Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

27.1.14

TRENES








IMAGENES DEL FILM LLEGADA DEL TREN DE LOS HERMANOS LUMIERE. 1895
ODA A LOS TRENES DEL SUR (PABLO NERUDA)

TRENES del Sur, pequeños

entre

los volcanes,

deslizando

vagones

sobre

rieles

mojados
por la lluvia vitalicia,
entre montañas
crespas
y pesadumbre
de palos quemados.

Oh
frontera
de bosques goteantes,
de anchos helechos, de agua,
de coronas.
Oh territorio
fresco
recién salido del lago,
del río,
del mar o de la lluvia
con el pelo mojado,
con la cintura llena
de lianas portentosas,
y entonces
en el medio
de las vegetaciones,
en la raya
de la multiplicada cabellera,
un penacho perdido,
el plumero
de una locomotora fugitiva
con un tren arrastrando
cosas vagas
en la solemnidad aplastadora
de la naturaleza,
lanzando
un grito
de ansia,
de humo,
como un escalofrío
en el paisaje!

Así
desde sus olas
los trigales
con el tren pasajero
conversan como
si fuera
sombra, cascada o ave
de aquellas latitudes,
y el tren
su chisperío
de carbón abrasado
reparte
con oscura
malignidad
de diablo
y sigue,
sigue,
sigue,
trepa el alto viaducto
del río Malleco
como subiendo
por una guitarra
y canta
en las alturas
del equilibrio azul
de la ferretería,
silba el vibrante tren
del fin del mundo
como
si
se despidiera
y se fuera a caer donde
termina
el espacio terrestre,
se fuera a despeñar entre las islas
finales del océano.

Yo voy contigo,
tren, trepidante
tren
de la frontera:
voy a Renaico,
espérame,
tengo que comprar lana en Collipulli,
espérame, que tengo
que descender en Quepe,
en Loncoche, en Osorno,
buscar piñones, telas
recién tejidas, con olor
a oveja y lluvia...
Corre,
tren, oruga, susurro,
animalito longitudinal,
entre las hojas
frías
y la tierra fragante,
corre
con
taciturnos
hombres de negra manta,
con monturas,
con silenciosos sacos
de papas de las islas,
con la madera
del alerce rojo,
del oloroso coigue,
del roble sempiterno.

Oh tren
explorador
de soledades,
cuando vuelves
al hangar de Santiago,
a las colmenas
del hombre y su cruzado poderío,
duermes tal vez
por una noche triste
un sueño sin perfume,
sin nieves, sin raíces,
sin islas que te esperan en la lluvia.
inmóvil
entre anónimos
vagones.

Pero
yo, entre un océano
de trenes,
en el cielo
de las locomotoras,
te reconocería
por
cierto aire
de lejos, por tus ruedas
mojadas allá lejos,
y por tu traspasado
corazón que conoce
la indecible, salvaje,
lluviosa,
azul fragancia!


TRABAJANDO EN EL FERROCARRIL (PAPPO)
Todas las semanas,
voy a trabajar,
voy con muchas ganas,
y con felicidad

Si alguna vez quieres,
encontrarme a mí,
trabajo en las vías,
del ferrocarril

Muchas veces cuando yo,
voy muy lejos de aquí,
recuerdo la historia,
del ferrocarril.

El ÚLTIMO TREN SE HA PARADO (MAHMUD DARWISH)

El último tren se ha parado en el último andén, y nadie
salva a las rosas. Ninguna paloma se posa en una mujer de palabras.
El tiempo se ha acabado. El poema no puede más que la espuma.
No creas a nuestros trenes, amor, no esperes a nadie en la muchedumbre.
El último tren se ha parado en el último andén, y nadie
puede retornar a los narcisos rezagados en los espejos de la penumbra.
¿Dónde dejaré mi última descripción del cuerpo que en mí habita?
Todo ha terminado. ¿Dónde está lo que ha terminado? ¿Dónde vaciaré el país que en mí habita?
No creas a nuestros trenes, amor, las últimas palomas han volado, han volado,
y el último tren se ha parado en el último andén... y no hay nadie.




ANDENES (JORGE TEILLIER)

    Te gusta llegar a la estación
    Cuando el reloj de pared tictaquea,
    Tictaquea en la oficina del jefe-estación.
    Cuando la tarde cierra sus párpados
    De viajera fatigada
    Y los rieles ya se pierden
    Bajo el hollín de la oscuridad.


