Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

21.1.14

AIRE


El aire no es un aroma, no huele a nada.
Desde el principio ha sido destinado para mi boca, estoy enamorado
de él.
Iré a la ribera junto al bosque, me quitaré el disfraz y quedaré
desnudo,
Me enloquece el deseo de que el aire toque todo mi cuerpo.
(WALT WHITMAN)
ODA AL AIRE (PABLO NERUDA)

Andando en un camino
encontré al aire,
lo salude y le dije
con respeto
"Me alegro
de que por una vez
dejes tu transparencia
así hablaremos "
El incansable,
bailo, movió las hojas,
sacudió con su risa
el polvo de mis suelas,
y levanto toda
su azul arboladura,
su esqueleto de vidrio,
sus parpados de brisa
inmóvil como un mástil
se mantuvo escuchándome
yo le bese su capa
de rey del cielo
me envolví en su bandera
de seda celestial
y le dije:
monarca o camarada,
hilo, corola o ave,
no se quien eres, pero
una cosa te pido
no te vendas.
El agua se vendió
y de las cañerías
en el desierto
he visto terminarse
las gotas
y el mundo pobre, el pueblo
caminar con sed
tambaleando en la arena.
Vi la luz de la noche
racionada,
la gran luz en la casa
de los ricos.
Todo es aurora en los
nuevos jardines suspendidos
todo es oscuridad
en la terrible
sombra del callejón.
De allí la noche,
madre madrastra,
sale
con un puñal en medio
de sus ojos de búho,
y un grito, un crimen,
se levanta y apagan
tragados por la sombra.
No, aire,
no te vendas,
que no te canalicen,
que no te entuben,
que no te encajen
ni te compriman
que no te hagan tabletas,
que no te metan en una botella,
cuidado!
llámame
cuando me necesites,
yo soy el poeta hijo
de pobres, padre, tío,
primo, hermano carnal
y concuñado
de los pobres, de todos,
de mi patria y las otras,
de los pobres que viven junto al rió,
de la vertical cordillera
pican piedra,
clavan tablas,
cosen ropa,
cortan leña,
muelen tierra,
y por eso
yo quiero que respiren,
tu eres lo único que tienen
por eso eres
transparente,
para que vean
lo que vendrá mañana,
por eso existes,
aire,
déjate respirar,
no te encadenes,
no te fíes de nadie
que venga en automóvil
a examinarte,
déjalos,
ríete de ellos,
vuélales el sombrero,
no aceptes sus proposiciones,
vamos juntos
bailando por el mundo,
derribando las flores
del manzano,
entrando en las ventanas,
silbando juntos,
silbando,
melodías
de ayer y de mañana,
ya vendrá un día
en que libertaremos
la luz y el agua
la tierra, el hombre,
y todo para todos
sera, como tu eres.
Por eso, ahora,
cuidado!
y ven conmigo,
nos queda mucho
que bailar y cantar,
vamos
a lo largo del mar,
a lo alto de los montes,
vamos
donde este floreciendo
la nueva primavera
y en un golpe de viento
y canto
repartamos las flores,
el aroma, los frutos
el aire
de mañana.
AIRE (MECANO)
Una noche de resaca al tratar de despertar
note que por el ombligo me empezaba a desinflar
que mi cuerpo se arrugaba como un papel vegetal
e iba pasando, que curioso, al estado gaseoso.
y tras la metamorfosis me sentí mucho mejor
era un aire gris oscuro y con bastante polución
se notaba en cualquier caso que era aire de ciudad
que si bien no es el mas sano. lo prefiere el ser humano.
Aire, soñé por un momento que era aire
aire. oxigeno. nitrógeno y argón
sin forma definida ni color
fui aire volador.
como yo soy muy consciente hasta en esta situación
decidí ser consecuente con mi nueva dimensión
y probé a ser respirado por la que duerme a mi lado
sin entrar en pormenores yo se hacer cosas mejores.
como no me satisfizo la experiencia sexual
se me inflaron los vapores. me convertí en huracán
di unas tres o cuatro vueltas y a la quinta me canse
este cuarto es muy pequeño para las cosas que sueño.
Aire. roñe por un momento que era aire
aire. oxigeno, nitrógeno y argón
sin forma definida ni color
fui aire volador.
Y lo siento por mi novia y el cristal que me cargue
me escape por la ventana y en picado me lance
pero tuve mala suerte y cuando iba a remontar
me volví otra vez humano. no faltéis al funeral.
Aire, soñé por un momento que era aire
aire. oxigeno, nitrógeno y argón
sin forma definida ni color
fui aire volador.
INSTINTO DE SUPERVIVENCIA (ALBERTO INFANTE)

