Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

24.1.14

DESPEDIDAS



NO HABRÁ SINO RECUERDOS (JORGE LUIS BORGES CANTADO POR JAIRO)
Entre mi amor y yo han de levantarse 
trescientas noches como trescientas paredes 
y el mar será una magia entre nosotros. 

No habrá sino recuerdos. 
Oh tardes merecidas por la pena, 
noches esperanzadas de mirarte, 
campos de mi camino, firmamento 
que estoy viendo y perdiendo... 
Definitiva como un mármol 
entristecerá tu ausencia otras tardes. 
UN BESO Y UNA FLOR (NINO BRAVO)
Dejaré mi tierra por ti dejare mis campos y me iré 
lejos de aquí 
cruzare llorando el jardín y con tus recuerdos partiré 
lejos de aquí 

de día viviré pensando en tu sonrisa 
de noche las estrellas me acompañaran 
seras como un luz que alumbra en mi destino 
me voy pero te juro que mañana volveré 

al partir un beso y una flor un te quiero una caricia y un adiós 
es ligero equipaje para tan largo viaje 
las penas pesan en el corazón 
mas allá del mar abra un lugar donde el sol 
cada mañana brille mas 
forjara mi destino las piedras del camino 
lo que nos es querido siempre queda atrás 

buscare un lugar para ti 
donde el cielo se une con el mar 
lejos de aquí 
con mis manos y con tu amor 
implorare encontrar otra ilusión 
lejos de aquí 

de día viviré pensando en tu sonrisa 
de noche las estrellas me acompañaran 
seras como una luz que alumbra en mi camino 
me voy pero te juro que mañana volveré 

al partir un beso y una flor 
un te quiero una caricia y un adiós 
es ligero equipaje para tan largo viaje 
las penas pesan en el corazón 
mas alla del mar abra un lugar donde el sol 
cada mañana brille mas 
forjara mi destino las piedras del camino 
lo que nos es querido siempre queda atrás 

al partir un beso y una flor 
un te quiero una caricia y un adiós 
es ligero equipaje para tan largo viaje 
las penas pesan en el corazón 
más allá del mar abra un lugar donde el sol 
cada mañana brille mas 
forjara mi destino las piedras del camino 
lo que nos es querido siempre queda atrás

HAIKU (MARIO BENEDETTI)
Se despidieron 
Y en el adiós ya estaba la bienvenida 

RUN RUN SE FUE PA'L NORTE (VIOLETA PARRA)
En un carro de olvido, 
antes de aclarar, 
de una estación del tiempo, 
decidido a rodar. 
Run-Run se fue pa´l Norte, 
no sé cuándo vendrá. 
Vendrá para el cumpleaños 
de nuestra soledad. 
A los tres días, carta 
con letra de coral, 
me dice que su viaje 
se alarga más y más, 
se va de Antofagasta 
sin dar una señal, 
y cuenta una aventura 
que paso a deletrear, 
ay ay ay de mí. 

Al medio de un gentío 
que tuvo que afrontar, 
un transbordo por culpa 
del último huracán, 
en un puerto quebrado 
cerca de Vallenar, 
con una cruz al hombro 
Run-Run debió cruzar 
Run-Run siguió su viaje 
llegó al Tamarugal. 
Sentado en una piedra 
se puso a divagar, 
que si esto que lo otro, 
que nunca que además, 
que la vida es mentira 
que la muerte es verdad, 
ay ay ay de mí. 

La cosa es que una alforja 
se puso a trajinar, 
sacó papel y tinta, 
un recuerdo quizás, 
sin pena ni alegría, 
sin gloria ni piedad, 
sin rabia ni amargura, 
sin hiel ni libertad, 
vacía como el hueco 
del mundo terrenal 
Run-Run mandó su carta 
por mandarla no más. 
Run-Run se fue pa´l Norte 
yo me quedé en el Sur, 
al medio hay un abismo 
sin música ni luz, 
ay ay ay de mí. 

El calendario aloja 
por las ruedas del tren 
los números del año 
sobre el filo del riel. 
Más vueltas dan los fierros, 
más nubes en el mes, 
más largos son los rieles, 
más agrio es el después. 
Run-Run se fue pa´l Norte 
qué le vamos a hacer, 
así es la vida entonces, 
espinas de Israel, 
amor crucificado, 
corona del desdén, 
los clavos del martirio, 
el vinagre y la hiel, 
ay ay ay de mí.


