Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

14.1.14

COMIDA







EL CANTO DE LA MIEL (FEDERICO GARCÍA LORCA)

La miel es la palabra de Cristo,

El oro derretido de su amor,

El más allá del néctar,

La momia de la luz del paraíso.

La colmena es una estrella casta,

Pozo de ámbar que alimenta el ritmo

De las abejas. Seno de los campos

Tembloroso de aromas y zumbidos.

La miel es la epopeya del amor,

La materialidad de lo infinito,

Alma y sangre doliente de las flores

Condensada a través de otro espíritu.

(Así la miel del hombre es la poesía

que mana de su pecho dolorido,

de un panal con la cera del recuerdo,

formado por la abeja de lo íntimo)

La miel es la bucólica lejana

Del pastor, la dulzaina y el olivo,

Hermana de la leche y las bellotas,

Reinas supremas del dorado siglo.

La miel es como el sol de la mañana.

Tiene toda la gracia del estío

Y la frescura vieja del otoño:

Es la hoja marchita y es el trigo.

¡Oh divino licor de la humildad,
sereno como un verso primitivo!
La armonía hecha carne tú eres,
El resumen genial de lo lírico.
En ti duerme la melancolía.
El secreto del beso y del grito.
Dulcísima. Dulce. Este es tu adjetivo.
Dulce como los vientres de las hembras,
Dulce como los ojos de los niños,
Dulce como las sombras de la noche.
Dulce como una Voz.
O como un lirio.
Para el que lleva la pena y la lira,
Eres sol que ilumina el camino.
Equivales a todas las bellezas,
Al color, a la luz, a los sonidos.
¡Oh divino licor de la esperanza.
Donde la perfección del equilibrio
Llegan alma y materia en unidad
Como en la hostia, cuerpo y luz de Cristo.
Y el alma superior es de las flores.
¡Oh licor que esas almas has unido!
El que te gusta no sabe que traga
Un resumen dorado de lirismo.








ODA A LA CEBOLLA
(PABLO NERUDA)
Cebolla,
luminosa redoma,

pétalo a pétalo

se formó tu hermosura,

escamas de cristal te acrecentaron

y en el secreto de la tierra oscura

se redondeó tu vientre de rocío.

Bajo la tierra

fue el milagro

y cuando apareció

tu torpe tallo verde,

y nacieron

tus hojas como espadas en el huerto,

la tierra acumuló su poderío

mostrando tu desnuda transparencia,

y como en Afrodita el mar remoto

duplicó la magnolia

levantando sus senos,

la tierra

así te hizo,

cebolla,

clara como un planeta,

y destinada

a relucir,

constelación constante,

redonda rosa de agua,

sobre 

la mesa

de las pobres gentes.

Generosa 

deshaces

tu globo de frescura

en la consumación

ferviente de la olla,

y el jirón de cristal

al calor encendido del aceite

se transforma en rizada pluma de oro.


También recordaré cómo fecunda

tu influencia el amor de la ensalada,

y parece que el cielo contribuye

dándole fina forma de granizo

a celebrar tu claridad picada

sobre los hemisferios del tomate.

Pero al alcance

de las manos del pueblo,

regada con aceite,

espolvoreada

con un poco de sal,

matas el hambre

del jornalero en el duro camino.

Estrella de los pobres,

hada madrina

envuelta 

en delicado

papel, sales del suelo,

eterna, intacta, pura

como semilla de astro,

y al cortarte

el cuchillo en la cocina

sube la única lágrima

sin pena.

Nos hiciste llorar sin afligirnos.

Yo cuanto existe celebré, cebolla,

pero para mí eres

más hermosa que un ave

de plumas cegadoras,

eres para mis ojos

globo celeste, copa de platino,

baile inmóvil

de anémona nevada

y vive la fragancia de la tierra

en tu naturaleza cristalina.



