Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

10.1.14

PERRO









IMÁGENES DE LA HILARANTE ESCENA DEL FILM MEJOR IMPOSIBLE PROTAGONIZADO POR JACK NICHOLSON























OCHO PERRITOS (GABRIELA MISTRAL)

Los perrillos abrieron sus ojos 
Del treceavo al quinceavo día. 
De golpe vieron el mundo, 
Con ansia, susto y alegría. 

Vieron el vientre de la madre, 
La puerta de la suya es la mía, 
El diluvio de la luz, 
Las azaleas floridas. 

Vieron más: se vieron todos, 
El rojo, el negro, el ceniza, 
Gateando y aupándose, 
Más vivos que las ardillas; 
Vieron los ojos de la madre 
Y mi grito rasgado, y mi risa. 

Y yo querría nacer con ellos.
¿Por qué otra vez no sería? 
Saltar de unos bananales 
Una mañana de maravilla, 
En can, en coyote, en venado;
Mirar con grandes pupilas, 
Correr, parar, correr, tumbarme 
Y gemir y saltar de alegría, 
Acribillada de sol y ladridos 

Hija de Dios, sierva oscura y divina.

MALASANGRE (JOAN MANUEL SERRAT)

Malasangre se escapó al doblar la esquina. 

Le abrió su capa la noche y le escondió. 

Y con los ojos colorados, la vecina 

del entresuelo 

amaneció. 

...y no ha de buscarte más 

solloza y jura 

sentadita en el cubo de la basura. 



Aún piensa que el rocío 

y la barriga hueca 

te dirán por dónde volver. 
Que cruzarás la calle 
empujarás la puerta 
y buscarás algo de comer. 
Que mancharás la alfombra 
bajarás los ojos 
y te irás a esconder a un rincón 
afligido... 
Malasangre consentido. 

Mala sangre, dice, que anda por tus venas... 
..."Fíjese usted que no es la primera vez". 
..."Que se alborota con calor y luna llena". 
..."Que se desespera 
y tras cualquiera 
echa a correr". 

Mala sangre que te salva, 
perro ingrato, 
de que te dio cariño, cobijo y plato, 
y te entregó su casa, 
sus noches de invierno 
y su calor de buena mujer. 
Convirtió en caricias 
tus lamidos lerdos 
y te enseñó el hocico a mover. 
Muchas son las deudas 
perro callejero. 
Cualquier día no vas a ser 
bienvenido. 
Malasangre consentido. 

Qué alegría 
la del sol cuando te vea 
festejando con el día 
sin bozal y sin correa. 

Y no vuelvas a rondar esa escalera 
que en cualquier momento puede suceder, 
que te dejen de un mal golpe de tijeras 
sin atributos 
para ejercer. 

Y uno menos a sembrar de hijos la tierra... 
Y hay tantas calles, 
tanto sol 
y tanta perra necesitando marido, 
Malasangre consentido, 
Malasangre consentido.
IMAGEN DE CHARLIE CHAPLIN EN VIDA DE PERRO



EL PERRO (PRIMO CASTRILLO)

Mi perro
Alejandro Baruque Nerón
se marchó de casa hace ya dos semanas.
No sé dónde estará en este momento.
Se marchó sin decirme nada.
Se marchó de súbito
tal vez en un instante
en que algún moscardón de aventura
le picaba las patas y el corazón.
Alejandro era un buen perro
honrado, respetuoso, agradecido,
jamás menoscabé su dignidad
comparándole con el hombre.
En casa no le faltaba nada
su comida a la hora fija
su colchoncito de musgo para dormir
el gato Melgarejo para dialogar
 y una cholita de goma en minifalda
para ejercitar sus colmillos
besándola y mordiéndola con fruición.

Mi perro se marchó a la buena ventura.
No sé si llamarle ¡perro tonto!
o perro inteligente
Tal vez inteligente
porque yo creo que frustrado se sentía.
Frustrado de no poder ayudarme
en mi poesía.
Frustrado de no poder prestarme
o regalarme un poco de plata
o quizás cansado de ser perro
y cansado de ladrar a la luna
enseñándole sus dientes amarillos.
Se marchó y eso es todo.

Me siento bien resentido
porque se marchó sin hacerme saber
por qué se marchaba
si por aburrimiento
o porque sencillamente
lo desconocido del mundo
más allá del horizonte familiar
le atraía como el imán al hierro
o porque simplemente otro amo deseaba.
Otro amo menos pobre y olvidadizo
que no le regañase
por gastarse el vuelto en helados
y de perder tiempo en la calle
armando escándalo con malas compañías
antes de traerse retrasado
el diario "Presencia" de Monseñor Juan Quirós.






Yo soy el que te espera... 



Tu coche tiene un sonido especial y puedo reconocerlo entre mil. 



Tus pasos tienen un timbre mágico, son música para mí. 



Tu voz es el mayor signo de mi tiempo feliz, y a veces no es necesario oírla: oigo tu tristeza. 



Si veo tu alegría, me hace feliz! 



No sé lo que es olor bueno o malo, solo sé que tu aroma es el mejor. 

Algunas presencias me gustan. Otras, no tanto. 

Pero tu presencia es lo que mueve mis sentidos. 

Tu despierto, me despiertas. 

Tu durmiendo eres mi Dios, reposando en casa y yo cuidando tu sueño. 

Tu mirada es un rayo de luz, cuando me doy cuenta de tu despertar... 

Sus manos sobre mí, tienen la ligereza de la paz. 