DESPEDIDA DEL MAR (JOSÉ HIERRO)



Por más que intente al despedirme 

guardarte entero en mi recinto 

de soledad, por más que quiera 
beber tus ojos infinitos, 
tus largas tardes plateadas, 
tu vasto gesto, gris y frío, 
sé que al volver a tus orillas 
nos sentiremos muy distintos. 
Nunca jamás volveré a verte 
con estos ojos que hoy te miro.

Este perfume de manzanas, 
¿de dónde viene? ¡Oh sueño mío, 
mar mío! ¡Fúndeme, despójame 
de mi carne, de mi vestido 
mortal! ¡Olvídame en la arena, 
y sea yo también un hijo 
más, un caudal de agua serena 
que vuelve a ti, a su salino 
nacimiento, a vivir tu vida 
como el más triste de los ríos!

Ramos frescos de espuma... Barcas 
soñolientas y vagas... Niños 
rebañando la miel poniente 
del sol... ¡Qué nuevo y fresco y limpio 
el mundo...! Nace cada día 
del mar, recorre los caminos 
que rodean mi alma, y corre 
a esconderse bajo el sombrío, 
lúgubre aceite de la noche; 
vuelve a su origen y principio.

¡Y que ahora tenga que dejarte 
para emprender otro camino!...

Por más que intente al despedirme 
llevar tu imagen, mar, conmigo; 
por más que quiera traspasarte, 
fijarte, exacto, en mis sentidos; 
por más que busque tus cadenas 
para negarme a mi destino, 
yo sé que pronto estará rota 
tu malla gris de tenues hilos. 
Nunca jamás volveré a verte 
con estos ojos que hoy te miro.
TE VAS (ISMAEL SERRANO)
Te vas 
a la ciudad definitiva sin mí, 
perdonarás que no te vaya a despedir. 
La noche corta como un cristal roto y tú 
estarás tan triste como hermosa. 

Tu luz, 
quemó mis naves cargadas de incertidumbre 
y el corazón que sobre tu mesa yo puse 
para cenar la noche en que nos dispusimos 
a saltar de la mano al precipicio. 

Y yo procuraré sonreír más a menudo 
y acostarme a una hora prudente. 
Tú me enseñaste que afuera, siempre, 
me está esperando una nueva mañana 
como aquella nuestra, radiante y soleada. 

Te vas 
a la ciudad definitiva y en Madrid 
quedamos huérfanos y enfermos. Te vas a reír, 
pero pregunto cada noche a los fantasmas 
que habitan mis bares 
cuándo vuelves a casa. 
Los días caen lentos como el polen de un árbol, 
cubriendo todo mi jardín de desencanto. 
Un sucedáneo de la vida será al fin 
el tiempo que he de recorrer sin ti. 

Y yo procuraré no suspirar tan a menudo 
y acostarme a una hora prudente. 
Yo sé que afuera, inevitablemente, 
me está esperando una nueva mañana. 
Lo prometiste, radiante y soleada. 

Y tú procurarás cumplir con lo que has prometido, 
ser fuerte y devorar la manzana. 
Has de pensar cada nueva mañana 
que un tipo a menudo piensa en ti y sonríe 
aunque quizá no sean sus días más felices. 

Y yo procuraré mantener la luz encendida 
por si se te ocurre volver de repente. 
Alumbrara este recuerdo incandescente 
el camino de vuelta, aquel que trazaron antes 
viejos fugitivos y nuevos amantes.
UNA DESPEDIDA (JORGE LUIS BORGES)

Tarde que socavó nuestro adiós.

Tarde acerada y deleitosa y monstruosa como un ángel oscuro.
Tarde cuando vivieron nuestros labios en la desnuda intimidad de los besos.

El tiempo inevitable se desbordaba sobre el abrazo inútil.
Prodigábamos pasión juntamente, no para nosotros sino para la soledad ya inmediata.

Nos rechazó la luz; la noche había llegado con urgencia.
Fuimos hasta la verja en esa gravedad de la sombra que ya el lucero alivia.

Como quien vuelve de un perdido prado yo volví de tu abrazo.
Como quien vuelve de un país de espadas yo volví de tus lágrimas.

Tarde que dura vívida como un sueño
entre las otras tardes.

Después yo fui alcanzando y rebasando
noches y singladuras. 