No se cuente conmigo:soy lento.
Así que no se cuente conmigo,
o cuéntese de otro modo.
Lo mejor sujetarlo abajo.
Algo debe tener.
Bien mirado, no parece mío
aunque al final acabe por ser lo más mío de lo mío,
veintiún gramos de principio a fin,
y si lo ensucian
a lo póstumo entonces,
al lejano cierre de lo póstumo.
¿Inspirar?, ¿espirar?...sobrevivir si acaso,
como un bosque donde solo hay bruma
o el oscuro tallo de las flores de O'Keef,
pneuma y numen, apertura y cierre de lo íntimo,
éxtasis de verso breve,
de palabra breve que todo lo rompe
y lo entrecorta todo. Éxtasis.
Y bronquio, esputo, flema, alvéolo...,
nacer del agua para morar en el grito.
Acaso el requisito sea ese: quince o dieciséis por minuto,
y ni siquiera así.
La sonata 34, las variaciones Goldberg,
aquel mediodía cuando con tan solo cinco
sentí que me ahogaba,
o el hecho mismo de jadear sin dolor...
Pero volvamos al principio.
No se cuente conmigo.
Ya lo dije:soy lento y me sueño sin aire.
La imaginación es un fantasma mudo.
¿Aprenderé a respirar?
EL AMOR ESTÁ EN EL AIRE
VERSIÓN DE JOHN PAUL YOUNG
VERSIÓN ES ESPAÑOL DE ENRIQUE GUZMÁN
Love is in the air
Everywhere I look around 
Love is in the air 
Every sight and every sound
And I don't know if I'm being foolish 
Don't know if I'm being wise 
But it's something that I must believe in 
And it's there when I look in your eyes
Love is in the air 
In the whisper of the trees 
Love is in the air 
In the thunder of the sea
And I don't know if I'm just dreaming 
Don't know if I feel sane 
But it's something that I must believe in 
And it's there when you call out my name
Love is in the air 
Love is in the air 
Oh oh oh 
Oh oh oh 
Love is in the air 
In the rising of the sun 
Love is in the air 
When the day is nearly done
And I don't know if you're an illusion 
Don't know if I see it true 
But you're something that I must believe in 
And you're there when I reach out for you
Love is in the air 
Every sight and every sound 
And I don't know if I'm being foolish 
Don't know if I'm being wise
But it's something that I must believe in 
And it's there when I look in your eyes
El amor está en el aire
En todas partes que mire alrededor
El amor está en el aire
En cada vista y en cada sonido
Y no sé si estoy siendo insensato
No sé si estoy siendo prudente
Pero es algo en lo que debo creer
Y está allí cuando miro a tus ojos
El amor está en el aire
En el suspiro de los árboles

El amor está en el aire
En el trueno del mar
Y no sé si sólo estoy soñando
No sé si me siento cuerdo
Pero es algo en lo que debo creer
Y está allí cuando dices mi nombre
El amor está en el aire
El amor esta en el aire
Oh oh oh 
Oh oh oh 
El amor está en el aire
En la salida del sol
El amor está en el aire
Cuando el día es casi un hecho
Y no sé si estoy en una ilusión
No sé si lo que veo es cierto
Pero es algo en lo que debo creer
Y estás allí cuando llego a ti
El amor está en el aire
En cada vista y en cada sonido
Y no sé si estoy siendo insensato
No sé si estoy siendo prudente
Pero es algo en lo que debo creer
Y está allí cuando miro a tus ojos
RIMA 46 (GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER)

Los invisibles átomos del aire

En derredor palpitan y se inflaman,

El cielo se deshace en rayos de oro,

La tierra se estremece alborozada.



Oigo flotando en olas de armonías,

Rumor de besos y batir de alas;

Mis párpados se cierran... —¿Qué sucede?

¿Dime?

—¡Silencio! ¡Es el amor que pasa!









