Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.12.13

DOMINGOS







BALADA DE UN DOMINGO DE MI INFANCIA (HORACIO REGA MOLINA)


Mañana el maestro dará prueba escrita.
(Mi infancia no tuvo sino días malos).
Sentada en un banco mi infancia recita:
Colón ha partido del Puerto de Palos.

Es día domingo. Llovizna. Hace frío…
…el cuarto es muy grande, yo estoy solo en él.
Parece que arrastra en el cuarto sombrío
Su cola de seda la reina Isabel.

Es día domingo. Con una constancia
que más dolorosa no pudo haber sido,
sentada en un banco, repite mi infancia:
del Puerto de Palos, Colón ha partido.

Las seis de la tarde. Se encienden candelas.
Se cierran las puertas. La casa es distinta…
Dan miedo, dan miedo, las tres carabelas,
la Santa María, la Niña y la Pinta.


LOS CHIQUILINES DEL DOMINGO (GILBERT BECAUD INTERPRETADA POR NACHA GUEVARA)


Los chiquilines del domingo,
una estrella en cada ojo, 
sueñan con un amigo 
que caerá de un rayo rojo. 

Superman, ese día, vos también te divertirías 
repartiendo tus trompadas 
entre la gente amargada 

Los chiquilines del domingo 
seguramente soñarán 
con un papá que está bailando 
en los brazos de mamá. 

Superman, en la fiesta, 
dirigiendo la orquesta, 
con tu batuta milagrosa 
hacés posibles todas las cosas. 

Los chicos del domingo, 
una estrella en cada ojo, 
sueñan con ser independientes 
y todopoderosos 

Superman, ya que estás, 
por qué no me prestás 
tu vestimenta completa 
para poder volar. 

Los chiquilines del domingo, 
una estrella en cada ojo, 
sueñan con desquitarse un día 
de lo que hacemos todos nosotros. 

Ellos sueñan que un día 
vivir será lindo 
Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, 
Viernes y Sábados 

y no solamente el Domingo 

A MI CORAZÓN EN DOMINGO (WISLAWA SZYMBORSKA)

Gracias te doy, corazón mío,
por no quejarte, por ir y venir
sin premios, sin halagos,
por diligencia innata.

Tienes setenta méritos por minuto.
Cada una de tus sístoles
es como empujar una barca
hacia alta mar
en un viaje alrededor del mundo.

Gracias te doy, corazón mío,
porque una y otra vez
me extraes todo lo malo,
incluso cuando sueño.

Cuidas de que no me suelte a la corriente
y hasta el extremo de un vuelo
para el que no se necesitan alas.

Gracias te doy, corazón mío,
por haberme despertado de nuevo,
y aunque es domingo,
día de descanso,
bajo mis costillas
continúa el movimiento de un día laboral.

UN DÍA DE DOMINGO  (GAL COSTA)
GAL COSTA Y TIM MAIA
VERSIÓN MARÍA MARTA SERRA LIMA

Hoy te tengo que encontrar 
y sentarnos un momento, 
para hablar y conversar 
en vez de andar de frente al viento, 
necesito respirar el aire que ahora te rodea 
 en la piel quiero tener el mismo sol que te broncea, 
ver el sol aparecer y ver la vida acontecer 
y volver a un sueño lindo, 
ya no quiero más vivir un sentimiento sin sentido, 
necesito descubrir esa emoción de estar contigo 
ver el sol amanecer y ver la vida acontecer 
como un día de domingo. 
Olvidar y comenzar de  nuevo 
vamos a pasar la cuenta a la emoción, 
que se duerma el alma en el silencio 
y que pueda hablar la voz del corazón.


Hoy te tengo que encontrar y sentarnos un momento

para hablar y conversar
en vez de andar de frente al viento
ya no puedo más vivir un sentimiento sin sentido necesito descubrir esa emoción de estar contigo 
ver el sol amanecer y ver la vida acontecer 
como un día de domingo. 


Olvidar y comenzar de  nuevo 
vamos a pasar la cuenta a la emoción, 
que se duerma el alma en el silencio 
y que pueda hablar la voz del corazón.


Olvidar y comenzar de  nuevo 
vamos a pasar la cuenta a la emoción, 
que se duerma el alma en el silencio 
y que pueda hablar la voz del corazón.




