Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

23.1.14

LUZ







LA LUZ (ANTONIO REQUENI)

Abrid, abrid las ramas
Qué penetre la luz y se pasee
por los jardines que ocultó la niebla.
La luz: adolescente enamorada.
¿Quién su mirada vuelve hacia la sombra?
¿Acaso puede herirnos 
su inconciente soberbia?

Abrid, abrid las ramas.
Dejad que nos envuelva
su ardiente salmo, su ademán espléndido.
Ella, la más feliz de las criaturas

Dejad que se derrame
sobre las tristes, resignadas cosas,
y a nuestros cuerpos de dolor se acerque
para decirnos: -El amor existe.
- Todo lo que soñasteis era cierto.

Abrid, abrid las ramas.

Y que la luz se apiade de nosotros.

DAME LUZ (SERGIO DENIS)
Hacia el cielo 
veo nubes gris 
como pájaros se van 
nuestros sueños, nuestro amor, 
triste amor. 

Llega el día 
donde estoy 
cuanto tendré que esperar 
no se en que lugar 
estrella, tu estarás. 

Dame luz 
si la sombra de tus brazos 
dame luz, 
si el camino se oculto, 
dame luz, 
Si llega la soledad, 
si estoy mal, 
dame amor, 
dame luz. 

Mas allá de la pared, 
sólo hay oscuridad 
no hay ternura, ni calor, 
triste amor 
guarda siempre para mi 
un poquito de tu luz 
porque sin ti no se vivir 
estrella , dame luz. 

Dame luz 
si la sombra de tus brazos 
dame luz, 
si el camino se oculto, 
dame luz, 
Si llega la soledad, 
si estoy mal, 
dame amor, 
dame luz.
SIGO EN LA SOMBRA, LLENO DE LUZ (MIGUEL HERNÁNDEZ )

    Sigo en la sombra, lleno de luz; ¿existe el día?
    ¿Esto es mi tumba o es mi bóveda materna?
    Pasa el latido contra mi piel como una fría
    losa que germinara caliente, roja, tierna.

    Es posible que no haya nacido todavía,
    o que haya muerto siempre. La sombra me gobierna.
    Si esto es vivir, morir no sé yo qué sería,
    ni sé lo que persigo con ansia tan eterna.

    Encadenado a un traje, parece que persigo
    desnudarme, librarme de aquello que no puede
    ser yo y hace turbia y ausente la mirada.

    Pero la tela negra, distante, va conmigo
    sombra con sombra, contra la sombra hasta que ruede
    a la desnuda vida creciente de la nada.
LUZ DE DÍA (COTI)
VERSIÓN LOS ENANITOS VERDES Y COTI
Destapa el champagne, apaga las luces

dejemos las velas encendidas

y afuera las heridas

Ya no pienses más en nuestro pasado

hagamos que choquen nuestras copas

por habernos encontrado

Y porque puedo

mirar el cielo, besar tus manos

sentir tu cuerpo, decir tu nombre

y las caricias serán la brisa

que aviva el fuego de nuestro amor,

de nuestro amor.

Puedo ser luz de noche, ser luz de día

frenar el mundo por un segundo

y las caricias serán la brisa

que aviva el fuego de nuestro amor,

de nuestro amor

El tiempo dejó su huella imborrable

y aunque nuestras vidas son distintas

esta noche todo vale

Tu piel y mi piel, ves que se reconocen

es la memoria que hay

en nuestros corazones
Porque puedo
mirar el cielo, besar tus manos
sentir tu cuerpo, decir tu nombre
y las caricias serán la brisa
que aviva el fuego de nuestro amor,
de nuestro amor
Puedo ser luz de noche, ser luz de día
frenar el mundo por un segundo
y que me digas cuanto querías
que esto pasara
una vez más, y otra vez más,
Y porque puedo mirar....
Sin tu amor no se vivir
porque sin tu amor
yo me voy a morir de pena.

