Poesia

Poesia

Páginas vistas en total

Translate

21.1.14

ARTE POÉTICA










"Nosotros leemos y escribimos poesía porque somos miembros de la raza humana." le dice el libertario profesor que encarnó Robin Williams  a sus estudiantes en La Sociedad de los poetas muertos.



UN SONETO ME MANDA HACER VIOLANTE (FÉLIX LOPE DE VEGA)

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante,
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando,
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

XXI (GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER)
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.


ARTE POÉTICA 1974(ROQUE DALTON)

Poesía
Perdóname por haberte ayudado a comprender
que no estás hecha sólo de palabras


PAPEL MOJADO (MARIO BENEDETTI)

JOAN MANUEL SERRAT Y TANIA LIBERTAD


Con ríos 

con sangre 

con lluvia 

o rocío 

con semen 

con vino 

con nieve 

con llanto 

los poemas 

suelen 

ser 

papel mojado.
ARTE POÉTICA (JORGE LUIS BORGES)
Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche , que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor, y un símbolo,

ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.

También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable.
POESÍA (ALDEANOS)
y cómo fue que ella llegó 
cómo fue que me atrapó 
cómo fue que me enredó en su mundo 
cómo fue que me arrastró, me chuzó,de luz me llenó 

-hoy me pregunto- 

cómo se coló en mis venas 
alivió todas mis penas en cuestión de segundos 
cómo me cambio los días 
y convirtió en palabras mi agonía 

-hoy me pregunto- 

y me ha hecho combustible al corazón 
y a mi espíritu le dio la vuelta al mundo 
me llenó de placer y por más que me intento responder 

-hoy me pregunto- 

cómo fue no sé decirte cómo fue 
no sé explicarte qué pasó 
pero de ti me enamoré 
y cómo fue no sé decirte qué pasó 
pero de ti me enamoré! 
porque desde el primer momento yo sabía 
que.... eras para mi 

eras para mi 

yo.... 
amada dama amalgama que da más cada ocasión 
hada alada llama que inflama y cala más en mi corazón 
cálida y helada a la vez salida a mi pasión, mi respiración 
tu nombre de este hombre resurrección 
madrugada tras madrugada el milagro se hace 
el momento más bello en que un día muere y otro nace 
tu presencia esencia especial de mi inspiración 
nada es comparable a tu desnudez en un renglón 
destruyes dolor, destupes rencor, no esfumes tu perfume de amor 
es humor de fe defenderé tu honor 
seré tu protector tu mi espada, herida mi cura 
cada trago amargo un paso en tu largo camino de dulzura 
doncella pura criatura, mi esfinge 
donde todo converge ser que siempre emerge virgen 
que no exige y se entrega 
que siempre llega nueva con ganas nuevas 
a nuestra siempre nueva cita a ciegas 
que no me niega 
su alegría, su melancolía, su tristeza, su pena , su ira, sus fantasías 
su alma llena su caja fuerte vacía 
muchos luchan por su gloria día a día pero es mía ! 
el ansia indescriptible, imprescindible, invisible 
mas cada susurro tuyo aunque mínimo me es legible 
es increíble como en cada espacio de mi ser navegas 
que he de hacer si un día no llegas? 
si un día me dejas ? 
en la oscuridad repitiendo tu nombre mil veces 
amo la soledad porque es cuando tu magia aparece 
al parecer tras cada anochecer tu serás mi abrigo 
cuándo podré irme contigo ? 

-hoy me pregunto- 

abuela nos presentó siendo un niño todavía 
alegría la mía el día que llegaste te sentía 
yendo y penetrando como un asesino a sangre fría 
adictiva mas diría que dejarte no podría 
guía tu mano sombría sobre mi alma vacía 
sigo tu rumbo retumbo cuando haces que sonría 
y aunque muchos ya han logrado convertirte en mercancía 
humillarte no es posible ni odiarte preciosa mía 
lia mas tu aroma tierno al mundo con su secreto 
que los gobiernos y leyes se rijan por tus decretos 
que amarte no sea un reto para asesinos o ateos 
creo y veo en tus entrañas un porvenir menos feo 
a juzgar por lo que creo y el deseo de poseerte 
suerte mía ansia verte inerte sobre la muerte 
gente que no logra hacerte suya 
pude tenerte puedo morderte 
apretarte, usarte, darte y olerte, verte 
como lo intocable mi desafió mayor 
el secreto la cima la meta de un mundo mejor 
mi sangre y herida vida respétala por favor 
conceptos y dolores la venganza y el amor 
llévate mi error mis momentos de terror 
mis recuerdos y valor sigues siendo tu mi dama mi flor 
mi redentor mi reparador de sueños 
mi color, mi calor, mis lágrimas de dolor 
mi rencor mi fuerza de luchar mientras prosigo 
mi libertad baja en todo lo que pienso y lo que digo 
mi testigo mi noche mi estrella mi mejor amigo 
como le hago si no estoy contigo ? 