DOMINGO TRISTE (JOSÉ MARTÍ)

Las campanas, el sol, el cielo claro 
me llenan de tristeza, y en los ojos 
llevo un dolor que el verso compasivo mira, 
un rebelde dolor que el verso rompe 
¡y es, oh mar, la gaviota pasajera 
que rumbo a Cuba va sobre tus olas! 

Vino a verme un amigo, y a mí mismo 
me preguntó por mí; ya en mí no queda 
más que un reflejo mío, como guarda 
la sal del mar la concha de la orilla. 
Cáscara soy de mí, que en tierra ajena 
gira, a la voluntad del viento huraño, 
vacía, sin fruta, desgarrada, rota. 
Miro a los hombres como montes; miro 
como paisajes de otro mundo, el bravo 
codear, el mugir, el teatro ardiente 
de la vida en mi torno: ni un gusano 
es ya más infeliz: ¡suyo es el aire, 
y el lodo en que muere es suyo! 
Siento la coz de los caballos, siento 
las ruedas de los carros; mis pedazos 
palpo: ya no soy vivo: ¡ni lo era 
cuando el barco fatal levó las anclas 
que me arrancaron de la tierra mía!


LA CHANGA DE LOS DOMINGOS (TERESA PARODI)
La siete ma co Lucinda 
Ou oina el Cristino 
A buscarme para hacer 
La changa de los domingos 
Yajha catu porque es tarde 
Pasa el mate del estribo 
Y ejheya a los cunumí 
Que por una vez se vistan solitos 

Niquiriri aña me ...¡jesu! 
No seas sonsa, te digo 
Ya sé que no mejoramos 
Ni aunque trabaje en domingo 
Pero qué se puede hacer 
Allá estábamos perdidos 
No tenía ite trabajo 
Por eso fue que vinimos 
¡Peina! No sé qué te pasa 
Sonreíme un poquitito 
Dejáme creer que puedo 
mejorar nuestro destino 

Buenos Aires no es tan grande 
Somos muchos correntinos 
Y por la radio se escucha 
casi siempre un chamamé 
Además después de todo 
Pensá un poquito mujer 
El camino si nos trae 
puede llevarnos también 

Yo tampoco no me hallo 
pero angaú que me olvido 
Hay que hacerse de valor 
Nunca afloja un correntino 
Cuando me paguen la changa 
Voy a comprarte el vestido 
Que dijiste que te gusta 
En el almacén de don Florentino 
Y los sábados por la noche 
te luciré de lo lindo 
En la pista de Camacho 
chamameceando tupido 
Niquiriri aña me ...¡jesu! 
Abuenáte ya conmigo 
Dejáme creer que puedo 
mejorar nuestro destino 
Angá sueños no me faltan 
porque me sobran motivos 
Le pongo el pecho a la vida 
¡Nunca afloja un correntino!

DOMINGO (KYN TANIYA)

A mis burgueses tan amados
Aniversario de todos los trajes nuevos
'TODOSANTOS burguesa
"Mexicanos al grito de guerra:'
El sol brilla cual casco de bombero
y los pájaros y las campanas charlan
como viejas comadres .
El señor comisario plancha su mejor pantalón
Comencemos por ir a comulgar
después nos lavaremos los pies
ES DOMINGO
Hoy te amaré
Se ha puesto el cielo su bonito traje azul
y su monóculo de oro '
Las solteronas irán a gozar al cine
Y hasta la sucia mano del obrero cojerá rosas
en los jardinc;s municipales
La chica de rojas carnes
muestra con gusto su pantorrilla de seda negra
y la blancura de sus calzones
en los jardines municipales
ES DOMINGO
Un profesor ha muerto
estrangulado por su cuello
El mundo entero rechina como zapato nuevo
ERA DOMINGO
cuando nació el primer burgués
COMO CADA DOMINGO (FRANCO DE VITA)

SOLO LETRA

Ten mucho cuidado, 
no corras tanto. 
cuando cruces la calle 
mira hacia ambos lados, 
cuidado que la vida espera 
y no faltes ningún día a la escuela. 

No hables con nadie 
que no conozcas 
mira que estos días 
son para estar mosca, 
cuidado que la calle no juega 
y no pongas nerviosa a la maestra. 