Y cuando Tu sales, todo está vacío otra vez... 

Y vuelvo a esperarte siempre y siempre... 

Por el sonido de tu coche; 

Por tus pasos; 

Por tu voz; 

Por tu estado siempre inconstante del humor; 

Por tu olor; 

Por tu reposo bajo mi vigilia; 

Por tus ojos; 

Por tus manos. 

Y soy feliz así. 

Yo soy el que te espera: 

¡Soy tu perro! 


CALLEJERO (ALBERTO CORTEZ)
OTRA VERSIÓN DE ATTAQUE 77

Era callejero por derecho propio 

su filosofía de la libertad 

fue ganar la suya sin atar a otros 

y sobre los otros no pasar jamás. 

aunque fue de todos nunca tuvo dueño 

que condicionara su razón de ser 

libre como el viento era nuestro perro 

nuestro y de la calle que lo vio nacer. 

Era un callejero con el sol a cuestas 

fiel a su destino y a su parecer 

sin tener horario para hacer la siesta 

ni rendirle cuentas al amanecer 
Era nuestro perro y era la ternura, 
esa que perdemos cada día mas 
y era una metáfora de la aventura 
que en el diccionario no se puede hallar. 
Digo nuestro perro porque lo que amamos 
lo consideramos nuestra propiedad 
y era de los niños y del viejo pablo 
a quien rescatara de su soledad. 
Era un callejero y era el personaje 
de la puerta abierta en cualquier hogar 
y era en nuestro barrio como del paisaje 
el sereno, el cura y todos los demás. 
Era el callejero de las cosas bellas 
y se fue con ellas cuando se marchó 
se bebió de golpe todas las estrellas 
se quedó dormido y ya no despertó 
Nos dejó el espacio como testamento 
lleno de nostalgia, lleno de emoción 
vaga su recuerdo por los sentimientos 
para derramarlos en esta canción. 
Al fin y al cabo amigos míos, 
no era mas que un perro...


UN PERRO HA MUERTO (PABLO NERUDA)
Mi perro ha muerto.

Lo enterré en el jardín

junto a una vieja máquina oxidada.

Allí, no más abajo,

ni más arriba,

se juntará conmigo alguna vez.

Ahora él ya se fue con su pelaje,

su mala educación, su nariz iría.

Y yo, materialista que no cree

en el celeste cielo prometido

para ningún humano,

para este perro o para todo perro

creo en el cielo, sí, creo en un cielo

donde yo no entraré, pero él me espera

ondulando su cola de abanico

para que yo al llegar tenga amistades.

Ay no diré la tristeza en la tierra

de no tenerlo más por compañero,

que para mí jamás fue un servidor.

Tuvo hacia mí la amistad de un erizo

que conservaba su soberanía,

la amistad de una estrella independienre

sin más intimidad que la precisa,

sin exageraciones:

no se trepaba sobre mi vestuario

llenándome de pelos o de sarna,

no se frotaba contra mi rodilla

como otros perros obsesos sexuales.

No, mi perro me miraba

dándome la atención que necesito,

la atención necesaria

para hacer comprender a un vanidoso

que siendo perro él,

con esos ojos, más puros que los míos,

perdía el tiempo, pero me miraba

con la mirada que me reservó

toda su dulce, su peluda vida,

su silenciosa vida,

cerca de mí, sin molestarme nunca,

y sin pedirme nada.

Ay cuántas veces quise tener cola
andando junto a él por las orillas
del mar, en el invierno de Isla Negra,
en la gran soledad: arriba el aire
traspasado de pájaros glaciales,
y mi perro brincando, hirsuto, lleno
de voltaje marino en movimiento:
mi perro vagabundo y olfatorio
enarbolando su cola dorada
frente a frente al Océano y su espuma.
Alegre, alegre, alegre
como los perros saben ser felices,
sin nada más, con el absolutismo
de la naturaleza descarada.
No hay adiós a mi perro que se ha muerco.
Y no hay ni hubo mentira entre nosotros.
Ya se fue y lo enterré, y eso era todo.
autógrafo
Foto
MI PERRO DINAMITA (PATRICIO REY Y LOS REDONDITOS DE RICOTA)
Yo no sé si a tu perro le gusta ladrar a lo bobo 
mi perro ­No! no quiere ­No! 
con el hocico afiebrado ­No! 
recuperando palitos, corriendo a lo bobo 
¨Por qué, si es su rock'n roll? 

No más culo mojado 
No! quizá algún fueguito... 
aquí y allí algún fueguito ensaya mi perro 
Porque este es su rock'n roll! 

Mi perro dinamita está fiero como un tártaro 
y gruñe ­No! rechaza ­No! 
no mueve el rabo con docilidad 
ni da la patita, ni hace el muertito 
y aúlla este rock'n roll! 

Y dice ­No! y me desobedece 
No! es lo mejor que hace 
aqu¡ y all el muy zorrito 
la v de rififí 
Porque este es su rock'n roll!

ELEGÌA A LA MUERTE DE UN PERRO (MIGUEL DE UNAMUNO)

La quietud sujetó con recia mano
                                            al pobre perro inquieto,                                                     
y para siempre fiel
se acostó en su madre,
piadosa tierra.

                                                  Sus ojos mansos,                                                      
no clavará en los míos
con la tristeza de faltarle el habla;
no lamerá mi mano
ni en mi regazo su cabeza fina
reposará.
Y ahora ¿en qué sueñas?
 ¿ Dónde se fue tu espíritu bestia,
y encima de los cielos
te pasees brincando al lado mío?
¡ El otro mundo !