AIRE (JORGE GUILLÉN)



Aire: nada, casi nada,
O con un ser muy secreto,
O sin materia tal vez,
Nada, casi nada: cielo.  
Con sigilo se difunde,
Nadie puede ver su cuerpo.
He ahí su misma idea,
Aire claro, buen silencio.  
Hasta el espíritu el aire,
Que es ya brisa, va ascendiendo
Mientras una claridad
Traspasa la brisa al vuelo.  
Un frescor de transparencia
Se desliza como un témpano
De luz que fuese cristal
Adelgazándose en céfiro.  
¡Qué celeste levedad,
Un aire apenas terreno,
Apenas una blancura
Donde lo más puro es cierto!  
Aire noble que se otorga
Distancias, alejamientos.
Ocultando su belleza
No quiere parecer nuevo.  
Aire que respiro a fondo,
De muchos soles muy denso,
Para mi avidez actual
Aire en que respiro tiempo.  
Aquellos días de entonces
Vagan ahora disueltos
En este esplendor que impulsa
Lo más leve hacia lo eterno.  
Muros ya cerca del campo
Guardan ocres con reflejos
De tardes enternecidas
En los altos del recuerdo.  
¡Cómo yerra por la atmósfera
Su dulzura conduciendo
Los pasos y las palabras
Adonde van sin saberlo!  
Algo cristalino en vías
Quizá de enamoramiento
Busca en una aura dorada
Sendas para el embeleso.  
Respirando, respirando
Tanto a mis anchas entiendo
Que gozó del paraíso
Más embriagador: el nuestro.  
Y la vida, sin cesar
Humildemente valiendo,
Callada va por el aire,
Es aire, simple portento.  
Vida, vida, nada más
Este soplo que da aliento,
Aliento con una fe:
Sí, lo extraordinario es esto.  
Esto: la luz en el aire,
Y con el aire un anhelo.
¡Anhelo de trasparencia,
Sumo bien! Respiro, creo.  
Más allá del soliloquio,
Todo mi amor dirigiendo
Se abalanzan los balcones
Al aire del universo.  
¡Balcones como vigías
Hasta de los más extremos
Puntos que la tarde ofrece
Posibles, amarillentos!  
Mis ojos van abarcando
La ordenación de lo inmenso.
Me la entrega el panorama,
Profundo cristal de espejo.  
Entre el chopo y la ribera,
Entre el río y el remero
Sirve, transición de gris,
Un aire que nunca es término.  
¡Márgenes de la hermosura!
A través de su despejo,
El tropel de pormenores
No es tropel. ¡Qué bien sujeto!  
Profundizando en el aire
No están solos, están dentro
Los jardinillos, las verjas,
Las esquinas, los aleros...  
En el contorno del límite
Se complacen los objetos,
Y su propia desnudez
Los redondea: son ellos.  
¡Islote primaveral,
Tan verdes los grises! Fresnos,
Aguzando sus ramillas,
Tienden un aire más tierno.  
El soto. La fronda. Límpidos,
Son esos huecos aéreos
Quienes mejor me serenan,
Si a contemplarlos acierto.  
Feliz el afán, se colma
La tensión de un día pleno.
Volúmenes de follajes
Alzan un solo sosiego.  
Torres se doran amigas
De las mieses y los cerros,
Y entre la luz y las piedras
Hay retozos de aleteos.  
En bandadas remontándose
Juegan los pájaros. Vedlos.
Todos van, retornan, giran,
Contribuyen al gran juego.  
¡Juego tal vez de una fuerza
No muy solemne, tanteo
De formas que sí consiguen
La perfección del momento!  
Esta perfección, tan viva
Que se extiende al centelleo
Más distante, me presenta
Como una red cuanto espero.  
¡Aquel desgarrón de sol!
Arden nubes y no lejos.
Mientras, sin saber por qué,
Se ilumina mi deseo.  
Arbolados horizontes
-Verdor imperecedero-
Dan sus cimas al dominio
Celeste, gloria en efecto.  
Gloria de blancos y azules
Purísimos, violentos,
Algazaras de celajes
Que anuncian dioses y fuegos.  
La realidad, por de pronto,
Sobrepasa anuncio y sueño
Bajo el aire, por el aire
Ceñido de firmamento.  
El aire claro es quien sueña
Mejor. ¡Solar de misterio!
Con su creación el aire
Me cerca. ¡Divino cerco!  
A una creación continua
-Soy del aire- me someto.
¡Aire en transparencia! Sea
Su señorío supremo.
AIRE LIBRE (BLAS DE OTERO)

Si algo me gusta, es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
Hablar contigo como un camarada,
Mirar escaparates
Y, sobre todo, sonreír de lejos
A los árboles...

También me gustan los camiones grises
Y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
Echarme en tu regazo y despeinarte,
Tragar agua de mar como cerveza
Amarga, espumeante.