MI LIMÓN LIMONERO (HENRY STEPHEN)

Mi limón mi limonero 

Entero me gusta mas 

Un inglés dijo yeh yeh 

Y un francés dijo la lá 

Coro 

Mi limón mi limonero 

Entero me gusta mas 

Un inglés dijo yeh yeh 

Y un francés dijo la lá 

Me siento malo morena 

Cabeza hinchada morena 

Que no le paro morena 

Voy voy voy 

Coro 

Me siento malo morena 

Cabeza hinchada morena 

Que no le paro morena 
Voy voy voy 
Mi limón mi limonero señor 
Entero me gusta más 
Un inglés dijo yeh yeh 
Y un francés dijo la lá 
Coro 
Mi limón mi limonero 
Entero me gusta mas 
Un inglés dijo yeh yeh 
Y un francés dijo la lá 
Ayayay 
Limones para vender 
Ayayay 
Limones para vender 
Ayayay 
Limones para chupar 
Ayayay 
Limones para chupar 
Mi limón mi limonero 
Entero me gusta mas 
Un inglés dijo yeh yeh 
Y un francés dijo la lá 
Coro 
Mi limón mi limonero 
Entero me gusta mas 
Un inglés dijo yeh yeh 
Y un francés dijo la lá 
Me siento malo morena 
Cabeza hinchada morena 
Que no le paro morena 
Voy voy voy 
Coro 
Me siento malo morena 
Cabeza hinchada morena 
Que no le paro morena 
Voy voy voy


CANCIÓN DE COMERCIANTE (BERTOLT BRECHT)

Río abajo hay arroz,
río arriba la gente necesita el arroz.
Si lo guardamos en los silos,
más caro les saldrá luego el arroz.
Los que arrastran las barcas recibirán aún menos.
Y tanto más barato será para mí.
Pero ¿qué es el arroz realmente?

¡Yo qué sé lo que es el arroz!
¡Yo qué sé quién lo sabrá!
Yo no sé lo que es el arroz.
No sé más que su precio.

Se acerca el invierno, la gente necesita ropa.
Es preciso, pues, comprar algodón
y no darle salida.
Cuando el frío llegue, encarecerán los vestidos.
Las hilanderías pagan jornales excesivos.
En fin, que hay demasiado algodón.
Pero ¿qué es realmente el algodón?

¡Yo qué sé lo que es el algodón!
¡Yo qué sé quién lo sabrá!
Yo no sé lo que es el algodón.
No sé más que su precio.

El hombre necesita abundante comida
y ello hace que el hombre salga más caro.
Para hacer alimentos se necesitan hombres.
Los cocineros abaratan la comida,
pero la ponen cara los mismos que la comen.
En fin, son demasiado escasos los hombres.
Pero ¿qué es realmente un hombre?

¡Yo qué sé lo que es un hombre!
¡Yo qué sé quién lo sabrá!
Yo no sé lo que es un hombre.
No sé más que su precio.


CON LAS MANOS EN LA MASA
JOAQUÍN SABINA CON ELENA SANTONJA

Siempre que vuelves a casa 
me pillas en la cocina 
embadurnada de harina 
con las manos en la masa 

niña no quiero platos finos 
vengo del trabajo 
y no me apetece pato chino 
a ver si me aliñas 
un gazpacho con su ajo y su pepino 

papas con arroz, bonito con tomate 
cochifrito , caldereta, migas con chocolate 
cebolleta en vinagreta, morteruelo, 
lacon con grelos, bacalao al pil-pil 
y un poquito perejil 

chiquillo que yo hice un cursillo 
para Cordon bleu 
eso ya lo se pero chiquilla 
dame pepinillos 
que yo los remojare 
con una copita de ojen 

papas con arroz, bonito con tomate 
cochifrito, caldereta, migas con chocolate, 
cebolleta en vinagreta, morteruelo, 
lacon con grelos, bacalao al pil-pil 
y un poquito perejil 

papas con arroz,bonito con tomate,

FRUTAS DE CANEY 
VERSIÓN COMPAE SEGUNDO
 Frutas!, quién quiere comprarme frutas 

mango del mamey y biscochuelo 

piña, piña dulce como azúcar 

cosechadas enl as lomas del Caney. 