¡ Otro... otro y no éste !
Un mundo sin el perro,
sin las montañas blandas,
sin los serenos ríos
a que flanqueen los serenos árboles,
sin pájaros ni flores,
sin perros, sin caballos,
sin bueyes que aran...
¡ El otro mundo !
¡ Mundo de los espíritus !

Pero ¿ allí no tendremos
en torno de nuestra alma
las almas de las cosas de que vive,
el alma de los campos,
las almas de las rocas,
las almas de los árboles y ríos,
las de las bestias ?

Allá, en el otro mundo,
tu alma, pobre perro,
¿no habrá de recostar en mi regazo
espiritual su espiritual cabeza ?
La lengua de tu alma, pobre amigo,
¿ no lamerá la mano de mi alma ?

¡ El otro mundo... !
¡ Otro... y no éste !
Oh, ya no volverás, mi pobre perro,
a sumergir tus ojos
en los ojos que fueron tu mandato;
ve, la tierra arranca
de quien fue tu ideal, tu dios, tu gloria.
Pero él, tu triste amo,
¿ te tendrá en la otra vida ?
¡ El otro mundo... !
¡ El otro mundo es el del puro espíritu !
¡ Del espíritu puro !
¡ Oh terrible pureza, inanidad, vacío !

¿ No volveré a encontrarte, manso amigo ?
¿ Serás allí un recuerdo,
recuerdo puro ?
Y este recuerdo.
¿ no correrá a mis ojos ?
¿ No saltará blandiendo en alegría,
enhiesto el rabo ?
¿ No lamerá la mano de mi espíritu ?
¿ No mirará a mis ojos ?
Ese recuerdo,
¿ no serás tú, tú mismo,
dueño de ti, viviendo vida eterna ?
Tus sueños, ¿qué se hicieron ?
¿ Qué la piedad con que leal seguiste
de mi voz el mandato ?

Yo fui tu religión, yo fui tu gloria;
a Dios en mí soñaste;
mis ojos fueron para ti ventana
del otro mundo.

Si supieras, mi perro,
qué triste está tu dios porque te has muerto.
¡ También tu dios se morirá algún día !
Moriste con tus ojos
en mis ojos clavados,
tal vez buscando en estos el misterio
que te envolvía.

Y tus pupilas tristes
a espiar avezadas mis deseos,
preguntar parecían:
‘¿ A dónde vamos, mi amo ?
¿ A dónde vamos ?’

El vivir con el hombre, pobre bestia,
te ha dado acaso un anhelar oscuro
que el lobo no conoce;
tal vez cuando acostabas la cabeza
en mi regazo
¡ vagamente soñabas en ser hombre
después de muerto !
¡ Ser hombre, pobre bestia !

Mira, mi pobre amigo,
mi fiel creyente;
al ver morir tus ojos que me miran,
al ver cristalizarse tu mirada,
antes fluida,
yo también te pregunto: ‘¿ A dónde vamos ?’
¡ Ser hombre, pobre perro !

¡ Mira, tu hermano,
es ese otro pobre perro,
junto a la tumba de su dios tendido,
aullando a los cielos,
llama a la muerte !
Tú has muerto en mansedumbre,
tú con dulzura,
entregándote a mí en la suprema
sumisión de la vida;
pero él, el que gime
junto a la tumba de su dios, de su amo
ni morir sabe.

Tú al morir presentías vagamente
vivir en mi memoria,
no morirte del todo,
pero tu pobre hermano
se ve ya muerto en vida,
se ve perdido
y aúlla al cielo suplicando muerte.

Descansa en paz, mi pobre compañero,
descansa en paz; más triste
la suerte de tu dios que no la tuya.
Los dioses lloran cuando muere el perro
que les lamió las manos,
que les miró a los ojos,
y al mirarlos así les preguntaba:
‘¿ A dónde vamos ?’
BLUES DEL PERRO (PAPPO)
Es mi perro, es perfecto; 
es mi perro, el más perfecto. 
Cuando voy a la estación; 
no hay problema es un perro; 
mira a la gente, mira y no entiende, 
a esas personas, que aparentan 
estar en California. 
En noches de siete lunas, 
vamos lejos de viaje, no se dónde; 
igual es correcto. 
Mira y no entiende, 
cómo los humanos, 
se comen entre sí. 
En noches de siete lunas, 
mira el desierto; 
es mi perro, es correcto, 
y ama los blues, ama los blues; 
es perfecto, y odia a esa gente, 
que aparenta estar en California. 
No hay problema es un perro, 
es perfecto; 
escucha los blues, ama este blues. 
Busca fuego, es perfecto, 
es mi perro, es correcto; 
ama los blues, blues; 
ama los blues.
A NIEBLA, MI PERRO (RAFAEL ALBERTI)

"Niebla", tu no comprendes: lo cantan tus orejas,
el tabaco inocente, tonto de tu mirada,
los largos resplandores que por el monte dejas
al saltar, rayo tierno de brizna despeinada.
Mira esos perros turbios, huérfanos, reservados,
que de improviso surgen de las rotas neblinas
arrastrar en sus tímidos pasos desorientados
todo el terror reciente de su casa en ruinas.
A pesar de esos coches fugaces, sin cortejo,
que transportan la muerte en un cajón desnudo,
de ese niño que observa lo mismo que un festejo
la batalla en el aire, que asesinarle pudo.
A pesar del mejor compañero perdido,
de mi más tristísima familia que no entiende
lo que yo más quisiera que hubiera comprendido,
y a pesar del amigo que deserta y nos vende.
"Niebla", mi camarada,
aunque tu no lo sabes, nos queda todavía,
en medio de esta heróica pena bombardeada,
la fe, que es alegría, alegría, alegría.