-hoy me pregunto- 
vamos! 

(...) 

y yo no se explicarte cómo fue 
yo sólo sé que desde que te encontré 
me quedé para verte quererte y tenerte 
pero prefiero cuidarte y hacerte mía por siempre como 
la nena de mis ojos 
me recrea colorea mis ideas y las cojo 
me quita el enojo y hace de mi una mejor persona 
reanima mi autoestima cuando esta no funciona 
es la patrona de mis frases 
mi espada de la guerra 
o mi bandera de hacer las pases 
la que muere pero renace 
la alegría de mi día cuando es ella quien la compañía me hace 
tan bella y tan deslumbrante 
míranos a nosotros 2 vueltos locos por ser sus amantes 
mi vida cambia en el instante 
cuando nos conocimos ambos nos volvimos transparentes 
ella es quien guía mis pasos 
quien se entera de primera sobre mis aciertos y mis fracasos 
fue quien me acogió en sus brazos 
quien me recogió cuando mi mundo se rompió en mil pedazos 
por eso se que me ama 
junto a mi cuando mamá se fue 
y cuando el viejo cayó en cama 
y aunque muchos la reclaman 
no siento pena alguna saben ! 
ella es mi primera dama ! 

iluminada iluminas mi nada 
en láminas caminas 
fina y vulgar encaminas mi anima a la cima 
lastimas más y más mis más profundos dolores 
y encima me das paz y vas detrás de mi sembrando flores 
muchos te adoran 
muchos te ignoran 
algunos te ven lloran, imploran pasar a tu lado las horas 
doctora que nos cura la melancolía 
fría como una inyección de pasión y fantasía 
la mesia que de mi encía despegar ansia 
en silaba así que si la ve salúdala 
que un día podría ser quien levante tu corazoncito 
porque ella lo puede todo nada borrará su mito 
ella es luz, el pus de la tristeza, la cruz 
el verso, el beso, el rezo mi ala mi Jesús 
si no entrara en su vidas cuanta oscuridad bloqueara 
esa sonrisa limpia que hoy se dibuja en su cara 
y hay valor en los ojos de quien lucha por amor 
y a ti te entrega su corazón 
porque aunque muchos no lo crean, mi reina 
tu eres nuestra salvación 
te necesito como una niña a su osito en su camita 
palparte con la mente es una sensación bendita 
en el cielo tú 
en la tierra tú 
en el mar tú
en mi piel tú 
I LOVE YOU princesita 
y damisela encantadora tú me has enamorado 
lo ms lejos que quiero estar de ti es a tu lado 
tu eres el aire que respiro, tu belleza admiro 
naces cuando me inspiro y... 

- hoy me pregunto- 
vamos! 

(coro) 

y cómo fue que ella llegó 
cómo fue que me atrapó 
cómo fue que me enredó en su mundo 
cómo fue que me arrastró, me chuzó,de luz me llenó 

-hoy me pregunto- 

cómo se colo en mis venas 
alivió todas mis penas en cuestión de segundos 
cómo me cambio los días 
y convirtió en palabras mi agonía 

-hoy me pregunto- 

y me ha hecho combustible al corazón 
y a mi espíritu le dió la vuelta al mundo 
me lleno de placer y por más que me intento responder 

-hoy me pregunto- 

cómo fue no sé decirte cómo fue 
no sé explicarte qué pasó 
pero de ti me enamoré 
y cómo fue no sé decirte qué paso 
pero de ti me enamoré 
porque desde el primer momento yo sabía 
que ....eras para mí


ARTE POÉTICA (VICENTE HUIDOBRO)
 Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

     Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.

     Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.

     Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;

Sólo para nosotros

Viven todas las cosas bajo el Sol.

     El Poeta es un pequeño Dios.

DEL CONOCIMIENTO (MIGUEL GARCÍA-POSADA)



La poesía es una forma del conocimiento, 

es un temblor, un canto, más una pesadumbre. 