LA VISTA, EL TACTO (OCTAVIO PAZ)
A Balthus

La luz sostiene ingrávidos, reales
el cerro blanco y las encinas negras,
el sendero que avanza,
el árbol que se queda;

la luz naciente busca su camino,
río titubeante que dibuja
sus dudas y las vuelve certidumbres,
río del alba sobre unos párpados cerrados;

la luz esculpe al viento en la cortina,
hace de cada hora un cuerpo vivo,
entra en el cuarto y se desliza,
descalza, sobre el filo del cuchillo;

la luz nace mujer en un espejo,
desnuda bajo diáfanos follajes
una mirada la encadena,
la desvanece un parpadeo;

la luz palpa los frutos y palpa lo invisible,
cántaro donde beben claridades los ojos,
llama cortada en flor y vela en vela
donde la mariposa de alas negras se quema:

la luz abre los pliegues de la sábana
y los repliegues de la pubescencia,
arde en la chimenea, sus llamas vueltas sombras
trepan los muros, yedra deseosa;

la luz no absuelve ni condena,
no es justa ni es injusta,
la luz con manos invisibles alza
los edificios de la simetría;

la luz se va por un pasaje de reflejos
y regresa a sí misma:
es una mano que se inventa,
un ojo que se mira en sus inventos.

La luz es tiempo que se piensa.

LUZ DEL CIELO (MARCELA MORELO)
La miró para despedirse 
y se alejó, con la luz del cielo 
fue a volar, no tiene limites 
el se adueñó de la luz del cielo. 

Pasará a mirarla una noche de abril 
para verla sonreír 
una luz encendida de color marfil 
brillará para ella sin fin. 

Susurra una flor a la distancia 
se escucha su voz, con la luz del cielo 
todo ruido de pronto se hizo calma 
ella lo vió, con la luz del cielo. 

Alma de mi alma tu me has hecho soñar 
para siempre te voy a amar 
en la luna, vida, te voy a encontrar 
cuando el cielo me llame a volar. 

Lo se, lo se, 
te veré en el cielo, te veré 
lo se, lo se 
te veré en el cielo, te veré. 

Soñará cada mañana 
ver a su amor, con la luz del cielo 
será su estrella enamorada 
y brillará, con la luz del cielo. 

Alma de mi alma te voy a cuidar 
para siempre te voy a amar 
en la luna, vida, yo te voy a encontrar 
cuando el cielo me llame a volar. 

Lo se, lo se, 
te veré en el cielo, te veré 
lo se, lo se 
te veré en el cielo, te veré. 

Pasará a mirarla una noche de abril 
para verla sonreír 
una luz encendida de color marfil 
brillará para ella sin fin. 

Alma de mi alma te voy a cuidar 
para siempre te voy a amar 
en la luna, vida, yo te voy a encontrar 
cuando el cielo me llame a volar...


LUZ Y SOMBRA (RUBÉN DARIO)


El ave azul del sueño
sobre mi frente pasa;
tengo en mi corazón la primavera
y en mi cerebro el alba.
Amo las luz, el pico de la tórtola,
la rosa y la campánula,

el labio de la virgen
y el cuello de la garza...
¡Oh Dios mío, Dios mío!...
Sé que me ama...
Cae sobre mi espíritu
la noche negra y trágica;

busco el seno profundo de sus sombras
para ver mis lágrimas.
Sé que en el cráneo puede haber tormentas,
abismo en el alma
y arrugas misteriosas
sobre las frentes pálidas.

¡Oh Dios mío, Dios mío!...
LUZ (ATTAQUE 77)
Soñándote como necesidad, pensándote igual que al respirar
amar por instinto es tan natural, escuchándote
Nunca creí en la casualidad que nos unió en la casualidad
Me vi atravesando caminos al sur
te vi iluminando mi tiempo sin luz
observándote
y no quise pensar si algo de mi te había importado
tan solo fui feliz estando tanto tiempo a tu lado
como explicar lo que es para sentir
no hay un final si nada empieza al fin
y así tengo mucho más de lo que pedí
voy acostumbrándome a vivir así
escuchándote, observándote, extrañándote. 


ME VOY (LEÓN FELIPE)

Y me voy sin haber recibido mi legado,
sin haber habitado mi casa,
sin haber cultivado mi huerto,
sin haber sentido el beso de la siembra y de la luz.
Me voy sin haber dado mi cosecha,
sin haber encendido mi lámpara,
sin haber repartido mi pan...
Me voy sin que me hayáis entregado mi hacienda...
Me voy sin haber aprendido más que a gritar y a maldecir,
a pisar bayas y flores....
Me voy sin haber visto el Amor,
con los labios amargos llenos de baba y de blasfemias,
y con los brazos rígidos y erguidos, y los puños cerrados,
pidiendo Justicia fuera del ataúd.

ME VOY PORQUE LA TIERRA YA NO ES MÍA
Porque mis pies están cansados,
mis ojos ciegos,
mi boca seca
y mi cuerpo dócil y ligero,
para entrar en el aire.
Me voy porque ya no hay caminos para mi en el suelo.
Salí del agua, he vivido en la sangre
y ahora me espera el Viento
para llevarme al sol....
Salí del mar....y acabaré en el fuego.