OTRA DE PAPPO PERRO EN LA VEREDA
Hay un perro en la vereda, 
nadie sabe como está; 
hay un perro en la vereda, 
nadie sabe lo que hacer; 
si ese perro fuera mío, 
le daría de comer. 
Hey, denle un hueso, 
hey dogui, dele un hueso señora. 
Hay un perro en la vereda, 
nadie sabe como está; 
hay un perro en la vereda, 
nadie sabe lo que hacer; 
si ese perro fuera mío, 
le daría de comer

UN PERRO MUERTO NOMÁS (JOSÉ LARRALDE)


Lo vi tirao, de pasada en un costado de la huella.
Un perro muerto nomás que al final poco interesa
Seguro toreó a un auto y cayó bajo una rueda
o talves de puro sonso ni vió el peligro siquiera
y por ser manso y confiao encaro sin darse cuenta
que también pueden los perros ser distraídos una gueltas
y andar como los cristianos cabresteando algunas penas 

Y porque yo en esa tarde diba de cabeza fresca
seguí pensando en su muerte en un costao de la huella
Y lo empecé a acomodar adentro de mis ideas,
lo hice mío o de otra gente pal caso sea como sea
pero se me hizo que el pobre tenia dueño y alguien era
Lo imagine seguidor de un caballo campo ajuera,
ayudando a su patrón a lidiar con las ovejas
O convertido en guardián de alguna casa campera
y me parecio escucharlo ladrando a una comadreja
O esperando a algún ratón junto a una pila de leña,
que los perros compañero mas de un servicio nos prestan

Por ahí me dio por pensar siguiendo con mi sonsera
que pudo ser de un gurí que lo acompaño a la escuela
y mientras el estudiaba salió a campear una presa
y solo encontró la muerte en un costao de la huella
y ahí si, ahí la idea se me puso mas triste que la otra idea
porque un perro pa un muchacho es por el campo aunque no crea
amigo, hermano y juguete pa pasar horas enteras

Se llamaría Guardián, Barbucho, Pinta, Sorpresa, 
Bravo, Guacho, Capitán, el nombre que le pusieran
si ahura total esta muerto y eso tampoco interesa
Solamente hay que pensar que en algún rancho lo esperan
y no faltara quien el que diga que se jue tras de una perra,
pensando que el muy ladino ni extrañara la querencia

Ya nunca saldrá por el campo bajo el estribo del que muenta
ni seguirá a un muchachito que hoy lo entristece su ausencia
ni cuidara de las casas en un costao de la puerta
Por eso pa que pensar si esto nada rimedéa
y estas cosa al final se olvidan como cualquiera
Lo vi tirao de pasada en un costado de la huella
un perro muerto nomás que al final poco interesa

EL PERRO COJO (MANUEL BENÍTEZ CARRASCO)

Con una pata colgando,
despojo de una pedrada,
pasó el perro por mi lado,
un perro de pobre casta.
Uno de esos callejeros,
Nacen en cualquier rincón,
destinados a comer basuras
de perras tristes y flacas, Cuando pequeños, qué finosy ágiles son en la infancia, baloncitos de peluche lana, los miman, los acurrucan, los sacan al sol, les cantan.
a su ventura, mendigos
Cuando mayores, al tiempo que ven que se fue la gracia, los dejan de casa en casa, sus hambres por los rincones y su sed sobre las charcas.
un dolor a media asta.
Qué tristes ojos que tienen, que recóndita mirada como si en ella pusieran
 nostalgia,
Y se mueren de tristeza
a la sombra de una tapia,
si es que un lazo no les da
una muerte anticipada.
Yo le llamo: psss, psss, psss.
Todo orejas asustadas,
todo hociquito curioso,
todo sed, hambre 
olfatea mis palabras
como esperando o temiendo
pan, caricias...   o pedradas,
no en vano lleva marcado
las orejitas gachas. Chasco
un mal recuerdo en su pata. Lo vuelvo a llamar: psss, psss. Dócil a medias avanza moviendo el rabo con miedo y los dedos; le digo: "ven aquí, no te hago nada, vamos, vamos, ven aquí". Y adiós la desconfianza. Que ya se tiende a mis pies, a tiernos aullidos habla, ladra para hablar más fuerte, salta, gira; gira, salta; llora, ríe; ríe, llora; lengua, orejas, ojos, abanico de palabras. Es su alegría tan grande que más que hablarme, me canta. "¿Qué piedra te dejó cojo? Sí, sí, sí, malhaya". El perro me entiende; sabe que maldigo la pedrada, aquella pedrada dura que le destrozó la pata y él, con el rabo, me dice
que le agrada No te preocupes, ya no ha de faltarte nada. Yo también soy callejero, aunque de distintas plazas y a patita coja y triste voy de jornada en jornada. Las piedras que me tiraron me dejaron coja el alma. Entre basuras de tierra tengo mi pan y mi almohada. Vamos, pues, perrito mío, vamos, anda que te cuestas, con nuestra tristeza en andas, yo por mis calles oscuras, tú por tus calles calladas, tú la pedrada en el cuerpo, yo la pedrada en el alma y cuando mueras, amigo,
yo te enterraré en mi casa bajo un letrero: «aquí yace un amigo de mi infancia». Y en el cielo de los perros, pan tierno y carne mechada, te regalará San Roque una muleta de plata hay, amigos donde los haya, mi perro y yo por la vida: pan pobre, rica compaña.