La poesía es también una costumbre 

y un hondo y largo y arduo y vasto sufrimiento. 



La poesía no es un arma de futuro 

y tampoco un camino a la melancolía; 

y no es sumisa al pan de cada día, 

ni a la orden de un tirano y su poder oscuro. 

Puede ser todo, todo: aire que te arrebata, 
y fuego que te abrasa, tierra que no te oprime
y agua para la sed; mas nunca trueque o plata. 

Solar y limpia y casta, a la más alta cata 
de amor llama y convoca, amor que nos redime
y en los mares del ser nos anega y desata.
CANTO GENERAL
CONCIERTO COMPLETO (PABLO NERUDA/MIKIS THEODORAKIS)

ARTE POÉTICA (PABLO NERUDA)

Entre sombra y espacio, entre guarniciones y doncellas,
dotado de corazón singular y sueños funestos,
precipitadamente pálido, marchito en la frente
y con luto de viudo furioso por cada día de vida,
ay, para cada agua invisible que bebo soñolientamente
y de todo sonido que acojo temblando,
tengo la misma sed ausente y la misma fiebre fría
un oído que nace, una angustia indirecta,
como si llegaran ladrones o fantasmas,
y en una cáscara de extensión fija y profunda,
como un camarero humillado, como una campana un poco
ronca,
como un espejo viejo, como un olor de casa sola
en la que los huéspedes entran de noche perdidamente ebrios,
y hay un olor de ropa tirada al suelo, y una ausencia de flores
-posiblemente de otro modo aún menos melancólico-,
pero, la verdad, de pronto, el viento que azota mi pecho,
las noches de substancia infinita caídas en mi dormitorio,
el ruido de un día que arde con sacrificio
me piden lo profético que hay en mí, con melancolía
y un golpe de objetos que llaman sin ser respondidos
hay, y un movimiento sin tregua, y un nombre confuso.
CENTRAL PARK (OCTAVIO PAZ-LOQUILLO)


Verdes y negras espesuras, parajes pelados,
río vegetal en sí mismo anudado:
entre plomizos edificios transcurre sin moverse
y allá, donde la misma luz se vuelve duda
y la piedra quiere ser sombra, se disipa.
Central Park
Don't cross Central Park at Night.

Cae el día, la noche se enciende,
Alechinsky traza un rectángulo imantado,
trampa de líneas, corral de tinta:
adentro hay una bestia caída
dos ojos y una rabia enroscada.
En Central Park.
Don't cross Central Park at Night.

No hay puertas de entrada y salida,
encerrada en un anillo de luz
la bestia de yerba duerme con los ojos abiertos,
la luna desentierra navajas,
el agua de las sombras se ha vuelto un fuego verde.
En Central Park.
Don't cross Central Park at Night.

No hay puertas de entrada pero todos,
en mitad de la frase colgada del teléfono,
de lo alto del chorro del silencio o la risa,
de la jaula de vidrio del ojo que nos mira,
todos vamos cayendo en el espejo.
Es Central Park.

El espejo es de piedra y la piedra ya es sombra,
hay dos ojos del color de la cólera,
un anillo de frío, un cinturón de sangre,
hay el viento que esparce los reflejos
de Alicia desmembrada en el estanque.
En Central Park.
Don't cross Central Park at Night.

Abre los ojos: ya estás adentro de ti mismo,
en un barco de monosílabos navegas
por el estanque-espejo y desembarcas
en el muelle de Cobra: es un taxi amarillo
que te lleva al país de las llamas
a través de Central Park en la noche.
Don't cross Central Park at Night.
LA POESÍA (OCTAVIO PAZ)
Llegas, silenciosa, secreta,
y despiertas los furores, los goces,
y esta angustia
que enciende lo que toca
y engendra en cada cosa
una avidez sombría.

El mundo cede y se desploma
como metal al fuego.
Entre mis ruinas me levanto,
solo, desnudo, despojado,
sobre la roca inmensa del silencio,
como un solitario combatiente
contra invisibles huestes.

Verdad abrasadora,
¿a qué me empujas?
No quiero tu verdad,
tu insensata pregunta.
¿A qué esta lucha estéril?
No es el hombre criatura capaz de contenerte,
avidez que sólo en la sed se sacia,
llama que todos los labios consume,
espíritu que no vive en ninguna forma
mas hace arder todas las formas-

Subes desde lo más hondo de mí,
desde el centro innombrable de mi ser,
ejército, marea.
Creces, tu sed me ahoga,
expulsando, tiránica,
aquello que no cede
a tu espada frenética.
Ya sólo tú me habitas,
tú, sin nombre, furiosa substancia,
avidez subterránea, delirante.

