más si al humilde has de exaltar un día,
tal como al grande derribar por tierra,
¿a la misma humildad no hago ya guerra,
la grandeza mirando a que ella guía?

Pues si en su ser se queda, aun más malicio
que ha de ser de ambición grado supremo
el que toma por ínfimo mi juicio.

Que es por sí la humildad grande en extremo;
y así temo, en lo mismo que codicio,
hallarme codiciando lo que temo.
TODO EL MUNDO ES ALGUIEN (ROBERTO CARLOS)
VERSIÓN EN PORTUGUÉS 
Somos una multitud de iguales 

Semejantes sueños, ilusiones 

Rumbos diferentes de conquista 

Por ideales universales 

No se escribe el nombre de un hombre 

En todo lo que el hace 

Pero donde pone sus manos 

Están sus digitales 

No importa el color del hombre 

Cómo él se viste, dónde vive 

En un castillo o en una casa humilde 

Él también hombre de bien 

Él es un guerrero y disputa 

Con esa fe que tiene 

Y que le respeten su lucha 

Es todo lo que quiere 

Debajo de este cielo 

Y a la luz del mismo sol 

Todo el mundo es alguien 

Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


De la semilla al trigo cuántos dan 

Su trabajo para ver el pan 

Del barro hasta la cima 

De un rascacielo 

Cúantos están, cuántos serán 

Todo ser humano es importante 

Y pase lo que pase 

Nada cambiará esos valores 

Si es digno lo que él hace 

Por eso quién es quién 

Si a los ojos de Dios 

Todo el mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 

Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 


Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 

Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien 



Quién es quién 

Quién es quién 

Todo el mundo en este mundo es alguien



ODA AL HOMBRE SENCILLO (PABLO NERUDA)
RECITADO POR JUAN HEREDIA
VERSIÓN DEL GRUPO MILLAUQUEN
Voy a contarte en secreto

quién soy yo,

así, en voz alta,

me dirás quién eres

(quiero saber quién eres)

cuánto ganas, en qué taller trabajas,

en qué mina,

en qué farmacia,

tengo una obligación

terrible

y es saberlo,
saberlo todo:
día y noche saber cómo te llamas,
ése es mi oficio,
conocer una vida
no es bastante
ni conocer
todas las vidas
es necesario,
verás,
hay que desentrañar,
rascar a fondo
y como en una tela
las líneas ocultaron,
con el color, la trama
del tejido,
yo borro los colores
y busco hasta encontrar
el tejido profundo,
así también encuentro
la unidad de los hombres,
y en el pan busco
más allá de la forma.
Me gusta el pan,
lo muerdo,
y entonces
veo el trigo,
los trigales tempranos,
la verde forma
de la primavera,
las raíces, el agua,
por eso
más allá del pan,
veo la tierra,
la unidad de la tierra,
el agua,
el hombre,
y así todo lo pruebo
buscándote
en todo,
ando, nado, navego,
hasta encontrarte,
y entonces te pregunto
cómo te llamas,
calle y número,
para que tú recibas
mis cartas,
para que yo te diga
quién soy y cuánto gano,
dónde vivo,
y cómo era mi padre.
Ves tú qué simple soy,
qué simple eres,
no se trata
de nada complicado.
Yo trabajo contigo,
tú vives, vas y vienes
de un lado a otro,
es muy sencillo,
eres la vida,
eres tan transparente
como el agua,
y así soy yo,
mi obligación es ésa:
ser transparente,
cada día
me educo,
cada día me peino
pensando como piensas,
y ando
como tú andas,
como, como tú comes,
tengo en mis brazos
a mi amor
como a tu novia tú,
y entonces
cuando esto
está probado,
cuando somos iguales,
escribo,
escribo con tu vida
y con la mía,
con tu amor y los míos,
con todos tus dolores
y entonces
ya somos diferentes
porque, mi mano
en tu hombro,
como viejos amigos
te digo en las orejas:
no sufras,
ya llega el día,
ven, ven conmigo,
ven con todos
los que a ti se parecen,
los más sencillos.
Ven, no sufras,
ven conmigo,
porque aunque
no lo sepas,
eso yo sí lo sé:
yo sé hacia dónde vamos,
y es ésta la palabra:
no sufras
porque ganaremos,
ganaremos nosotros,
los más sencillos
ganaremos,
aunque tú no lo creas,
ganaremos.

NUNCA EL HOMBRE PARECE TAN GRANDE COMO CUANDO CONFIESA SU PEQUEÑEZ, NI PARA NADA SE NECESITA MÁS FUERZA QUE PARA SER HUMILDE (CONCEPCIÓN ARENAL)


LA VIDA ES UNA LARGA LECCIÓN DE HUMILDAD (BARRIE)


LA HUMILDAD ES LA BASE Y EL FUNDAMENTO DE TODAS LAS VIRTUDES, Y SIN ELLA NO HAY ALGUNA QUE LO SEA (CERVANTES)


SON CONTADAS LAS ALMAS TAN GRANDES QUE VEAN EL VALOR DE SER PEQUEÑAS. (MELENDRES)


NO EXALTES TU NADERÍA:
QUE , ENTRE VERDAD Y FALSÍA,
APENAS HAY UNA TILDE...
Y EL UFANARSE DE HUMILDE
MODO ES TAMBIÉN DE UFANÍA.  

(JOSÉ MARÍA PEMÁN)


YO NO SÉ NADA (OLIVERIO GIRONDO)
Yo  no  sé  nada
Tú no sabes nada
Ud. no sabe nada
Él  no  sabe  nada
Ellos no saben nada
Ellas no saben nada
Uds. no saben nada
Nosotros no sabemos nada.
La desorientación de mi generación tiene su expli-
cación en la dirección de nuestra educación, cuya
idealización de la acción, era —¡sin discusión!—
una mistificación, en contradicción
con nuestra propensión a la me-
ditación, a la contemplación y
a la masturbación. (Gutural,
lo más guturalmente que
se pueda.)   Creo que
creo en  lo que  creo
que no creo. Y creo
que  no creo  en  lo
que creo que creo.
" Cantar   de   las   ranas "
¡Y       ¡Y       ¿A   ¿A       ¡Y       ¡T
su       ba       llí         llá       su       ba
bo       jo       es             es       bo       jo
las       las     tá?                    tá?      las      las
es         es       ¡A                        ¡A         es        es
ca       ca       quí                            cá         ca        ca
le         le         no                               no         le         le
ras        ras       es                                 es         ras        ras
arri        aba        tá                                   tá        arrí        aba
ba!...      jo!...      !...                                 !...        ba!...       jo!...

HERMANO SOL HERMANA LUNA (CANCIÓN)
HERMANO SOL, HERMANA LUNA (MECANO)
Sol querido hermano sol
estático señor
bombilla de calor
Luna hermana la menor
lucero de amor
espía de las noches de pasión
Hermano sol
hermana luna
que nada nunca me separe de los dos
Hermano sol
hermana luna
que nada nunca me separe de mi dios
Hermano sol que cuece tu interior
que trae tanta explosión
pareces tan confuso como yo
Luna blanca reflexión
helado corazón
sereno que me guardas del ladrón
Hermano sol
hermana luna
que nada nunca me separe de los dos



ESCENAS Y MÙSICA DEL FILM HERMANO SOL, HERMANA LUNA (FRANCO ZEFIRELLI)



















EJEMPLO DE HUMILDAD - DAVID ZAMBRANO


ÉXTASIS DE SAN FRANCISCO - EL GRECO



HUMILDAD Y ARROGANCIA (REFLEJOS DEL ALMA)  - AFG