Era joven y era viejo;
por más que yo lo cuidaba,
el tiempo malo pasado
lo dejó medio sin alma.
Y fueron muchas las hambres,
mucho peso en sus tres patas
y una mañana, en el huerto,
debajo de mi ventana,
lo encontré tendido, frío,
como una piedra mojada,
un duro musgo de pelo
estaba mi pobre perro
muerto de las cuatro patas.
Hacia el cielo de los perros
se fue, anda que te anda,
las orejas de relente
y el hociquillo de escarcha.
Portero y dueño del cielo
San Roque en la puerta estaba: ortopédico de mimos, cirujano de palabras, bien surtido de intercambios con que curar viejas taras. "Para ti... un rabo de oro; para ti... un ojo de nieve; tú... tus colmillos de escarcha. Y tú, -mi perro reía-, tú... tu muleta de plata". Ahora ya sé por qué está la noche agujereada: ¿Estrellas... luceros...? No, es mi perro cuando anda... con la muleta va haciendo agujeritos de plata.
          
 

PERDONADO (NIÑO CONDENADO) (LUIS ALBERTO SPINETTA)

Habla conmigo, viejo perro blanco, 
habla conmigo, ladra tu quebranto... 
cuando quieras, olvidarlo... 
tu quebranto... 

Habla conmigo, perro de la lluvia... 
habla conmigo, solo tú conoces, 
la vendimia... de la calle... 

¡La delicia! ¡La delicia! 

Habla conmigo, viejo perro blanco, 
busca descanso, con tu molinete, 
que los amos, no descansan... 
ya no existen... 

Habla conmigo, perro de la lluvia, 
habla conmigo, niño condenado, 
por el diablo de febrero... 

¡Perdonado...Perdonado!


HERMANO PERRO (ALMENDRA
Quién dijo que siempre habremos de esperar 
para que nos saquen un poco a pasear 
Hoy aquí desde mi cucha bajo un cielo igual 
estoy esperando el año de mi fuga total 
Y ese día sé que voy a poder cantarle al sol 
meando en mi cadena 
O estaré siempre aquí oyendo a mi amigo 
oyendo a mi amigo que dice: 
Tira, tira, tira, hermano perro 
Hubo alguna vez un perro como yo 
que quiso subir el último escalón 
Quién va a ser el que me atrape 
cuando me eche a correr 
mientras tenga espacio libre no me entregaré 
Y ese día sé que voy a subir a un árbol y allí 
podré comer y oler por fin sus frutas 
O estaré siempre aquí 
y aquí moriré oyendo a mi amigo 
oyendo a mi amigo, oyendo a mi amigo que dice: 
Tira, tira, tira, hermano perro 
tira, tira, tira, hermano perro.





EL PERRO (MANUEL JOSÉ  OTÓN)
No temas mi señor: estoy alerta
Mientras tú de la tierra te desligas
Y, con el sueño tu dolor mitigas,
Dejando el alma a la esperanza abierta.

Vendra la aurora y te dire: “despierta,
Huyeron ya las sombras enemigas.
Soy compañero fiel de tus fatigas
Y celoso guardián junto a tu puerta.

Te avisaré del rondador nocturno,
Del amigo traidor, del lobo fiero
Que siempre anhelan encontrarte inerme.

Y si llega con paso taciturno
La muerte, con mi aullido lastimero
También te avisaré... ¡descansa y duerme!
EL PERRO (JUANA MOLINA)
¿Qué hacer con el perro que ladra por la ventana? 
Hace tiempo que me cansé, y él no para. No para. 
Al final no aguanté y llamé y la dueña no estaba 
Cuando más tarde la encontré, dijo: "El perro no ladra" 
¡Qué malhumor me dio! Yo sé que me mintió, 
sabe que ladra cuando se va a trabajar. Algo voy a tramar 
De buen modo le pregunté: "¿No se puede hacer nada?" 
Pero como no encontré la respuesta esperada, le dije: 
¡Calle ya a ese perro no lo aguanto se lo ruego! 
¡Si no calla ya mismo e ese perro yo me muero! 
¡Calle ya a ese perro no lo aguanto se lo ordeno! 
¡Si no calla ya mismo e ese perro yo me vengo! 
Quizás será el cassette, ese que le grabé con el ladrido de él 
Que le puse a la noche durante un mes 
Yo no sé muy bien qué será, pero el perro no ladra más 
Ella lo lleva a pasear y él va dando las gracias. 
Quizás será el cassette, ese que le grabé con el ladrido de él 
Que le puse a la noche durante un mes. 
El perro está contento Ya no oigo el lamento 
La señora lo lleva a todas partes con ella



INAGOTABLE ASOMBRO (OLIVERIO GIRONDO)
Este perro.
Este perro.
¡Indescriptible!
¡Único!

(¿Quién diría la forma,
la intención,
el tamaño
de todas sus membranas,
sus vértebras,
sus células,
sin olvidar su aliento,
sus costumbres,
sus lágrimas?)

Este perro.
Este perro,
semejante a otros perros
y a la vez tan distinto
a su padre,
a su madre,
sus hermanos,
sus hijos,
a los perros ya muertos
y a todos los que existen.

Este perro increíble,
con su hocico,
su rabo,
sus orejas,
sus patas,
inédito,
viviente;
modelado,
compuesto
a través de los siglos
por un esfuerzo inmenso,
constante,
incomprensible,
de creación,
de armonía,
de equilibrio,
de ritmo.