    Te gusta quedarte en la estación desierta
    Cuando no puedes abolir la memoria,
    Como las nubes de vapor
    Los contornos de las locomotoras,
    Y te gusta ver pasar el viento
    Que silba como un vagabundo
    Aburrido de caminar sobre los rieles.


    Tictaqueo del reloj. Ves de nuevo
    Los pueblos cuyos nombres nunca aprendiste,
    El pueblo donde querías llegar
    Como el niño el día de su cumpleaños
    Y los viajes de vuelta de vacaciones
    Cuando eras -para los parientes que te esperaban-
    Sólo un alumno fracasado con olor a cerveza.


    Tictaqueo del reloj. El jefe-estación
    Juega un solitario. El reloj sigue diciendo
    Que la noche es el único tren
    Que puede llegar a este pueblo,
    Y a ti te gusta estar inmóvil escuchándolo
    Mientras el hollín de la oscuridad
    Hace desaparecer los durmientes de la vía.

FERROVIARIO (JAIRO)

Yo soy el ladrón de trenes
que está en la fotografía
reclamado vivo o muerto
por toda la policía

Mirando bien el retrato
no salgo favorecido
y llevo la barba crecida
parezco un hombre jodido

No crean lo que están viendo
y vayan a preguntar
en el barrio me conocen
yo soy un tipo legal

Mi abuelo, mi padre y yo
los tres fuimos ferroviarios
pero pararon los trenes
porque eran deficitarios

No se anduvieron con vueltas
dejaron todo desierto
el Mitre quedo vacío
y el Belgrano medio muerto

¿Qué es lo que hace un ferroviario
cuando le quitan el tren?
Primero se vuelve loco,
después empieza a beber.

No sé si estaba borracho
la noche en que decidí
robar la locomotora
y volverla a conducir.

La pinté de acul y blanco,
le saqué brillo al cromado
cualquier ferrocarrilero
estaría emocionado.

Llevo diez días fugado
me sigue la policía,
y ellos rodean Hernando*
yo estoy en Jesús María*.

Cuando se acaben las vías
tendrán que leer los diarios
yo no pienso recular
palabra de ferroviario.
EL TREN (ÁNGELES ASENSIO)

He visto abandonado en una vía 
el viejo y oxidado antiguo tren, 
y cómo su vagón desvencijado 
-que nunca olvidaré-
mostraba destrozados los asientos 
tan llenos de recuerdos de un ayer. 
Y evoca mi memoria aquellos días 
en que alegre viajé, 
cargada de paquetes y maletas 
atadas con cordel, 
buscando descansar en la cantina 
que olía a buen café,
y hablando con vecinos de otra mesa 
de nada de interés. 
Recuerdo al vendedor de los refrescos, 
la gente que esperaba en el andén;
recuerdo aquel bullicio con las prisas 
llevando un bocadillo de comer,
su viejo traqueteo; y cuando avisa
silbando por aquel paso a nivel.
Recuerdo la emoción, las despedidas...
Recuerdo los retrasos de mi tren. 

YO QUIERO VER UN TREN (LUIS ALBERTO SPINETTA)

Yo nunca me imaginé,
regresar a mi tiempo de niño
nunca me expliqué porque,
nunca ví un tren
La neutrónica ya explotó,
y muy pocos pudimos zafar
ahora el mundo no tiene ni agua
La mañana me encuentra,
caminando en la nada
vías muertas de un expreso,
que quedó en el pasado
Confundido por el fuego verde,
que confluye desde el mar
la materia disuelta flota,
en la atmósfera sin sol
La neutrónica ya explotó,
y muy pocos pudimos zafar
ahora el mundo no tiene ni agua
La mañana me encuentra,
sospechando en el aire contaminado!!!
vías muertas de un expreso,
que quedó en el pasado
Señor . . . señor . . .
Yo quiero ver un tren
llévame a ver un tren
no los recuerdo
yo quiero ver un tren.
EL TREN (ANTONIO MACHADO)

Yo, para todo viaje 

?siempre sobre la madera 

de mi vagón de tercera?, 

voy ligero de equipaje. 