Traigo rico mango del mamey y piñas 

qué deliciosas son como labios de mujer. 

Caney de Oriente, tierra de amores 

una florida donde vivió el Siboney 

donde las frutas son como flores 

llenas de aroma y saturadas de miel. 

Caney de Oriente, tierra divina 

donde la mano de Dios tendió su bendición. 

Quién quiere comprarme frutas sabrosas 

marañones y mamoncillos del Caney.




ODA A LA MANZANA 
(PABLO NERUDA)


 ti, manzana,
quiero
celebrarte
llenándome
con tu nombre
la boca,
comiéndote.

Siempre
eres nueva como nada
o nadie,
siempre
recién caída
del Paraíso:
plena
y pura
mejilla arrebolada
de la aurora!
Qué difíciles
son
comparados
contigo
los frutos de la tierra,
las celulares uvas,
los mangos
tenebrosos,
las huesudas
ciruelas, los higos
submarinos:
tú eres pomada pura,
pan fragante,
queso
de la vegetación.

Cuando mordemos
tu redonda inocencia
volvemos
por un instante
a ser
también recién creadas criaturas:
aún tenemos algo de manzana.

Yo quiero
una abundancia
total, la multiplicación
de tu familia,
quiero
una ciudad,
una república,
un río Mississipi
de manzanas,
y en sus orillas
quiero ver
a toda
la población
del mundo
unida, reunida,
en el acto más simple de la tierra:
mordiendo una manzana.


SAVOY TRUFFLE (THE BEATLES)
Creme tangerine and montelimar 
a ginger sling with a pineapple heart 
a coffee dessert yes you know it's good news 
But you'll have to have them all pull out 
after the Savoy truffle 

Cool cherry cream and a nice apple tart 
I feel you taste all the time we're apart 
Coconut fudge really blows down those blues 
But you'll have to have them all pull out 
after the Savoy truffle 

You might not feel it now 
but when the pain cuts through 
you're gonna know and how 
The sweat is gonna fill you head 
when it becomes too much, you'll shout aloud 

But you'll have to have them all pull out 
after the Savoy truffle 

You know that what you eat you are 
but what is sweet now turns so sour 
We all know ob-bla-di-bla-da 
but can you show me where you are 

Creme tangerine and montelimar 
a ginger sling with a pineapple heart 
a coffee dessert yes you know it's good news 
But you'll have to have them all pull out 
after the Savoy truffle 
Yes, you'll have to have them all pull out 
after the Savoy truffle
Crema de mandarina y Montelimar,
Un arnés de jengibre con un corazón de piña,
Un desierto de café, sí se sabe que es una buena noticia,
Pero tendrán que sacártelos todos después de la trufa Saboya.

Crema fría de cereza y una buena tarta de
manzana,
Me siento con el sabor todo el tiempo que estamos separados,
Coco chocolate realmente sopla los blues,
Pero tendrán que sacartelos todos después de la trufa Saboya.

Es posible que no lo sienta ahora, pero cuando el dolor te atraviese vas a saber, y cómo.
El sudor va a llenar tu cabeza,
cuando se convierte en demasiado te gritan en voz alta,
Pero tendrán que sacártelos todos después de la trufa Saboya.

Sabemos que eres lo que comes,
Pero lo que es dulce ahora se torna tan amargo.
Todos conocemos ob-la-di-bla-da,
Pero me puedes mostrar dónde se estás?

Crema de mandarina y Montelimar,
Un arnés de jengibre con un corazón de piña,
Un postre de café, sí se sabe que es una buena noticia,
Pero tendrás que tener a todos ellos se retiraron después de la trufa Saboya.
Sí,tendrán que sacártelos todos, después de la trufa Saboya.