Este perro.
Este perro,
cotidiano,
inaudito,
que demuestra el milagro,
que me acerca al misterio...
que da ganas de hincarse,
de romper una silla.


CANCIÓN POR LOS PERROS (BURBLES)
ODA AL PERRO (PABLO NERUDA)

El perro me pregunta
y no respondo.
Salta, corre en el campo y me pregunta
sin hablar
y sus ojos
son dos preguntas húmedas, dos llamas
líquidas que interrogan
y no respondo,
no respondo porque
no sé, no puedo nada.

A campo pleno vamos
hombre y perro.

Brillan las hojas como
si alguien
las hubiera besado
una por una,
suben del suelo
todas las naranjas
a establecer
pequeños planetarios
en árboles redondos
como la noche, y verdes,
y perro y hombre vamos
oliendo el mundo, sacudiendo el trébol,
por el campo de Chile,
entre los dedos claros de septiembre.

El perro se detiene, 
persigue las abejas,
salta el agua intranquila,
escucha lejanísimos
ladridos,
orina en una piedra
y me trae la punta de su hocico,
a mí, como un regalo.
Es su frescura tierna,
la comunicación de su ternura,
y allí me preguntó
con sus dos ojos,
por qué es de día, por qué vendrá la noche,
por qué la primavera
no trajo en su canasta
nada
para perros errantes,
sino flores inútiles,
flores, flores y flores.
Y así pregunta
el perro
y no respondo.

Vamos
hombre y perro reunidos
por la mañana verde,
por la incitante soledad vacía
en que sólo nosotros
existimos,
esta unidad de perro con rocío
y el poeta del bosque,
porque no existe el pájaro escondido,
ni la secreta flor,
sino trino y aroma
para dos compañeros,
para dos cazadores compañeros:
un mundo humedecido
por las destilaciones de la noche,
un túnel verde y luego
una pradera,
una ráfaga de aire anaranjado,
el susurro de las raíces,
la vida caminando,
respirando, creciendo,
y la antigua amistad,
la dicha
de ser perro y ser hombre
convertida
en un solo animal
que camina moviendo
seis patas
y una cola
con rocío.


MARTHA MY DEAR (THE BEATLES)

Martha my dear though I spend my days in conversation
Please
Remember me Martha my love
Don't forget me Martha my dear

Hold your head up you silly girl look what you've done
When you find yourself in the thick of it
Help yourself to a bit of what is all around you
Silly Girl.

Take a good look around you
Take a good look you're bound to see
That you and me were meant to be for each other
Silly girl.

Hold your hand out you silly girl see what you've done
When you find yourself in the thick of it
Help yourself to a bit of what is all around you
Silly girl.

Martha my dear you have always been my inspiration
Please
Be good to me Martha my love
Don't forget me Martha my dear.
Mi querida Martha, aunque paso mis días conversando
Por favor
Recuérdame Martha, mi amor
No me olvides mi querida Martha

Sostén tu cabeza en alto chica boba mira lo que has hecho
Cuando te encuentres a ti misma en lo denso del todo
Ayúdate un poco con todo lo que te rodea
Chica boba

Mira bien a tu alrededor
Mira bien, tienes que ver
Que tu y yo sabíamos que éramos el uno para el otro
Chica boba

Sostén tu mano fuera chica ingenua, ve lo que has hecho
Cuando te encuentres en lo denso del todo
Ayúdate un poco con todo lo que te rodea
Chica boba

Mi querida Martha, siempre has sido mi inspiración
Por favor 
se buena conmigo Martha mi amor
No me olvides mi querida Martha

JET (PAUL AND LINDA McCARTNEY)
Jet, Jet!
Jet I can almost remember their funny faces
That time you told them that you were going to be marrying soon
And Jet I thought the only lonely place was on the moon
Jet, Jet, Jet!



Jet, was your father as bold as the sergeant major?
How come he told you that you were hardly old enough yet?
And Jet I thought the major was a lady suffragette
Jet, Jet, Jet!

Ah Mater want Jet to always love me
Ah Mater want Jet to always love me
Ah Mater. . . much later
Jet!


 And Jet I thought the major was a lady suffragette
Jet, Jet!
Ah Mater want Jet to always love me
Ah Mater want Jet to always love me
Ah Mater. . . much later



Jet with the wind in your hair
Of a thousand laces
Climb on the back and we’ll go for a ride in the sky
And Jet I thought that the major was a little lady suffragette
Jet, Jet!

And Jet you know I thought
you was a little lady suffragette
Jet!
A little lady
My little lady. . . yes
¡Jet, Jet!
Jet, casi puedo recordar sus caras graciosas
Aquel momento en que me dijiste que se iban a casar pronto
Jet, pensé que el único lugar solitario era en la luna
¡Jet, Jet, Jet!



Jet, ¿era tu padre tan audaz como un sargento mayor?
¿Cómo es que él te dijo que tenía todaviá la edad suficiente?
Y Jet, pensé que el mayor fue una dama sufragista
¡Jet, Jet, Jet!

Camarada, quieren que Jet me ame para siempre 
Camarada, quieren que Jet me ame para siempre 
Camarada, mejor más tarde.
¡Jet!

Y Jet, pensé que el mayor fue una dama sufragista
¡Jet, Jet!
Camarada, quiero que Jet me ame para siempre 
Camarada, quiero que Jet me ame para siempre 
Camarada, mejor más tarde..