Si es de noche, porque no 

acostumbro a dormir yo, 

y de día, por mirar 

los arbolitos pasar, 
yo nunca duermo en el tren, 
y, sin embargo, voy bien. 
¡Este placer de alejarse! 
Londres, Madrid, Ponferrada, 
tan lindos... para marcharse. 
Lo molesto es la llegada. 
Luego, el tren, al caminar, 
siempre nos hace soñar; 
y casi, casi olvidamos 
el jamelgo que montamos. 
¡Oh, el pollino 
que sabe bien el camino! 
¿Dónde estamos? 
¿Dónde todos nos bajamos? 
¡Frente a mí va una monjita 
tan bonita! 
Tiene esa expresión serena 
que a la pena 
da una esperanza infinita. 
Y yo pienso: Tú eres buena; 
porque diste tus amores 
a Jesús; porque no quieres 
ser madre de pecadores. 
Mas tú eres 
maternal, 
bendita entre las mujeres, 
madrecita virginal. 
Algo en tu rostro es divino 
bajo tus cofias de lino. 
Tus mejillas 
?esas rosas amarillas? 
fueron rosadas, y, luego, 
ardió en tus entrañas fuego; 
y hoy, esposa de la Cruz, 
ya eres luz, y sólo luz... 
¡Todas las mujeres bellas 
fueran, como tú, doncellas 
en un convento a encerrarse!... 
¡Y la niña que yo quiero, 
ay, preferirá casarse 
con un mocito barbero! 
El tren camina y camina, 
y la máquina resuella, 
y tose con tos ferina. 
¡Vamos en una centella!


VIEJO TREN (LUIS DOMINGO BERHO)

Hoy que ya estás de regreso
se vá olvidando tu hazaña,
pero toda la campaña
te está debiendo el progreso
 yo te canto por eso
sin preguntar quién te trajo
pa´l de arriba y pa´l de abajo
vos fuiste igual, viejo tren
porque sin mirar pa´quien
llevaste vida y trabajo.

En campera madrugada
el paisano te sintió,
y te tuvo de reloj
al escuchar tu pitada
y al mirarte a la pasada
el tiempo supo prever,
diciendo al salirte a ver,
y con un acierto sumo
“si sale bajito el humo
es señal que vá a llover”.

Con un linyera en el techo
se vá “el especial de hacienda”
y la maquina tremenda
se la escucha un largo trecho…
como un fabuloso pecho
con un corazón que late
tras el vapor que se abate
la estación se queda sola
y vá en el furgón de cola
el guarda tomando mate.

Pienso que el tiempo es distancia
y durmientes son los días,
en los que tiendo las vías
que me llevan a la infancia
vuelven en su resonancia
paragolpes y eslabones…
Viejo tren que en ocasiones
te miré como embobao
y me olvidé de un mandao
por contarte los vagones.
TRENES (RAFAEL ALBERTI-VICENTE MONERA)
Tren del día detenido
frente al cardo de la vía
-Cantinera, niña mía,
se me queda el corazón 
en tu vaso de agua fría

Tren de noche, detenido
frente al sable azul del río

Pescador, barquero mío, 
se me queda el corazón
en tu barco negro y frío

LAS VÍAS DEL TREN (LUIS GRANADOS GONZÁLEZ)

Las vías del tren se cruzan se dilatan 

se desvían se cambian se delatan se estropean

se enganchan se unen se engrasan se clavan

se separan se curvan se recorren en miles

de kilómetros de acero en monstruos de hierro



las vías del tren se cortan se gritan

se atornillan se funden se rozan se sueldan
se calientan se estremecen chirrian
y se muestran como líneas que se pierden
en el horizonte de tus días

las vías del tren se abrazan se lían
se estiran se derraman se responden se destinan
se solapan se arrullan se apilan se odian
o se aman se mezclan con otros trenes y otras vías

las vías de tren se vuelan se distribuyen 
se vuelcan se enroñan se mojan se designan
se fotografían se secan se trazan se hielan
en invierno sus railes y sus destinos

las vías del tren
vienen y van
a donde quieras ir
a donde te quieran llevar



TREN DE FUGITIVOS (EL SOLDADO)
Abre los ojos, vamos a despertar
el tiempo es costoso, nene, y no tiene piedad.
Abre la válvula que escape el gas
prende la mecha que hay que volar.
Porque en este tren sólo viajan fugitivos
y si miras bien, nadie sabe su destino.
Quema el libreto de la humanidad
así no hay más secretos, nene, para nadie más
píntate de negro y sale a probar
rompe todos los espejos, si la locura ya está acá.
Porque en este tren sólo viajan fugitivos
y si miras bien, nadie sabe su destino.
Y esa luz, y esta cruz
están marcando con fuego tu camino.
Quema el libreto de la humanidad
así no hay más secretos, nene, para nadie más
píntate de negro y sale a probar
rompe todos los espejos, si la locura ya está acá.
Porque en este tren sólo viajan fugitivos
y si miras bien, nadie sabe su destino.
Y esa luz, y esta cruz
están marcando con fuego tu camino.