Yo regresare, yo te lo prometo 
como cada domingo, yo te lo prometo 
iremos al parque a jugar pelota 
y no puedo quedarme, asuntos de trabajo 
Ay, mientras se me sale 
el corazón de un lado. 
Papa no aprietes tanto 
que me haces daño. 

Y cuida de tu madre, 
que ella en estos días 
ha estado muy nerviosa 
sera por culpa mía 
lo siento, pero como explicarte 
que no duermo con ella hace bastante. 

Y tal ves un día tu lo entenderás 
pero yo si se, que no lo podre hacer, 
porque hay otros que por mi han decidido 
pretenden saber cuanto te necesito 

estribillo 


Ten mucho cuidado 
no corras tanto, 
cuando cruces la calle 
mira hacia ambos lados.



POEMA DEL DOMINGO TRISTE (JOSÉ ÁNGEL BUESA)


Este domingo triste pienso en ti dulcemente
y mi vieja mentira de olvido ya no miente.

La soledad a veces es peor castigo, ah, 

¡pero qué alegre todo si estuvieras conmigo! 

Entonces no querría mirar las nubes grises 

formando extraños mapas de imposibles países

y el monótono ruido del agua no sería

el motivo secreto de mi melancolía.

Este domingo triste nace de algo que es mío,

que quizás es tu ausencia y quizás es mi hastío,

mientras corren las aguas por la calle en declive

y el corazón se muere de un ensueño que vive. 

La tarde pide un poco de sol, como un mendigo,

y acaso hubiera sol si estuvieras conmigo,

y tendría la tarde, fragantemente muda,

el ingenuo impudor de una niña desnuda. 

Si estuvieras conmigo, amor que no volviste.

Oh, ¡qué alegre me sería este domingo triste!



DOMINGO ROJO (SILVIO RODRIGUEZ)
OTRA VERSIÓN
Este domingo es especial domingo,
la vida lo colmó de actividad.
Hoy todos los relojes sonaron a las cinco,
la cuadra es un trajín que viene y va.

Hay sorbos de café en la madrugada
y toses de motores a las seis.
Hay risas y pañuelos antes de la mañana
hay voluntad de hacer amanecer.

Domingo,
que buen pretexto das para cantarte.
Tu luna ha comenzado a saludarme
y parece como si la tierra fértil me esperase
¡oh! domingo.

Domingo,
taller donde el sol puso residencia,
amor que sigue haciendo de herramienta
y ensancha las ventanas y las puertas.

Domingo,
es como si no me quedaran penas,
como si fuera siempre primavera,
como si la sed humana no supiese de fronteras
¡oh! domingo.

Domingo,
verás crecer la vida de mis manos
cuando acaricie el sueño que yo amo
y el tiempo sea un domingo enamorado.

Domingo,
¡Oh! domingo.


DOMINGO (CARL SANBURG)

Campanas de domingo en septiembre
sonaban por los tejados
llamando a la gente sin importancia.
En mi jardín
donde los pétalos morados temblaban
recuerdo macizos amarillos de asteres
que se combaban bajo un viento suave y lento.
Un abejorro de vientre amarillo
zumbaba alrededor de un rojo dragón rojo.

AQUELLAS TARDES DE DOMINGO (ROBERTO CARLOS)
Yo recuerdo con nostalgia el tiempo que paso 
El tiempo pasa tan de prisa pero en mí dejo 
Gratas tardes de domingo, tantas alegrías, 
Viejos tiempos, lindos días 

Canciones que de forma simple hablaban del amor 
Flores, gente, melodías, fiesta y color 
Gratas tardes de domingo, tantas alegrías, 
Viejos tiempos, lindos días 

Hoy aquellos mis domingos son recordaciones 
De aquellas tardes de guitarra sueños y emociones 
Aunque todo siempre avanza, yo conservo la añoranza 
Viejos tiempos, lindos días 

Viejos tiempos, lindos días 

Hoy aquellos mis domingos son recordaciones 
De aquellas tardes de guitarra sueños y emociones 
Aunque todo siempre avanza, yo conservo la añoranza 
Viejos tiempos, lindos días, viejos tiempos, lindos días 
Viejos tiempos, lindos días
DOMINGO (JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD) 

La veis un día domingo. 
Lleva un cuerpo cansado, lleva un traje cansado 
(no la podéis mirar), 
un traje donde cuelgan trabajos, tristes hilos, 
pespuntes de dolor, esperanzas sangrantes 
hechas verdad a fuerza de ir remendando sueños, 
de ir gastando mañanas, hombres de cada día, 
en las estribaciones de un pan dominical. 