Todo lo que sea salir
De casa, estornudar de tarde en tarde,
Escupir contra el cielo de los tundras
Y las medallas de los similares,
Salir
De esta espaciosa y triste cárcel,
Aligerar los ríos y los soles,
Salir, salir al aire libre, al aire.



Ahora conozco el secreto de hacer la mejor persona: crecer bajo el aire abierto y comer y dormir con la tierra (Walt Whitman)
Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él (George Bernard Shaw)
Puro el aire, la luz sonrosada, ¡qué despertar tan dichoso!.(Rosalía De Castro)
Se hace más alto el cielo en tu presencia, la tierra se prolonga de rosa en rosa y el aire se prolonga de paloma en paloma (Vicente Huidobro)
Sin aire, la tierra muere. Sin libertad, como sin aire propio y esencial, nada vive (José Martí)
PARTE DEL AIRE (MERCEDES SOSA CON FITO PAÉZ)
VERSIÓN LUIS ALBERTO SPINETTA Y FITO PAEZ

Lo pensó dos veces y se marchó 
como una frutilla su corazón 
siempre el mismo rollo con los parientes 

Me dejó unos discos en el placard 
un reloj de plata y un samurai 
todo detallado en un expediente 

Y allí va, parte del aire 
y allí va, en libertad 

Música de grillos del Paraná 
cada enero nuevo se hace escuchar 
como un buen presagio de las comadres 

Él amó una estrella en su soledad 
una noche antes de navidad 
recortó los cables con un diamante 

El amor más grande que conocí 
sin querer un día pasó por mí 
por la Vía Láctea se encontrarán 
en algún planeta, en algún lugar 

Donde va la gente y su corazón 
donde van los años y este dolor 
y donde voy yo, no me importa ya 
vengo de dos ríos que van al mar 
parte del aire 

Y allí va, solo, solo 
en libertad

ERA UN AIRE SUAVE (RUBÉN DARÍO)

Era un aire suave, de pausados giros;
el hada Harmonía rimaba sus vuelos,
e iban frases vagas y tenues suspiros
entre los sollozos de los violoncelos.
Sobre la terraza, junto a los ramajes,
diríase un  trémolo de liras eolias
cuando acariciaban los sedosos trajes,
sobre el tallo erguidas, las blancas magnolias.
La marquesa Eulalia risas y desvíos
daba a un tiempo mismo para dos rivales:
el vizconde rubio de los desafíos
y el abate joven de los madrigales.
Cerca, coronado con hojas de viña,
reía en su máscara Término barbudo,
y, como un efebo que fuese una niña,
mostraba una Diana su mármol desnudo.
Y bajo un boscaje del amor palestra,
sobre el rico zócalo al modo de Jonia,
con un candelabro prendido en la diestra
volaba el mercurio de Juan de Bolonia.
La orquesta parlaba sus mágicas notas;
un coro de sones alados se oía;
galantes pavanas, fugaces gavotas
cantaban los dulces violines de Hungría.
Al oír las quejas de sus caballeros,
ríe, ríe, ríe la divina Eulalia,
pues son un tesoro las flechas de Eros,
el cinto de Cipria, la rueca de Onfalia.
 ¡Ay de quien sus mieles y frases recoja!
¡Ay de quien del canto de su amor se fíe!
Con sus ojos lindos y su boca roja,
la divina Eulalia ríe, ríe, ríe.
Tiene azules ojos, es maligna y bella;
cuando mira, vierte viva luz extraña;
se asoma a las húmedas pupilas de estrella
el alma del rubio cristal de Champaña.
Es noche de fiesta, y el baile de trajes
ostenta su gloria de triunfos mundanos.
La divina Eulalia, vestida de encajes,
una flor destroza con sus tersas manos.
El teclado armónimo de su risa fina
a la alegre música de un pájaro iguala.
Con los staccati  de una bailarina
y las locas fugas de una colegiala.
¡Amoroso pájaro que trinos exhala
bajo el ala a veces ocultando el pico;
que desdenes rudos lanza bajo el ala,
bajo el ala aleve del leve abanico!
Cuando a media noche sus notas arranque
y en arpegios áureos gima Filomela,
y el ebúrneo cisne, sobre el quieto estanque,
como blanca góndola imprima su estela,
la marquesa alegre llegará al boscaje,
boscaje que cubre la amable glorieta
donde han de estrecharla los brazos de un paje,
que siendo su paje será su poeta.
Al compás de un canto de artista de Italia
que en la brisa errante la orquesta deslíe,
junto a los rivales, la divina Eulalia
la divina Eulalia ríe, ríe, ríe.
¿Fue acaso en el tiempo del rey Luis de Francia,
sol con corte de astros, en campos de azur,
cuando los alcázares llenó de fragancia
la regia y pomposa rosa Pompadour?
¿Fue cuando la bella su falda cogía
con dedos de ninfas, bailando el minué,
y de los compases el ritmo seguía
sobre el tacón rojo, lindo y leve pie?
¿O cuando pastoras de floridos valles
ornaban con cintas sus albos corderos,
y oían, divinas Tirsis de Versalles,
las declaraciones de sus caballeros?
¿Fue en ese buen tiempo de duques pastores,
de amantes princesas y tiernos galanes,
cuando entre sonrisas y perlas y flores
iban las casacas de los chambelanes?
¿Fue acaso en el Norte o en el Mediodía?
Yo el tiempo y el día y el país ignoro;
pero sé que Eulalia ríe todavía,
¡y es cruel y eterna su risa de oro!
autógrafo