Golpean mi pecho tus fantasmas,
despiertas a mi tacto,
hielas mi frente
abres mis ojos.

Percibo el mundo y te toco,
sustancia intocable,
unidad de mi alma y de mi cuerpo,
y contemplo el combate que combato
y mis bodas de tierra.

Nublan mis ojos imágenes opuestas,
y a las mismas imágenes
otras, más profundas, las niegan,
ardiente balbuceo,
aguas que anega un agua más oculta y densa.
En su húmeda tiniebla vida y muerte,
quietud y movimiento, son lo mismo.

Insiste, vencedora,
porque tan sólo existo porque existes,
y mi boca y mi lengua se formaron
para decir tan sólo tu existencia
y tus secretas sílabas, palabra
impalpable y despótica,
sustancia de mi alma.

Eres tan sólo un sueño,
pero en ti sueña el mundo
y su mudez habla con tus palabras.
Rozo al tocar tu pecho
la eléctrica frontera de la vida,
la tiniebla de sangre
donde pacta la boca cruel y enamorada,
ávida aún de destruir lo que ama
y revivir lo que destruye,
con el mundo, impasible
y siempre idéntico a sí mismo,
porque no se detiene en ninguna forma
ni se demora sobre lo que engendra.

Llévame, solitaria,
llévame entre los sueños,
llévame, madre mía,
despiértame del todo,
hazme soñar tu sueño,
unta mis ojos con aceite,
para que al conocerte me conozca.

QUÉ CANTAN LOS POETAS ANDALUCES
 (RAFAEL ALBERTI CANTADO POR AGUAVIVA)
¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre
Pero, ¿dónde los hombres?
Con ojos de hombre miran
Pero, ¿dónde los hombres?
Con pecho de hombre sienten
Pero, ¿dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan parece que están solos
Miran, y cuando miran parece que están solos
Sienten, y cuando sienten parece que están solos

¿Qué cantan los poetas, poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas, poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas, poetas andaluces de ahora?

Y cuando cantan, parece que están solos
Y cuando miran , parece que están solos
Y cuando sienten, parece que están solos (BIS)

Pero, ¿dónde los hombres?

¿Es que ya Andalucía se ha quedado sin nadie?
¿Es que acaso en los montes andaluces no hay nadie?
¿Que en los campos y mares andaluces no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta,
Quien mire al corazón sin muros del poeta?
Tantas cosas han muerto, que no hay más que el poeta

Cantad alto, oireis que oyen otros oidos
Mirad alto, vereis que miran otros ojos
Latid alto, sabreis que palpita otra sangre

No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado
Su canto asciende a más profundo,
Cuando abierto en el aire ya es de todos los hombres

Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres
Y ya su canto es de todos los hombres (BIS)

ARTE POÉTICA (MARIO BENEDETTI)
Que golpee y golpee
hasta que nadie

pueda ya hacerse el sordo

que golpee y golpee

hasta que el poeta

sepa

o por lo menos crea

que es a él

a quien lo llaman.


VIENTOS DEL PUEBLO (MIGUEL HERNÁNDEZ CANTADO POR LOS LOBOS)


Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra:
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.



LA POESIA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO (GABRIEL CELAYA)
MUSICALIZADO POR PACO IBAÑEZ
CANTADO POR JOAN MANUEL SERRAT 
VERSIÓN PACO IBAÑEZ
Cuando ya nada se espera personalmente exaltante 
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia, 
fieramente existiendo, ciegamente afirmando, 
como un pulso que golpea las tinieblas, 

cuando se miran de frente 
los vertiginosos ojos claros de la muerte, 
se dicen las verdades: 
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades: 

Se dicen los poemas 
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados, 
piden ser, piden ritmo, 
piden ley para aquello que sienten excesivo. 

Con la velocidad del instinto, 
con el rayo del prodigio, 
como mágica evidencia, lo real se nos convierte 
en lo idéntico a sí mismo. 

Poesía para el pobre, poesía necesaria 
como el pan de cada día, 
como el aire que exigimos trece veces por minuto, 
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica. 

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan 
decir que somos quienes somos, 
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. 
Estamos tocando el fondo. 