¡Jet! con el viento en tu cabello 
De miles de rizos
Súbete atrás y vamos a dar un paseo por el cielo
Y Jet, pensé que el mayor fue una dama sufragista
¡Jet, Jet! 

Y Jet, tu sabes que yo pensé 
Que el mayor fue una pequeña dama sufragista
¡Jet!
Una pequeña dama
Mi pequeña dama... sí.


 Perro lanudo  

Los Rockin Devil´s )


EL PODER DE UN PERRO (RUDYARD KIPLING)

There is sorrow enough in the natural way
From men and women to fill our day;
But when we are certain of sorrow in store,
Why do we always arrange for more?
Brothers and sisters I bid you beware
Of giving your heart to a dog to tear.

Buy a pup and your money will buy
Love unflinching that cannot lie--
Perfect passion and worship fed
By a kick in the ribs or a pat on the head.
Nevertheless it is hardly fair
To risk your heart for a dog to tear.
When the fourteen years that nature permits
Are closing in asthma or tumors or fits
And the vet's unspoken prescription runs
To lethal chambers, or loaded guns.
Then you will find--its your own affair
But--you've given your heart to a dog to tear
When the bodyKthat lived at your single will
When the whimper of welcome is stilled (how still!)
When the spirit that answered your every mood
Is gone--wherever it goes--for good,
You still discover how much you care
And will give your heart to a dog to tear.
We've sorrow enough in the natural way
When it comes to burying Christian clay.
Our loves are not given, but only lent,
At compound interest of cent per cent.
Though it is not always the case, I believe,
That the longer we've kept 'em the more do we grieve;
For when debts are payable, right or wrong,
A short time loan is as bad as a long--
So why in Heaven (before we are there)
Should we give our hearts to a dog to tear?
Harto se sufre ya en el vida,
El dolor por los nuestros nos colma los días.
Y cuando de pena las reservas rebosan,
¿Cómo es que buscamos añadir aún más?
Hermanos, hermanas, reflexionen antes,
No dejen que un perro el corazón
les quebrante
Compre un perro y por su dinero tendrá
Amor sin reservas, nunca le fallará-
Pasión perfecta y admiración nutridas
A base de pataditas y caricias en la cabeza.
Incluso así, no está bien que
arriesgue
Dejando que un perro el corazón
le quebrante
Cuando los catorce
años que la natura concede
Concluyen con asma,
tumores o
achaques,
Y e veterinario tácitamente receta
Salas de sacrificio y cargadas escopetas
Sólo entonces sabrá- y será su problema-
Que ha dejado que un perro el corazón le quebrante
Cuando el cuerpo que ha vivido sólo para complacerle,
Con sus quejidos de bienvenida, se le acalla,
Cuando el alma que al lado tenía en cada altibajo
Para siempre se ha ido-a donde quiera que sea-
Descubrirá lo mucho que duele
Y dejará que un perro el corazón le quebrante.
Harto dolor hay ya en la vida cuando un alma cristiana hay que despedir.
Nuestros amores no son nuestros, sino prestados
Y el precio que pagamos es alto con creces.
Aunque no siempre es así, creo que
Cuanto más nos acompañen, más largo será
el duelo
Ya que, si una deuda devuelves, para bien
o para mal,
Más tarde o más temprano, el préstamo
nos dañará
¡Cielo santo! (antes de estar en él)
¿Por qué dejar que un perro el corazón
nos quebrante?




EL PERRO LOQUITO (MARIA ELENA WALSH)



Doña Disparate corre a la botica
a comprar remedios para su perrito,
pero cuando vuelve, cargada de frascos,
el perro se peina, curado del hipo.

Doña Disparate va a comprar un hueso
y revoluciona la carnicería,
pero cuando vuelve su perro está en cama
sufriendo de un fuerte dolor de barriga.

Doña Disparate corre, salta y vuela
por las avenidas, llamando al doctor,
pero cuando llega su perro se muere,
con el rabo tieso y el ombligo al sol.

Doña Disparate llama a los bomberos,
a la policía y al sastre y al cura,
pero cuando llegan todos,
el perrito esta muy contento bailando la rumba.

Doña Disparate va a comprar un moño,
agua de colonia, jabón y cepillo,
pero cuando llega, llena de paquetes,
el perrito come dulce de membrillo.


Doña Disparate sigue disparando
con cuarenta diablos en las zapatillas,
mientras el perrito se queda en la casa,
sentado tranquilo fumando la pipa.
EL SHOW DEL PERRO SALCHICHA (MARIA ELENA WALSH)

 Perro Salchicha, gordo bachicha,
toma solcito a la orilla del mar.
Tiene sombrero de marinero
y en vez de traje se puso collar.

Una gaviota medio marmota,
bizca y con cara de preocupación
viene planeando, mira buscando
el desayuno para su pichón.

Pronto aterriza porque divisa
un bicho gordo como un salchichón.
Dice “qué rico” y abriendo el pico
pesca al perrito como un camarón.

Perro salchicha con calma chicha
en helicóptero cree volar.
La pajarraca, cómo lo hamaca
entre las nubes y arriba del mar.

Así lo lleva hasta la cueva
donde el pichón se cansó de esperar.
Pone en el plato liebre por gato,
cosa que a todos nos puede pasar.

El pichón pía con energía,
dice: –Mamá, te ha fallado el radar;
el desayuno es muy perruno,
cuando lo pico se pone a ladrar.