ME VOY PORQUE LA ESPIGA Y LA AURORA NO SON MÍAS
He andado perdido por el mundo pidiendo pan y luz.
¡Y el sol es pan y luz!
¡Miradle como sale del horno y asciende en el alba para todos,
con su doble corona de harina y de cristal!...
¡Oh, Dios antiguo y generoso, proscrito por el hombre!
Tu ahí siempre, puntual en la espiga y en la aurora
y yo aquí hambriento y ciego, con mi grito mendigo
perdido tantas veces en la historia....

ME VOY PORQUE LA LUZ TAMPOCO ES MIA
Hoy abrí la ventana que mira al mar y al viento
y me pareció que había abierto
la trampa que estaba aquí en el suelo
para los días de las conspiraciones y del miedo.
Si sigo aquí, ahora ya y siempre, tendré que decir:
Ahí abajo, ahí adentro...
en la cueva, en lugar de decir: Allá afuera, allá arriba....
en el viento.
Me voy. Las ventanas son trampas. Ya no veo la luz....
ya no la veo.

ME VOY PORQUE LA TIERRA Y EL PAN Y LA LUZ YA NO SON MÍOS.
Volveré mañana en el corcel del Viento.
Volveré. Y cuando vuelva, vosotros os estaréis yendo:
Vosotros, los alcabaleros de la muerte, los centuriones en acecho
bajo la gran ojiva de la puerta, los constructores de ataúdes
que al medir el cuerpo amarillo de los que se van,
con la cinta de metro y medio de los alfayates, decís siempre:
¡Como crecen los muertos!
¡Oh, sí! Los muertos crecen. El último traje que se hicieron,
al amortajarlos ya les viene pequeño. Crecen.
Y, apenas los entierran, rompen los tablones de pino y los catafalcos de acero;
crecen después en la tumba, fuera de la caja,
abren la tierra como semillas del centeno
y ya, bajo el sol y la lluvia, en el aire, sueltos y sin raíces,
siguen y siguen creciendo.

Yo me voy a crecer con los muertos.

Volveré mañana en el corcel del Viento.
Volveré ¡Y volveré crecido!
Entonces vosotros que os estaréis yendo no me conoceréis.
Mas cuando nos crucemos en el puente, yo os diré con la mano:
¡Adiós, alcabaleros,
centuriones,
sepultureros!...
A crecer, a crecer,
a la tierra otra vez....
al agua,
al sol,
al Viento....al Viento....
¡Otra vez al Viento! 
BRILLA TU LUZ PARA MÍ (SUMO)
El gris se convierte en oro 
Justo cuando el día se estaba poniendo viejo 

Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre... 
Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre mi 

"Rubio sobre rubio" Dylan lo sabía 
Sólo estaba pasando 

Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre... 
Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre mi 

Los cielo azules se desvanecen 
Cuando el calor de la noche golpea al día 

Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre... 
Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre mi 

Rey de la oscuridad 
Rey del miedo 
No trate de atraparme 
Usted no se acercara 

Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre... 
Brilla esa luz... 
Brilla esa luz sobre mi 

volvé dulzura 
Volvé para quedarte 
sos mi luz interna 
No te escondas 

Brilla esa luz sobre mí..
(YO Y LA LUZ (MANUEL ALTOLAGUIRRE)


Yo y la luz te inventamos,
ciudad que ahora en un alba
de fantasía y de sol
naces al mundo;
ciudad aún imprecisa,
con sangre, luz y ensueño
en tus blancas fachadas.

No sé qué madrugada
sobre los edificios voy dejando,
ni qué sol mañanero
ilumina la vega, el mar, las calles,
interiores de mí.

Hemos cambiado
mundo y yo nuestras luces.