ME VOY (JULIETA VENEGAS)

Por que no supiste entender a mi corazón 
Lo que había en el por que no tuviste el valor de ver quien soy 
Por que no escuchas lo que esta tan cerca de ti 
Solo el ruido de afuera y yo 
Estoy a un lado desaparezco para ti 

No voy a llorar y decir 
Que no merezco esto 
Por que 
Es probable que 
Lo merezco, pero no lo quiero por eso me voy 

Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 
Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 

Por que se que me espera algo mejor 
Alguien que sepa darme amor 
De ese que endulza la sal 
Y hace que salga el sol 
Yo pensé que nunca me iría de ti 
Que es amor del bueno de toda la vida 
Pero hoy entendí que no hay suficiente para los dos 

No voy a llorar y decir 
que no merezco esto 
Porque 
Es probable que 
Lo merezco, pero no lo quiero por eso me voy 

Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 
Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 

Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 
Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 

Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy 
Que lastima pero adiós 
Me despido de ti y me voy
DESPEDIDA (ALFRED TENNYSON)
Fluye abajo, fría corriente, hacia el mar;
Tu tributo en olas será entregado:
Hacia ti, mis pasos ya no correrán,
Nunca más, eternamente.

Fluye, fluye suave por hierbas y campos,
creciendo de corriente a río:
Para ti, mis huellas ya nunca serán,
Ya no, eternamente.

Pero aquí suspiró tu viejo árbol,
Y aquí tiemblan sus trémulas hojas,
Al compás de las inquietas abejas.
Para siempre, eternamente.

Mil soles brillarán sobre ti,
Mil lunas se estremecerán,
Y por tus riberas, mis pies ya no andarán,
Ya no, eternamente.
Y TÚ TE VAS (JOSÉ LUIS PERALES)
Yo te di, te di mi sonrisa mis horas de amor, 
Mis días de sol, mi cielo de Abril 
Te di mi calor, mi flor, te di mi dolor 
Te di mi verdad mi yo, te di lo que fui. 

Te ofrecí la piel de mis manos, mi tiempo mejor 
Mi humilde rincón, mis noches sin ti. 
Mi vida y mi libertad y un poco de amor. 
Lo poco que fui, mi amor, lo poco que fui. 

Y tú te vas, que seas feliz, te olvidarás de lo que fui, 
Y yo en mi ventana veré la mañana vestirse de gris. 

Yo te di, la luz de mis ojos, mis horas de miel, 
Mi llanto de hiel, mi respiración. 
La luz de mi amanecer, mi leña y mi hogar. 
El canto de mi gorrión y un poco de pan. 

Y tú te vas, que seas feliz, te olvidarás de lo que fui, 
Y yo en mi ventana veré la mañana vestirse de gris. 


FAREWALL (PABLO NERUDA)



Desde el fondo de ti, y arrodillado, 
un niño triste, como yo, nos mira. 

Por esa vida que arderá en sus venas 
tendrían que amarrarse nuestras vidas. 

Por esas manos, hijas de tus manos, 
tendrían que matar las manos mías. 

Por sus ojos abiertos en la tierra 
veré en los tuyos lágrimas un día. 



Yo no lo quiero, Amada. 

Para que nada nos amarre 
que no nos una nada. 

Ni la palabra que aromó tu boca, 
ni lo que no dijeron las palabras. 

Ni la fiesta de amor que no tuvimos, 
ni tus sollozos junto a la ventana. 



(Amo el amor de los marineros 
que besan y se van. 
Dejan una promesa. 
No vuelven nunca más. 

En cada puerto una mujer espera: 
los marineros besan y se van. 

Una noche se acuestan con la muerte 
en el lecho del mar). 



Amor el amor que se reparte 
en besos, lecho y pan. 

Amor que puede ser eterno 
y puede ser fugaz. 

Amor que quiere libertarse 
para volver a amar. 

Amor divinizado que se acerca 
Amor divinizado que se va. 



Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos, 
ya no se endulzará junto a ti mi dolor. 

Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada 
y hacia donde camines llevarás mi dolor. 

Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos 
un recodo en la ruta donde el amor pasó. 

Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame, 
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo. 

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste. 
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy. 

...Desde tu corazón me dice adiós un niño. 
Y yo le digo adiós.