ODA AL PAN (PABLO NERUDA)

Pan,
con harina,
agua
y fuego
te levantas.
espeso y leve,
recostado y redondo,
repites el vientre
de la madre,
equinoccial
germinación
terrestre.
Pan,
qué fácil
y qué profundo eres:
en la bandeja blanca
de la panadería
se alargan tus hileras
como utensilios, platos
o papeles,
y de pronto,
la ola
de la vida,
la conjunción del germen
y del fuego,
creces, creces
de pronto
como
cintura, boca, senos,
colinas de la tierra,
vidas,
sube el calor, te inunda
la plenitud, el viento
de la fecundidad,
y entonces
se inmoviliza tu color de oro,
y cuando se preñaron
tus pequeños vientres,
la cicatriz morena
dejó su quemadura
en todo tu dorado
sistema de hemisferios.
Ahora,
intacto,
eres
acción de hombre,
milagro repetido,
voluntad de la vida.
Oh pan de cada boca,
no
te imploraremos,
los hombres
no somos
mendigos
de vagos dioses
o de ángeles oscuros:
del mar y de la tierra
haremos pan,
plantaremos de trigo
la tierra y los planetas,
el pan de cada boca,
de cada hombre,
en cada día,
llegará porque fuimos
a sembrarlo
y a hacerlo,
no para un hombre sino
para todos,
el pan, el pan
para todos los pueblos
y con él lo que tiene
forma y sabor de pan
repartiremos:
la tierra,
la belleza,
el amor,
todo eso
tiene sabor de pan,
forma de pan,
germinación de harina,
todo
nació para ser compartido,
para ser entregado,
para multiplicarse.
Por eso, pan,
si huyes
de la casa del hombre,
si te ocultan,
te niegan,
si el avaro
te prostituye,
si el rico
te acapara
si el trigo
no busca surco y tierra,
pan,
no rezaremos,
pan,
no mendigaremos
lucharemos por ti con otros hombres,
con todos los hambrientos,
por todos los ríos y el aire
iremos a buscarte,
toda la tierra la repartiremos
para que tú germines,
y con nosotros
avanzará la tierra:
el agua, el fuego, el hombre
lucharán con nosotros.
iremos coronados
con espigas,
conquistando
tierra y pan para todos,
y entonces
también la vida
tendrá forma de pan,
será simple y profunda,
innumerable y pura.
Todos los seres
tendrán derecho
a la tierra y a la vida,
y así será el pan de mañana,

el pan de cada boca,
sagrado,
consagrado,
porque será el producto
de la más larga y dura
lucha humana.
No tiene alas
la victoria terrestre:
tiene pan en sus hombros,
y vuela valerosa
liberando la tierra
como una panadera
conducida en el viento.


ACEITUNAS (SILVIO RODRÍGUEZ)

Tus piernas de tres a seis de la tarde 
en la memoria de pronto me arden 
y cuando quiero aliviar mi locura 
sólo me calma comer aceitunas. 

Una aceituna mordida 
le ha vuelto a la vida todo su sabor 
maravillado, respiro y siento tu olor. 

Hoy yo deliro 
me corta tu hilo 
hasta el limite de la ilusión 
como despacio 
y alargo el espacio 
entre el beso inicial y el de adiós. 

Una aceituna mordida 
le ha vuelto a la vida todo su sabor 
maravillado, respiro y siento tu olor. 

Y aquí me tienes 
bien aferrado 
a la semilla 
como colgando de ti. 

Tus piernas de tres a seis de la tarde 
en la memoria de pronto me arden 
y cuando quiero aliviar mi locura 
sólo me calma comer aceitunas.

AZÚCAR DEL ESTERO (LISANDRO ARISTIMUÑO)


No sos tan gris,
es que todo se volvió gris,
cerraron la puerta del sendero,
perdieron la gracia del cartero.