Doña Gaviota va y se alborota,
Perro Salchicha un mordisco le da.
En la pelea, qué cosa fea,
vuelan las plumas de aquí para allá.

Doña Gaviota: ojo en compota.
Perro Salchicha con más de un chichón.
Así termina la tremolina,
espero que servirá de lección:

El que se vaya para la playa
que desconfíe de un viaje en avión,
y sobre todo haga de modo
que no lo tomen por un camarón.


ACÉRCATE CACHORRO

Yo se que tienes dudas 

y miras temeroso, 

como confiar del hombre 

si fue quien te dejó. 


Olvídate del miedo, 

cobíjate en mis brazos, 

no apures más tus pasos 

yo te daré mi amor. 

Tus gritos se perdieron 

en la calle vacía, 

no sirvió tu alegría 

ni tu fidelidad. 


Igual te abandonaron 

ignorando tu suerte, 

lo mismo era la muerte, 

no volvieron atrás. 


Acércate cachorro, 

deja que te acaricie, 

no habrá mas días grises 

si te vienes conmigo. 


Has movido la cola 

señal que me entendiste, 

no quiero que estés triste 

desde hoy, yo soy tu amigo!!


ARTZA (PATXI ANDIÓN)
Se le enciende la piel cuando le llamo
y no sabe qué hacer si le regaño
ni el es un perro fiel, ni yo soy amo
somos un contrato entre amigazos
con el mismo paso, igual de callados

artza guasein...guasein... vámonos de aquí, artza, guasein, guasein, ixil ixilik

Ni le gusta el calor, ni el guardia urbano
siempre tira el café con el rabo
y le gusta morder a los extraños
ni es guapo ni es alto, ni da la mano
pero con las mujeres es un buen reclamo

artza guasein, guasein, vámonos de aquí... artza guasein, guasein, ixil ixilik...

Cuando salgo con él me pastorea
no conoce el collar ni la correa
tanto a él como a mí nos gusta vernos
en el campo abierto libres y sueltos
aun corriendo el riesgo de engordar un cepo

artza guasein, guasein... vámonos de aquí... artza guasein, guasein, ixil ixilik...



Gifs Animados Perros (105)Gifs Animados Perros (107)Gifs Animados Perros (103)

VIDA DE PERRO DE CHARLES CHAPLIN
 TRAILER DEL FILM
HACHIKO
HACHIKO FILM COMPLETO SOBRE LA HISTORIA REAL DE UNA ENTRAÑABLE AMISTAD ENTRE UN HOMBRE Y UN PERRO SUCEDIDA EN JAPÓN DONDE SE CONSTRUYÓ UN MONUMENTO AL ANIMAL



PERO TODOS SABEMOS QUE ESTA HISTORIA NO ES ÚNICA COMO LO MUESTRA LA SIGUIENTE NOTICIA DIFUNDIDA EN LA PRENSA ARGENTINA A MEDIADOS DE ENERO DE 2014





Conocé al "Hachiko" boliviano, el perro que hace cinco años llora a su amo en Cochabamba

La mascota nunca se aleja del lugar donde murió su amo en un accidente de tránsito.

"HACHI". Ls fiel mascota que conmueve Cochabamba.
"HACHI". Ls fiel mascota que conmueve Cochabamba.

Algunos lo llaman "Hachi", por el famoso perro japonés "Hachiko"; otros le dicen"Huachi" o "Huachito", pero lo cierto es que este can de color café y "raza perro"conmovió  con su lealtad a los vecinos y comerciantes de Cochabamba, que cada día le dan de comer. Desde hace cinco años, el animal espera en la esquina de la avenidaPapa Paulo y llora a su amo muerto en un accidente de tránsito.
"Deben ser unos cinco años desde que falleció su dueño en un accidente de motocicleta.El perro venía por detrás y se quedó aquí desde entonces", contó a la agencia Efe Román Bilbao Luján, el propietario de una carnicería ubicada a unos metros del lugar donde "Hachi" perdió a su amo, un estudiante universitario.
hachiko-bolivia4.jpg
Todos los días el joven pasaba por la avenida en motocicleta con el perro como escolta, hasta que un día el muchacho fue embestido por un taxi y falleció cuando era trasladado al hospital, según relató esta semana la vendedora de diarios Aida Miranda al diario cochabambino Opinión.
Desde entonces, "Hachi" hizo de la avenida Papa Paulo su hogar y llora en la esquina donde ocurrió el accidente. "Él camina de esquina a esquina y vuelve a venir donde ha fallecido su dueño. Se va caminando, se para en una esquina y aulla cuando ve la esquina donde ha muerto su dueño", explicó Elizabeth Martha García, quien ayuda en la venta de diarios a Miranda.






CARTELES DEL ENTRAÑABLE FILM DE CARLITOS CHAPLIN: VIDA DE PERRO



CLIPPER EL PERRO DE PABLO PICASSO

DOS ACRÓBATAS Y UN PERRO (PABLO PICASSO)

NIÑO CON PERRO - PABLO PICASSO
UNA MUJER SENTADA (PABLO PICASSO)




España

EL PERRO (FRANCISCO GOYA Y LUCIENTES)

PERRO QUE SALE EN UNA ESQUINA DEL RETRATO DE DOÑA JOAQUINA CANDADO REALIZADO POR FRANCISCO GOYA
UN AMIGO NECESITADO (CASSIUS MARCELLUS COOLIDGE)
GIF animado realizado por: David Barceló y Ángel Ocaña.









COMO HAN CAMBIADO ALGUNAS RAZAS CANINAS CON LOS AÑOS