CAMINOS INFINITOS (ANTONIO VEGA)
Recorrió con la mirada 
las esquinas del papel 
y una puerta dibujada 
se abriría para él, 
descubriendo al otro lado 
y más allá de lo que alcanza a ver 
los caminos infinitos 
infinitos a sus pies. 

Se amontonan tantos años 
uno a uno, diez a diez, 
la luz de la mesilla 
ilumina hoy letras de ayer. 
De las anchas calles 
al estrecho callejón; 
del mechero al primer fuego, 
de la cima al socavón. 
Hay caminos infinitos. 

Para encontrar 
otra luz de cruce 
otra señal de bus; 
recuperar 
cada uno su razón 
y mi desordenada habitación. 

Un camino de adentraba 
en los campos que soñé. 
Con él otro se cruzaba, 
el camino del saber. 
Y yo en la encrucijada 
busco la respuesta a un por qué. 
Busco el camino infinito 
el que va desde el nueve al diez
EL VIAJE DEFINITIVO (JUAN RAMÓN JIMÉNEZ)
…Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
mi espíritu errará, nostálgico…

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
Y se quedarán los pájaros cantando.

EL EXTRANJERO (ENRIQUE BUNBURY)
Una barca en el puerto me espera
No se donde me ha de llevar
No ando buscando grandeza
Solo esta tristeza deseo curar

Me marcho y no pienso en la vuelta
Tampoco me apena lo que dejo atrás
Sólo se que lo que me queda
En un sólo bolsillo lo puedo llevar

Me siento en casa en américa
En antigua quisiera morir
Parecido me ocurre con África
Asia, esauira y el riff

Pero allá donde voy me llaman el extranjero
Donde quiera que estoy, el extranjero me siento

También extraño en mi tierra
Aunque la quiera de verdad
Pero mi corazón me aconseja
Los nacionalismos que miedo me dan

Ni patria ni bandera
Ni raza ni condición
Ni limites ni fronteras
Extranjero soy

Porque allá a donde voy
Me llaman el extranjero
Donde quiera que estoy
El extranjero me siento

Porque allá a donde voy
Me llaman el extranjero
Donde quiera que estoy
El extranjero me siento
VAGABUNDEAR (JOAN MANUEL SERRAT)
Harto ya de estar harto, ya me cansé 
de preguntar al mundo porqué y porqué, 
la rosa de los vientos me ha de ayudar 
y desde ahora vais a verme vagabundear, 
entre el cielo y el mar 
vagabundear. 

Como un cometa de caña y de papel 
me iré tras una nube para serle fiel, 
a los montes, los ríos el sol y el mar 
a ellos que me enseñaron el verbo amar, 
soy palomo torcaz, 
dejádme en paz. 

No me siento extranjero en ningún lugar 
donde haya lumbre y vino tengo mi hogar, 
y para no olvidarme de lo que fuí 
mi patria y mi guitarra la llevo en mí, 
una es fuerte y es fiel, 
la otra un papel. 

No llores porque no me voy a quedar 
me diste todo lo que tú sabes dar, 
la sombra que en la tarde da una pared 
y el vino que me ayuda a olvidar mi sed, 
que más puede ofrecer 
una mujer. 

Es hermoso partir sin decir adiós 
serena la mirada, firme la voz, 
si de veras me buscas, me encontrarás, 
es muy largo el camino para mirar atrás 
qué más da, qué más da, 
aquí o allá.
PAL QUE SE VA (ALFREDO ZITARROSA)
No te olvides del pago
si te vas pa’ la ciudad
cuanti más lejos te vayas
más te tenés que acordar.
Cierto que hay muchas cosas
que se pueden olvidar
pero algunas son olvidos
y otras son cosas nomás.
No eches en la maleta
lo que no vayas a usar
son más largos los caminos
pa’l que va carga’o de más.
Ahura que sos mocito
y ya pitás como el que más
no cambiés nunca de trillo
aunque no tengas pa’ fumar.
Y si sentís tristeza
cuando mires para atrás
no te olvides que el camino
es pa’l que viene y pa’l que va.

No te olvides del pago
si te vas pa’ la ciudad
cuanti más lejos te vayas
más te tenés que acordar.
Cuanti más lejos te vayas
más te tenés que acordar.

LA DESPEDIDA - ALVARO REJA

LA DESPEDIDA - JOAQUÍN SOROLLA
LA PARTIDA - MANUEL RODRÍGUEZ LOZANO