Antes eras una flor,
pintabas el cielo de amor,
ahora que no tenés mas vuelo,
quedaste tan sola, ¿te vencieron?

Una nube va sin fin
trepando por el verde jardín,
dejá que te envuelva el pensamiento,
volvé a besar tus sentimientos.

No te dejes más vencer,
al alma hay que darle de comer,
un poco de azúcar del estero,
un poco de risa y caramelos.

ODA A LA PAPA (PABLO NERUDA)
PAPA, 

te llamas 

papa 

y no patata, 

no naciste castellana: 

eres oscura 

como 

nuestra piel, 

somos americanos, 

papa, 

somos indios. 

Profunda 

y suave eres, 

pulpa pura, purísima 

rosa blanca 

enterrada, 

floreces 

allá adentro 

en la tierra, 

en tu lluviosa 

tierra 

originaria, 

en las islas mojadas 

de Chile tempestuoso, 

en Chiloé marino, 

en medio de la esmeralda que abre 

su luz verde 

sobre el austral océano. 

Papa, 

materia 

dulce, 

almendra 

de la tierra, 

la madre 

allí 

no tuvo 

metal muerto, 

allí en la oscura 

suavidad de las islas 

no dispuso 

el cobre y sus volcanes 
sumergidos, 
ni la crueldad azul 
del manganeso, 
sino que son su mano, 
como en un nido 
en la humedad más suave, 
colocó tus redomas, 
y cuando 
el trueno 
de la guerra 
negra, 
España 
inquisidora, 
negra como águila de sepultura, 
buscó el oro salvaje 
en la matriz 
quemante de la araucanía, 
sus uñas 
codiciosas 
fueron exterminadas, 
sus capitanes 
muertos, 
pero cuando a las piedras de Castilla 
regresaron 
los pobres capitanes derrotados 
levantaron en las manos sangrientas 
no una copa de oro, 
sino la papa 
de Chiloé marino. 
Honrada eres 
como 
una mano 
que trabaja en la tierra, 
familiar 
eres 
como 
una gallina, 
compacta como un queso 
que la tierra elabora 
en sus ubres 
nutricias, 
enemiga del hambre, 
en todas las naciones 
se enterró su bandera 
vencedora 
y pronto allí, 
en el frío o en la costa 
quemada, 
apareció 
tu flor 
anónima 
enunciando la espesa 
y suave 
natalidad de tus raíces. 
Universal delicia, 
no esperabas 
mi canto, 
porque eres sorda 
y ciega 
y enterrada. 
Apenas 
si hablas en el infierno 
del aceite 
o cantas 
en las freiduras 
de los puertos, 
cerca de las guitarras, 
silenciosa, 
harina de la noche 
subterránea, 
tesoro interminable 
de los pueblos.







EL MANICERO
 (ROBERTO CARLOS)
Maní, maní
Maní, maní

Si te quieres con el pico divertir

Cómete un cucuruchito de maní

Maní, maní

Maní, maní

Cuando veas al manicero por ahí

No te olvides de comprar rico maní
Cuando te comas tu maní
Tú vas a ver que rico está
El manicero llegará hasta ti
Y te dará una bolsa de maní

Para que tú puedas ya gozar
Maní, maní
Maní, maní

Muchachita toma un poco de maní

Y verás que no te vas a arrepentir
Maní, maní
Maní, maní

Cuando veas al manicero por ahí

No te olvides de comprar rico maní
Cuando te comas tu maní
Vas a sentirte muy feliz
El manicero llegará hasta ti
Y te dará una bolsa de maní

Para que tú puedas ya gozar
Maní
Manicero se va

Manicero se va
Manicero se va
Manicero se va
Maní 
Manicero se va
ODA AL CALDILLO DE CONGRIO (PABLO NERUDA)