FERROCARRIL (KYN TANIYA)

Traga
traga viento
joven sin vida
Los rieles
se me entran por los ojos
Traga
sin vida
y sin tiempo de mirar
hacia atrás
¡APRISA!
siempre más aprisa
¡SI TÚ SUPIERAS LO CONTENTOS QUE ESTÁN TUS CABELLOS!

TRENES, CAMIONES Y TRACTORES (ÁRBOL)
Trenes, camiones y tractores
tanta fuerza, tanta fuerza.
Trenes camiones y tractores
tanta fuerza, tanta fuerza.
Trenes, camiones y tractores
tanta fuerza, tanta fuerza.

Me empujan, me empujan, me empujan.
Me arrastran, me arrastran, me arrastran.
Por el cielo, por el suelo.
Trenes, camiones y tractores
bicicletas y peatones.
Barcos, aviones, submarinos;
toneladas de cemento.

Avanzan, avanzan muy lento.
Me arrastran, me frenan me siento
y yo pienso:
Que aunque estes despeinada me gustas igual,
aunque estes en pijama y sin maquillar,
aunque estés enojada por lo que pasó.
Aunque ya no te vea me gustás igual.

Trenes y camiones, están quietos estancados,
en carriles atascados.
Escapando a ningún lado
o tratando de pasarse de costado
esperando a que la luz se ponga verde.

Y yo pienso que ojalá que el asfalto
se haga pasto porque la gente se inquieta
cuando está quieta.
Y su mente empieza a pensar:
en el agua, en el fuego, en la casa,
en la cuota del cole del nene.

Y yo espero, mientras pienso, (mientras pienso):
Que aunque estes despeinada me gustas igual,
aunque estes en pijama y sin maquillar,
aunque estés enojada por lo que pasó,
aunque ya no te vea me gustás igual,
aunque valga la pena me decís que no,
que no vale la pena pedirte perdón.

Pero tengo tu foto y pienso con dolor
que aunque ya no te vea me gustás igual.
Cuando escucho los ruidos de la casa
la cuchara que choca con la taza,
la madera respira todavía.

Y ya no estás pero me gustás igual.
Trenes, camiones y tractores,8
barcos, aviones y peatones.
me empujan, me empujan, me empujan
me arrastran hasta tu casa.

Y yo pienso, todo el tiempo:
que aunque estés despeinada me gustas igual,
aunque estés en pijama y sin maquillar,
aunque estés enojada por lo que pasó,
aunque ya no te vea me gustás igual.

Trenes, camiones y tractores,
barcos, aviones y peatones.
me empujan, me empujan, me empujan,
me arrastras hasta tu casa.

Y yo pienso:
que aunque estés despeinada me gustas igual,
aunque estés en pijama y sin maquillar,
aunque llegue el destello te voy a esperar,
porque aunque ya no te vea
siempre me vas a gustar así.



SUEÑOS DE TRENES (PABLO NERUDA)

Estaban soñando los trenes
en la estación, indefensos,
sin locomotoras, dormidos.


Entré titubeando en la aurora:

anduve buscando secretos,

cosas perdidas en los vagones,

en el olor muerto del viaje.

Entre los cuerpos que partieron

me senté solo en el tren inmóvil.

Era compacto el aire, un bloque

de conversaciones caídas

y fugitivos desalientos.

Almas perdidas en los trenes

como llaves sin cerraduras

caídas bajo los asientos.

Pasajeras del Sur cargadas

de ramilletes y gallinas,

tal vez fueron asesinadas,

tal vez volvieron y lloraron,

tal vez gastaron los vagones

con el fuego de sus claveles:
tal vez yo viajo, estoy con ellas,
tal vez el vapor de los viajes,
los rieles mojados, tal vez
todo vive en el tren inmóvil
y yo un pasajero dormido
desdichadamente despierto.


Yo estuve sentado y el tren

andaba dentro de mi cuerpo

aniquilando mis fronteras,

de pronto era el tren de la infancia,

el humo de la madrugada,

el verano alegre y amargo.


Eran otros trenes que huían,

carros repletos de dolores,

cargados como con asfalto,

y así corría el tren inmóvil

en la mañana que crecía

dolorosa sobre mis huesos.