Maldigo la poesía concebida como un lujo 
cultural por los neutrales 
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. 
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse. 

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren 
y canto respirando. 
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas 
personales, me ensancho. 

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos, 
y calculo por eso con técnica, qué puedo. 
Me siento un ingeniero del verso y un obrero 
que trabaja con otros a España en sus aceros. 

Tal es mi poesía: Poesía-herramienta 
a la vez que latido de lo unánime y ciego. 
Tal es, arma cargada de futuro expansivo 
con que te apunto al pecho. 

No es una poesía gota a gota pensada. 
No es un bello producto. No es un fruto perfecto. 
Es algo como el aire que todos respiramos 
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos. 

Son palabras que todos repetimos sintiendo 
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado. 
Son lo más necesario: Lo que no tiene nombre. 
Son gritos en el cielo, y en la tierra, son actos.


ARTE POÉTICA (JUAN GELMAN)




Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío,
como un amo implacable
me obliga a trabajar de día, de noche,
con dolor, con amor,
bajo la lluvia, en la catástrofe,
cuando se abren los brazos de la ternura o del alma,
cuando la enfermedad hunde las manos.
A este oficio me obligan los dolores ajenos,
las lágrimas, los pañuelos saludadores,
las promesas en medio del otoño o del fuego,
los besos del encuentro, los besos del adiós,
todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.
Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,
rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte.


MALOS TIEMPOS PARA LA LÍRICA (BERTOLT BRECHT)


Ya sé que sólo agrada


quien es feliz. Su voz

se escucha con gusto. Es hermoso su rostro.

El árbol deforme del patio
denuncia el terreno malo, pero
la gente que pasa le llama deforme
con razón.
Las barcas verdes y las velas alegres de Sund
no las veo. De todas las cosas,
sólo veo la gigantesca red del pescador.
¿Por qué sólo hablo
de que la campesina de cuarenta años anda encorvada?
Los pechos de las muchachas
son cálidos como antes.
En mi canción, una rima
parecería casi una insolencia
En mí combaten

el entusiasmo por el manzano en flor

y el horror por los discursos del pintor de brocha gorda.

Pero sólo esto último

me impulsa a escribir

EL POEMA COMO IDEA DE LA POESÍA (ALBERTO GIRRI)

Que la finalidad
sea provocar el sentimiento
de las palabras,
y alcanzar
el desafío de la expresión,
perseguir objetos
que se ajustan al sentimiento,
hundirse en objetos
hasta la emoción adecuada,
está probado,
y tanto, probado y probado,
como no lo está
el que en esos tránsitos
la tendencia madre sea
por dónde va la inspiración,
«si en frío o en caliente»,
y no lo está
que haya que seguir a Homero
entre las Musas, su rogar que lo asistan,
y a Platón
saludando hermosos versos
más en mediocres pero iluminados
que en sagaces y hábiles exclusivamente
al amparo de sus propias fuerzas,
y a Dante, el reclamar
la intervención de dioses
acaso sin creer en ellos:
O buono Apollo, all'ultimo lavoro
fammi del tuo valor...
Pero tampoco ninguna
terminante prueba hacia lo opuesto,
que el poema
se conduzca en la mente como un
experimento en una ciencia natural,
y que la aptitud
combinatoria de la mente sea
la solo inspiración reconocible.


NO HAGO OTRA COSA QUE PENSAR EN TÍ
 (JOAN MANUEL SERRAT CON JOAQUÍN SABINA)
No hago otra cosa que pensar en ti
por halagarte y para que se sepa,
tome papel y lápiz y esparcí
las prendas de tu amor sobre la mesa.
Buscaba una canción y me perdí
en un montón de palabras gastadas,
no hago otra cosa que pensar en ti
y no se me ocurre nada.
Enciendo un cigarrillo, y otro más,
un día de esos he de plantearme
muy seriamente dejar de fumar,
con esa tos que me entra al levantarme.
Busqué, mirando al cielo, inspiración
y me quedé colgao en las alturas,
por cierto al techo no le iría nada mal
una mano de pintura.
Miré por la ventana y me fugué
con una niña que iba en bicicleta,
me distrajo un vecino que también
no hacia más que rascarse la cabeza.
No hago otra cosa que pensar en tí
nada me gusta más que hacer canciones,
pero hoy las musas han pasao de mí,
andarán de vacaciones.