La veis venir acaso de un azar con ternuras, 
de una piedad con fábulas; la veis 
venir y no sabéis que está llamándose 
lo mismo que la vida, 
lo mismo que su traje hecho disfraz de olvido, 
hecho carne de engaño y servicial, 
cortado a la medida de mensuales lágrimas, 
de quebrantos tejidos con la última 
hebra de la intemperie, con las briznas 
de ese telar de amor donde aprendemos 
la hermandad necesaria que es un cuerpo sin nadie. 

Sucede que es un día más bien canción que número, 
más bien como una lluvia de inclemente mirada, 
de humilde mano abierta 
que volverá a vestir de desnudez la vida. 
Y entonces ya es mentira crecer sobre raíces, 
ya es mentira ese tiempo blandamente nocivo 
que se nos va quedando alquilado en la piel, 
que se nos gasta hasta dejarnos 
un mísero rastro de caricia vacía, 
llegar a confundirnos en un domingo anónimo, 
en un amor sin cuerpo, hilvanando de lástima. 

Y entonces, ese día, el domingo, 
viene llegando, corre, se nos acerca 
(todos la conocemos), 
nos mira igual que un charco 
de amor recién secado, nos contagia 
de todo cuanto es puro en su día siguiente, 
porque está consolándose con un jornal caduco, 
está desviviéndose 
en una pobre sucesión de acopios para amar, 
de ir contando los años por tránsitos de trajes, 
por memorias zurcidas, por sueños arrancados 
del retal de un domingo cegador e ilusorio.
DOMINGO DE ENERO (HORACIO GUARANY)

EL SÉPTIMO DÍA (SODA STEREO)
EN VIVO
VERSIÓN DEL DISCO

Odio este domingo híbrido de siempre,
me da igual, me da igual.
es un beso en la pantalla del autocine
sin gozar, sin gozar.
El ojo de la aguja
la punta de mi lengua
es igual, es igual.
En el comienzo fue un big-bang y fue caliente
revolver, revolver...
sobre los títulos vi caer tu nombre
y reaccioné, reaccioné.
Solo dios sabe que es el séptimo día
el abismo y la luna en el séptimo día
no descansaré...
En este tiempo anfibio temo perderte
por volar, por volar.
El reino de los cielos
la llave del averno
es igual, es igual.
en el séptimo día
el abismo y la luna
en el séptimo día.
solo dios sabe que es el séptimo día
el abismo y la luna en el séptimo día
no descansaré..

ELEGÍA EXTRA MARIO BENEDETTI)

Hoy 

un domingo

como cualquier otro

uno de esos

que Dios ha reservado

para el mate

la radio despacito

para el amor

repetido en los parques

para el descanso

el vino
y el Estadio
para la dulce farra
de la siesta
precisamente hoy
un domingo cualquiera
debo abrir puertas
de silencio horrible
debo juntarme
con mi aburrimiento
debo enfrentar mi mesa
empecinada
asquerosa de tinta
y de papeles.
El sol allí cerquita
sucio domingo
pienso
yo a veces di consejos
claros como setiembre
yo me hice mala sangre
hasta la madrugada
¿y ahora qué?
ahora
espesos y rituales
Gardel y un alboroto
bajan del sexto piso
el sol va recorriendo
tranquilamente
el muro
y yo como un intruso
yo como una pieza
dislocada
yo frente al miedo
de la Ciudad Vieja
más allá del fervor
y el pesimismo
porque a mis dedos
ya
nadie los mueve
y quedan más planillas
más planillas
más inmundas planillas
todas


con siete copias.



HOY ES DOMINGO (DIEGO TORRES - BUBÉN BLADES)


Cómo me gusta estar de nuevo en casa 
y despertarme lleno de su olor, 
a ese café de la mañana, que siempre corre hasta la cama 
y duerme hasta el despertador. 

Hoy tengo cita con la almohada 
y una reunión con el ventilador, 
una salida con mi perro, porque él no entiende de pretextos 
y dejo en pausa mi sillón. 