LUZ DIVINA (ROBERTO CARLOS)
Luz que me ilumina el camino y que me ayuda a seguir
Sol que hasta en la noche brilla fuerte y me hace sonreír 
Fuente de amor y de claridad es tu mirada de luz 
Esa Luz solo puede ser Jesús 
Esa Luz............ 
Rayo duradero que orienta al navegante perdido 
Fuerza de los pobres y afligidos 
Paz de los arrepentidos 
Brillo en las estrellas y universo de bondad y de luz 
Esa Luz es claro que es Jesús 
Esa Luz............ 
Sigo en paz el camino en la vida porque 
eres Tú la Verdad y la Vida, lo sé 
Por eso te sigo, Jesús, mi amigo 
Quiero caminar de tu mano en total devoción 
Mano que bendice y me perdona y calma mi corazón 
Estrella que nos guía, Luz divina es amor tanta Luz 
Esa Luz es claro que es Jesús 
Esa Luz.......... 
Luz que me ilumina el camino y que me ayuda a seguir
Sol que hasta en la noche brilla fuerte y me hace sonreír 
Fuente de amor y claridad es tu mirada de Luz 
Esa Luz solo puede ser Jesús 
Esa Luz es claro que es Jesús 
Esa Luz solo puede ser Jesús 
Esa Luz solo puede ser Jesús

YO NO QUIERO MÁS LUZ QUE TU CUERPO ANTE EL MÍO
(MIGUEL HERNÁNDEZ)


Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío:
claridad absoluta, transparencia redonda.
Limpidez cuya extraña, como el fondo del río,
con el tiempo se afirma, con la sangre se ahonda..

¿Qué lucientes materias duraderas te han hecho,
corazón de alborada, carnación matutina?
Yo no quiero más día que el que exhala tu pecho.
Tu sangre es la mañana que jamás se termina.

No hay más luz que tu cuerpo, no hay más sol: todo ocaso.
Yo no veo las cosas a otra luz que tu frente.
La otra luz es fantasma, nada más, de tu paso.
Tu insondable mirada nunca gira al poniente.

Claridad sin posible declinar. Suma esencia
del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.
Juventud. Limpidez. Claridad. Transparencia
acercando los astros más lejanos de lumbre.

Claro cuerpo moreno de calor fecundante.
Hierba negra el origen; hierba negra las sienes.
Trago negro los ojos, la mirada distante.
Día azul. Noche clara. Sombra clara que vienes.

Yo no quiero más luz que tu sombra dorada
donde brotan anillos de una hierba sombría.
En mi sangre, fielmente por tu cuerpo abrasada,
para siempre es de noche: para siempre es de día.
SOBRA LA LUZ (FITO & FITIPALDIS)
Como venganza de la buena suerte o recompensa de la mala vida. 

De la cabeza me arrancaron cables pa meter las cosas que antes no me cabían... 

Y se me acercan las paredes y se me aleja la salida. 

Y poco a poco se hace de repente y me tropiezo con los días. 


Sobra la luz que me hace ver 

todo lo que yo escondía...no se seguir, no se volver. 

sobra la luz cuando en la piel... nunca se siente el día. 

Dime que tu, tu si me ves. 


Una partida que jugué tan fuerte que ahora es la vida la que esta partida. 

Una pared siempre que quiero verde que ahora estoy pa bajo y ahora estoy pa arriba. 

todas las cosas que al mar tiramos nos la devuelve siempre la marea. 

cuando mas tratas de olvidarlo con mas fuerza lo recuerdas... 


Sobra la luz que me hace ver 

todo lo que yo escondía...no se seguir, no se volver. 

sobra la luz cuando en la piel... nunca se siente el día. 

Dime que tu, tu si me ves. 


Como venganza de la buena suerte o recompensa de la mala vida.(x4) Sobra la luz
QUIERO SER LUZ (DANIEL REGUERA)
VERSIÓN MERCEDES SOSA
VERSIÓN CÉSAR ISELLA
Se me está haciendo la noche 
en la mitad de la tarde, 
no quiero volverme sombras, 
quiero ser luz y quedarme 

Me fui quemando en la noche 
siguiendo la misma senda 
siempre atrás de una guitarra 
apagué la última estrella... 

No sé que dicha busqué, 
qué quimera... 
qué zamba me quitó el sueño 
qué noche mi primavera 

Hoy que me pongo a pensar 
solo converso en silencio 
me miran los ojos de antes 
viejos de ausencia y de tiempo 

La misma mirada siempre, 
de aquellos años tan lejos 
por fin me duermo en la noche 
que alumbra el lucero viejo

SÓLO LUZ (RAÚL CARNOTA)
JUNTO CON SUNA ROCHA

Como haré con esta pena
que se metió dentro mío palomita
es un árbol de tristezas
que florecen con el vino ay vidita.

Como humito de cigarro
se van las cosas
vividas por los años
hay coplas que no se olvidan
amores y despedidas desengaños.

Sólo quiero luz
para andar y andar
mezclado entre nubes
voy a encontrar mi soledad.