En el mar
tormentoso
de Chile

vive el rosado congrio,
gigante anguila
de nevada carne.
Y en las ollas
chilenas,
en la costa,
nació el caldillo
grávido y suculento,
provechoso.
Lleven a la cocina
el congrio desollado,
su piel manchada cede
como un guante
y al descubierto queda
entonces
el racimo del mar,
el congrio tierno
reluce
ya desnudo,
preparado
para nuestro apetito.
Ahora
recoges
ajos,
acaricia primero
ese marfil
precioso,
huele
su fragancia iracunda,
entonces
deja el ajo picado
caer con la cebolla
y el tomate
hasta que la cebolla
tenga color de oro.
Mientras tanto
se cuecen
con el vapor
los regios
camarones marinos
y cuando ya llegaron
a su punto,
cuando cuajó el sabor
en una salsa
formada por el jugo
del océano
y por el agua clara
que desprendió la luz de la cebolla,
entonces
que entre el congrio
y se sumerja en gloria,
que en la olla
se aceite,
se contraiga y se impregne.
Ya sólo es necesario
dejar en el manjar
caer la crema
como una rosa espesa,
y al fuego
lentamente
entregar el tesoro
hasta que en el caldillo
se calienten
las esencias de Chile,
y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo
SABOR SABOR (ROSARIO FLORES)
Oh, sabor sabor, a fresa y a limón
a mermelada de miel de abejas sabes hoy.
sabor sabor, de rojo melocotón 
sabe tu piel cuando te beso, sin saber
que hablo de mis dulces sueños 
que reparto en cada parte de tu cuerpo.
Eh, eh, sin saber que es una trampa con cepo
cada rincón, cada línea es un verso.
Oh, sabor sabor, a la canela en flor,
a fresca hierbabuena sabes hoy.
no me digas que no
que soy como la fuerte hiedra
y crezco, y trepo por las piedras, sin saber
que más me enredo en tus locos besos
que me llevan a flotar al universo.
Eh, elexir de gotas de un almendro 
que florece a cada paso del invierno.
Sin saber que es una trampa con cepo
cada rincón, cada línea es un verso.


SE MATÓ UN TOMATE (ELSA ISABEL BORNEMANN)
¡Ay!  ¡Qué disparate!
¡Se mató un tomate!
¿Quieren que les cuente?
Se arrojó de la fuente
sobre la ensalada
recién preparada.
Su rojo vestido
todo descosido,
cayó haciendo arrugas
al mar de lechugas.
Su amigo Zapallo
corrió como un rayo
pidiendo de urgencia
por una asistencia.
Vino el Doctor Ajo
y remedios trajo.
Llamó a la carrera
a Sal, la enfermera.
Después de sacarlo
quisieron salvarlo,
pero no hubo caso:
¡Estaba en pedazos!
Preparó el entierro
la agencia “Los Puerros”.
Y fue mucha gente…
¿quieren que les cuente?
Llegó muy doliente
Papa el presidente
del Club de Verduras,
para dar lectura
de un “Verso al tomate”
(otro disparate),
mientras de perfil,
el gran Perejil
hablaba bajito
con un rabanito.
También el Laurel
(de luna de miel
con Doña Nabiza)
regresó de prisa
en su nuevo yate
por ver al tomate.
Acaba la historia:
Ocho zanahorias
y un alcaucil viejo
formaron cortejo
con diez berenjenas
de verdes melenas,
sobre una carroza
bordado con rosas.
Choclos musiqueros
con negros sombreros,
tocaron violines,
quenas y flautines,
y dos ajíes sordos
y espárragos gordos
con negras camisas
cantaron la misa.
—“HOY, ¡QUÉ DISPARATE!
¡SE MATÓ UN TOMATE!”—
Al leer, la cebolla
lloraba en su olla.
Una remolacha
se puso borracha.
—“¡Me importa un camino!”,
dijo don Pepino…
y no habló la acelga
(estaba de huelga).