ODA A LA POESÍA
(PABLO NERUDA)

Cerca de cincuenta años
caminando
contigo, Poesía.
Al principio
me enredabas los pies
y caía de bruces
sobre la tierra oscura
o enterraba los ojos
en la charca
para ver las estrellas.
Más tarde te ceñiste
a mí con los dos brazos de la amante
y subiste
en mi sangre
como una enredadera.
Luego
te convertiste
en copa.

Hermoso
fue
ir derramándote sin consumirte,
ir entregando tu agua inagotable,
ir viendo que una gota
caída sobre un corazón quemado
y desde sus cenizas revivía.
Pero no me bastó tampoco.
Tanto anduve contigo
que te perdí el respeto.
Dejé de verte como
náyade vaporosa
te puse a trabajar de lavandera,
a vender pan en las panaderías,
a hilar con las sencillas tejedoras,
a golpear hierros en la metalurgia.
Y seguiste conmigo
andando por el mundo,
pero tú ya no eras
la florida
estatua de mi infancia.
Hablabas
ahora
con voz férrea.
Tus manos
fueron duras como piedras.
Tu corazón
fue un abundante
manantial de campanas,
elaboraste pan a manos llenas,
me ayudaste a no caer de bruces,
me buscaste
compañía,
no una mujer,
no un hombre,
sino miles, millones.
Juntos, Poesía,
fuimos
al combate, a la huelga,
al desfile, a los puertos,
a la mina,
y me reí cuando saliste
con la frente manchada de carbón
o coronada de aserrín fragante
de los aserraderos.
Y no dormíamos en los caminos.
Nos esperaban grupos
de obreros con camisas
recién lavadas y banderas rojas.

Y tú, Poesía,
antes tan desdichadamente tímida,
a la cabeza
fuiste
y todos
se acostumbraron a tu vestidura
de estrella cotidiana,
porque aunque algún relámpago delató tu familia
cumpliste tu tarea,
tu paso entre los pasos de los hombres.
Yo te pedí que fueras
utilitaria y útil,
como metal o harina,
dispuesta a ser arado,
herramienta,
pan y vino,
dispuesta, Poesía,
a luchar cuerpo a cuerpo
y a caer desangrándote.

Y ahora,
Poesía,
gracias, esposa,
hermana o madre
o novia,
gracias, ola marina,
azahar y bandera,
motor de música,
largo pétalo de oro,
campana submarina,
granero
inextinguible,
gracias,
tierra de cada uno
de mis días,
vapor celeste y sangre
de mis años,
porque me acompañaste
desde la más enrarecida altura
hasta la simple mesa
de los pobres,
porque pusiste en mi alma
sabor ferruginoso
y fuego frío,
porque me levantaste
hasta la altura insigne
de los hombres comunes,
Poesía,
porque contigo
mientras me fui gastando
tú continuaste
desarrollando tu frescura firme,
tu ímpetu cristalino,
como si el tiempo
que poco a poco me convierte en tierra
fuera a dejar corriendo eternamente
las aguas de mi canto.

LAS PALABRAS (OCTAVIO PAZ)

Dales la vuelta,
cógelas del rabo (chillen, putas),

azótalas,

dales azúcar en la boca a las rejegas,

ínflalas, globos, pínchalas,

sórbeles sangre y tuétanos,

sécalas,

cápalas,

písalas, gallo galante,

tuérceles el gaznate, cocinero,

desplúmalas,

destrípalas, toro,

buey, arrástralas,

hazlas, poeta,

haz que se traguen todas sus palabras.
UNA PINTURA DEL POETA Y PINTOR INGLÉS WILLIAM BLAKE
EN ARCADIA - Friedrich August von Kaulbach


He aquí nuestra vida: ¡de arena un reló!
En polvo sus horas se ven deslizar,
Leves ondas que el río conmueve
Y una a una desata en el mar,
Que entre dos eternidades,
Del pasado al porvenir,
Punto imperceptible
Marca su existir:
Tal del joven
Que brillo
La vida
Voló;
Si,
Cayó,
¡Oh Pena
Como arena,
Cual río pasó
Hijos y consorte
Dejas, caro amigo, si,
En una patria adoptiva
Que ora gime en pos de ti.
Mil honores debidos viviendo
En este recuerdo amor te dejó,
Ora que no vives, te deja un gemido;
He aquí nuestra vida: ¡de arena un reló!


CALIGRAMA  HE AQUÍ NUESTRA VIDA - EL RELOJ DE ARENA (FRANCISCO ACUÑA DE FIGUEROA)