Largo mi grito a los vientos
pa olvidarme de tu olvido
entre sueños
a solas con mis recuerdos
tu distancia
y mi camino a los cerros.

Como haré con esta pena
hoy canto pa´ desangrarla palomita
donde enterrar el cariño
y donde mis esperanzas ay vidita.

Sólo quiero luz...


NO HAY PURA LUZ (PABLO NERUDA)

No hay pura luz

ni sombra en los recuerdos:

éstos se hicieron cárdena ceniza

o pavimento sucio

de calle atravesada por los pies de las gentes

que sin cesar salía y entraba en el mercado.



Y hay otros: los recuerdos buscando aún qué morder

como dientes de fiera no saciada.

Buscan, roen el hueso último devoran

este largo silencio de lo que quedó atrás.



Y todo quedó atrás, noche y aurora,

el día suspendido como un puente entre sombras,

las ciudades, los puertos del amor y el rencor,

como si al almacén la guerra hubiera entrado

llevándose una a una todas las mercancías

hasta que a los vacíos anaqueles

llegue el viento a través de las puertas deshechas

y haga bailar los ojos del olvido.



Por eso a fuego lento surge la luz del día,

el amor, el aroma de una niebla lejana

y calle a calle vuelve la ciudad sin banderas

a palpitar tal vez y a vivir en el humo.

Horas de ayer cruzadas por el hilo
de una vida como por una aguja sangrienta
entre las decisiones sin cesar derribadas,
el infinito golpe del mar y de la duda
y la palpitación del cielo y sus jazmines.

Quién soy Aquél? Aquel que no sabía
sonreír, y de puro enlutado moría?
Aquel que el cascabel y el clavel de la fiesta
sostuvo derrocando la cátedra del frío?

Es tarde, tarde. Y sigo. Sigo con un ejemplo
tras otro, sin saber cuál es la moraleja,
porque de tantas vidas que tuve estoy ausente
y soy, a la vez soy aquel hombre que fui.

Tal vez es éste el fin, la verdad misteriosa.

La vida, la continua sucesión de un vacío
que de día y de sombra llenaban esta copa
y el fulgor fue enterrado como un antiguo príncipe
en su propia mortaja de mineral enfermo,
hasta que tan tardíos ya somos, que no somos:
ser y no ser resultan ser la vida.

De lo que fui no tengo sino estas marcas crueles,
porque aquellos dolores confirman mi existencia.

BENDITA TU LUZ (MANA)
VERSIÓN DE MANA CON JUAN LUIS GUERRA
Bendito el lugar y el motivo de estar ahí 
bendita la coincidencia. 
Bendito el reloj que nos puso puntual 
ahí bendita sea tu presencia. 
Bendito Dios por encontrarnos en el camino 
y de quitarme esta soledad de mi destino. 

Bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada 
bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada 
desde el alma. 

Benditos ojos que me esquivaban, 
simulaban desdén que me ignoraba 
y de repente sostienes la mirada. 
Bendito Dios por encontrarnos 
en el camino y de quitarme 
esta soledad de mi destino. 

Bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada 
bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada, oh. 

Gloria divina de esta suerte, 
del buen tino, 
de encontrarte justo ahí, 
en medio del camino. 
Gloria al cielo de encontrarte ahora, 
llevarte mi soledad 
y coincidir en mi destino, 
en el mismo destino. 
Épale 

Bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada 
bendita la luz, 
bendita la luz de tu mirada. 

Bendita mirada, oh, 
bendita mirada desde el alma. 
Tu mirada, oh oh, 
bendita, bendita, 
bendita mirada, 
bendita tu alma y bendita tu luz. 
Tu mirada, oh oh. 
Oh oh, te digo es tan bendita 
tu luz amor. 
Y tu mirada oh, oh. 
Bendito el reloj y bendito el lugar, 
benditos tus besos cerquita del mar. 
Y tu mirada, oh, oh. 
Amor amor, qué bendita tu mirada, 
tu mirada amor.
Paisaje de Van Gogh con luz difusa
CAMPO DE TRIGO CON CIPRESES - VINCENT VAN GOGH
SOL ENTRE LA NIEBLA - CLAUDE MONET
EL IMPERIO DE LA LUZ - RENE MAGRITTE
LA LUZ DEL SOL EN UNA CAFETERÍA -  1958 - EDWARD HOPPER
EL HOMBRE Y LA LINTERNA - ROGER PÉREZ DE LA ROCHA