ODA AL TOMATE

(PABLO NERUDA INTERPRETADO POR JORGE DREXLER)

La calle
se llenó de tomates,
mediodía,
verano,
la luz
se parte
en dos
mitades
de tomate,
corre
por las calles
el jugo.
En diciembre
se desata
el tomate,
invade
las cocinas,
entra por los almuerzos,
se sienta
reposado
en los aparadores,
entre los vasos,
las mantequilleras,
los saleros azules.
Tiene
luz propia,
majestad benigna.
Debemos, por desgracia,
asesinarlo:
se hunde
el cuchillo
en su pulpa viviente,
es una roja
víscera,
un sol
fresco,
profundo,
inagotable,
llena las ensaladas
de Chile,
se casa alegremente
con la clara cebolla,
y para celebrarlo
se deja
caer
aceite,
hijo
esencial del olivo,
sobre sus hemisferios entreabiertos,
agrega
la pimienta
su fragancia,
la sal su magnetismo:
son las bodas
del día,
el perejil
levanta
banderines,
las papas
hierven vigorosamente,
el asado
golpea
con su aroma
en la puerta,
es hora!
vamos!
y sobre
la mesa, en la cintura
del verano,
el tomate,
astro de tierra,
estrella
repetida
y fecunda,
nos muestra
sus circunvoluciones,
sus canales,
la insigne plenitud
y la abundancia
sin hueso,
sin coraza,
sin escamas ni espinas,
nos entrega
el regalo
de su color fogoso
y la totalidad de su frescura.

 HIPERMERCADO (MILTON LÓPEZ)

Racimos de una rama
desperdigados por la calle
pisados por los autos.
Puertas que abren automáticas
la gente entra al hipermercado.
Salen changos cargados de productos
-previamente escaneados, embolsados-
se oyen las ruedas por las veredas
de la manzana, luego vacían
su contenido en domicilios aledaños
y son abandonados.
Puertas adentro del depósito
un grupo de empleados aplana las cajas
otro más tarde las vuelve a armar y las apila
-repletas de envases de hogar y perfumería
que en el traslado resultaron dañados-
para que el camión las devuelva al proveedor.
Empieza otra vez la historia. El conductor
pone marcha atrás en la palanca
y al salir del galpón pisa los granos aplastados
que del aromo se vuelcan a la calle
inundando la cuadra con su viva fragancia.


HORROR EN EL HIPERMERCADO (ALASKA Y LOS PEGAMOIDES)
Empujando mi carrito, 
lleno de Quench y Mielitos; 
Mari Pili va muy mona 
con su faldita de goma, 
uh! 

Terror en el hipermercado 
Horror en el ultramarinos 
Mi chica ha desaparecido 
Y nadie sabe cómo ha sido 
no, oh.. 

Maripili rica, guapa 
de bonito ni una lata 
Ven deprisa, ven corriendo 
yo te espero en complementos 

Terror en el hipermercado 
Horror en el ultramarinos 
Mi chica ha desaparecido 
Y nadie sabe cómo ha sido 
no, oh.. 

Llevo horas esperando 
Maripili está tardando 
Esta chica no coordina 
Mary Pili ven monina 

Terror en el hipermercado 
Horror en el ultramarinos 
Mi chica ha desaparecido 
Y nadie sabe cómo ha sido 
no, oh.. 

¿De quién es esta cabeza, 
este brazo, esta pierna? 
ay MaryPili eres tú 
ay que disgusto, ay que cruz 
Terror en el hipermercado 
Horror en el ultramarinos 
Mi chica ha desaparecido 
Y nadie sabe cómo ha sido 
no, oh..
ODA A LAS PAPAS FRITAS
(PABLO NERUDA)


Chisporrotea
en el aceite
hirviendo
la alegría
del mundo:
las papas
fritas
entran
en la sartén
como nevadas
plumas
de cisne matutino
y salen
semidoradas por el crepitante
ámbar de las olivas.