Hoy, hoy es domingo, 
no hay compromisos con el reloj. 
Porque hoy, hoy es domingo, 
no hay nada mejor. 

Destapo un vino en la cocina, 
y un buen asado espera en el carbón. 
Aunque tengamos mil problemas, hoy descansamos de las penas, 
alimentando al corazón. 

Que nadie rompa este momento, 
es día de celebración, 
hay que brindar por la alegría, afuera la mala energía, 
porque, mañana lunes, se acabó. 

Hoy, hoy es domingo, 
no hay compromisos con el reloj. 
Porque hoy, hoy es domingo, 
no hay nada mejor. 

Hoy, hoy es domingo, 
no hay compromisos con el reloj. 
Porque hoy, hoy es domingo, 
no hay nada mejor. 

Dibuje, maestro! 

Hoy es domingo y no es bueno pa´ trabajar, 
hoy es domingo, el día pa´ disfrutar. 
Mañana es un día de fiesta, no me lo discuta usted, 
que yo tengo el almanaque en español y en inglés. 

Hoy es domingo y no es bueno pa´ trabajar, 
hoy es domingo, el día pa´ disfrutar. 
Pero que mira, cuando se encuentran 
dos latinos, siempre da igual, 
qué lunes, qué martes, qué miércoles, 
que siempre domingo será. 

Hoy es domingo y no es bueno pa´ trabajar, 
hoy es domingo, el día pa´ disfrutar. 
¡Dilo, Rubén! 

El domingo se va a misa, cuando abre lo espiritual, 
se reúne la familia, y amigos a celebrar. 

La ra ra, la ra ra, 
la ra ra, la ra ra. 
La ra ra, la ra ra, 
la ra ra, la ra ra.


DOMINGO (EDUARDO CARRANZA)



Un domingo sin ti, de ti perdido,

es como un túnel de paredes grises

donde voy alumbrado por tu nombre;

es una noche clara sin saberlo

o un lunes disfrazado de domingo;

es como un día azul sin tu permiso.

Llueve en este poema; tu lo sientes

con tu alma vecina del cristal;

llueve tu ausencia como un agua triste
y azul sobre mi frente desterrada.

He comprendido cómo una palabra
pequeña, igual a un alfiler de luna
o un leve corazón de mariposa,
alzar puede murallas infinitas,
matar una mañana de repente,
evaporar azules y jardines,
tronchar un día como si fuera un lirio,
volver granos de sal a los luceros.

He comprendido cómo una palabra
de la materia azul de las espadas
y con aguda vocación de espina,
puede estar en la luz como una herida
que nos duele en el centro de la vida.
Llueve en este poema, y el domingo
gira como un lejano carrusel;
tan cerca estás de mi que no te veo,
hecha de mis palabras y mi sueño.

Yo pienso en ti detrás de la distancia,
con tu voz que me inventa los domingos
y la sonrisa como un vago pétalo
cayendo de tu rostro sobre mi alma.

Con su hoja volando hacia la noche,
rayado de llovizna y desencanto,
este domingo sin tu visto bueno
llega como una carta equivocada.

La tarde, niña, tiene esa tristeza
del aire donde hubo antes una rosa;
yo estoy aquí rodeado de tu ausencia
hecho de amor y solo como un hombre.

DOMINGO LLUVIOSO (MARILINA ROSS)
EN DIRECTO
A pesar de leer el diario 
te despierto entusiasmada, 
a pesar de estar lloviendo 
pinto un sol en tu ventana. 

A pesar que las goteras 
inundaron la guarida 
chapoteamos como chicos 
panza arriba. 

Con las ropas empapadas 
y el alma muerta de risa 
te invito a dar un paseo 
por el jardín. 

Y bajo los abedules 
improviso un streep-tease 
y en medio del diluvio 
te amo, te amo. 

Y hay una manta que cobija la ternura 
y un incienso que perdura 
y una vela que refleja en la humedad. 