Yo estaba solo en el tren solo,

pero no sólo estaba solo,

sino que muchas soledades

allí se habrán congregado

esperando para viajar

como pobres en los andenes.
Y yo en el tren como humo muerto
con tantos inasibles seres,
por tantas muertes agobiado
me sentí perdido en un viaje
en el que nada se movía,
sino mi corazón cansado. 


TREN AL SUR (LOS PRISIONEROS)

Siete y media de la mañana
mi asiento toca la ventana
estación central, segundo carro
del ferrocarril que me llevará al sur
Ya estas tierras van andando
y mi corazón esta saltando
porque me llevan a las tierras
donde al fin podré ver nuevo
Respirar adentro y hondo,
alegría hasta el corazón, ajaja!
Y no me digas ¡pobre!
por ir viajando así
no ves que estoy contento
no ves que voy feliz
Doce y media de la mañana
el olor se mete en la ventana
son flores y animales, que me dicen:
bienvenido al sur
Yo recuerdo a mi papito
y no me importa estar solito
porque me llevan a las tierras
donde al fin podré ver nuevo
Respirar adentro y hondo
alegría hasta el corazón (x2)
Y no me digas ¡pobre!
por ir viajando así
no ves que estoy contento
no ves que voy feliz
viajando en este tren,
en este tren al ¡sur! (x2)
Tren al sur (x13
ALABANZA DE LOS TRENES VERDADEROS (JORGE RIECHMANN)

Hay muchos trenes falsos. 
Es fácil confundirlos con los trenes auténticos. 
Casi todos 
los llaman también trenes: 
los revisores 
los ferroviarios 
los carteristas 
los viajeros casi sin excepción 
y hasta yo mismo 
cuando no quiero dar muchas explicaciones. 
Trenes sólo son los que parten de noche. 
Trenes sólo son los que llevan a ti.
SOY COMO UN TREN (LEÓN GIECO)


Soy como un tren que atraviesa las tempestades 
camino al sol 
Llevo la marca de todos estos tiempos libres 
o de encierros 
Soy como un tren que cruza tormentas y va 
camino al cielo 
Y me detengo cerca o lejos en el lugar 
donde quiero 
Tengo el corazón desnudo en mi 
pero pienso vestirlo con tu amor 
Tengo una canción que empieza en mi 
solo busco que termine en vos 

Como un milagro la lluvia me dio el arcoiris 
y el agua el rió 
Yo por amor doy la vida 
porque de amor mi vida un día nació 

Soy como un tren que atraviesa desiertos y parte 
la calma en dos 
Cerradas las puertas de la razón 
ya no hay lágrimas ni religión 
Soy como un tren que cruza los fuegos y va 
camino a lo alto 
Duerme el viajero eternizador de las luchas 
y los sueños 
Tengo tu dolor sanándose 
y dejo mi pena en tus ojos 
Tengo tu esperanza en mis manos 
y llevo tu herida en mi voz.

TREN DEL CIELO (SOLEDAD)
Viajo por las nubes 
voy llevando mi canción 
vuelo por los cielos 
con las alas de mi corazón. 
Déjame que llegue 
que me esta llamando el sol 
vuelan los que pueden 
volar con la imaginación. 

Voy, voy llegando al sol 
ven, que nos lleva el viento. 
Ahora voy, llevo mi emoción 
voy...por el tren del cielo. 

Voy por la montaña 
hasta que me abrace el mar 
por la Pachamama 
que nos da la libertad. 
Voy por los caminos 
que nos llevan a la verdad 
la senda del indio 
para toda la humanidad. 

Voy, voy llegando al sol 
ven, que nos lleva el viento. 
Ahora voy, llevo mi emocion 
voy...por el tren del cielo.

 
 TREN DE LAS NUBES QUE RECORRE SALTA - JUJUY (ARGENTINA)


EXTERIOR E INTERIOR DEL TREN TRANSCANTÁBRICO (ESPAÑA)
EXPRESO TRANSIBERIANO (RUSIA)


FERROCARRIL DE TRANSPORTE - VINCENT VAN GOGH. AGOSTO - 1888
EL TREN AZUL - VINCENT VAN GOGH. MARZO - 1888



FILM COMPLETO EL TREN DE LENIN
CORTO DE OCHO MINUTOS SOBRE EL TREN DE LAS NUBES
CORTO DE TRES MINUTOS SOBRE EL TREN DE LAS NUBES