AIRE SOY (MIGUEL BOSÉ CON XIMENA SARIÑANA)
Una idea, un continente, una mirada, 
Casi sin querer... 
Se me escapa, se me nubla, no se acaba, 
Casi sin querer... 

No hay nada ya, 
No hay nada ya, 
Tocarte por dentro, besar... 
No hubo y no habrá, 
No hay nada aquí ya, 
Volarme y al tiempo volar... 

Aire soy y al aire, 
El viento no, el viento, el viento no, 
Que sin tí soy nadie... 
Sin tí yo no, sin tí, sin tí yo no... 

Una fuga. 
Un SOS. 
Una parada. 
Casi sin querer... 
Y la duda en sentimiento transformada, 
Casi sin querer... 

No hay nada ya, 
No hay nada ya. 
Tan bello es caer a tus pies... 
No hubo y no habrá, 
No hay nada aquí ya, 
¿De quién este cielo es, 
De quién? 

Aire soy y al aire... 
El viento no, el viento, el viento no... 
Que sin tí soy nadie... 
Sin tí yo no, sin tí, sin tí yo no... 

No hay nada ya, 
No hay nada ya, 
Tan bello es caer a tus pies... 
No hubo y no habrá, 
No hay nada aquí ya, 
¿De quién este cielo es, 
De quién? 

Aire soy y al aire... 
El viento no, el viento, el viento no... 
Que sin tí soy nadie... 
Sin tí yo no, sin tí, sin tí yo no... 

Aire soy y al aire... 
El viento no, el viento, el viento no... 
Que sin tí soy nadie... 
Sin tí yo no, sin tí, sin tí yo no, 
yo no, yo no, yo no...

EN LA ORILLA DEL AIRE (JAIME SABINES)
En la orilla del aire
(¿qué decir, qué hacer?)
hay todavía una mujer.

En el monte, extendida
sobre la yerba,
si buscamos bien:
una mujer.

Bajo el agua, en el agua,
abre, enciende los ojos,
mírala bien.

Algas, ramas de peces,
ojo de náufragos,
flautas de té,
le cantan, la miran bien.

En las minas, perdida,
delgada, sombra también,
raíces de plata obscura
le dan de beber.

A tu espalda, en donde estés,
si vuelves rápido a ver
la ves.

En el aire hay siempre oculta
como una hoja en un árbol,
una mujer.
NO ME COMPARES (VENGO DEL AIRE) 
 (ALEJANDRO SANZ)
Ahora que crujen las patas
de la mecedora y hay nieve en el televisor
Ahora que llueve en la sala y se apagan
las velas de un cielo que me iluminó

Ahora que corren los lentos
derramando trova y el mundo, ring, ring, despertó
Ahora que truena un silencio feroz ahora nos entra la tos.

Ahora que hallamos el tiempo
podemos mirarnos detrás del rencor
Ahora te enseño de dónde vengo
y las piezas rotas del motor
Ahora que encuentro mi puerto
ahora me encuentro tu duda feroz
Ahora te enseño de dónde vengo
y de qué tengo hecho el corazón.

Vengo del aire
Que te secaba a ti la piel, mi amor
Yo soy la calle,donde te lo encontraste a él
No me compares
bajé a la tierra en un pincel por ti
imperdonable,que yo no me parezco a él...Ni a él, ni a nadie...

Ahora que saltan los gatos
buscando las sobras, maúllas la triste canción
Ahora que tú te has quedao sin palabras
comparas, comparas, con tanta pasión.