El ajo
les añade
su terrenal fragancia,
la pimienta,
polen que atravesó los arrecifes,
y
vestidas
de nuevo
con traje de marfil, llenan el plato
con la repetición de su abundancia
y su sabrosa sencillez de tierra.

autógrafo



ODA A LA ALCACHOFA
(PABLO NERUDA)
La alcachofa 
de tierno corazón 
se vistió de guerrero, 
erecta, construyó 
una pequeña cúpula, 
se mantuvo 
impermeable 
bajo 
sus escamas, 
a su lado 
los vegetales locos 
se encresparon, 
se hicieron 
zarcillos, espadañas, 
bulbos conmovedores, 
en el subsuelo 
durmió la zanahoria 
de bigotes rojos, 
la viña 
resecó los sarmientos 
por donde sube el vino, 
la col 
se dedicó 
a probarse faldas, 
el orégano 
a perfumar el mundo, 
y la dulce 
alcachofa 
allí en el huerto, 
vestida de guerrero, 
bruñida 
como una granada, 
orgullosa, 
y un día 
una con otra 
en grandes cestos 
de mimbre, caminó 
por el mercado 
a realizar su sueño: 
la milicia. 
En hileras 
nunca fue tan marcial 
como en la feria, 
los hombres 
entre las legumbres 
con sus camisas blancas 
eran 
mariscales 
de las alcachofas, 
las filas apretadas, 
las voces de comando, 
y la detonación 
de una caja que cae, 
pero 
entonces 
viene 
María 
con su cesto, 
escoge 
una alcachofa, 
no le teme, 
la examina, la observa 
contra la luz como si fuera un huevo, 
la compra, 
la confunde 
en su bolsa 
con un par de zapatos, 
con un repollo y una 
botella 
de vinagre 
hasta 
que entrando a la cocina 
la sumerge en la olla. 
Así termina 
en paz 
esta carrera 
del vegetal armado 
que se llama alcachofa, 
luego 
escama por escama 
desvestimos 
la delicia 
y comemos 
la pacífica pasta
de su corazón verde.

DEL TRÓPICO (RUBÉN DARÍO)
    ¡Qué alegre y fresca la mañanita!
    Me agarra el aire por la nariz,
    Los perros ladran, un chico grita
    Y una muchacha gorda y bonita
    Sobre una piedra, muele maíz.

    Un mozo trae por un sendero
    Sus herramientas y su morral;
    Otro, con caites y sin sombrero,
    Busca una vaca con su ternero
    Para ordeñarla junto al corral.

    Sonriendo a veces a la muchacha,
    Que de la piedra pasa al fogón,
    Un sabanero de buena facha,
    Casi en cuclillas, afila el hacha
    Sobre una orilla del mollejón.

    Por las colinas la luz se pierde
    Bajo del cielo claro y sin fin;
    Ahí el ganado las hojas muerde,
    Y hay en los tallos del pasto verde
    Escarabajos de oro y carmín.

    Sonando un cuerno curvo y sonoro,
    Pasa un vaquero, y a plena luz
    Vienen las vacas y un blanco toro,
    Con unas manchas color de oro
    Por la barriga y en el testuz.

    Y la patrona, bate que bate,
    Me regocija con la ilusión
    De una gran taza de chocolate,
    Que ha de pasarme por el gaznate
    Con las tostadas y el requesón.
ARCIMBOLDO
LA ÚLTIMA CENA - LEONARDO DA VINCI
EL GUSTO - JAN BRUEGHEL
BANQUETE NUPCIAL - PIETER BRUEGHEL, EL VIEJO
 DESAYUNO CON CENTOLLO - WILLIEM CLAESZ HEDA

EL ALMUERZO - DIEGO VELÁZQUEZ
LA COCINA DE LOS ÁNGELES - BARTOLOMÉ MURILLO


COMEDORES DE PAPAS - VINCENT VAN GOGH
EL ALMUERZO - CLAUDE MONET
LAS PROFESIONES: EL CHEF. EUGENIO SALVADOR DALI