Y está la música y está el fuego encendido 
y un vinito compartido 
y un domingo para recordar.. 
que se va
DOMINGO (ÁNGEL GONZÁLEZ)
    Domingo, flor de luz, casi increíble
    Día. Bajas sobre la tierra
    Como un ángel inútil y dorado.
    Besas
    A las muchachas
    De turbia cabellera,
    Vistes de azul marino
    A los hombres que te aman, y dejas
    En las manos del niño
    Un aro de madera
    O una simple esperanza. Repartes
    Golondrinas, globos de primavera,
    Te subes a las torres
    Y giras las veletas
    Oxidadas. Tu viento agita faldas
    De colores, estremece banderas,
    Lleva lejos canciones
    Y sonrisas, llena
    Las estancias de polvo plateado.

    Los árboles esperan
    Tu llegada
    Para cubrirse de gorriones. Sabe más fresca
    El agua de las fuentes.
    Las campanas dispersan
    Palomas imprevistas
    Que vuelan
    De otro modo.
    No hay nadie que no sepa
    Que es domingo,
    Domingo.
    Tu presencia
    De espuma lava,
    Eleva,
    Hace flotar las cosas y los seres
    En un nítido cielo que no era
    -El lunes- de verdad:
    Apenas desteñido papel, vidrio olvidado,
    Polvo tedioso sobre las aceras.
DOMINGO DE AGUA (JOSE LARRALDE)
Vamos a arrimarle al fueguito
dos o tres astillas mas 
mientras no escampe la lluvia 
pa´ que me voy a incomodar 

Oigalé al domingo de agua
buen domingo pa´ un mensual 
sin caballo pa´ la senda
ni prienda que visitar

Diga que soy mas o menos
buenon pa´ cimarronear
y ande ensille el amargo
la tarde al tranco se va

La gente anda domingueando
peón, casero y capataz
y yo quedé con los perros
chiflando pa´ no pensar

Si escampa y abre la tarde
capaz que dentro a zoncear
capaz que ensillo y me largo
medio sin rumbo por ahí
total si vaya ande vaya
el triste nunca alla paz
conque mas vale que llueva
me gusta oír garugar.
MIS PRIMAS, LOS DOMINGOS (FRANCISCO LÓPEZ MERINO)

Mis primas, los domingos, vienen a cortar rosas 
y a pedirme algún libro de versos en francés. 
Caminan sobre el césped del jardín, cortan flores, 
y se van de la mano de Musset o Samain. 

Aman las frases bellas y las mañanas claras. 
Una estatua impasible las puede conmover. 
Esperan la llegada de las tardes de otoño 
porque, tras los cristales, todo de oro se ve... 

Y vienen los domingos a cortar rosas. Saben 
que el eco de sus voces para mí grato es. 
Entre las hojas quedan sus risas armoniosas; 
ellas seguramente se ríen sin saber. 

Mis primas, cuando llueve, no vienen. Dulcemente 
aparto los capullos que el viento hará caer; 
hago un ramo con ellos y pongo bajo el ramo 
un volumen de versos de Musset o Samain.
DONDE VAS LOS DOMINGOS (SANDRO)
Dónde vas los domingos que no tienen sol 
Dónde vas cuando quieres hallar un amor 
Dónde vas cuando quieres contar tu pesar 
Dónde vas si no tienes con quién conversar 
Tendrás mil penas para desterrar 
Tendrás la angustia de tu soledad 
Verás al mundo con su incomprensión 
Mas todo se olvida si hay amor 
Dónde vas si no esperas a ningún querer 
Dónde vas si te cansas de tanto llorar 
Dónde vas si no sabes qué rumbo elegir 


Una de sus metáforas favoritas es el vacío existencial. Si el sentido es lo que buscamos, el sin sentido es un agujero, un hueco en tu vida, y en los momentos en que lo sientes, necesitas salir corriendo a llenarlo. Frankl sugiere que uno de los signos más conspicuos de vacío existencial en nuestra sociedad es el aburrimiento. Puntualiza en cómo las personas con frecuencia, cuando al fin tienen tiempo de hacer lo que quieren, parecen ¡no querer hacer nada!. La gente entra en barrena cuando se jubila; los estudiantes se emborrachan cada fin de semana; nos sumergimos en entretenimientos pasivos cada noche; la llamó neurosis del domingo  porque ese vacío existencial suele deprimir particularmente en el tiempo libre.

Y DIOS BENDIJO AL SÉPTIMO DÍA Y LO SANTIFICÓ - WILLIAM BLAKE
DOMINGO - 1926- EDWARD HOPPER