Ahora podemos mirarnos
sin miedo al reflejo en el retrovisor
Ahora te enseño de dónde vengo
y las heridas que me dejó el amor
Ahora no quiero aspavientos
Tan sólo una charla tranquila entre nos.
Si quieres te cuento por qué te quiero
y si quieres cuento por qué no.

Vengo del aire que te secaba a ti la piel, mi amor.
Soy de la calle
donde te lo encontraste a él.
No me compares baje a la tierra en un pincel por ti,
imperdonable,que yo no me parezco a él...Ni a él, ni a nadie...

Que alguien me seque de tu piel mi amor
que nos desclaven
y que te borren de mi sien
Que no me hables
que alguien me seque de tu piel, mi amor que nos desclaven
yo soy tu alma, tú eres mi aire..

Que nos separen, si es que pueden
que nos separen, que lo intenten
Que nos separen, que lo intenten
yo soy tu alma y tu mi suerte
Que nos separen, si es que pueden
que nos desclaven, que lo intenten
Que nos separen, que lo intenten
yo soy tu alma y tu mi suerte...
XXXVIII (GUSTAVO ADOLFO BECQUER)
¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?
EL ALMA ES IGUAL QUE EL AIRE (MANUEL ALTOLAGUIRRE BOLÍN)

El alma es igual que el aire.
Con la luz se hace invisible,
perdiendo su honda negrura.

Sólo en las profundas noches
son visibles alma y aire.
Sólo en las noches profundas.

Que se ennegrezca tu alma
pues quieren verla mis ojos.
Oscurece tu alma pura.

Déjame que sea tu noche,
que enturbie tu transparencia.
¡Déjame ver tu hermosura! 
EN EL AIRE (CROMA LATINA)
Aire
(qué qué)

te respiro solo a ti aire

aire

(qué qué)
aire
ganas de tenerte aquí

es el aire
Está en el aire cuando camino
está en el aire que yo respiro
está en mi letra y en mi poesía

está en mi ritmo y mi melodía
Está en el aire cuando camino
está en el aire que yo respiro
y es que tu amor camina a mi lado

dondequiera está conmigo

aire, el aire
es domingo y no sé, no sé dónde andarás
sabes mi teléfono o tal vez me llamarás
te deseo tanto, no lo puedo evitar
porque siento la obsesión
me cuesta respirar
aire
te respiro siempre
el aire
estás flotando en mí
ganas, ganas de tenerte aquí
una fiebre que me abraza
yo me siento como presa
solo espero que me llamas de repente
me comportaré como lo que soy
con la mente clara
y el cuerpo puro y paciente
es que el aire que hay aquí pregunta siempre por ti
aire
que casi parte el aire
el aire
está flotando en mí
ganas, maldito deseo que a intervalos se aparece
de repente crece y crece
yo no se lo que tú haces escondido
mientras yo pensando en ti
soy un ser de carne y hueso
y por eso necesito verte aquí
airete respiro solo a el aire
estás flotando en mi
ganas, ganas de tenerte aquí
una fiebre que aparece de repente y crece y crece
aire
el aire
ganas, de ti
aire
te respiro solo a ti
dondequiera que camino en cada cara
tu rostro miro
ganas de tenerte, de escucharte, de mirarte
escucha bien porque si me alimenta tu amor respiramos el mismo aire
ganas de que estés conmigo para amarte
qué qué … croma latina
(…)
y es que tu amor camina a mi lado
dondequiera está conmigo
es la sazón que tiene mi salsa
es el tomate, el orégano, el comino
está en mi letra y en mi poesía
está en mi ritmo y mi melodía
en cada cosa que hay en mi hogar
hasta en la salsa que quiero cantar
yo no sé lo que tú haces escondido
mientras yo pensando en ti
soy un ser de carne y hueso y por eso
necesito verte aquí
aire
ganas de tenerte aquí
el aire
INVITACIÓN AL AIRE (RAFAEL ALBERTI)

Te invito, sombra, al aire.
Sombra de veinte siglos,
a la verdad del aire,
del aire, aire, aire.
Sombra que nunca sales
de tu cueva, y al mundo
no devolviste el silbo
que al nacer te dio el aire,
del aire, aire, aire.
Sombra sin luz, minera
por las profundidades
de veinte tumbas, veinte
siglos huecos sin aire,
del aire, aire, aire.
¡Sombra, a los picos, sombra,
de la verdad del aire,
del aire, aire, aire!

EL AIRE - ARCIMBOLDO
LA VOZ DE LOS AIRES - RENE MAGRITTE
EL PLANO DEL AIRE - RENE MAGRITTE